899 Ayto07.- La historia de un desfalco

SAN FERNANDO

La historia de un desfalco

  • El desfalco fue posible porque nadie puso interés en las irregularidades que eran conocidas y les valían con las excusas de los cajeros.

Las dependencias de Hacienda, con vigilancia privada. :: C. C.

C. CHERBUY CARLOS CHERBUY | SAN FERNANDO…. 01.10.12 – 00:17 –

¿Cómo se han podido perder 7,8 millones de euros sin que nadie se diera cuenta? La demanda que el Ayuntamiento ha presentado en el Tribunal de Cuentas lo deja bien claro:

  • exceso de confianza,
  • falta de control
  • y caos financiero con un importante retraso en la contabilidad.

Éste es el «caldo de cultivo», tal y como recoge el propio escrito, que propicia un alcance «desorbitado» durante varios años.

El 10 de junio de 2002 es el día en el que comienzan a surgir desajustes en la caja municipal. Hasta el 29 de abril de 2004, esas cantidades se habían podido justificar al no ser elevadas, pero en esa fecha la cifra comienza a ser alarmante con una diferencia entre el saldo contable (lo que debería haber en caja) y el real (lo que realmente hay) de 400.000 euros. Por ello, desde ese día se comienzan a manipular las hojas de caja, el documento que se utiliza para revisar el estado de las cuentas.
 
Según la demanda del Ayuntamiento se manipularon 1.215 hojas de caja.
 
Aunque, ¿cómo nadie se dio cuenta? Según la demanda, por exceso de confianza. Se daba por buena la explicación de los cajeros de que las diferencias entre el saldo contable y el real era porque se contabilizaban los valores como efectivo y no había dado aún tiempo de ponerlos al día. Nadie hizo nada por verificar esta versión y al final todo el personal dio por válido de que los 7,8 millones de euros, que en los programas informáticos aparecía que debía haber en caja, era una cantidad ficticia que provenía de un fallo del arrastre de la contabilidad. Claro que debería de haber saltado en los arqueos ordinarios y extraordinarios.
 
El problema según la demanda es que no se hicieron arqueos ordinarios y en los extraordinarios hay irregularidades a las que nadie les puso remedio, para casar la cifra contable de la caja con lo que había en valores.
 
A pesar de las cifras alarmantes y las diferencias nunca se hace un recuento físico de la caja.
 
Es más, las hojas de caja no aparecen firmadas ni a los cajeros se les exige esa firma, por lo que nadie se hace responsable de las cuentas de la caja. Y todo ello, cuando los cajeros pedían más dinero para nutrir la caja (cuando un vistazo a las cuentas verifica que no hacía falta) sin que el interventor y la tesorera cuestionaran las peticiones.
 
«Resultaba que la fiscalización de la caja en metálico no era efectiva, no se adoptaron medidas ante el desfase del saldo metálico y el contable, dando por buena las explicaciones de los cajeros. Los interventores aprobaban las cantidades informadas por el cajero en los arqueos verificando las cantidades con su firma. Igualmente daban por buena las necesidades de financiar la caja».
 
En definitiva, que según la propia demanda que ahora defiende el Ayuntamiento, el desfalco fue posible porque nadie puso interés en las irregularidades que eran conocidas y les valían con las excusas de los cajeros.
 
C. C. | SAN FERNANDO….. 01.10.12 – 00:13 –
 
En la demanda que el Ayuntamiento de San Fernando (donde gobiernan en coalición Partido Popular y Partido Andalucista) ha presentado al Tribunal de Cuentas, se reconoce por primera vez que el alcance en recursos no contabilizados fue detectado «exclusivamente» por la Cámara de Cuentas. Mientras el andalucista, Manuel María de Bernardo, fue alcalde el Ayuntamiento, siempre defendió que fueron sus técnicos los que detectaron las irregularidades. Sin embargo, en la demanda se expone que solo en el caso de los recursos contabilizados a través de un arqueo extraordinario.
 
Por otro lado, en el documento también se reconoce que el desfase entre el saldo metálico y el real era conocido por todos y no solo por los cajeros y parte de la plantilla de Hacienda. «Los verificadores de ese arqueo extraordinario (tesorera, interventor y alcalde) accedieron a sus respectivos cargos con posterioridad a la existencia de los primeros desajustes contables y que eran conocedores de ese desfase en el desempeño de la caja de metálico de la órbita de la Tesorería y que el desfalco continuó produciéndose de modo creciente durante el desarrollo de sus funciones».
 
Es decir que los cargos responsables de Hacienda también eran consciente del desfase que existían en las cuentas y no hicieron nada por ponerle remedio, al contrario las cantidades continuaron creciendo cuando ellos desempeñaban las funciones de controlar las cuentas de la caja municipal.
 
…..oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s