981 MYR021.- Monumento a la Estipe

SAN FERNANDO

Monumento a la Estipe

  • estipe: m. bot. Tallo sin ramas terminado en un penacho de hojas; como el de la palmera.
  • La Isla no ha tenido claro, ni tiene, los monumentos insulares.
  • Monumento a la Estipe de la calle San Onofre con la Avenida de la Marina

Monumento a la Estipe de la calle San Onofre con la Avenida de la Marina

puente de ureña

Monumentos

Rafael / Duarte / | Actualizado 20.09.2012 – 01:00

ANTAÑO, ése tiempo pasado, algunas veces peor y otras mejor que ahora, el Teatro de las Cortes, cuando no era Real, traía obras en cartel de Alfonso Paso, Mihura y Buero y, como la cultura isleña suele ser de boquilla como entonces, lo que más primaba en representación eran las Varietés, donde las vedettes, ligerillas de atuendo, siempre sacaban un caricato con ellas, un estrambótico y exagerado actorzuelo, que las llamaba monumentos, que les tiraba al suelo un chalequillo y les decía aquello, siempre reído y aplaudido de “pisa, morena, que paga el Ayuntamiento”. Y digo esto de llamar monumento admirativa o jocosamente porque La Isla no ha tenido claro, ni tiene, los monumentos insulares.

¿Por qué y cómo se conocía a La Isla otrora? Por la sal, y recordemos que la cerrada casa de Lazaga, en la calle Real, que se ve desde el cierro de mi hermano, González Tuero, fue adquirida con el porcentaje del comisariado legal que dejaba la sal a D. José María Lazaga Garay, alcalde de la Isla durante la regencia y que da idea de la producción de sal en esta ciudad, así como el nomenclátor de las innumerables salinas que contorneaban de laberintos salinos la marisma y de la flota de candrays que estuvieron surtos en el Zaporito, Gallineras o en los alrededores de las atarazanas del Logar de la Puente del Puente Zuazo, ya restauradas.

 
La pregunta es: ¿Y dónde hay un monumento a la sal o a su producción o a sus barcos? En Chiclana, donde en una rotonda de acceso por la autovía asoma un barco con cordaje mástil y cangreja, adquirido en localidad portuguesa de Alcacer do Sal, cuando Chiclana era famosa por la vendimia, y más tarde por la parpuja como fiesta. ¿Y El Puerto de Santa María? Bodegas, toros, arqueología, que tiene en la primera entrada un homenaje al salinero, con las monteras, montones, pirámides de Sal, como si aquello fuera su leiv motiv?
 
En la Isla no. La Isla es experta en monumentos raros con expresiones sexuales, ejemplo,
 
  • estipe de la calle San Onofre con la Avenida de la Marina,
  • o la chatarrería de Tusquets, a las que el visitante inquiere con un qué es eso, o qué c…, según la coprolalia personal del preguntante.
 
¿Para cuando una rotonda clásica y veraz con la historia, y no trenes, rulos y vagos experimentos?
 
Ya lo dijo el sursum corda /que de eso no va a haber ná/Que de pueblo que es mi pueblo/siempre todo le da igual.

Monumento a la Estipe de la calle San Onofre con la Avenida de la Marina

….oOo….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s