307 S001.- La Playa del Corral

SAN FERNANDO – LA ESQUINA DEL GORDO

España sigue de vacaciones. Aleluya

  • Recuerdos de los veranos de antaño.

Paco Carrillo | Actualizado 06.08.2012 – 09:50

LO de los meses de verano no importa. España, aunque ahora lo esté oficialmente, sigue de vacaciones pese a los suspensos acumulados durante el curso, ¡ay esa Logse política! y servidor también aparca sus comentarios satíricos-despectivos del drama. Durante este mes los abandona para que no se le indigeste a nadie su tinto de playero y su sandía calentorra a orillas (por ejemplo) de la mar milenaria de Camposoto, virgen y mártir.

Creo que ya en alguna ocasión me referí a esa playa cuando ni siquiera era conocida por el variopinto personal isleño; mucho menos por la masiva extranjería que hoy se nos mete por las puertas. Entonces se le llamaba Playa del Corral en atención a uno que allí había, el de Vives, que lindando con Torregorda estaba, justo enfrente de la célebre caseta de Marcelo, inmortalizada por Luis Berenguer, y donde las mareas arremansaban para dejar cantidades enormes de caracolillos muertos que servían para hacer cofrecitos con una estampa de la Virgen del Carmen; souvenir que se vendía en las puertas de los cuarteles a las familias que venían a las juras de bandera de sus hijos, que aquél sí era turismo rentable.

La Isla era tan sencilla que cada uno sabía a dónde ir para bañarse. Los chavales en pelota picada o con los calzoncillos puestos del revés, se abonaban al Puente Zuazo, al de la Baera -guerras con pellas de fango-, a La Casería, Caño Herrera (Cañorrera) y el Molino de San José, donde había playita minúscula para los niños y la Caldera para los que sabían nadar.

La Playa del Corral quedaba tan lejos que sólo los de las huertas de por allí bajaban los domingos con la familia emparejando un carro y todos los avíos. Arriba, sobre la loma, el cuartel de la Guardia Civil y el cañón del treinta y medio miraban la playa, siempre desierta.

Los militares iban a Torregorda, donde sólo el Capitán General y el Jefe del Estado Mayor tenían caseta, ¡con ducha de agua dulce!, que para eso estaban los marineros de guardia, para llenar el depósito y atender a las familias. Las señoras -nada de exhibición de bikinis pecaminosos, ¡por favor!-, hacían cansinos grupitos para hablar de ascensos mientras las criadas atendían a los nenes. Todo muy igual, muy doméstico, muy cursi. Los niños mayores, a un paso de la emancipación, disponían de guaguas para ahorrarse el dinero de la carterilla o del tranvía. También las usaban los Guardiamarinas, de blanco de arriba a abajo y una toalla, blanca también, enrollada bajo el brazo, era su uniforme de paisano.

A propósito del tranvía. Con jardineras durante estos meses. Una alegría con paradas en La Ardila, arriba en la curva y abajo en la Batería, en el Río Arillo, en Torregorda, en Santibáñez, Carabineros, El Chato, Cortadura -antes y después de rodear los cuarteles-, y por fin El Balneario, frente al Cantábrico, que era una caseta con tejado de uralita en una hondonada, entrando a mano derecha .

El Balneario estaba reservado para los muy pudientes o los que, con tal de figurar, lo hacían una vez por semana durante el mes de agosto. Naturalmente con la cesta de la comida hecha en casa. El colmo del lujo -como todavía no se habían inventado las sombrillas multicolores, multijodedoras-, era alquilar unas garitas de mimbre unipersonales -dos o tres por familia- para las señoras y las tatas de los niños, cuartel general por todo un día, sombra precaria para que el señor descabezara un sueñecito después de la tortilla de patatas y los pimientos asados, comidos con cuchillo y tenedor. La clase era la clase.

¿Cree que esos recuerdos le harán olvidar que usted -y el de enfrente- debe al Estado 18.000 euros por sus derroches, 900 por el rescate de la banca, 2.000 por lo que han afanado los próceres y que sólo los JJ.OO. nos sale a razón de 1.500 per capita? Consuélese hojeando el BOE, el BOJA y el Almanaque Diocesano. Los verá llenos de santos. ¡Aleluya!

….oOo….
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s