981 MYR003.- Monumento al Marismeño

San Fernando

Monumento al Marismeño

  • Otra figura que ha formado parte del modo de vida isleño y aún hoy, aunque en menor medida lo sigue siendo, es la de los hombres que han buscado su medio de vida en las marismas que rodean a la Isla de León .
  • Los productos de las marismas han sido el sustento de muchas familias de la ciudad durante mucho tiempo.
  • Por ello se le ha querido hacer un homenaje a estas personas a través de una escultura que representa a un hombre con atuendo “de faena” apropiado para trabajar en la zona de marismas y donde se puede leer la frase: “A los hombres de la Isla que han hecho de la marisma su profesión”.

Marismeño

Esta es una de esas estatuas que…

Esta es una de esas estatuas que pasan casi desapercibidas, como si fueran un simple adorno sobre la acera de una plaza. Está ubicada en la escalinata de acceso a la plaza Tercio de Flandes, mirando hacia el mar. En un lateral, sin una glorieta ni jardincito que la realce y con un color blanco que la enmascara en el paisaje es lógico que parezca como escondida, como colocada allí porque no sabían dónde ponerla.

Y, sin embargo, pocas cosas hay que merezcan tanto homenaje en San Fernando como el marismeño, el hombre que hizo posible la existencia de la ciudad, sin el que la población podría haber sucumbido a alguna de las hambrunas del pasado. San Fernando está rodeada de marismas y las marismas han alimentado a San Fernando cuando la necesidad ha apretado.

Toda la desembocadura del Guadalquivir es una gigantesca marisma. Casi toda ella protegida dentro del Parque Nacional de Doñana. Sin embargo basta mirar por la ventanilla cuando vas hacia Cádiz para ver salinas a los lados de la carretera, marisma convertida en fábrica de sal.

La gente humilde de San Fernando se volcó en las marismas. Almejas, cangrejos ahora amenazados por la invasión del cangrejo rojo americano, navajas, caracoles, camarones, berberechos, chirlas, … el fango produce de todo, tan sólo hay que saber cómo sacarle su fruto y aprovechar la marea baja.

Aquí está representado el marismeño, sobre un fondo de piedras que recuerdan las rocas marinas. Con su cesto y su pertrecho, vestido de camisa fina, pantalones impermeables y botas de agua, su atuendo característico.

En verdad creo que este personaje merece un poco más de atención. Colocarle sobre una glorieta o rodearle con un jardín. Es el pueblo, la representación de los marinos de tierra de San Fernando, monumento inaugurado el 13 de septiembre del año 1982 y colocado en un lugar de paso como si esta imagen del pasado reciente molestara.

Marismeño

….oOo…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s