751 PYE013.6.- Los Scout San Jorge de La Isla

SAN FERNANDO – 40 aniversario Scout San Jorge

Filosofía scout al modo isleño

  • En los 70 lideraron el renacimiento del escultismo en La Isla.
  • Hoy, cuatro décadas después, abanderan con el mismo entusiasmo un aniversario que esta semana recordarán con varios actos.

 0001351477_560x560_jpg000

Miembros y coordinadores del grupo scout San Jorge, en la céntrica plaza del Rey.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 05.05.2013 – 01:00

Más allá de sus cofradías, que en La Isla un colectivo cumpla 40 años de vida no es nada habitual. Y si además se trata de una entidad de marcado carácter juvenil, el aniversario se convierte en algo realmente extraordinario, una ocasión digna de celebración.

Cuatro décadas con la mochila a cuestas llevan los scouts de San Jorge, entidad que hoy aglutina a cerca de un centenar de niños y jóvenes y que, mediados los años 70, se convirtió en uno de los colectivos que impulsó en San Fernando el renacer del movimiento escultista tras varias décadas relegado al olvido durante el franquismo.

Cuatro décadas de historia que van más allá de meras acampadas y excursiones campestres, más allá del amor por la naturaleza, del compañerismo y de los lazos de amistad.

Son -afirman- 40 años forjando carácteres, actitudes ante la vida, haciendo ciudadanos responsables a partir de niños y muchachos. Ayudándoles a crecer, a madurar, a pensar, a adquirir un compromiso ante la vida… Es la filosofía scout que el grupo isleño de San Jorge asume como un credo irrenunciable.

El aniversario es doble, porque coincide también con el centenario de la presencia scout en Andalucía. Y, curiosamente, La Isla fue una de las primeras localidades que tuvo su propio grupo, allá por 1913. Así que este 40 aniversario no deja de verse también como parte de esta otra efeméride mayor. Apunta este dato historico uno de los veteranos del grupo, Enrique Martínez, que pertenece a San Jorge desde sus inicios.

El grupo, de hecho, nació en el seno del colegio de La Salle, impulsado incluso por la comunidad lasaliana y algunos padres de alumnos como una actividad extraescolar. Pero cuando, a mediados los años 70, se planteó la inclusión de chicas entre los scouts -algo tremendamente revolucionario para la época- el centro escolar se apartó del movimiento.

Iniciaron entonces su andadura en solitario, aunque con el apoyo de un grupo scouts (Maverick) y de un grupo de guías que por aquel entonces existían en La Isla. Al año pasaron a formar parte de la federación de scouts de Andalucía y, posteriormente, de la ASDE, la asociación española. “Aunque seamos un grupo y funcionemos como una unidad, formamos también parte de algo más grande. Eso nos enriquece, aporta mucho. Hay toda una experiencia acumulada. Se ve cuando los chavales participan en encuentros -por ejemplo, hace tan solo una semanas, el festival andaluz de la canción scout que se celebró en Coín, en Málaga- y comparten vivencias con otros chicos de su misma edad, que hacen lo mismo que ellos”, explica José Andrés Ángel, coordinador del grupo San Jorge.

José Andrés pertenece al colectivo desde que era pequeño. Esa es, curiosamente, una de las características de este grupo isleño: que muchos de los que hoy están al frente de la entidad han pasado primero por la base, han empezado en esto desde que eran pequeños.

Cuentan, claro está, con el apoyo de los veteranos y de un grupo de padres, que apuestan por el escultismo como forma de vida, en gran medida porque ellos también fueron scouts cuando eran pequeños. “Me dí cuenta de que a mi hijo, que tiene ocho años, le hacía falta esto. Quería que viviera lo que yo viví como scout”, explica Jorge Walliser, uno de esos padres colaboradores con los que cuenta el grupo San Jorge. “En definitiva, busco para mi hijo lo mismo que ser scout me aportó a mí: forjar su actitud ante la vida”.

“Los niños apenas están con nosotros unas horas a la semana, al margen del campamento de verano y alguna que otra acampada trimestral. No llega ni siquiera a ser un dos por ciento de su vida. El resto del tiempo está con los amigos, en el colegio, con la familia… Y, sin embargo, ser scout marca. Es un estilo de vida”, apunta también Enrique Martínez. Dicho de otro modo, ser scout deja huella en tu forma de ser, en tu manera de ver la vida, de comportarte y de relacionarte con los demás.

Compromiso, solidaridad, compañerismo… son algunos de los términos que este variopinto grupo de escultista desglosa a medida que habla con entusiasmo de una gran pasión que cada día, cada semana, intentan trasladar a los chavales

“El escultismo es un estilo de vida, un camino que se recorre y en el que se van desarrollando habilidades sociales, vas aprendiendo a ser útil a los demás, a la comunidad”, apunta otro de los padres de San Jorge, Benito Parras, que actualmente ocupa también el cargo de secretario de la asociación.

Eso es, precisamente, lo que diferencia al movimiento escultista de otras aficiones. “Evidentemente, no es lo mismo ser scouts hoy que hace 30 o 40 años. Los niños tienen muchísimas posibilidades, una amplia gama de actividades a su disposición. Hay jóvenes que practican hípica, otros hockey…”, explica. “Pero estas ocupaciones se quedan ahí. El escultismo es la única que va más allá para abarcar también un desarrollo personal, una educación en valores, un compromiso social”.

En definitiva, ser scout no consiste simplemente en pertentecer a una asociación que organiza acampadas y actividades al aire libre. Es una forma de vida, como afirman ellos mismos. Y el grupo San Jorge, que ahora cumple 40 años, es uno de los grandes promotores del movimiento desde los años 70.

Los actos que han preparado para celebrar su 40 aniversario comenzaron a principios de abril con una acampada un tanto especial que llevaron a cabo en El Madrugador, en El Puerto. Participaron padres y veteranos de la entidad. “Queríamos que aportaran también su experiencia”, cuenta Isabel María Amat, scouter (monitora) que además se ha encargado de coordinar las actividades. “Creemos que eso es muy importante para los jóvenes”.

Pero las actividades no han quedado ahí. “Hicimos también con los chavales un juego de ciudad, para que aprendieran y conocieran cosas de San Fernando, de la localidad en la que viven, y también para que se nos conociera más en La Isla”, apunta Isabel María Amat. También participaron de un encuentro en el parque Almirante Laulhé y este fin de semana tenían prevista su gran cena del aniversario.

Aunque los actos principales están todavía por comenzar. El próximo jueves está prevista en la Casa de la Cultura de la calle Gravina la inauguración de una exposición dedicada a los cien años del escultismo en Andalucía y, por supuesto, a los 40 de historia del grupo isleño San Jorge.

Ese mismo día, tras abrir las puertas de esta muestra, se ofrecerá una conferencia en las instalaciones municipales del Centro de Congresos de la calle Real que estará a cargo de José Antonio Hernández Guerrero, catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Cádiz. La palabra como testimonio del compromiso con la vida, será el título de esta ponencia que guarda estrecha relación con la filosofía scout.

 
….oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s