500 C031.- Panteon de Marinos Ilustres – “Masones”

SAN FERNANDO (CÁDIZ)

MASONES SOBRESALIENTES EN EL PANTEON DE MARINOS ILUSTRES

  • A finales del siglo XVIII existía en Cádiz dos logias de rito escocés

MASONERIACADIZ1

 Panteon de Marinos Ilustres

Escrito por: Eduardo Arboleda Ballén (antropólogo) el 18 Ago 2011 – URL Permanente

Una gran mayoría de las casas importantes de Cádiz miran al mar que la circunda. Esta antigua ciudad mercante, museo viviente de un pasado milenario, babel del comercio mediterráneo y de la ruta a las Indias Occidentales, baluarte de la resistencia española a la invasión napoleónica y sede de las famosas Cortes liberales de 1812, fue un hervidero de actividad masónica, como lo corroboran numerosos estudios recientes, y fue también, secretamente, el taller de forja de la revolución de la independencia americana.

untitled5555

Francisco Antonio Mourelle de la Rúa, Victoriano Sánchez Barcáiztegui, Casto Méndez Núñez y Gabriel Císcar y Císcar

1717 es el año que suele darse para señalar el inicio de la masonería moderna. En esta fecha, cuatro logias londinenses fundaron la Gran Logia de Londres. En 1723, fueron redactadas las “Constituciones de Anderson” que contienen las primeras formulaciones de los nuevos fines de la masonería en las que se basan la mayor parte de los masones, los “regulares” -, todavía, hoy.

El término masón viene del francés maçon, que significa albañil. Eran los antiguos picapedreros o constructores de catedrales que se juntaban por gremios. En 1711 dos pastores protestantes hacen las primeras constituciones masónicas en Inglaterra y deciden que en lugar de hablar de Jesucristo o la Virgen María, ya que eran protestantes y no es una sociedad religiosa, decidieron llamar al ser supremo el Gran Arquitecto del Universo en lugar de Dios, Alá o Yahvé.

El Tribunal de la Inquisición en 1738, prohibió la Masonería. Esta prohibición fue sancionada por el apoyo de la autoridad real, mediante un edicto del Rey Fernando VI, en 1751. Y mantenida por Carlos III, pese a su aureola de ilustrado. Este, siendo Rey de Nápoles, había prohibido la masonería bajo severas penas, por considerarla “gravísimo negocio o perniciosa secta para el bien de Nuestra Santa Religión y del Estado”.

477757_masoneriagaditana1

Estas prohibiciones supusieron una barrera casi infranqueable que impidió, prácticamente, el desarrollo de las ideas masónicas.

La primera logia de la que se tiene noticia en España fue la fundada, el 15 de febrero de 1728, en la madrileña calle de San Bernardo, por el Duque de Wharton, con el nombre de “Las Tres Flores de Lys”.

La segunda logia que se creó en el continente europeo fue en Gibraltar. Se constituyó el 9 de marzo de 1729. Llevaba el nombre de “Lodge of St. John of Jerusalem”. Estaba registrada con el número 51, inmediatamente después de la de Madrid, como “Gibral­tar Lodge”. En 1750 algunos militares franceses e ingleses celebraron diversas reuniones masónicas en Barcelona, pero no llegaron a constituir logias regulares. En 1755, fueron denunciados ante el Tribunal de la Inquisición, un grupo de súbditos extranjeros que se reunía en Cádiz.

Federico_Gravina1

Federico Gravina y Napoli, Ignacio María Álava y Sáenz de Navarrete y Cayetano Valdés Flores

En 1772, unos soldados holandeses de la Guardia Walona de Su Católica Majestad el Rey de España, constituyeron una logia, en Madrid, por mediación de “La Discrète Imperiale” de Alost, dependiente del Gran Maestre Provincial de los Piases Bajos. Según los procesos inquisitoriales que se incoaron en aquella época los masones que había, en la España del siglo XVIII, eran en su mayor parte súbditos extranjeros, iniciados en sus respectivos países, que estaban sólo de paso, y que descono­cían muchas veces, incluso, la prohibición que pesaba sobre la Masonería en los territorios de la Corona Española.

Hablar de la masonería gaditana es hablar de más de doscientos años de presencia de masones en estas latitudes. Desde la época dorada de la actividad comercial de sus puertos con América, Cádiz ha constituido una fuente inagotable de logias y de masones. No es casualidad que la presencia de comerciantes, marinos y transeúntes de las más diversas nacionalidades conformasen el carácter abierto y liberal de la población que supo asimilar las costumbres, gustos y novedades que le aportaba esta presencia. De hecho, la primera noticia documentada que se tiene en Cádiz de un masón es en el año 1777 y referida a la documentación que se recoge al fallecimiento de un vicecónsul ruso en esta ciudad. En 1755, hay clara constancia de que Cádiz un grupo de franceses e ingleses, procedentes de Gibraltar, tuvieron reuniones y diversos contactos antes de ser delatado a la Inquisición.

MASONERIACADIZ2

A finales del siglo XVIII existía en Cádiz dos logias de rito escocés, pero su labor en sus principios era fundamentalmente comercial. Sabido es que las sociedades secretas surgen de un sentido de solidaridad ante un peligro o ante una necesidad de cooperación. Una de estas logias es, sin duda, de las más antiguas de España.

El comercio con el extranjero estaba escasamente salvaguardado por el estado, de tal manera que los comerciantes que necesitaban de una series de ayudas, contactos, medidas de autoprotección, solamente en las secretas podían encontrar todas estas necesidades.

3BMASONERIA

La casa en que acostumbraban a reunirse, principalmente para extranjeros sobre todo franceses era la llamada “de la Camorra” (bautizada así por el pueblo, por los ruidos de las discusiones que en él se originaban), se sospechaban actividades de tipo masónico, ateneo artístico-literario. Se supone que, en un principio, fines comerciales y culturales fuesen los únicos que llevaron a los comerciantes de Cádiz a la creación de este círculo, quizá el primero que se funda en España, que se crea, con el fin de recibir y poner al alcance de sus socios los periódicos extranjeros, así como los libros más importantes que se publicaba en España y fuera de ella.

Se conoce, incluso, dos nombres de ciudadanos franceses que en 1794 fueron delatados a la Inquisición por francmasones y por retención de libros prohibidos, constan dos nombres de dos gaditanos oficiales de la Marina en la logia de la Reunión Española de Brest en 1801.

….oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s