879 Ayto92.- IMPI sin dinero de la Junta (cierre 1 Oct)

Puestos de trabajo en peligro – 
 

 El Impi aguarda con nervios su futuro

  • Al despido de los ‘Alpes’ se une la incertidumbre por el posible cierre del Impi.
  • Las personas que desarrollan su trabajo vinculadas a este organismo municipal podrían quedarse en octubre en la calle ante la paralización de la actividad anunciada por el Ayuntamiento por los impagos de la Junta.

Una de las agentes locales de promoción y empleo, que ya tiene la carta de despido, ayer en el Vivero.

Amaya Lanceta / San Fernando | Actualizado 18.09.2012 – 01:00

A Mónica los emprendedores la echarán de menos. Ella es la que los atiende, la que les asesora, cuando llegan al Impi (Instituto de Promoción de la ciudad), aunque su puesto de trabajo se ubique en el Vivero de Empresas. A esta técnica -agente local de promoción y empleo- acuden los nuevos empresarios alojados en estas instalaciones para que les ayude con la tramitación de ayudas, subvenciones e incentivos o la búsqueda de financiación pública o privada. Su contrato finaliza el día 30. La carta de despido ya se la han entregado. En esa situación también se encuentran dos compañeros más, Ángel y Miguel (más otro que está en excedencia).

Además, los impagos de la Junta podrían llevarse por delante los empleos de otras cuatro personas, quienes asisten en estos momentos tan difíciles a los desempleados que acuden a Andalucía Orienta. “En muchos casos somos casi sus psicólogos porque los recursos cada vez son menos y sólo podemos intentar infundirles optimismo”. Son palabras de Francisco, uno de los técnicos del programa de empleo mencionado, vinculado a estas tareas de orientación desde hace diez años. El Ayuntamiento anunció la semana pasada que si el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) no paga lo que debe se verán obligados a la paralización de los programas que se renuevan cada octubre. Las primeras víctimas serán estos trabajadores. A esta situación de alarma se suman los integrantes de la escuela taller Islasol Innova, 30 alumnos y cinco profesores y administrativo, que no se volverá a poner en marcha si no llega el dinero. Su actividad se realiza habitualmente en el antiguo economato de Bazán.

En el Impi, que podría cerrar, se respira incertidumbre. En la sala de informática algunos jóvenes buscan por internet trabajo. “Es una de las herramientas que ofrecemos aquí, con Andalucía Orienta. Muchas familias han recortado gastos, e internet ha sido uno de los primeros descartes”, comenta Francisco. Fuera, Amparo atiende el teléfono. Llama alguien que pide cita, pero por el momento desconoce cuándo podrá atender a nuevas personas, voluntarios en búsqueda de trabajo o aquellos del programa Prepara que tienen que acreditar la búsqueda activa de empleo para conseguir la prestación. Acuden jóvenes menores de 30 años, amas de casa que no trabajaban pero que se ven abocadas a buscar empleo por su situación familiar. Muchos hombres -buena parte de la construcción- con más de 40 años, desempleados de larga duración. Personas derivadas de servicios sociales. “Viene gente en muy mala situación. Y tenemos lista de espera. Ahora ya no sabemos que información dar”, apunta esta técnico. En menos de dos semanas podría estar sin empleo. Como sus otros tres compañeros. Como Francisco: “En más de 10 años nunca había vivido nada así, nada de los que está sucendiendo. Hay mucho pesimismo. Hasta ahora pensaba que se podía solucionar, pero cada vez está más difícil y eso que yo siempre he tenido esperanza”. Sólo haría falta que la Junta pagara, al menos parte de lo que debe.

La eliminación de esta actividad perjudicaría a muchas personas, que allí acuden a explicar su situación, en un sitio con intimidad. En las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) eso no sería posible. Incluso sería más complicado que los demandantes de las prestaciones por desempleo acreditaran la búsqueda activa de empleo que la administración les requiere. “Muchas personas no saben hacer curriculum, buscar en los portales de empleo de internet, cómo manejarse en las redes sociales”. Tampoco sería fácil acceder a los programas de empleo, a los talleres, a las prácticas de empresa, porque esto se hace a través de este servicio, en el que el itinerario personalizado de inserción, que diseñan para cada persona, es fundamental.

En un situación complicada estarán los emprendedores a los que asesoran los agentes locales de promoción y empleo (Alpe), concretamente Mónica. Su trabajo va desde la elaboración del proyecto a partir de una idea, el estudio de viabilidad y el posible seguimiento hasta el alta de la empresa. También hay interesados en saber cómo dar de alta una empresa, qué figura jurídica le conviene más. “Algunos están interesados en los despachos. Entonces hago una valoración y una comisión mixta decide si accede a este alojamiento o no”, explica. Precisamente, las diez empresas ahora mismo allí instaladas podrían verse perjudicadas. Primero, porque esta agente local no estaría para ayudarles. Después, porque la ausencia de parte del personal reducirá el horario en el que este edificio estará abierto: sólo estarían las dos personas del Europe Direct, uno con un contrato parcial.

Uno de los técnicos afectados por los recortes, ayer en el Impi.

Los contratos de los Alpes son indefinidos, sujetos a financiación. En su caso, un 30% corresponde al Ayuntamiento; el otro 70%, a la Junta. Es la composición de la Unidad Territorial de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico, UTEDLT, de la que dependen. Finalizados en junio la Administración andaluza los prorrogó tres meses para buscar una solución, puesto que se pagaba con los fondos sociales de empleo provenientes del Ministerio. No la ha habido. “Lo estoy viviendo con muchos nervios. Mis vacaciones no han sido vacaciones”, expresa Mónica. Ángel se muestra más tranquilo. “Cada uno es como es. El problema es que la solución no está en nuestras manos”, reconoce. En sus manos y en las de Miguel sí están la gestión de subvenciones de otras administración para realizar actuaciones. Como el centro de congresos, la rehabilitación del Castillo de San Romualdo, el soterramiento de contenedores. También parte de la gestión del Vivero.

 
….oOo……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s