543 C000.- H.H. Carmelitas de la Caridad Vedruna

SAN FERNANDO

H.H. Carmelitas de la Caridad Vedruna

  • Congregación Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna.
  • El día 27 de Diciembre de 1859 llegaron a Andalucía.
  • Desde el día 17 de Junio de 1860 están las Carmelitas en Cádiz.
  • El día 7 de Octubre de 1863 un grupo de cuatro Hermanas se encargan del Asilo de huérfanas en San Fernando
  • El 26 de julio de 1888 la Congregación de HH Carmelitas de la Caridad compró dicho edificio situado en la calle Colón.
  • http://www.vedruna.org/ver_documento.asp?pag=24

82_joaquina%20de%20vedrunaNuestra fundadora

La Fundadora Joaquina de Vedruna, Barcelona (España) el 16 de abril de 1783 y murió –el 28 de agosto de 1854-  a los 71 años de edad, dejaba tras sí una presencia consolidada de 27 comunidades  y unas 150 hermanas.

Una mujer con proyectos

Joaquina de Vedruna,
una mujer singular,
impulsora de un proyecto plural.
La experiencia de vidas diversas
en el itinerario de una sola vida.

Un itinerario vital del todo singular y una personalidad notable, hicieron de Joaquina de Vedruna una mujer espiritualmente profunda y socialmente sensible.

En la madurez de su vida,

se consolidó un deseo:

“trabajar por la gloria de Dios y el bien del prójimo”

se abrió paso una llamada:

“acoger en su casa a jóvenes pobres abrasadas en amor de Dios, pero que no tienen lugar en los actuales conventos…”

tomó cuerpo una utopía:

“abrazar todas las necesidades de los pueblos…”

 se hizo historia una respuesta:

la fundación de una Congregación religiosa de nuevo cuño, hoy llamada Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad-Vedruna. 

Cerámica Manso Escorial

Carta fundacional, 81

A DON PABLO DE JESÚS CORCUERA, OBISPO DE VIC
Vic, 19 diciembre 1825

Ilmo. señor:

Joaquina de Mas y de Vedruna, deseosa de trabajar por la gloria de Dios y bien del prójimo, desea abrazar algunas jóvenes pobres que están abrasándose en amor a Dios y quieren ser religiosas, pero como son pobres y no tienen medios ni lugar en los conventos de de pobreza, se están sin poder desahogar su amor al buen Jesús.

Por tanto, le suplico me conceda permiso para abrazar en mi casa algunas jóvenes que con el trabajo y algunas limosnas podrán mantenerse y abrazar la pobreza siguiendo a nuestro Maestro Jesucristo, y también podrán vivir como religiosas. Esto lo pido con permiso de mi padre confesor y otros de espíritu. Que Dios me guarde.
A sus pies esta pecadora,

Joaquina de Mas y de Vedruna

CADIZ

La Congregación de Hermanas Carmelitas de la Caridad, fue fundada en 1826 por Santa Joaquina de Vedruna.

El día 27 de Diciembre de 1859 llegaron a Andalucía. Diez hermanas que vienen voluntarias a San Roque para prestar sus servicios, como enfermeras, a los heridos de la guerra de Africa.

Terminada la guerra en 1860, el Obispo de la Diócesis, Don Juan José Arbolí, pide al Obispo de Vic (Barcelona), de donde son originarias, queden las hermanas en Cádiz, en el edificio conocido como “Hospitalito de Mujeres”, para atender a los enfermos, y desde el día 17 de Junio de 1860 están las Carmelitas en Cádiz.

 Las hermanas fueron muy estimadas por la Curia y la población. Cuando la Escuela del Patronato María de Arteaga quedó vacante, se pidió a la Congregación de H.H.Carmelitas enviase Hermanas tituladas para encargarse de ella.

En 1865 la Madre Paula Delpuig (Superiora General) vino a Cádiz a visitar por primera vez a las Hermanas del Hospital, “conociendo el bien que reportaría a la población una enseñanza religiosa”, pensó establecerla.

Cádiz era una ciudad urbanísticamente perfecta desde el siglo XVII, magnífico puerto sobre el Atlántico, de escala obligada para Canarias y América. Ciudad abierta a múltiples influencias por la gran masa de población flotante y, a la vez, muy comunicada con Madrid y el resto del país por la línea de ferrocarril inaugurada en 1861. Por sobrepasar los 70.000 habitantes le correspondía 12 Escuelas y sólo tenía abiertas 6. Madre Paula, habló con varias personas, pero no halló modo de realizar sus deseos.

En el año 1872 le ofrecen la oportunidad de que las Hermanas tomasen a su cargo la Escuela del Patronato María de Arteaga, dependiente del Obispado.  El día 21 de Abril llegaron las seis Hermanas y el día 27, sábado se hizo la inauguración oficial.

El entonces Obispo Félix María de Arrieta, dirigiéndose al Patrono D. Salvador Moreno, y a la Madre Provincial Carmen Romaguera hizo constar que recibía y aprobaba esa fundación con “gusto particular”, por lo “mucho que se prometía de la educación e instrucción que habían de dar a las niñas pobres las Hermanas Carmelitas”

En 1920 las Hermanas dejan el Patronato y se establecen en la Calle Cánovas del Castillo, pero como la casa no reunía condiciones, en 1962 se inauguró el actual Colegio edificado frente a la Bahía, en terrenos ganados al mar.

El Colegio de “Nuestra Señora del Carmen” es un Centro Concertado.

SAN FERNANDO

AR%20-%20Galleano%20II

Colegio calle Colon

Antes que el Colegio de Cádiz se fundó el de San Fernando. Las señoras de las Conferencias de San Vicente de Paul, deseando fundar un asilo para niñas huérfanas, acudieron a las HH. del Hospital de Cádiz a solicitar hermanas para esto.

El día 7 de Octubre de 1863 un grupo de cuatro Hermanas se encargan del Asilo de huérfanas en San Fernando. Les proporcionaron una casa en la calle Real muy vieja y destartalada y además que había sufrido un incendio. La pobreza era grande y el local inadecuado. Quince meses resistienron en esas condiciones hasta que, al fin, el 1 de Enero de 1865 se trasladaron a la Plaza de La Viñuela.

La dedicación de las Hermanas era atender al grupo de niñas huérfanas que, en esta época, nunca pasaron de 25; sin embargo no siempre bastaban las limosnas y las Hermanas tuvieron que dedicarse a lavar, coser y planchar de encargo a horas extraordinarias.

Cuentan las crónicas hechos de sabor franciscano por su sencillez e ingenuidad como aquello de que en un momento de gran apuro se presentó un borrico cargado de hortalizas, o lo del saquito de dinero, que siempre tenía algo, o el cajón de velas que apareció lleno…

No obstante era preciso hallar una solución para proporcionarse ingresos fijos y se pensó en abrir, junto al asilo, un Colegio con niñas que pudieran pagar. El 28 de Noviembre de 1872 vinieron a San Fernando dos Hermanas para ocuparse de las clases.

El pueblo, por entonces, tenía una población de 24000 habitantes, las escuelas eran insuficientes y se necesitaba educación y formación especialmente para las mujeres. Se abrió Parvulario y 1ª Enseñanza pero las dificultades continuaron y se llegó a pensar que las HH tendrían que abandonar la obra emprendida.

El Sr. Obispo de entonces, D. Jaime Catalá acudió al Ayuntamiento para que no consintiera que las HH se marcharan dejando el Asilo donde estaban acogidas 20 niñas y el Colegio que contaba con 60.

A partir de entonces, gracias a la ayuda municipal y especialmente a la independencia administrativa de las HH. mejoró la situación.

En el antiguo Hospital de San Juan de Dios se instalaron, al cabo de unos años y el 26 de julio de 1888 la Congregación de HH Carmelitas de la Caridad compró dicho edificio situado en la calle Colón. De este edificio primitivo ya no queda casi nada por todas las obras de ampliación que se han ido haciendo.

Cuando la proclamación de la República, en 1931, a pesar de la inestabilidad social, las HH continuaron impartiendo sus clases a las “GRATUITAS” Y A LAS “DE PAGO”, considerando que se hacía una gran labor social.

Al llegar 1936, dado que había expresa prohibición de que ellas pudieran continuar con el Colegio, recurrieron a Doña Dolores Román, maestra nacional, que les prestó un lo cal en la calle de Murillo. Esta señora iba todas las mañanas a buscar a las HH y las acompañaba para que pudieran continuar su labor de forma camuflada. Las HH Nieves peña y Mª Paz Arguijo son dos de aquellas valientes que, por supuesto sin hábito, se atrevían a exponerse.

Al terminar la guerra civil la Srta. Concepción Moreno, hermana de la H. Carmen Moreno, que ejercía una gran labor benefica en Auxilio Social, llevó al Colegio un grupo de niñas necesitadas. Grandes dificultades pasarón, según cuenta la H. Laura Castañón. Con el tiempo, esta situación se terminó y quedo un Colegio con Educación Infantill, Primaria y Secundaria. Actualmente cuenta con aproximadamente un millar de alumnos.

Algo que ha caracterizado siempre a este Centro ha sido su apertura, su acogida a toda clase de niños de todos los niveles sociales y su disponibilidad a colaborar con las necesidades de la ciudad.

SAN FERNANDO – Residencia San José
Tribuna libre / Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna

Toda una vida

Plaza de San Jose (Jose de la Vega y Hospital)

Antiguo Hospital de San Jose

EL HOSPITAL DE SAN JOSE FUE FUNDADO EN 1767 POR EL OBISPO DE CADIZ, TOMAS DEL VALLE, PARA LA ASISTENCIA DE POBRES DE SOLEMNIDAD Y TRANSEUNTES, EN LA REAL VILLA DE LA ISLA DE LEON, HOY SAN FERNANDO, LOCALIDAD QUE EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XVIII EXPERIMENTO UN IMPORTANTE CRECIMIENTO DEMOGRAFICO, POR EL TRASLADO DEL DEPARTAMENTO MARITIMO. EL HOSPITAL FUE UTILIZADO DESDE SUS COMIENZOS PARA LA ASISTENCIA DE TROPAS DE MARINA Y EJERCITO, Y A PARTIR DE ESTE CONTRATO CONTO CON LA COLABORACION DE MEDICOS Y CIRUJANOS DEL REAL COLEGIO DE CIRUGIA DE CADIZ, ENTRE ELLOS IMPORTANTES FIGURAS COMO JOSE SELVARESA, BERNARDO BEAU Y FRANCISCO JOSE MARTINEZ. HEMOS ESTUDIADO TODOS LOS ASPECTOS DE LA VIDA DEL HOSPITAL, QUE SE ORGANIZO EN PRINCIPIO COMO UN ASILO-ENFERMERIA, AL ESTILO DE LAS FUNDACIONES DE LA IGLESIA

Familiares De Residentes De San José / | Actualizado 12.06.2012 – 01:00

EL calor humano de antes, ya no lo hay. Ese personal que regalaba verdadero amor a los ancianos, se va diluyendo. La total dedicación de las Hermanas Carmelitas a los abuelos y abuelas de esa Residencia San José, definitivamente se ha acabado. Después de 145 años de historia, estas monjas entregadas al cariño y al bienestar de aquellos que lo necesitaban, siempre al frente de la gestión de la Residencia, una labor continuamente encomiada por familiares y allegados que de cerca lo evidenciaba, tras años de esfuerzos, trabajo, dedicación, valentía y, sobre todo, mucho amor, cariño y solidaridad con los más desfavorecidos, se ha terminado. Ahora, precisamente, estas monjas carmelitas se van de San Fernando. Se marchan con discreción, con su personal sigilo y la elegancia espiritual que durante tanto tiempo han demostrado.

Desde que fue cambiada la gestión de la residencia por órdenes superiores (el Obispado), siempre exenta la comunidad religiosa en esta equivocada decisión, y a pesar del escaso tiempo transcurrido, ya se nota la ausencia de ese calor humano que transmitían estas benditas Hermanas. Esa alegría que se palpaba al entrar allí, ya de ellas mismas o de los empleados, los cuales hacían de su trabajo una verdadera vocación, ya no se respira. En la actualidad, las cosas han cambiado debido a la ausencia de las monjas en sus anteriores quehaceres, por los contratos finalizados y no renovados que hacen aumentar la labor y las funciones propias de esos trabajadores, que antes dedicaban y regalaban su amor y afecto a los ancianos residentes, sin embargo ahora ya no hay tiempo, aunque la culpa no es de ellos y la tristeza también los embarga. Aquella cercanía a los familiares con palabras de aliento y de alegría, en los momentos difíciles, tampoco existen.

Los familiares que por desgracia hemos sufrido la pérdida de un familiar, queremos agradecer a las Hermanas ese acompañamiento hasta el final; o junto a ese anciano, que desgraciadamente no tenía ningún familiar a su lado, en sus últimos momentos, allí estaban ellas.

Además, creemos que el pueblo de San Fernando, como quedó demostrado en la recogida de firmas, le estará muy agradecido por estos años de dedicación y entrega, quedando también muy afectado por esta apenada marcha.

A las Hermanas: Candelaria, Magdalena, Victoria, Josefina, Elvira, Teresa, Manuela y Rosario; nosotros, los familiares de los residentes, queremos agradecerles toda la labor que han realizado durante tantos años, es decir, toda una vida dedicada al bien de los ancianos y de sus allegados.

Las H.H. Carmelitas de la Caridad Vedruna se van de San Fernando, resignadas, con el mismo silencio que les fue arrebatada su gestión al frente de esta entrañable residencia.

Muchas gracias.

….oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s