585 C004.- Monasterio de la Santísima Trinidad (y III)

SAN FERNANDO

Monasterio de la Santísima Trinidad, de la Orden de Las Carmelitas Descalzas

 
 
El cadáver de la Hermana Cristina, dispuesto para el velatorio y posterior sepelio en un nicho del pequeño cementerio del jardín del convento de la Santísima Trinidad en San Fernando.

 
Publicado por….. miércoles, 4 de julio de 2007
 
A esa edad, Teresa, ingresó como novicia en el convento de Santa María del Carmelo, haciendo el voto de hacer siempre el bien y lo que mejor crea ella que sea más perfecto, un voto difícil pero según iba pasando el tiempo lo fue consiguiendo, por eso se le fue conociendo como “la Mística”, o la “Doctora”. Aprovechando los bastantes ratos de que disponía se dedicó a escribir libros de poemas, o de oraciones inventadas por ella.
También llevó a cabo la gran reforma de la Orden, y fundó más conventos, con la fama que iba cogiendo se apuntaron muchas más novicias en la Orden, siendo destinadas a los conventos de nueva creación tanto de aquí en España, como en el extranjero, sobre todo en las colonias españolas de América. Después de mucho viajar a los conventos y monasterios por ella fundados y pasar en algunos largas temporadas, volvió ya enferma a su convento de origen, en Alba de Tormes, donde la noche del 25 de diciembre de 1577, se cae por una escalera y se hiere en el brazo izquierdo, sintiendo gran dolor y aguantando con entereza no quiso esa noche que se llamara a ningún médico, pero no le hicieron caso y se avisó a uno que la curó de urgencia y ella misma dijo que si no hubiera sido así se habría quedado manca.
 
Poco después, el 4 de Octubre de 1582, y cuando contaba con 67 años de edad, murió en su celda del convento de Alba de Tormes, victima de la enfermedad que padecía, (tenía una grave enfermedad, probablemente neurósis, o epilepsia), Posteriormente, en 1614, sería beatificada por el Papa Pablo V, Canonizada en 1622 por Gregorio XV, Pablo VI, en 1965, la nombra Patrona de los escritores. Fue también Su Santidad Pablo VI quien la nombra Doctora de la Iglesia, siendo la primera mujer que obtiene ese nombramiento. Hay más, naturalmente que si, pero yo no he querido aburrir al posible lector, con más datos de su biografía, y que probablemente en Internet, puede que haya mucho que leer pero como esa no era mi intención, pues solamente he dado unas breves pinceladas sobre su vida, para luego contar que fue de lo del brazo incorrupto.
 
Lo del brazo incorrupto no es que solo se quedara ese brazo sin putrefacción, en realidad todo su cuerpo se momificó, quedando totalmente sin corromper, esto se supo unos 100 años después de su muerte, cuando se sacaron lo que se suponía, tendrían que ser los restos que quedaran en el antiguo ataúd, para pasarlos a un cofre más pequeño, y sepultarlo en una cripta que se construyó en una iglesia conventual de la Orden del Carmen, que fue levantada en los terrenos que antes habían sido, los pertenecientes a la casa de los padres de la Santa, y que fue allí en esa casa donde nació, y vivió Teresa, hasta que ingresó en el convento como novicia. Pues en esa nueva iglesia es donde se pretendía dar cultos a los restos de Sta. Teresa, y fue entonces cuando se llevaron la gran sorpresa de que no se podía sacar de aquel sarcófago “lo que quedara de la santa”, porque estaba toda ella entera momificada, las ropas habían desaparecido salvo algunos restos que se sacaron como reliquias, pero se planteó el problema de qué hacer ahora con ese cuerpo que al estar entero no se podía meter en la nueva urna que se había realizado a la medida de la nueva cripta de cultos.
 
El caso fue peliagudo, la Iglesia estaba estupefacta, no sabían que hacer , pero lo peor no era eso, sino que se agolpaba una muchedumbre de gente, que querían ver ese milagro de la naturaleza, pero fue todavía peor, ocurrió, que como era costumbre de aquellos tiempos la Iglesia tenía derecho a despedazar algunos cadáveres para quedarse con partes de la mano o de algún hueso y se ofrecía incluso la calavera a los científicos, y partes de sus ropas o cabello, o un dedo se conservaban en unos tarritos que cerrados herméticamente, servirían de relicario para rendirle culto en otras Órdenes religiosas, Lo mismo se pensó hacer con ese cuerpo incorrupto y se despedazó enviándoles pequeñas partes a Todas las Órdenes religiosas. A algunos jefes de estado, o reyes que lo solicitaran, también se les enviaban las partes que pidieran, pero para ser conservado para la eternidad.En aquella nueva iglesia se separó el corazón y el brazo derecho que no habían sido amputados ninguno de sus componentes, por lo que separado del cuerpo por el hombro quedó entero y guardado con la forma en que quedó cuando estaba sobre el pecho, y como la mano derecha portaba un pequeño crucifijo de madera que se deshizo, pues la mano se momificó en posición cerrada, y a todo ese conjunto se le mandó hacer una especie de tubo de cristal en dos piezas formando la “V” que dentro formaría ese brazo. Esa especie de estuche de cristal al ser casi cilíndrico, se cerraba con unas abrazaderas de plata, y fue colocado en un pié parecido al de una copa, pero también era de plata. El corazón también fue introducido en un molde de cristal, que con una peana de plata en forma de copa también fue parte de las piezas dispuestas para ser veneradas y que se quedarían en esa nueva iglesia recién construida, el resto, lo poco que quedó, fue introducido en aquel arcón o urna de mármol, para ser enterrado en la nueva cripta.Todos estos desmembramientos se hicieron bajo control de varios médicos cirujanos y forenses, en el año de 1591. En 1671, tanto el brazo como el corazón fueron depositados en los anteriores descritos recipientes relicarios, y fueron dispuestos en el altar mayor de esa nueva iglesia Carmelitana recién construida, el corazón fue situado en el lado derecho del altar y el brazo en su lado izquierdo, y desde entonces siempre han estado allí expuestos a la veneración de los fieles. Pues entonces…. y según rumores…. ¿desde cuando podría haber tenido Franco el brazo en su domicilio imperial? ¿y hasta cuando?, otros rumores hablan de que Franco lo que tenía era una mano, que guardaba celosamente, en el cajón de su mesa de noche, pero, ¿hasta qué punto puede ser esto verdad? Bien sabemos los españoles que a Franco lo que se le antojaba lo tenía, pero ¿hasta donde llegaría su poder?

Primero; ¿en qué época faltó de ese altar el brazo a la veneración, por tenerlo Franco? Y si lo que tenía era una mano ¿de donde la sacarían? ¿abrieron el nuevo sepulcro cerrado desde 1500 y pico para darle una mano a Franco? No lo se …….. puede ser posible…… Segundo; hay que tener en cuenta que fue precisamente en tiempos de Franco, cuando se sacó en varias ocasiones el brazo incorrupto de Santa Teresa, unas veces en procesión local, y otras veces fuera de la Provincia a nivel interregional.
No se, si por la celebración del IV centenario de la gran reforma de la Orden de los Carmelitas Descalzos, en el año de 1962, salió el relicario del brazo incorrupto, por vez primera de su provincia (Ávila) a recorrer varios de los monasterios y conventos más recientemente fundados, y digo que no se refiriéndome a cuantos sitios visitó esa reliquia pero que yo si sepa, en ese año, 62 estuvo en el mes de Noviembre en Écija (Sevilla) Saco de Internet el siguiente reportaje:
“En el mes de noviembre de 1962, llegó a Ésija la reliquia con el brazo incorrupto de Santa Teresa de Jesús. Fue recibida solemnemente por las Autoridades y pueblo en el lugar conocido por el “Cerro”, final de la avenida Miguel de Cervantes. Allí esperaban la Corporación Municipal bajo mazas, Autoridades civiles y militares, Clero secular y regular, Asociaciones, Hermandades y buen numero de fieles. Numeroso público se estacionó a lo largo de las avenidas de Italia y Miguel de Cervantes. Fue trasladada por el Alcalde y el Coronel del Depósito de Recría y Doma, los cuales fueron portadores de la misma, organizándose solemne procesión.Seguidamente fue llevada al Ayuntamiento. En la fachada principal se había levantado un altar donde quedó depositada la reliquia. A través de altavoces, instalados en el edificio municipal, un fraile carmelita, que acompañaba la comitiva desde Alba de Tormes, dirigió la palabra a los asistentes.
 
La reliquia fue trasladada a la Iglesia de Santa María y desde ésta a la Iglesia de los Descalzos y por último al Convento de Carmelitas e Iglesia de San José, donde fue expuesta a la veneración de los fieles.
Después de pasar un día en nuestra ciudad, fue trasladada a Sevilla.
 
 
Momento de la procesión de la llegada del Brazo Incorrupto de Sta. Teresa a Ecija.
 
Aquí en San Fernando, ocurrió algo similar, fue el día 14 del mes de Diciembre de 1962 , y sin lugar a dudas fue un gran acontecimiento, ese día no hubo trabajo, no hubo colegios, y todo San Fernando entero acudió a la C/ Real para ver y presenciar aquella cosa tan novedosa. Pronto se cubrieron las aceras desde la Venta de Vargas, hasta la Iglesia del Carmen, a mi me cogió, con mis padres en el trozo de calle entre la Mallorquina y el bar Isabela, la gente rumoreaba nerviosa, y de pronto se alteró el ambiente, “ya está ahí ya está ahí” gritaba la gente en la Plaza de la Iglesia,…….
………y efectivamente; a bastante distancia, en doble fila, todos los frailes carmelitas descalzos, de la comunidad de San Fernando , y creo que habían también llegados de otros puntos, abrían la comitiva procesional.
La procesión continuaba con un vehículo automóvil, en el que iba situado en su parte delantera, debajo del cristal parabrisas el relicario con el brazo incorrupto de Stª. Teresa, metido en ese raro estuche con la forma del brazo doblado por el codo , en forma de “V”. Alrededor del coche se amontonó un gran número de gentes que andaban casi rodeando al vehículo, que iba marchando muy despacito.Esta comitiva, lentamente, llegó a la Iglesia conventual del Carmen, donde en la puerta totalmente abierta, y encendidas todas las luces, y a los sones del órgano, uno de los frailes de la comitiva llevó la santa reliquia hasta depositarla en el altar mayor.
En asientos de privilegio se encontraban las autoridades civiles y militares de rigor, como eran El Gobernador Civil y Militar de la Provincia de Cádiz, el Almirante Capitán General del Departamento Marítimo del Estrecho, el Alcalde de la ciudad, y otras autoridades y representaciones religiosas.Una vez efectuadas las veneraciones de oficio, se fueron retirando todas las autoridades hacia la puerta, donde se organizó acto seguido, una procesión con la reliquia, en el mismo coche, hacia el convento de la Santísima Trinidad, o de las Carmelitas Descalzas, donde permaneció en dicho monasterio, dos noches turnándose en el reparto del tiempo, que permaneció allí para poder estar cada hermana un rato, a solas con la reliquia en su celda.
Y aquí termina este relato que aunque sea una breve descripción, tanto del convento, como de la llegada a nuestra ciudad, del Brazo Incorrupto de Stª Teresa de Jesús, me ha parecido a mí que tenía que adornar un poco con esos relatos añadidos para formar un único trabajo, que ha tenido su comienzo y ahora con estas últimas palabras llega a su fin.Es mi deseo que los que lo hayan leído, lo vean con el simple significado de un bonito reportaje, más que un relato didáctico, pues lejos está de esa pretensión, puesto que no es más que la unión de algunas historias con datos auténticos, y tal vez algunos erróneos, cometidos desde mi total y absoluta memoria, aunque de alguno de ellos me los he buscado por mis libros y folletos que poseo desde muchos años atrás.

….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s