Francisco G. Conde Mora, historiador.

SAN FERNANDO

Un isleño tras la pista de los obispos de Cádiz en Roma

  • El historiador isleño Francisco G. Conde Mora presentará esta tarde en Roma el segundo tomo de su trabajo de investigación sobre los obispos de Cádiz

0001772472_560x560_jpg000

Francisco Conde Mora, fotografiado en la sede de la delegación isleña de Diario de Cádiz.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 16.02.2015 – 06:41

A sus 36 años, Francisco Glicerio Conde Mora se ha convertido en uno de los historiadores más reputados de la ciudad. Acaba de ser admitido en la Real Academia de San Romualdo, donde será -con notable diferencia- su miembro más joven. En enero, coincidiendo con el 250 aniversario de la constitución del municipio isleño, pronunciará su discurso de ingreso. A muchos, dada su edad, les puede resultar extraña su incorporación a esta institución cultural, donde la experiencia -no cabe duda- es todo un grado. Pero a Conde Mora le avala ya un currículum realmente envidiable que muy pocos han conseguido tener.

Se mueve entre dos pasiones: la historia eclesiástica y la militar. Cuenta ya con ocho libros publicados, una cifra que alcanza la decena si se tienen en cuenta también los trabajos en edición que próximamente verán la luz. Su nombre está detrás del convenio que el Ayuntamiento firmó con la universidad San Pablo CEU para llevar a cabo en la ciudad los cursos de verano de la Cátedra de Cultura de la Defensa, que llevan ya dos ediciones. También de la futura Cátedra Almirante Lobo, que el alcalde anunció hace apenas unos días y en cuya puesta en marcha -asegura- ya se está trabajando. Es profesor de Historia de la Enfermería en el Salus Infirmorum y también alférez reservista con destino en el Archivo de las Fuerzas Armadas.

Hoy, en Roma, en la Pontificia Università della Santa Croce, presentará su último libro: I vescovi italiani di Cadice (1495-1565). Araldica Ecclesiastica, lo que en su traducción al castellano viene a ser un trabajo sobre los obispos italianos de Cádiz que existieron durante los reinados de Carlos V y Felipe II.

Es el segundo tomo que ha dado como resultado el trabajo de investigación que el historiador Conde Mora llevó a cabo para elaborar su tesis doctoral y para la que estuvo dos años estudiando, documentándose y recopilando datos en el Archivo Secreto Vaticano. “El primer tomo –Los obispos de Cádiz (siglos XIII al XIX)– vio la luz el año pasado. Era un estudio genérico”, explica.

En esta ocasión, el libro se centra en una particularidad desconocida para la inmensa mayoría: “Tres cuartas partes de la península itálica eran españolas en aquel momento. Así que era normal. No solo hubo uno sino varios obispos italianos de Cádiz”, explica.

Precisamente, lo inédito del dato, lo desconocido de estos hechos históricos, fue una de las razones que le llevó a pararse específicamente en el estudio de estos obispos en un trabajo que abarca -en sus tres tomos- hasta seis siglos. “Hay una razón por la que este dato no es suficiente conocido. Las fuentes documentales se perdieron durante el saqueo anglo-holandés de Cádiz de 1596”, detalla. Había, no obstante, otra forma de rescatar todos esos datos y de reconstruir la historia: acudir a Roma, al Archivo Secreto Vaticano, donde se conservaban los documentos originales. Y eso es lo que este historiador isleño ha hecho.

El resultado ha sido un trabajo que no deja de asombrar. Y como botón de muestra, Conde Mora aporta algunos datos más que curiosos. Por ejemplo, que el secretario de Luis Aragón, obispo italiano de Cádiz en 1511 -sucesor de Oliverio Carraffa- fue una de las primeras personas que vio La Gioconda cuando Leonardo da Vinci estuvo en Francia. O que otro de estos obispos de Cádiz -Pietro Accolti- fue el que redactó la bula de excomunión de Lutero. “Aunque la promulga el Papa León X fue este obispo de Cádiz, que era también cardenal el que la redactó”, matiza.

La heráldica, que es otra de las debilidades de este historiador isleño, le ha llevado también a encontrar los mismos escudos grabados en una iglesia de Vejer que en la cúpula de San Pedro del Vaticano. “A través de esa heráldica se puede seguir también la pista de esos obispos italianos que tuvo Cádiz”, señala.

A la presentación de esta tarde en la Santa Croce acudirá arropado por un nutrido grupo de académicos de San Romualdo, entre ellos, Enrique Montiel, Juan Manuel García Cubillana, Fernando Belizón… Asistirá también el deán de la Catedral de Cádiz, Guillermo Domínguez Leonsegui. “Él fue el que me puso tras la pista de estos obispos”, confiesa este historiador. A la puesta de largo del libro -editado por ahora solo en italiano- acudirá también el director del departamento de Historia de la Iglesia de la Santa Croce, que es español, Jerónimo Leal.

La obra sobre los obispos de Cádiz de Francisco Conde Mora se completará con un tercer tomo, que abarca su estudio hasta el siglo XIX, y que verá la luz en el proximo mes de octubre. Paralelamente, este isleño trabaja también otro libro: una investigación que recopilará la historia de la parroquia gaditana de San Antonio desde sus orígenes como ermita.

…..oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s