899 Ayto05.- Falta de control y dejadez en las funciones.

SAN FERNANDO – DESFALCO

Pudo haberse detectado años antes”

  • La demanda presentada por el Ayuntamiento ante el Tribunal de Cuentas advierte de las irregularidades observadas en los arqueos extraordinarios que, sin embargo, no llamaron la atención.
  • Entre 2002 y 2009, no se realizaron actas de arqueos extraordinarias obligatorias, como las que proceden al cierre de cada ejercicio.

Clemente Ruiz, en 2009, en una de las ocasiones que tuvo que acudir a los Juzgados.

Arturo Rivera / San Fernando | Actualizado 30.09.2012 – 01:00

El Ayuntamiento isleño reconoce explícitamente en la demanda que ha presentado ante el Tribunal de Cuentas por el alcance millonario de la caja que la desaparición del dinero pudo haberse detectado años antes si los arqueos se hubieran realizado en tiempo y forma y si los mecanismos de control hubiesen funcionado como debieran.

Insiste así en las conclusiones de las primeras investigaciones policiales, que ya en 2009 advertían que el desfalco de la caja había llegado a consumarse en parte “debido a la falta de control y dejadez en sus funciones de los órganos superiores del área de Economía y Hacienda”.

“De haberse llevado a cabo los mínimos controles a los que, por razón de su cargo, estaban obligados, este delito que ha venido cometiéndose durante un periodo de cinco años, no se hubiera producido o hubiese sido abortado”, decía hace exactamente tres años el informe elaborado por la brigada de la Policía Judicial de la Comisaría isleña.

Es, sin duda, una de los argumentos que más ha sonado, que más se ha utilizado a la hora de explicar o censurar lo ocurrido en la caja municipal. Y, ahora, la demanda presentada por el Ayuntamiento -que viene a ser una suerte de explicación oficial de lo ocurrido por parte del Consistorio- incide en este aspecto. E incluso profundiza en él al abordar las numerosas irregularidades observadas en los arqueos que se llevaron a cabo durante el tiempo en el que se produjo el desfalco, entre 2002 y 2009.

En los hechos argumentados por los servicios jurídicos de la Diputación Provincial, a quienes el Gobierno local derivó el caso tras la renuncia del letrado municipal, se hace constar expresamente que durante este tiempo no se realizaron actas de arqueos extraordinarias obligatorias, como las que proceden al cierre de cada ejercicio.

Hay -en el periodo investigado- cinco arqueos extraordinarios. Dos de ellos motivados por la constitución de una nueva Corporación y tres por el cambio de clavero (relevos en Alcaldía y Tesorería). A partir del estudio de dichos arqueos, tantas veces denunciados por el PSOE desde la oposición, el Ayuntamiento concluye en su demanda que existían “irregularidades en tres vertientes que hacen difícil la comprensión de las actas y dificultan su virtualidad como instrumento de control”.

¿Y cuáles son esas tres vertientes?

Pues, que en todas ellas se incluye información que no es necesaria, como las existencias en metálico depositadas en entidades financieras. O que en cuatro de ellas se muestra información sobre valores , que no debe figurar en tales documentos desde 1992.

Pero, en lo que se hace especial hincapié en la demanda es en el hecho de que “en ninguno de los cinco arqueos extraordinarios se compare de modo explícito el saldo resultante del recuento físico de la caja con su saldo contable, sin que se ponga por tanto de manifiesto la diferencia a conciliar, obviándose tan alta diferencia de conciliación”.

Si esta diferencia entre el saldo contable y el recuento físico de la caja -en ocasiones, especialmente llamativa por su elevada cantidad- no se hubiese pasadopor alto, se podría haber puesto punto final al menoscabo de las arcas municipales varios años antes.

Además, añade, en casi todas estas actas de arqueo se incluían los valores “con la única finalidad de atribuirles una cuantía que permitiera igualar el efectivo de la caja según el recuento físico realizado con su saldo contable, eliminando así diferencias”.

De hecho, “que se suscribieran actas de arqueo con cifras extraordinariamente elevadas sin cuestionar la firma con el añadido de que también les pasaba desapercibido que tenían que ordenar pagos para remesar la caja en cuantías muy altas que necesariamente tienen que llamar la atención” es uno de los “reproches contables” que se les hace en la demanda a los ex regidores, Manuel de Bernardo y Antonio Moreno, a los que considera responsables subsidiarios de lo ocurrido”.

La demanda, con todo, insiste en la responsabilidad directa de los funcionarios de la caja sin resquicio de dudas. Advierte de la manipulación de las hojas de caja en las que se anotaban los arqueos diarios y refiere el desfase histórico -apuntado en reiteradas ocasiones- entre el saldo contable y el saldo físico en metálico. “El desfase era conocido por todos pero se justificaba como un error contable arrastrado y que se debía a los ingresos y devoluciones en concepto de valores”, afirma.

….oOo…..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s