570 C000.- Iglesia del Carmen

Monumentos: Templos

La Iglesia del Carmen  de San Fernando

  •  La primitiva imagen de la Virgen del Carmen, que procedía de Indias.
  • En abril de 1680 se obtenía la licencia de fundación, llegando los primeros monjes en mayo de ese mismo año.

Foto: © José Mª. Collantes González

La promesa de fundar un Convento de Carmelitas Descalzos realizada por D. Juan de Isla a su confesor, sería el primer paso para la implantación de esta orden en la Real Isla de León.

Desde su llegada a Cádiz como nuevo Obispo, D. Juan de Isla intentó realizar esta fundación. El elevado número de conventos que existía en Cádiz, y la petición anterior de los seguidores de San Francisco de Paula retrasarían la creación de un Convento de Carmelitas en la ciudad.

Pero esto no sería un inconveniente para el nuevo Obispo pues en poco tiempo proponía que dicho Convento se realizase en la Isla de León.

Para iniciar la construcción de lo que habría de ser iglesia se designó al maestro sevillano Diego Carrasco, quien ya trabajaba para la orden en Sevilla. En la primitiva iglesia, una barandilla de madera diferenciaba el presbiterio del cuerpo del templo, y otra hacia lo mismo con el coro. A todo ello había que añadir una pequeña sacristía situada tras el coro y sobre ella una serie de celdas. La portada de la iglesia quedaba configurada por la antigua puerta de la hacienda. El convento perdió su fachada original en 1724, pero aún conserva, aunque muy reformadas algunas de sus dependencias.

Desde el principio la orden contó con importantes benefactores, uno de los cuales donó la primitiva imagen de la Virgen del Carmen, que procedía de Indias. Esta originaria iglesia del Carmen permaneció abierta al culto hasta que en 1733 se inauguraba la actual.

La gran cantidad de simpatizantes con que contó la orden desde el primer momento, entre los que se encontraba el comerciante genovés D. Limbiano Escalloso, hizo que ya desde finales del siglo XVII se intentase construir una iglesia de mayores dimensiones y mejores características. Este proyecto se llevaba a cabo en el primer tercio del siglo XVIII. El maestro encargado de dirigir las obras fue Juan de San Román.

La actual iglesia del Carmen tiene planta de cruz latina con tres naves. La central se compartimenta en cinco tramos por medio de pilares a los que se adosan pilastras toscanas. Al crucero se abren tribunas. El coro, que se sitúa en alto, a los pies de la iglesia, ocupa los dos últimos tramos. en la nave del evangelio, a la altura del crucero se encuentra una capilla de planta poligonal ocupada en la actualidad por la Hermandad de Ntra. Sra. del Carmen y que antiguamente fue la capilla del Sagrario. La cubierta de la iglesia se realiza mediante bóveda de cañón con lunetos, dividida por arcos fajones en la nave central y bóvedas de aristas en las naves laterales. En el crucero se sitúa una bóveda semiesférica sobre pechinas.

La fachada se compone de dos cuerpos. El inferior ocupa la mayor parte, mientras que el superior está formado por la espadaña -casi torre de campanas-, y el frontón triangular que remata el conjunto. Verticalmente el cuerpo bajo se divide en tres calles, la central de doble anchura que los laterales. En estas últimas se abren ventanas rematadas con frontón casi semicircular adornados con pináculos. En la zona central se abre puerta de ingreso, fechada en el primer cuarto del siglo XVIII. La zona baja se realiza mediante un arco de medio punto flanqueado por pilastras sobre las que corre un entablamento rematado con frontón triangular partido, cuyos vértices ornan pináculos. El centro de esta composición lo ocupa la hornacina central que alberga la imagen de Ntra. Sra. del Carmen, realizada en mármol por Cayetano de Acosta a mediados del s. XVIII.

Foto: © José Mª. Collantes González

El retablo mayor iniciado según las trazas del maestro ensamblador Pedro del Valle, cambió varias veces su planta. Se inició en 1721 con la madera de cedro traída de Honduras, donada por D. Francisco de Reyna, y se culminó en 1736, aunque su definitiva conclusión con el dorado no llegaría hasta 1769.

Se divide en tres calles por medio de estípites, la central la ocupa el camarín donde se ubica la Virgen del Carmen sedente con el Niño Jesús, obra policromada y estofada fechada en 1740. En el testero izquierdo del crucero se encuentra un retablo de gusto neoclásico, que alberga una de las piezas más interesantes de la iglesia, un San José, realizado en Génova a mediados del siglo XVIII, firmado por Pietro Galeano.

El primer retablo de la nave del evangelio lo ocupa una talla de Jesús Nazareno de vestir fechable en el primer tercio del siglo XVIII. Destaca en el tercer tramo el retablo de Cristo crucificado, interesante imagen de origen italiano.

Por lo que respecta al flanco de la derecha, en el testero del crucero se encuentra el retablo de la transverberación de Santa Teresa, imagen fechada en Nápoles en el año 1757 firmada por Felipe Buonfiglio.

En la nave de la epístola, destacar el retablo del Cristo yacente de la Hermandad del Santo Entierro, procedente de la antigua capilla de la Salud, también de origen italiano.

En abril de 1680 se obtenía la licencia de fundación, llegando los primeros monjes en mayo de ese mismo año.

….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s