642 H001.- Las recreaciones históricas

Un pilar del 24 de septiembre. ¿Por qué nos vestimos de época?. Tres formas de vivir la fiesta

La Guardia Salinera con el rigor por bandera

  • “Queríamos que los mayores participaran”, “No es hacer un personaje, es saber la Historia”
  • Integradas en la Asociación Napeoleónica, sus recreaciones se han convertido en una cita imprescindible cada 24-S.
  • Los socios del centro de día se convierten en entusiastas voluntarios distinguidos y salineros escopeteros.
  • La recreación del cuadro-icono del 24-S, ‘El juramento de los diputados’, intenta mostrar qué ocurrió en aquella jornada.
  • La Guardia Salinera, el Centro de Día de Mayores y la asociación 24 de Septiembre

Eduardo Albarrán / San Fernando / Eduardo Albarrán / San Fernando / Eduardo Albarrán / San Fernando | Actualizado 16.09.2012 – 01:00

Son, a criterio de los historiadores de la ciudad y expertos en la materia, el grupo que de manera más fiel se acerca a la realidad histórica que aconteció en los años que duró el asedio francés a la ciudad.

Están integrados dentro de la Asociación Napoleónica Española , que es, por así decirlo, la agrupación que aglutina a todos los colectivos dedicados a las recreaciones históricas que se llevan a cabo en las distintas ciudades en las que se vivió algún episodio de la Guerra de la Independencia.

En San Fernando, bajo el nombre de Guardia Salinera, este colectivo nació en el año 2006 a tenor de las actividades realizadas por el Ayuntamiento desde el año 2001.

Formada por un grupo de personas que estaban interesadas en que vinieran a realizarse este tipo de recreaciones históricas a San Fernando -y con el precedente de los movimientos surgidos en Bailén con igual fin- se dieron en su momento los pertinentes pasos para que esta asociación viera la luz en La Isla.

La particularidad de pertenecer a esta formación nacional (la Asociación Napoleónica) radica en la unión que existe para la recreación de cualquiera de las batallas, en las que se coordinan todos los grupos. Es decir, que unos y otros comparten recursos para hacer más vistosas las representaciones. El año que más participación han tenido fue en 2010 -como no podía ser de otra forma- con 340 efectivos del resto de las asociaciones. En total, con los voluntarios propios de la formación isleña, sumaron los 400 en las distintas recreaciones.

En la actualidad cuentan con material necesario para vestir a 30 personas de época, dos embarcaciones cañoneras (es el único sitio de España en el que se ha realizado este tipo de réplica) y armamento que va desde fusiles hasta una pieza de artillería.

Con la ayuda de la asociación nacional y tras el estudio de los hechos locales confeccionaron un primer uniforme en el que se recrea el de los voluntarios de la Isla de León, que eran tropas de infantería que combatían a pie con fusiles. En el asedio, cuando las unidades militares se vieron faltas de efectivos reclutaron a personal civil que se sumaron al esfuerzo militar. Y ese es el uniforme que recrean. Tal como nos dice su presidente, Francisco León, “el uniforme está realizado con tela de paño gruesa, y dispone de un peto azul celeste con bocamanga y cuello, además de un correaje de cuero y el sombrero de copa característico”.

Pero no quedaron aquí las ilusiones de este grupo. “Una vez que conseguimos tener los primeros uniformes nos pusimos manos a la obra para disponer de embarcaciones de madera construidas por nosotros mismos y tras esto confeccionamos los uniformes del personal que iban esos barcos: además de los voluntarios, la marinería y los artilleros que manejan el cañón, de ahí lo de embarcación cañonera” explica Francisco León.

Aunque nacieron como una club deportivo, su objetivo más próximo es convertirse en una fundación, algo que ampliará sus fines más allá de las recreaciones históricas habituales cada 24 de Septiembre para dedicarse a la divulgación de los hechos históricos mediante otro tipo de actividades que planean poner en marcha.

“Somos los herederos de aquella historia y por eso tenemos que tener presencia física en los actos”. Es la contundente afirmación que hace Miguel Camas, presidente del Centro de Participación Activa para Mayores de la ciudad.

La dirección del centro tuvo claro desde el principio, desde los primeros años en los que se comenzó a fraguar la celebración del Bicentenario. Era necesario que los mayores también estuvieran presentes en la festividad aunque no supieron la forma en la que podrían encajar dentro de los actos institucionales.

Finalmente, y gracias a varias subvenciones del Ayuntamiento, se decidieron a poner en marcha un taller de confección de ropa de época que se encargó de elaborar los distintos trajes que portarían en desfiles y actos organizados para la celebración de la festividad histórica.

“Queríamos hacer una recreación para potenciar la participación activa de los mayores. Podríamos dedicarnos a hacer otro tipo de cosas, como también las hacemos, pero creímos que sería bueno tirar por este camino”, afirmó.

Sobre la tipología de personajes que representan el presidente del centro comenta que “en la actualidad el centro tiene trajes de los voluntarios distinguidos, que son los uniformes clásicos de aquella época, en tonos azules con chistera y el plumero rojo, además del armamento”. Y añade: “También tenemos los trajes de los salineros escopeteros y los de las mujeres, que cada año se suman en mayor número”.

Su gran empuje -la confección de casi todos los uniformes y trajes- se dio en los años previos al 2010, aunque cada año -asegura- se aumenta el número en algunas unidades más debido a la demanda de participantes que tienen para colaborar en este ambicioso proyecto. Su entusiasmo en la calle es notorio, arranca aplausos y las sonrisas del público.

Los vestidos, que guardan en el propio centro, es uno de sus bienes más preciados que tienen. En la actualidad construyen una réplica de un pequeño cañón de atrezzo que utilizarán a partir de la próxima recreación en la que participarán.

Algunos de sus socios, mientras comienzan a vestirse con cada uno de los trajes, recuerdan el esfuerzo que han debido realizar para poder conseguir este patrimonio material e incluso bromean acerca del ascenso de una categoría a otra de alguno que, en esta ocasión, se ha equivocado de traje con respecto a anteriores interpretaciones.

Desde la participación en los propios actos institucionales a aquellos organizados por entidades privadas, siempre colaboran de forma desinteresada, puesto que “nuestro objetivo es que se conozca este importante hecho histórico que aconteció en la ciudad y que nosotros estamos orgullosos de ser partícipes no como simples observadores sino aportando nuestro tiempo y esfuerzo”.

Aunque les gustaría que otros colectivos se sumaran a los actos, saben que desde el Centro de Mayores la participación va a seguir aumentando en número ya que a la recreación histórica le han sumado este año una representación teatral, fruto del acercamiento histórico al que quieren llegar con sus actividades.

Juan Luis Moreno y Antonio Benítez son dos de los componentes de la asociación histórico-cultural 24 de Septiembre de 1810, un grupo de personas que se reunieron varios años antes de la celebración del bicentenario de 2010 y a raíz de una visita a los actos que durante esa época se celebraban en Cádiz decidieron que sería bueno crear algo para que los acontecimientos de San Fernando se igualaran a la repercusión mediática que tenían los de la capital gaditana.

La forma en la que quisieron encauzar esta difusión fue mediante la recreación del cuadro de José Casado del Alisal, el mismo que se encuentra en el Congreso de los Diputados y representa el hecho más importante de todos los que acontecieron en la ciudad: el juramento. Su puesta en marcha tuvo un arduo trabajo previo -varios años, comentan- especialmente en lo que toca a la documentación histórica por parte de un amplio grupo humano.

La elaboración de los trajes, la preparación de cada uno de los personajes y la puesta en escena les llevó hasta el 24 de septiembre de 2010, la gran fecha, su gran momento. “Hicimos la representación coincidiendo con la visita del Rey en los actos institucionales, algo que nos llenó de orgullo y que creemos fue un gran aporte a la jornada tan importante en la historia de la ciudad”, aseguran.

Las ropas son una aproximación casi exacta a las que se utilizaron, y según el personaje que representan tienen más o menos adornos. Incluso evitan la presencia de relojes, anillos, y otros elementos que no coinciden con la época.

En la elección de cada una de las personas que representan, entre otros, al duque de Alburquerque, Javier de Castaño o Francisco de Saavedra, se escogió por parte de Manuel Foncubierta -encargado de la selección- a los voluntarios que daban un perfil más cercano físicamente a los representados en el histórico cuadro haciendo que la representación guarde una estrecha aproximación incluso en las caras de las personas.

“No es solo colocarse en la misma posición del cuadro”, comentan sus dos representantes, “Es conocer la historia completa de lo que sucedió, saber qué papel jugaba cada personaje de los que representamos y su actitud, es algo imprescindible para que sea algo más que colocar a una persona en un sitio”.

Cada vez que este grupo hace alguna de sus recreaciones deben pasar antes por el Museo Histórico Municipal, lugar donde se custodian cada uno de los trajes que se elaboraron gracias a la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad. Esta medida, apoyada por la asociación, ha servido para que durante los años que se lleva recreando la escena constitucional se conserven sin ningún tipo de problema y para poder coincidir todos los integrantes del grupo en un mismo lugar.

Su objetivo más próximo es hacer que personas más jóvenes se integren dentro de la asociación, para que -como dicen- “no se pierda esta forma de acercar la historia de la ciudad de una manera tan original”.

Revistiéndose del 24-S.

Dentro de los grupos y colectivos que colaboran y participan en la fiesta, los de la Guardia Salinera, el Centro de Día de Mayores y la asociación 24 de Septiembre fomentan desde sus recreaciones con trajes de la época una manera distinta para acercarse al momento histórico que se intenta revivir. Cada uno a su manera, con actividades distintas, intentan no ser meros observadores sino fomentar la participación activa. Destaca la indumentaria realizada a tal efecto, cobrando vida, 202 años después, los principales protagonistas del frustrado asedio francés a la villa isleña.

 
….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s