500 C001.- La poblacion militar de “San Carlos” (antecedentes a 1786)

SAN FERNANDO

La poblacion militar de “San Carlos”

  • Introduccion.
  • Los origenes de la poblacion carolina.
  • La politica de fortificacion de la Bahia.
  • La modernizacion de La Escuadra.
  • El Plan de Arsenales.

Poblacion militar de “San Carlos”

INTRODUCCIÓN

Históricamente los primeros pobladores conocidos de la hoy ciudad de San Fernando, durante largo tiempo identificada con la Isla de León, son tartesos, fenicios y cartagineses, y cuando Cádiz es colonizada por los romanos, éstos se instalan también en la isla, cuyo nombre primitivo pudo ser el de Cimbis. De los romanos se conserva el Puente Suazo (reconstruido más tarde), obra posiblemente de Lucio Cornelio Balbo Minor, restos de calzadas y un acueducto, así como restos de edificaciones y mascarillas.

A lo largo de toda la Edad Media la isla lucha activamente contra la invasión árabe , y a partir de la Reconquista de la bahía gaditana por Alfonso X, El SABIO se realiza hacia 1260 su proceso de delimitación, que puede considerarse consolidado sobre el siglo XV, aunque en el siglo XIV se establezca el dominio señorial en el llamado «logar de la puente», que, en 1408, fue cedido por JUAN II de Castilla a Juan Sánchez de Suazo.

Durante el siglo XV serían tres los miembros de la familia Suazo los que ostentarían el dominio de la isla, que en 1490 pasa a la familia Ponce de León, que desde 1466 dominaban la ciudad de Cádiz. En 1492 los Reyes Católicos establecen capitulaciones por las que Cádiz se reintegraba bajo la autoridad de La Corona, quedando sin, embargo, la isla adscrita a la familia Ponce de León, que recibía desde esos momentos el ducado de Arcos, tomando la villa el nombre de Isla de León, precisamente en homenaje al apellido de su poseedor.

Durante los siglos XVI y XVII lo duques de Arcos no dedican especial atención a la zona, donde las obras del puente fortificaciones e iniciativas de construcción naval recaen sobre el poder central, estando formada la ciudad en esos siglos por un corto número de casas agrupadas alrededor de Castillo de San Romualdo. En 1729 Felipe V decidió incorporar el dominio de la Isla de León a la Corona, no obstante las protestas de la casa de Arcos, y en 1786, con el inicio de las obras de la llamada población militar de San Carlos y la efectiva vinculación administrativa a la Corona, nace efectivamente la primera ciudad de la isla, con una corporación municipal independiente y su rápido desarrollo de servicios e instituciones.

LOS ORÍGENES DE LA POBLACIÓN CAROLINA

El hecho real, crudo y amargo, del marasmo es el potencial bélico de la España Imperial de los Austrias, había una gran indefensión de los galeones y vulnerabilidad de las costas y ciudades marítimas, que quedó al descubierto con la Guerra de Sucesión a la Corona de España. Especialmente en los años de 1702 y 1703 cuando la escuadra anglo-holandesa atacó a la Bahía de Cádiz, bombardeó a la ciudad y saqueó las villas de Rota y El Puerto de Santa María.

Muchas consecuencias se iban a derivar de aquella política desaprensiva que dominó en los reinados de los dos últimos Austrias, Felipe IV (1621-1665) y Carlos II (1655-1700), tal como se comprobó en las embestidas de las guerras del setecientos.

Por eso, el marqués de Villadarias vio la necesidad de fortalecer la Isla de león, como resorte defensivo y de contraataque frente a los nuevos posibles desembarcos en la Bahía exterior. Y así lo elevó a sus mayores del reino (17.06.1705). La respuesta eficaz de la nueva dinastía- aún no consolidada en España ya que la guerra no se había dirimido- fue contundente.

Se dictaminaron normas para responder a dos necesidades inaplazables: fortalecer la Bahía e impulsar la renovación de la Escuadra. Una tercera, también necesaria por razones de ahorro, rapidez y emplazamiento, se adoptaría tan pronto como se hubiesen logrado los mínimos deseados en la fortificación de la Bahía. Nos referimos a los, trasladados a Cádiz de las instituciones comerciales, marítimas y defensivas de Andalucía.

LA POLÍTICA DE FORTIFICACIÓN EN LA BAHIA

La Bahía y costas próximas contaban con una serie de fortificaciones. Calderón Quijano, y varios de sus colaboradores en la cátedra y en el instituto de estudios hispanoamericanos, realizaron un minucioso y exhaustivo estudios sobre la defensa del Golfo de Cádiz, en la Bahía gaditana, y las de la misma ciudad, que confiere el nombre al Golfo y a la Bahía.

Estas defensas de la Bahía, que son las que interesan primordialmente para delimitar el alcance histórico de la Población de San Carlos eran siete:

  • las murallas de Cádiz, con sus fuertes y castillos como los de San Sebastián y Santa Catalina, en el flanco derecho de la Bahía exterior, y el de Santa Catalina de el Puerto de Santa María en la zona paralelas de la misma;
  • otros tres en las dos márgenes que vigilan la entrada a la resguardado bahía interior (Puntales, Matagorda y Fort-Luis);
  • y dos en el costado oceánico meridional con La Cortadura y Sancti-Petri.

A estas defensas se incorporaban los caños que constituían unos fosos naturales: el Río San Pedro o Caño de la Carraca, el Caño de Sancti-Petri y el de Trocadero.

Este conjunto de baluartes se encontraban descuidadas e inutilizables como se comprobó, con amargura, en los inicios de la Guerra de Sucesión. Durante la misma guerra (1706) se adoptaron ya las primeras reformas, en cuanto a la fábrica, reconstruyendo los fuertes interiores (Puntales, Matagorda y Fort-Luis), y también modernizando sus baterías.

Con estas reformas, una nave enemiga dificultosamente podría penetrar en la Bahía interior. Otras medidas previsoras se impulsaron en los años siguientes. El plan de fortificaciones de 1724 renovó el Castillo de Puntales con una dotación de modernos cañones. E igualmente otro, que data de 1739, reestructuró material y tácticamente los castillos del Puntal y de Santi Petri.

LA MODERNIZACIÓN DE LA ESCUADRA. EL PLAN DE ARSENALES.

Otra amarga realidad, similar a la de las defensas, era la inexistencia de una escuadra para poder competir con la enemiga. Así, la política naval de Felipe V y su ministro Alberoni, atendió a remediar, con apremio, esta carencia de fuerzas defensivas y ofensivas, en gran medida basada en los planteamientos de José Patiño afincado ya en Cádiz tras su nombramiento como presidente de la recién trasladada Casa de Contratación (28.01.1717).

Patiño, con recomendaciones especiales, centró su reorganización defensiva en tres proyectos:

  • construcción de diques,
  • fundación de la Academia de Guardias Marinas
  • y traslado de las instituciones comerciales y marítimas.

La política de diques y construcción naval fue iniciada por Patiño (1717-1736), el asesoramiento del gran constructor Gartañete, en el Castillo de Puntales y en el Arsenal de la Carraca, durante el reinado de Felipe V. Un exponente ejemplar de esta política fue la botadura del Hércules con setenta cañones, primer buque del astillero de Puntales.

Igualmente, la prosiguió José del Campillo (1741-1744), de la Escuela de Patiño, que, en 1741, desempeñó la Secretaría de Guerra y Hacienda.

No obstante, el gran impulsor fue Zeñón de Somodevilla, Marqués de la Ensenada (1737-1754).

Somodevilla desempeñó diversos cometidos en relación con la Marina, hasta que, en 1743, como premio a sus méritos, sustituyó a Campillo en la Secretaría de Marina e Indias y Hacienda.

'Poblado Naval de San Carlos'

Este gran ministro de Fernando VI poseía una idea fija:

“Sin marina no puede ser respetada la monarquía española, conservar el dominio de sus vastos estados, ni florecer la Península, centro y corazón de todo”

Pensó promocionar este añorado poderío naval, basculando sobre la Hacienda, al apoyarse en esta como palanca para impulsar la fuerza del mar. Esta llegada de Ensenada a la dirección de la Marina y la Hacienda ocasionó todo un renacimiento en el poderío naval del Reino. Y, de entre todas las zonas marítimas será la Bahía de Cádiz la más beneficiada, ya que iba a concentrar en el rincón más sur occidental de la Península casi todo el poderío naval que soñó para su país, tan solo compartido, y en niveles muy inferiores, con Cartagena, El Ferrol y La Habana.

Completando estos proyectos la Bahía y prescindiendo de otras zonas metropolitanas o coloniales, los ambiciosos programas se van a centrar en el Arsenal de la Carraca. Elegirá como colaboradores a eficaces estudiosos españoles e insignes ingenieros extranjeros.

Cinco sobresaldrán entre otros muchos: José de Carvajal, burócrata de la Corte; Jorge Juan de Antonio de Ulloa, marinos de la Academia de Cádiz; y los franceses Gauthier y Godín, consumados técnicos.

Jorge Juan, antiguo guardiamarina y brillante científico por sus amplios conocimientos en las ciencias del mar, marchó pensionado a Londres, para estudiar las últimas técnicas de la construcción naval. A su regreso, cerró el Carenero del Puente con el fin de concentrar todas las energías e inversiones en el Arsenal de la Carraca que recibió un descomunal impulso.

El ingeniero Gauthier realizó los planos para un nuevo modelo de navío español: El navío de línea, dotado con cuatro puentes, planchas de cobre, 120 cañones de bronce y hierro forjado y proyectiles que llegaban a 3000 metros de distancia. Se alcanzó votar cada año dos navíos – y seis entre los tres astilleros del Reino -, con miras a conseguir un conjunto naval que estaría compuesto por 50 navíos, 150 guardiamarinas, 1.000 artilleros y 4 batallones de Infantería de Marina.

'Poblado Naval de San Carlos'

Carlos III

Ensenada no logró esta grandiosa empresa, tan temida por los ingleses ya que se les contrarrestaba sus intereses marítimos al ser destituidos por Fernando VI en 1754. Todo este montón de esfuerzos programados, y proseguidos con tesón, se coronaron en 1783 reinando Carlos III y siendo ministro Antonio Valdés, fecha en que se finalizaron los diques de La Carraca.

 ….oOo…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s