981 MYR007.- Un monumento singular

San Fernando

Un monumento singular en San Fernando

Vehículo anfibio

 9 de Abril de 2011

El alumnado y equipo de la Escuela Taller “Trisla”, ha recientemente contruido el vehículo anfibio diseñado hace 200 años por Manuel Sánchez de La Campa para la defensa de La Isla frente a las tropas napoleónicas y ha sido instalado en una de las rotondas de acceso a Bahía Sur. El Alcalde, Manuel María de Bernardo puso de relieve la contribución de la Escuela “Trisla” al Bicentenario con este proyecto que ha servido también de complemento al proceso de formación y trabajo de los participantes.

El trabajo ha sido realizado íntegramente por los alumnos trabajadores del módulo de transformador de plástico y caucho de la Escuela Taller Trisla, perteneciente al Instituto Municipal de Promoción de la Ciudad de La Isla (IMPI) del Ayuntamiento de San Fernando. La Escuela Taller Trisla está ubicada en una nave del polígono empresarial Puente de Hierro y es un programa mixto de empleo y formación en el que el aprendizaje y la cualificación se alternan con un trabajo productivo en actividades relacionadas con la recuperación o promoción del patrimonio artístico, histórico, cultural o natural; con la rehabilitación de entornos urbanos o del medio ambiente; la recuperación o creación de infraestructuras públicas y actividades en general que permita la inserción, a través de la profesionalidad  y adquisición de experiencia, de los participantes. Concretamente, la Escuela Trisla tiene como ámbito de actuación el sector náutico recreativo y dispone, además de este módulo de plástico y caucho, otros dos: electromecánica de mantenimiento y monitor deportivo. Con 24 alumnos/as trabajadores/as en total y dos años de duración, acaba de cumplir su primer año desde que comenzó celebrando de esta forma simbólica su primer aniversario, mediante la entrega a la ciudad de San Fernando, tal como reza la placa colocada en este monumento, de esta réplica como colaboración, participación y conmemoración del Bicentenario.

Un monumento singular

La singularidad del monumento invitan a explicar que este vehículo anfibio, realizado enteramente en fibra de vidrio, consta de una plataforma, a modo de cubierta del barco donde se subían los tripulantes, y era estabilizado en el agua por cuatro flotadores laterales y uno central que podía servir también de rueda en zonas de mínima profundidad como son los caños del entorno de la Isla.

Impulsado por dos remos y el propio empuje de la tripulación (no más de tres personas) dispone de un cañón que era su arma de ataque y defensa, al tiempo que estaba provisto de dos pañoles para almacenar la munición. Alcanza una longitud de más de tres metros y una altura de 2.80 metros con un peso estimado de 200 kgs. Para su anclaje al suelo, la propia Escuela construyó una plataforma de hierro, que soldaron al suelo los técnicos de la Delegación Municipal de Vías y Obras del Ayuntamiento.

….oOo….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s