601 H001.- Historia de San Fernando (I)

Historia de San Fernando: Prehistoria y Edad Antigua

islas de Cadiz 2.000 años A.C.

La historia de San Fernando (Cádiz) es la propia de una ciudad que, debido a su situación geográfica,[1] siempre ha estado relacionada con el mar, motivo que ha hecho que sus pobladores siempre hayan realizado trabajos relacionados con este medio, como la pesca, la almadraba, las salinas, y, desde el siglo XVIII, con la Armada. También el municipio gaditano ha tenido un pasado muy ligado a la trimilenaria ciudad de Cádi, a la que perteneció hasta 1729, como demuestran los numerosos restos, en especial de la Antigüedad, como el desaparecido Templo de Hércules Gaditano.

Los primeros pobladores de La Isla fueron los fenicios, que llegaron a finales del II milenio a. C.,y a los que siguieron los cartagineses y los romanos, que conocieron a la localidad como Antípolis (o Cimbis, aunque este término se asocia a la vecina Chiclana). Durante esta época la bahía gaditana vivió una era de esplendor, debido al emporio comercial de Gades (actual Cádiz), pero tras la llegada de los visigodos en el siglo V, la isla quedó prácticamente desierta. Con la llegada de los musulmanes la localidad volvió a recobrar algo de su antiguo esplendor, pero no fue hasta la Edad Moderna, y en especial, a partir del siglo XVIII, cuando la Isla de León comenzó a vivir una etapa de gran progreso, como lo atestiguan las construcciones de la época. Pero es, sin duda alguna, el acontecimiento de mayor importancia el que se produjo durante la Guerra de Independencia Española, cuando la ciudad, sitiada por los franceses, resistió heroicamente el avance del invasor, y se convirtió en sede de las Cortes españolas y de la capitalidad de la nación.

Prehistoria

Abrazo Neolítico de San Fernando

Anteriores al ser humano se han encontrado restos de seres prehistóricos como el Trilobites, y fósiles de cétaceos de la era pliocénica, localizados en Gallineras, Camposoto y, principalmente, en el Cerro de los Mártires, y que se conservan en el Museo Municipal de la ciudad.[2]

Del humano primitivo se han encontrado restos en Punta Cantera, Torre Alta, Fadricas y en el Sector III de Camposoto, donde se ha encontrado restos de un poblado de esta era. Del periodo Neolítico se han encontrado restos en el lugar denominado como Pago La Zorrera, situado entre el Cerro de los Mártires y Gallineras.[3]

Hay que decir que el terreno donde se asienta actualmente la ciudad de San Fernando no estaba formado en esta época.[4]

Edad Antigua

Durante la Edad Antigua, la isla donde actualmente se asienta San Fernando fue poblada por fenicios, cartagineses y romanos, dejando todos un rico legado, especialmente los romanos.

Fenicios

Los fenicios de Tiro llegaron a las islas Gadeiras (Erytheia, Antípolis y Kotinousa) en torno al año 1100 a. C., fundando la ciudad de Gadir (actual Cádiz), el poblado de Doña Blanca (en lo que hoy es El Puerto de Santa María) y el Templo de Hércules Gaditano (en San Fernando). Los fenicios gaditanos mantuvieron contactos comerciales y económicos con los tartesios. El actual término municipal de San Fernando se encontraba dividido en época fenicia entre la isla de Kotinousa (en la que se encontraría el actual islote de Sancti Petri) y la isla de Antípolis (donde se situaría la actual ciudad). Durante la época de dominación fenicia se establecieron en San Fernando numerosas industrias alfareras (actividad que perduró hasta la época romana), debido a la importancia comercial y económica de Gadir. En la actualidad la ciudad cuenta con el mayor conjunto de hornos alfareros púnicos puestos en valor del mundo, destacando los Hornos Púnicos y Fenicios que se conservan en céntrica plaza de la localidad o los del museo municipal. También los fenicios se dedicaron a la explotación de salinas y de almadrabas, a la salazón del pescado(actividades que han llegado a nuestros tiempos) y a la extracción de púrpura. Y aunque no llegaron a esteblecen un poblado estable (para ello habían fundado Gadir), si que construyeron un templo, conocido como Templo de Hércules Gaditano, situado en el extremo sur de la isla de Kotinousa y en lo que hoy es el islote de Sancti Petri. Actualmente no existen restos del templo ya que fue destruido, probablemente para su uso como cantera de nuevas construcciones.[5]

Cartagineses

Los cartagineses, principal potencia militar en el Mediterráneo entre los siglos VI y III antes de Cristo, llegaron a las Gadeiras en torno al año 400 a. C., para defender a Gadir de la presión de Tartessos. Pronto consiguieron derrotar a los tartesios y dominar Gadir. En San Fernando tampoco construyeron un poblado, aunque continuaron con las actividades comerciales fenicias y con la dedicación al culto del templo.

Romanos

Al finalizar la Segunda Guerra Púnica, los romanos derrotaron a los cartagineses y se apoderaron de Hispania. En el año 206 a. C., las tropas de Escipión el Africano entraron en Gades sin la menor resistencia, tras el acuerdo entre los magistrados gaditanos y el lugarteniente de Escipión Lucio Marcio. Durante la época de dominación romana, Antípois (nombre dado por los romanos a la isla de San Fernando), al igual que toda la bahía, vivió una época de esplendor y fama en todo el Imperio romano, debido a la exportación del sabroso Garum, y, en menor medida, explotaciones agrícolas, la industria de salazón de pescado y las manufacturas. Antípolis carecía de categoría jurídica y administrativa específica, por lo que se asocia con Ad Pontem (poblado situado junto al puente-acueducto, actual Puente Zuazo) o con el Ad Herculem (nombre que proviene del Templo de Hércules). El Templo de Hércules continuó siendo un lugar de culto, ahora al culto romano, a lo que se unió la faceta de centro administrativo. Cuenta una leyenda que Julio César, por entonces cuestor del pretor Gaius Antistius Vetus, lloró amargamente ante una estatua de Alejandro Magno situada en dicho templo. Por aquella época se supone que existía una colosal estatua de más de veinte metros sobre en templo. Durante la guerra guerra civil entre César y Cneo Pompeyo, el templo fue saqueado por el general del ejército pompeyano Marco Varrón, destacando tesoros como el Olivo de Pigmalión, que tras la victoria de César fueron devueltos a este. Los romanos construyeron un acueducto situado en el lugar donde hoy se encuentra el Puente Zuazo, y que abastecía a Gades de agua procedente de El Tempul.

….oOo….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s