‘Un camposanto sin epitafios’

Miguel ángel lópez moreno. Autor de ‘un camposanto sin epitafios’

“Existía curiosidad por saber más del Cementerio de San Carlos”

El investigador ha dedicado tres años a descubrir la verdad del Cementerio de los Soldados, donde descansan oficialmente más de 5.700 personas

0002096687_560x560_jpg000

Miguel Ángel López Moreno posa en los terrenos abandonados del Cementerio de San Carlos.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 23.05.2016 – 07:21

El patrimonio de San Fernando es ingente. Hay elementos, sin embargo, que escapan del conocimiento de los ciudadanos porque las circunstancias que se sucedieron, voluntaria e involuntariamente, llevaron a su olvido. Ocurrió con la zona de polvorines de Fadricas, cuya vinculación hasta 2001 con la Armada, había tapado su riqueza arquitectónica e histórica. En 2003 Miguel Ángel López Moreno se encargó de redescubrirla con su publicación La heredad de Fadrique. Ahora con su nuevo trabajo Un camposanto sin epitafios. Anotaciones para la Historia del Cementerio de San Carlos desvela los secretos de este lugar que el juicio popular reconoce como Cementerio de los Ingleses.

“En algún momento alguien cometió un equívoco y en lugar de refererirse a él como Cementerio de los Franceses, lo hizo como Cementerio de los Ingleses, cuando es totalmente imposible que se enterraran allí a soldados protestantes, que fueron llevados al depósito general de Casa Alta, aunque se reservó para ellos una parcela amurallada ya que eran considerados herejes”, expone el investigador sobre el origen de este error, que fue repitiéndose hasta convertirse en costumbre, y a partir de entonces en una verdad asumida. Un capítulo del libro está dedicado íntegramente a la cuestión.

0002096688_x440_jpg000

El Cementerio de San Carlos, como debería llamarse por haber sido el camposanto del hospital del mismo nombre, y por supuesto por su ubicación, “en el extremo más alejado de la población de San Carlos, como establecían las normas de la época, donde los fluidos cadavéricos no se filtraran a las aguas ni las miasmas llegaran por el aire al pueblo”, surgió como lugar de enterramiento de los soldados franceses que morían en el hospital de San Carlos. Éste se había creado, para atender, como el de Segunda Aguada en Cádiz, a los prisioneros de las batallas de la Poza de Santa Isabel (en la Bahía) y de Bailén. “En 1808 se produjo el episodio de los pontones, que narra muy bien Lourdes Márquez”, ofrece como apunte el autor para hacer entender los acontecimientos en los que está envuelto el nacimiento del cementerio. Hacinados en esas cárceles flotantes y con escasas provisiones, se abrieron estas dependencias hospitalarias para cuidar a los enfermos y mejorar su salud. Quienes fallecían en el hospital isleño eran enterrados en esa parcela de la zona de La Casería.

Cuando las tropas del mariscal Victor sitiaron Cádiz y La Isla en 1810, los prisioneros del ejército napoleónico regresaron a esos barcos-cárceles. Los heridos españoles que defendían el frente contra las tropas enemigas tomaron su sitio en el hospital y, los fallecidos, en el también conocido Cementerio de los Soldados. Junto a algunos civiles, durante el siglo XIX sirvió para que descansaran los soldados que morían. “Se abandónó en 1911, concretamente el último fallecido registrado es de septiembre de ese año”, añade el historiador.

Entra a partir de entonces en la espiral del olvido, “y no es por voluntad sino por esa falta de uso”, que se explica por la reducción de la mortandad en los cuarteles,que mejoraron sus condiciones. “Económicamente es asumible enterrar a los soldados en el cementerio municipal”, reconoce Miguel Ángel López Moreno.

Su cálculo es que en el camposanto de La Casería hay algo más de 5.700 enterrados. De ellos 313, con nombres y condición militar, son franceses. Un total de 905 españoles se enterraron entre 1910 y 1812 “mientras la zona sufría el asedio francés y se debatía la Constitución”. Además, aunque no hay indicios oficiales de que allí estén los restos de republicanos fusilados entre verano del 36 y febrero del 37, sí se conocen testimonios que apuntan a este lugar. El autor así lo indica en el libro.

La relación oficial de personas enterradas viene recogida en un anexo de los Libros de Defunciones del Hospital de San Carlos, “que está a disposición del público en la Vicaría General Castrense, de lo que supe por Juan Manuel García-Cubillana”. “Pude tirar del hilo de la madeja gracias a él”, asegura, por lo que su investigación no ha sufrido grandes dificultades, más allá de tener que desplazarse para acudir a la fuente: “Han sido tres años de investigación, de consulta en los archivos locales, de ir al Viso del Marqués al Archivo Nacional de la Marina y a Madrid al Archivo del Museo Naval”.

La accesibilidad de esas fuentes contrasta con la situación previa que había observado: no había historiografía previa. “Juan Torrejón dedicó su tesis a la población de San Carlos. Juan Manuel García-Cubillana ha estudiado el hospital de San Carlos. Pero no había nada escrito de su cementerio y pensé que era interesante hacerlo si podía aportar cosas”, desvela Miguel Ángel sobre uno de los motivos que le llevó a esta aventura. La otra, entrelazada, es el interés que este espacio despierta: “Existía curiosidad por saber más del Cementerio, porque había poco conocimiento, pero erróneo”.

Parece que el investigador tiene el don de la oportunidad cuando opta por trabajar sobre un tema. Cuando comenzó a hablarse en la ciudad de los planes urbanísticos que había para los terrenos de los polvorines de Fadricas, López Moreno había escrito un libro sobre este espacio e insistió en su valor para defender la necesidad de conservarlo. Ahora vuelve a señalar otro sitio histórico de la ciudad al que hay que mirar para que no se pierda, y a punto ha estado por la caída de parte de sus muros. No sólo eso, “hay un trato implícito, el militar pone su tiempo, se aleja de su casa , ofrece su esfuerzo y a cambio se le reserva un sitio donde descansar para siempre. No se está cumpliendo”, advierte.

Su trabajo para que la memoria no se olvide quedará para siempre en el papel de Un camposanto sin epitafios, una obra que el mismo se ha editado. “Hubo la posibilidad de tener la ayuda del Ayuntamiento, pero no me gustaba la idea de utilizar dinero público”.

….oOo…..

Cementerio de San Carlos (de los Ingleses)

SAN FERNANDO

El Cementerio de San Carlos persiste en su ruinosa imagen tras las obras

  • La intervención llevada a cabo apenas se nota dado el deterioro del conjunto, que precisa de una rehabilitación integral
  • Los restos del muro que se vino abajo en enero siguen en el suelo

0002098224_560x560_jpg000

Restos del muro que se vino abajo en el pasado mes de enero en el Cementerio de los Ingleses (o de San Carlos).

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 25.05.2016 – 01:00

Los trabajos llevados a cabo en el Cementerio de los Ingleses -o de San Carlos, que es la denominación más correcta aunque menos conocida- ya han terminado, aunque desde luego no lo parece. El recinto, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2012 al considerarse parte del legado de Las Cortes y de la Constitución de 1812, mantiene el mismo aspecto desolador que hace cinco meses, cuando se vino abajo uno de los muros perimetrales dado su mal estado de conservación.

Paradójicamente, este suceso -que llevó incluso a que los bomberos intervinieran y acordonaran la zona dada la falta de seguridad de la construcción- puso de manifiesto la situación de total abandono del histórico cementerio a pesar de su elevado grado de protección y de su catalogación como BIC. Y llevó incluso a que desde el Ayuntamiento se pidiera a Defensa que tomara cartas en el asunto al ser la propietaria de los terrenos. Pero el muro que motivó esta intervención posterior no se ha reconstruido. Sus restos siguen esparcidos en el suelo de La Casería junto al ruinoso estado que muestra el resto del recinto. El panorama poco ha cambiado. La actuación que se ha llevado a cabo apenas ha sido perceptible: un presupuesto inicial de 7.000 euros y unos cuantos días de trabajo frente a una rehabilitación integral que, probablemente, implica un coste millonario y que, por la misma razón, se torna prácticamente imposible de llevar a cabo. Por eso preocupa cada vez más la conservación de este conjunto levantado en 1809, que está verdaderamente amenazada.

0002098225_560x560_jpg000

Ruinoso estado que presenta el conjunto.

Es cierto que el requerimiento lanzado desde el Ayuntamiento después de que se viniera abajo el muro perimetral el pasado mes de enero y siguiendo el procedimiento administrativo habitual en este tipo de casos -previa inspección de los técnicos del Área municipal de Desarrollo Urbano- se limitaba a reclamar a la propiedad que adoptara las medidas oportunas para restablecer la seguridad de un recinto que, cabe recordar, tuvo que ser acordonado por los bomberos para alertar del riesgo que suponía adentrarse por las ruinas. Y también que el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de Defensa (Invied) había notificado que la actuación que se iba a llevar a cabo en este BIC se limitaban a labores de consolidación en sillares y paramentos para evitar que su proceso de degradación avanzara y se dieran nuevos derribos. De ahí el reducido presupuesto con el que han contado los trabajos.

Nadie -ninguna administración- había dicho nunca lo contrario. Se trataba de una intervención menor dada la urgencia de la situación. Pero el resultado de la actuación ha dejado serias dudas acerca de la conservación de este inmueble dado que apenas se han registrado avances ni con los trabajos llevados a cabo ni con las gestiones de los últimos meses.

En plena polémica tras la caída del muro perimetral, el gobierno municipal aprovechó para recordar a Costas el viejo proyecto para la regeneración de la playa de La Casería, una de las asignaturas pendientes históricas que arrastra La Isla que incluye la recuperación del conjunto histórico del Cementerio de San Carlos, que se pensaba transformar en un parque que remataría el paseo marítimo proyectado por toda la zona. Esta actuación cuenta con un proyecto redactado desde el año 2005 aunque nunca ha sido incluida en los Presupuestos Generales del Estado. Requiere además que antes de iniciar las obras se lleve a cabo un proceso administrativo similar al que se llevó a cabo con el Castillo de Sancti Petri, para que los terrenos de Defensa sean desafectados y pasen a titularidad de Costas.

….oOo…..

El mar y los Lazaga

SAN FERNANDO
Una mirada insólita a La Isla del pasado

  • Cerca de 400 fotografías forman parten del archivo epistolar de los Lazaga que se ha investigado

0001950504_560x560_jpg000

Patio principal de la Casa Lazaga en torno a 1900. Negativo en placa de vidrio.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 03.11.2015 – 08:26

Pocas veces tiene oportunidad el investigador histórico de ponerle rostro a aquello que estudia. Y eso ha sido un valor añadido en el archivo epistolar de los Lazaga, cuyo catálogo acaba de ser publicado tras concluir la primera fase de la investigación promovida por el Ayuntamiento y la Universidad de Cádiz en el marco del Campus de Excelencia Internacional del Mar. Cerca de 400 fotografías acompañan las cartas que han sido objeto de estudio. Hay además postales de todo el mundo y enteros postales que han dado una nueva perspectiva a lo que hubiera sido la investigación de los testimonios familiares que se han conservado por escrito y que permiten reconstruir una parte esencial de la historia de La Isla a partir de la vida familiar de uno de sus apellidos más ilustres y conocidos.

De poner orden en este archivo gráfico se ha encargado el técnico municipal Diego Moreno García, todo un estudioso en la materia. Contar con él -que lleva años investigando la fotografía histórica- ha sido también una afortunada oportunidad en la investigación de los fondos Lazaga. Hace unos días, en el Centro de Congresos, puso el punto final a las jornadas organizadas para exponer las conclusiones de estos trabajos que se han llevado a cabo a lo largo del último año y mostró algunas de las imágenes hasta ahora desconocidas de ese “puzle” familiar que se intenta reconstruir y que, además de poner nombre y apellido a la historia de La Isla, permite ponerle rostro y conocer cómo era el San Fernando decimonónico a través de los Lazaga, paradigma de la burguesía de la época.

0001950505_560x560_jpg000

Diego Moreno, a la derecha, durante las jornadas sobre los Lazaga.

El descubrimiento de estas 400 fotografías ha sido otro de los tesoros que la Casa Lazaga ha dejado al descubierto, un hallazgo inesperado y de incalculable valor que se ha convertido en la joya de la fototeca municipal. La colección se ha convertido en una obsesión para Diego Moreno, que se ha llevado meses inmerso en su estudio, catalogación y digitalización. Lo más interesante -expuso en el cierre de estas jornadas- son las fotos del archivo familiar que muestran la vida cotidiana de los Lazaga, el personal del servicio, el mozo de las caballerizas, los miembros de la familia… Fotos que no estaban realizadas por profesionales de los estudios fotográficos y que se hacían en la misma Casa Lazaga, casi siempre en el patio, que era el lugar que tenía más luz y que además se había convertido en el articulador de la vida familiar.

Es el bloque más interesante, según el investigador Diego Moreno. Esta memoria visual de la familia Lazaga se completa con los retratos realizados por distintos fotógrafos profesionales, fotógrafos de estudio -entre ellos, algunas de las firmas más conocidas de la época- y con una amplia colección de fotografía vinculada, como no podía ser de otra forma, al devenir de la Marina en la época. Entre los fondos estudiados -que estuvieron a punto de desaparecer cuando el Ayuntamiento compró la casa hace 15 años- se ha encontrado incluso un bellísimo álbum de fotos familiar del XIX que, por sí solo, constituye una pieza única.

El gran problema al que se ha tenido que enfrentar la investigación de este inmenso archivo fotográfico -que se extiende entre 1862 y 1966- ha sido su precario estado de conservación. Con la ayuda de un microscopio digital se han identificado los procedimientos seguidos a la hora de hacer la fotografía -casi todas están hechas en papel de albuminado o con gelatino bromuro de plata- para posteriormente proceder a su catalogación y digitalización identificando, evidentemente, los contenidos iconógraficos que se aprecian en la fotografía, ya sean miembros de la familia, buques, lugares…

El resultado ha sido una colección única y admirable que permite a los isleños echar un vistazo a su glorioso pasado de la mano de la familia Lazaga.

….oOo….

Combate del Portazgo, 6 – 11 de febrero de 1810

san fernando | 24-S

Otra vez les ganamos a los franceses

articulos-347653

Antonio Atienza ….. 26/09/2015 21:21

articulos-347654

La recreación del Combate del Portazgo -en esta edición en el sendero del Casrrascón donde las asociaciones participantes han contado con más espacio para incluso recrear una carga de la caballería- ha puesto fin a los actos con los episodios de la Guerra de la Independencia como argumento.

articulos-347655

La Fundación Legado de las Cortes y las asociaciones invitadas han vuelto a repetir el episodio bélico desarrollado entre el 6 y el 11 de febrero de 1810 entre el Portazgo y el puente Zuazo, cuando el mariscal Victor no logra la rendición de la ciudad y envía a sus tropas a conquistarla por la fuerza.

articulos-347656

La resistencia de los lugareños y lo que quedaba del Ejército de Extremadura al mando del duque de Alburquerque logran frenar con artillería a un invasor perdido entre los caños, sin posibilidad de usar la caballería y desconociendo el terreno que pisaba.

articulos-347657

El 11 de febrero, con la llegada de 3.000 ingleses al mando del  general Stuart y el regimiento portugués de Campomayor, el ejército francés opta por retirarse a los pinares de Puerto Real y Chiclana, desde donde siguió bombardeando las posiciones españolas.

articulos-347658

Eso es en síntesis lo que ocurrió en aquella fecha y así lo fue contando la locutura de Radio La Isla, Loli Guerra, mientras la recreación sintetizaba en algo más de media horas los hechos ocurridos en los seis largos días que duró el combate.

articulos-347659

El público, además, toma parte de forma activa en la recreación animando a los españoles, lo que para los más pequeños supone toda una aventura ver una batalla en directo en la que siempre ganan los nuestros.

articulos-347660

…..oOo……

A que llora, a que llora… el pito de la Constructora.

SAN FERNANDO

El eco del pito de la Constructora

  • Antiguos trabajadores de San Carlos rescatan la memoria de la factoría.

0001867363_560x560_jpg000

Sánchez Reyes, anoche, mientras se dirige a un auditorio lleno formado por antiguos trabajadores y sus familias.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 25.06.2015 – 01:00

A que llora, a que llora… el pito de la Constructora. El clásico chascarrillo que los niños isleños han coreado durante generaciones era recordado ayer con la complicidad del público que llenó el auditorio del Centro de Congresos por Diego Moreno García, licenciado en Historia y técnico en Museos y Patrimonio. Tenía una clara intención: poner de manifiesto lo que la Fábrica de San Carlos (FSC) ha supuesto para San Fernando y dejar clara su trascendencia social como parte indispensable de la historia más reciente de la ciudad. El pito de la Constructora -recordaba- que cuando sonaba a primera hora cada día ponía en marcha una auténtica maquinaria humana formada en sus mejores momentos por 2.500 empleados.

Rescatar esa memoria, evitar que desaparezca, es el objetivo esencial del libro La Constructora, su grandeza y su tragedia, una obra coral elaborada por antiguos trabajadores de la factoría que se ha ido gestando durante tres años, a la par que estos “abuelos de San Carlos” ayudaban a documentar el ingente archivo fotográfico de la fábrica que se donó al Museo Histórico en calidad de depósito. De ahí que fuera también Diego Moreno, el técnico responsable de la fototeca municipal, el que se encargara de la presentación de una obra sin ánimo de lucro que ha nacido con una tirada inicial de 150 ejemplares que ayer mismo se agotó (aunque se harán más, previo encargo a los autores).

Unas 350 páginas y un centenar de fotos vertebran a través de varios capítulos la historia de la Constructora contada por sus propios trabajadores, aportando vivencias, datos inéditos y haciendo una “crítica reflexiva” de su trágico final. “Los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla”, apuntó en este sentido Diego Moreno al recordar la máxima de Marco Tulio Cicerón durante la presentación de esta obra que intenta también responder a una cuestión clave: “¿Por qué si San Carlos era una de las mejores fábricas de España y una de las que contaba con los mejores trabajadores, con los profesionales más cualificados, se dejó morir y caer en el olvido?”.

Aunque se trata de una obra coral -realizada a partir de muchas voces y aportaciones, algo que quisieron dejar claro en la presentación- la autoría del libro se debe especialmente a un grupo formado por Francisco Sánchez Reyes, José Rodríguez Gómez, Sebastián Gómez Gómez, Manuel Roldán, Tomás Otero y Francisco Pérez Iglesias.

…..oOo…..

Necrópolis de cierta entidad

SAN FERNANDO

Más trabajos arqueológicos en Janer

RESTOS ARQUEOLOGICOS  TIRO JANER FOTOS RIOJA

Zona objeto de la excavación arqueológica de Janer./Rioja

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 17.02.2015 – 08:5

Zona Franca completará la excavación arqueológica de Janer tras el hallazgo de una necrópolis de cierta entidad integrada por al menos una treintena de enterramientos -probablemente, del periodo púnico- que trascendió en el pasado mes de diciembre y que todavía está siendo estudiado por parte de los expertos contratados por el Consorcio gaditano.

El alcalde isleño, José Loaiza, advirtió ayer de la ampliación de estos trabajos al abordar en una rueda de prensa la complicada situación del parque empresarial y comercial previsto en este enclave del término municipal. La adjudicación de estos nuevos trabajos, de hecho, se resolvió el pasado 4 de febrero por 197.000 euros, tal y como se recoge en la propia página web de la Zona Franca. De su ejecución se encargará la empresa Ánfora Grupo, la misma que hasta ahora se ha responsabilizado de los trabajos desarrollados.

La ampliación de la intervención arqueológica permitirá agotar la estratigrafía arqueológica existente, es decir, completar el estudio de todos los niveles bajo el suelo, lo que evidentemente podría sacar a la luz nuevos restos además de completar los datos sobre la necrópolis hallada con los que se cuentan por el momento. De esta forma, la proyectada urbanización del recinto contará con más garantías en lo que a las cautelas patrimoniales se refiere, como confirmaron fuentes de la propia adjudicataria.

La puesta en marcha de esta nueva excavación arqueológica que ayer desveló el regidor isleño estará financiada por fondos procedentes del programa operativo Feder de Andalucía (2007-2013) y, aunque su duración podría variar en función de la marcha de los trabajos, se calcula que requerirá al menos de cuatro meses de plazo, lo que a su vez retrasará la puesta en marcha de las obras.

La ampliación de los trabajos arqueológicos permitirá también completar el estudio de la zona que ya se había iniciado por parte de los especialistas contratados por Zona Franca antes de remitir el correspondiente informe a la Delegación Territorial de Cultura, administración que finalmente dictará los criterios de conservación a adoptar con los hallazgos de Janer. No obstante, Loaiza reconoció ayer que la propuesta que por el momento se está barajando a instancias de los propios aespecialistas pasa por reubicar en el mismo espacio de Janer los principales restos arqueológicos hallados. “Estarán en la zona verde”, apuntó.

La aparición de la necropólisis durante las tareas de control previas a las obras de urbanización de la zona se relaciona con otros hallazgos de interés que se han dado en la zona de Villa Maruja y durante la ejecución de la nueva carretera de acceso a la playa. Janer era, de hecho, una zona especialmente catalogada en la Carta Arqueológica de San Fernando. Se sabía de su existencia incluso por la aparición de unos restos que salieron a la luz en el transcurso de unas obras en el antiguo acuartelamiento.

….oOo…..

Respetar “La Batería del Portazgo”

San Fernando | Patrimonio

Fomento respetará El Portazgo en las obras del nudo de Tres Caminos

articulos-296893

Respetar “La Batería del Portazgo”

Información….. 05/02/2015 17:55

  El teniente de alcalde de Presidencia y Ciudadanía, Daniel Nieto, ha mantenido una reunión con el presidente de la Fundación Legado de Las Cortes, Francisco León, de cara a trazar una hoja de ruta común con la vista puesta en la puesta en valor  de la Batería del Portazgo, baluarte defensivo de la Guerra de la Independencia que se sitúa en el entorno del Nudo de Tres Caminos.

articulos-289123

“La Batería del Portazgo”

En este sentido, Nieto, en nombre del equipo de Gobierno ha felicitado a Legado de Las Cortes por las gestiones realizadas con el Ministerio de Fomento, que ha tenido en cuenta sus indicaciones para que el proyecto del Nudo de Tres Caminos no afecte a este enclave patrimonial, de forma que pueda ser puesto en valor. Concretamente, según explica Francisco León, “El Ministerio ha procedido  a la modificación del encaje geométrico de las pilas de las estructuras E-1 y E-2, de modo que no coincidan en planta con la ubicación estimada del parapeto de la Batería, según los planos facilitados por la Fundación en su escrito”.

El proyecto

articulos-289122

 “La Batería del Portazgo”

Francisco León recordó que la Fundación Legado de Las Cortes ha solicitado al Ministerio de Fomento, que a la conservación de la Batería del Portazgo se sume la accesibilidad a la misma, contribuyendo a su puesta en valor mediante la reconstrucción de su parapeto defensivo, foso y acceso desde la vía verde proyectada entre los municipios de Puerto Real y de San Fernando.

Daniel Nieto, como representante del Gobierno Municipal, ha emplazado a Francisco León a mantener un programa de trabajo y seguimiento de esta iniciativa que forma parte de la puesta en valor del legado patrimonial del Bicentenario isleño.

Portazgo, patrimonio salvado

  • Conseguida la conservación de la superficie donde se ubicaba esta batería defensiva, la Fundación Legado de Las Cortes pide ahora a Fomento que permita su accesibilidad

0001766206_560x560_jpg000

Maqueta elaborada por José María Roda, para la Fundación Legado de Las Cortes, que recuerda la planta de la antigua batería del Portazgo.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 07.02.2015 – 01:00

El proyecto de modificación del nudo de Tres Caminos respetará la ubicación de la antigua batería del Portazgo como había solicitado la Fundación Legado de Las Cortes en su momento (el año 2012) al Ministerio de Fomento en un escrito. Sin embargo, el colectivo vinculado a la celebración del Bicentenario de Las Cortes y de la Guerra de la Independencia prosigue su campaña para que se conserven y recuperen los elementos patrimoniales que desempeñaron un papel fundamental en la defensa de La Isla y la lucha contra los franceses. Sin contentarse con lo conseguido, la Fundación ha vuelto a presentar otra alegación para que se favorezca el acceso al lugar dentro de la actuación prevista en la zona.

“Solicitamos que se tuviera en cuenta que en la zona existía un elemento importante del patrimonio porque la actuación que proyectaban afectaba a los restos de la batería del Portazgo. En diciembre del año pasado nos remitieron una contestación de que atendían nuestra petición y que el proyecto había sido cambiado”, explica Francisco León, presidente de entidad. Concretamente, se ha variado la colocación de los pilares de un puente, algo que ya se incluye en el proyecto. Así, asegura León, se les ha comunicado con la remisión del documento, que también ha sido enviado a la Delegación Territorial de Cultura y a la dirección del Parque Natural Bahía de Cádiz.

La batería del Portazgo tenía su enclave en un punto de encrucijadas de caminos, rodeado de caños, y que permitía la llegada al Puente Zuazo. Fue clave en este enfrentamiento entre tropas napeoleónicas y españolas, asentamiento para los franceses y primera línea defensiva española. Aunque popularmente existe la convicción de que el ejército fanfarrón llegó al Puente Zuazo, lo cierto es que su posición más avanzada en el asedio a La Isla y Cádiz se quedó en esa zona de Tres Caminos. Primero los franceses consiguieron tomar el reducto militar donde había un cuerpo de sargento, encargado de su guardia, en el sitio conocido como el Portazgo. Se recuperaría en la batalla del mismo nombre, y cuya denominación se usó para la batería defensiva que allí se establece.

0001766207_560x560_jpg000

Actualmente, según reconoce la Fundación, apenas quedan la cimentación en altura de los parapetos. Esa elevación permite que sea visible incluso cuando se inunda por los movimientos mareales. “Sí está casi intacto el foso”, apunta León. En esa superficie se halla un edificio de Sevillana, por lo que actualmente es posible acceder a través de un camino desde la vía de servicio de la autovía entre San Fernando y Puerto Real. “Pasa inadvertido, pero es posible llegar hasta allí”, reconoce el presidente de la Fundación. Los curiosos que han acudido han comprobado, efectivamente, que los parepetos defensivos mencionados desaparecieron con el tiempo, por el desgaste inevitable del material de construcción. Por eso, desde la entidad se estima necesaria su reconstrucción para la puesta en valor de esta estructura. Así se recoge en las alegaciones que han remitido al Ministerio de Fomento, una segunda petición tras conseguir que se respete la planta estimada del Portazgo.

Fundamentalmente, el colectivo cree que es importante dar un paso más para la conservación de esta batería -que forma parte de un conjunto más amplio conformado por las baterías cercanas al puente Zuazo, el Real Carenero y el propio puente-. Dentro de las medidas de impacto medioambiental que el proyecto incluye, además de la vigilancia arqueológica, creen que debe acondicionarse un enlace desde la vía verde que se planea unirá Puerto Real y La Isla, concretamente desde Tres Caminos al puente Zuazo, para poder llegar a este enclave histórico. Si no es así la batería quedará aislada en una superficie cerrada por los quitamiedos de los distintos tramos de carretera. A esa conexión podría sumarse la comunicación desde el caño Zurraque hasta el foso, que existía entonces y que se mantiene, para lo que sería necesario un dragado. Así las visitas podrían llegar en piragua.

….oOo….

El rey el mejor aliado de La Isla

HISTORIA

El mejor aliado que La Isla tuvo en la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes

  • El monarca dio un respaldo decisivo al 2010 desde que el Ayuntamiento empezó a dar los primeros pasos para el aniversario

0001603157_560x560_jpg000

Los Reyes, el 24 de septiembre de 2010, en la Iglesia Mayor Parroquial en La Isla, durante la recreación del cuadro del Juramento de los diputados, la imagen del Bicentenario de Las Cortes.

Arturo Rivera / San Fernando | Actualizado 03.06.2014 – 06:41

El Bicentenario de Las Cortes -la celebración del 2010- no hubiera sido lo mismo si no hubiese contado con el respaldo de la Casa Real. Su apoyo fue decisivo para que la conmemoración tomara forma y adquiriera el prestigio y empaque que se pretendía desde el Ayuntamiento de San Fernando cuando, algo titubeante, daba los primeros pasos para la gran efemérides a principios de la pasada década. Hubo sintonía. Coincidió el afán isleño por recuperar esa faceta de la historia que liga la ciudad a los orígenes del parlamentarismo y la vocación democrática y la defensa de los valores constitucionales que Juan Carlos I enarboló como bandera de la institución monárquica y que refrendó con ocasión del Bicentenario. Fue un apoyo incomparable. El rey se convirtió en el mejor aliado que La Isla pudo tener para abrazar la celebración del Bicentenario de Las Cortes. Vino en varias ocasiones durante los años previos a la celebración y, en 2010, presidió la sesión parlamentaria institucional que acogió el Real Teatro de Las Cortes y que José Bono, entonces presidente del Congreso de los Diputados, terminó convirtiendo en un sentido homenaje al monarca que propició la transición democrática. Regresó ese mismo año, apenas unas semanas después, para presidir otro acto excepcional que acogió La Isla en su gran año: la apertura del curso universitario.

“Recuerdo que la reina se sorprendió de lo extraordinario del acto porque era la primera vez que se celebraba esta ceremonia académica en una ciudad que no es sede universitaria. Le llamó la atención y nos felicitó por ello sinceramente en la recepción que tuvimos tras el acto”, comentaba ayer el ex alcalde Manuel María de Bernardo, bajo cuyo mandato se celebró y orquestó el 2010.

El que fuera regidor de San Fernando entre 2005 y 2011 insistía ayer en ese apoyo decisivo de la Casa Real y Juan Carlos I a La Isla y el Bicentenario de Las Cortes. “La trascendencia de la conmemoración no hubiera sido la misma sino hubiera sido por el empuje que supuso su apoyo”, apuntó.

Pero además, gracias al Bicentenario, la vinculación histórica que La Isla había tenido siempre con la Casa Real -una relación que estaba condicionada sobre todo por la Armada- adquirió una nueva dimensión que luego se refrendó con la visita de otros de sus miembros, como los Príncipes de Asturias, que en 2008 presidieron los actos del 24 de septiembre.

En realidad, esa relación comenzó a tomar forma en marzo de 1999, cuando los Reyes reinauguraron el Teatro de las Cortes tras su rehabilitación. Aquel acto extraordinario fue el germen del Bicentenario y contó con el respaldo de la Casa Real. Años después, en 2002, Juan Carlos I aceptó gustoso el reconocimiento que le brindó el Ayuntamiento -el primer Premio Cortes de 1810 a los Valores Constitucionales y a la Defensa de las Libertades Democráticas- con lo que prestigió el galardón y, por ende, el 24 de septiembre.

…oOo….

Monsieur Debreuille…

SAN FERNANDO

Monsieur Debreuille…

20140330_7393

elcastillodesanfernando….. Publicado el: Mar, 15 abr, 2014

Quien a la Isla viene, en la Isla se queda. Y es que desde siempre forasteros,  extranjeros, visitantes de otras heredades han venido a nuestra tierra y, de una o de otra forma, han permanecido en ella para siempre.

Este es el caso del Soldado DEBREUILLE, un militar francés, uno más entre los Cien mil hijos de San Luis, un ejército reclutado por Luis XVIII, rey a la sazón de Francia y que pretendía acabar con el constitucionalismo ante el que el Rey, Don Fernando VII, se había visto obligado a  ceder. Pues bien, una calurosa tarde de agosto, Monsieur Debreuille estaba de guardia, cerca del desembarcadero de Punta Canteras, en la entrada al que durante la Guerra de la Independencia (curiosamente contra su paisano Bonaparte) fue una de las baterías que defendían la entrada a Cádiz: el Reducto Inglés número 22. La guardia era como todas aburrida y pesada, recordando otras tierras y añorando otras gentes; si alguna vez has montado guardia en una garita sabes de lo que hablo; pues bien, era una tarde de un caluroso 7 de agosto de 1824 y el aburrimiento le llevó, como a tantos otros quintos, a grabar en la dura piedra ostionera su nombre… ¿Quién habría de decirle al milite Debreuille que su aburrimiento iba a hacer que fuera recordado casi dos siglos después?

Esta pequeña anécdota, me hace recordar que esta nuestra Isla, que un día fue TODA ESPAÑA, está repleta de rincones en los que la historia debería hacerse presente, rincones de historia tanto constitucional, como absolutista, historias de franceses y españoles, de guiris y paisanos, de isleños y forasteros que siempre han luchado por esta tierra, por hacerla suya, por dejar en ella su marca y su recuerdo.

20140224_6451-Editar

¿Seremos nosotros dignos de esa historia? o ¿nos limitaremos a mostrar nuestro aburrimiento, como el señor Debreuille, dejando nuestras ideas olvidadas durante otros dos siglos? ¿Seremos capaces de hacer despertar a nuestra Isla de la modorra estival en la que se encuentra?

Nosotros desde La Otra Cara de la Isla estamos convencidos de que lo haremos, de hecho estamos inmersos en ese despertar, queremos ser el despertador que nos saque del sueño, (más bien pesadilla) en el que visitantes descuidados, isleños conformistas, gobernantes incompetentes, nos han sumergido. Queremos decir fuerte y claro que ya está bien, que la Isla merece mucho más, que tenemos la materia prima, que entre todos podemos levantarla. Queremos unirnos para gritar donde haya que gritarlo y ante quien corresponda que ya estamos hartos, que si ellos, vosotros y nosotros no le ponemos remedio, esta Isla se nos muere de aburrimiento, y tendremos que hacer como el soldado Debreuille, dedicarnos a pintar las paredes…

Al menos Monsieur Debreuille nos dejó para siempre su firma grabada en la piedra.

…..oOo….

SAN FERNANDO

Janer mira primero al pasado

  • Comienzan las catas en una zona arqueológica ‘caliente’

 0001520662_560x560_jpg000

Movimiento de tierras para la realización de los estudios arqueológicos.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 05.02.2014 – 08:51Corría el año 1965 cuando durante la excavación de una zanja en el interior del acuartelamiento de Janer aparecieron varias tumbas púnicas, una de ellas con su ajuar funerario. Del hallazgo no se conoce mucho aunque los especialistas consideran que de ningún modo puede interpretarse como un hecho aislado. Bajo Janer hace tiempo que se sospecha de la existencia de una necrópolis y de restos que pueden remontarse desde la segunda Edad de Hierro hasta la época romana. Una de las referencias que se utilizan al hablar de Janer son las tumbas encontradas en la cercana zona de Villa Maruja, fechadas en torno al siglo V a. c. Por eso, el Janer figura entre los yacimientos catalogados en la Carta Arqueológica de San Fernando. Ocurre, sin embargo, que la zona -dado el uso militar que ha tenido hasta hace una década- no ha sido objeto de ninguna investigación. Hasta ahora.

Ayer, según informó Zona Franca de Cádiz, arrancaron las catas arqueológicas que se llevarán a cabo con anterioridad al desarrollo comercial previsto en la zona, una actuación que ya ha autorizado la Consejería de Cultura y que servirá para garantizar la protección de estos restos. Pero también -eso al menos esperan los especialistas- arrojará luz sobre un yacimiento que está pendiente de un estudio mucho más amplio desde los años 60.

De la faena se encarga una empresa especializada que ha sido contratada por Zona Franca. Es el segundo estudio arqueológico que se lleva a cabo en la zona tras documentar los restos de la batería Doctrinal, catalogada también como Bien de Interés Cultural (BIC). Fuentes del Consorcio gaditano indicaron ayer que han comenzado ya a trabajar en el terreno “con el fin de evidenciar los restos y la extensión del yacimiento y realizar un diagnóstico de su adscripción crono-cultural y su interés patrimonial”. De esta forma, se elaborará la memoria que también se presentará ante Cultura.

 
….oOo…..