La rehabilitación del Castillo

José Carlos Sánchez. Responsable de la rehabilitación del Castillo de San Romualdo

“Acabar la rehabilitación se ha convertido en un reto personal”

  • Este arquitecto dirige la intervención que se desarrolla en el Castillo de San Romualdo, la obra de mayor duración que se lleva a cabo en La Isla
  • Cuando está a punto de comenzar la última fase, que acaba de ser adjudicada, reflexiona sobre el conjunto de una actuación que -confiesa- le ha fascinado

0001560576_335x335_jpg000

Estado que presenta en la actualidad el Castillo de San Romualdo.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 06.04.2014 – 12:07

-La rehabilitación del Castillo de San Romualdo es la obra que mayor duración está teniendo en San Fernando. Se remonta a finales de los años 90, cuando se inició la expropiación y demolición de las fincas anexas. Tantos años de obras marcan a la ciudad y, supongo, que también al arquitecto que está al frente de la actuación desde el principio.

-Tuve mi primer contacto con el Castillo hace casi tres lustros. Culminaba entonces el importante esfuerzo municipal de liberar al monumento de construcciones añadidas, y comenzaba tímidamente una necesaria labor documental, histórica y arqueológica. Fue necesario reorientarla para dar soporte a la restauración integral que empezaba a gestarse. El Castillo era prácticamente desconocido a pesar de su trascendencia histórica, y esta primera etapa lo hizo más visible en la ciudad. Se había producido una degradación y alteración importante debida a usos incompatibles con su condición de monumento y el proyecto debía recuperar su valor patrimonial devolviéndole además su carácter de hito urbano trascendentemente ligado a la historia de San Fernando. Lamentablemente las dificultades de financiación, que han obligado a fragmentar repetidamente el proyecto, han alargado este proceso de forma excesiva y complicado notablemente su desarrollo. Esto ha demorando la apropiación de este bien común por parte de los ciudadanos y para mí se ha convertido en un reto personal terminar lo que empezamos años atras, a pesar de vivir momentos de incertidumbre

-Esta obra, ¿le ha sorprendido en algún momento?

-Con el paso de los años se me han ido haciendo cada vez mas perceptibles los silencios o sonidos de sus espacios. Estando solo en su interior he sentido una solemnidad y quietud trascendente, al abrigo de sus bellos y austeros espacios abovedados.

-En cierta ocasión ha comentado que el Castillo, antes de la obra, estaba en muy mal estado. ¿Hasta qué punto corría peligro?

-Las primeras visitas de inspección solo se pudieron realizar en una parte del edificio. En el ala sur quedaban restos de un antiguo mesón y estaba en uso una vivienda, con dependencias adosadas por el patio. El ala este la ocupaba una carpintería metálica en funcionamiento, con el antiguo reñidero de gallos en la iglesia. Había un depósito de aceites usados… Todo el edificio se encontraba muy compartimentado y deteriorado, pero eran especialmente llamativas las infiltraciones de agua en las alas norte y este. Se apreciaba una enorme grieta activa en cubierta, de unos 15 a 20 centímetros de anchura, que discurría en paralela a uno de los muros del patio, que además presentaba un importante desplome. Sus arcos transversales estaban peligrosamente fracturados por el desplazamiento de la línea de compresión. Se realizaron catas y sondeos en el terreno, y el estudio geotécnico desveló el irregular apoyo de los muros sobre la roca soporte. La extracción de testigos inalterados en los muros reveló su heterogénea composición y la presencia en su interior de alarmantes oquedades producidas por la disgregación de los materiales de relleno. Se completó un primer cuadro patológico del área accesible con un registro de humedades y también con un mapa de grietas y fisuras, con sus características visibles destacadas. No se puede afirmar que fuese inminente un puntual colapso, pero sí se constataba un proceso de degradación estructural. El riesgo para la estabilidad de algunos elementos era, al menos, preocupante.

-¿Cómo definiría su proyecto de rehabilitación?

-En principio hubo de ser necesariamente un proyecto estratégico, metodológico. No había información suficiente sobre el inmueble y era necesario programar una intervención perfectamente definida, aunque suficientemente versátil para que el resultado de las investigaciones se incorporase con naturalidad a la restauración. Tras algunas reservas iniciales se atendió mi solicitud de extender el análisis arqueológico también a la totalidad del edificio y no sólo a los elementos soterrados. Esto no es muy habitual en edificaciones con estas características en las que, por su austeridad constructiva y la aparente pobreza de sus materiales, se puede dudar de la oportunidad de un análisis paramental. Esta metodología, en la que se incluye también la información procedente de catas, sondeos y diversos ensayos de laboratorio, nos ha permitido conocer con gran aproximación la génesis, la evolución constructiva y los materiales y técnicas empleados. También se ha investigado y documentado el inédito foso que rodea al Castillo, hecho de una extraordinaria importancia. Podría decirse que se han trascendido los límites de un proyecto convencional, llegando a convertirse en un integral y ambicioso programa de recuperación patrimonial, del Castillo y de su enclave urbano. Su compleja gestión ha abarcado desde la tramitación de expedientes de expropiación, la demolición de edificaciones, las campañas de investigación científica, la consolidación y restauración del edificio y finalmente la proyección de su uso público.

-Cuando un arquitecto se encuentra con un inmueble tan especial como éste, se le plantea todo un reto. Hay que recuperar un edificio histórico, que tiene mucho que ver con la propia historia de la ciudad, pero también hay que plantear su futuro uso. ¿Cómo se compagina eso?

-La formalización del proyecto de consolidación y restauración obliga a tomar decisiones. Un proyecto no cobra forma sólo analizando la información aportada por todos los especialistas. Para mí, el objetivo fundamental era mantener un conjunto armónico que respetase la identidad y las huellas de cada etapa histórica de la fortificación. Es necesario analizar pausadamente y reflexionar sobre esa valiosa información evitando que la restauración pueda llegar a convertirse en un muestrario de elementos en disonancia con el edificio en su conjunto. La restauración misma es una interpretación personal que, sobre una base científica, ha procurado configurar un relato biográfico del Castillo. Para potenciar esto se exhiben además algunos restos históricos a modo de objetos museísticos, que cuentan sin palabras esa biografía. Esto se podría entender como una anticipación del uso expositivo del edificio, el que mejor empatiza con la calidad de sus espacios según mi interpretación. Pero surge aquí una paradoja que introduce un grado de complejidad adicional, ya que el uso más adecuado es a la vez el mas difícil de implementar siguiendo los estándares expositivos contemporáneos. He procurado resolver ese desafío alcanzando un cierto equilibrio entre ambos requerimientos, predominando el respeto por su atmósfera interior y la calidez de sus espacios.

-En cierto modo, y esto ha ocurrido también con otras rehabilitaciones que se han llevado a cabo en la ciudad (el Real Carenero, en el Sitio Histórico del Puente Zuazo, por ejemplo), la ciudad no ha tomado conciencia de la importancia del Castillo de San Romualdo hasta que no ha empezado a descubrir los resultados de la intervención. Para los isleños ha sido una especie de despertar, de descubrimiento…

-Aunque el Castillo de San Romualdo es una edificación de una modesta apariencia externa, su interior es de elegante trazado, con un repertorio de bóvedas muy interesante. Siendo una construcción cristiana, la participación de alarifes musulmanes en su construcción ha dejado singulares huellas en su traza, importantes huellas que también dejaron las posteriores ocupaciones del Castillo. Su reintegración como elemento patrimonial y cultural a la ciudad es el paso determinante para que la ciudadanía se apropie sentimentalmente de este legado que hemos recibido de nuestros antepasados.

-Toda rehabilitación implica cierto debate: es decir, ¿hasta dónde hay que recuperar lo antiguo? Se lo pregunto porque el Castillo es también un resultado histórico, fruto de distintas épocas. ¿Hasta dónde debe abarcar una rehabilitación?¿Hasta dónde se ha llegado en este caso?

-Es un debate que está en el centro de toda restauración arquitectónica. Existen criterios y métodos de intervención comúnmente aceptados pero cada proyecto es singular. Es necesario discriminar lo fundamental de lo irrelevante pero sin alterar la esencia. A veces es necesario preservar oculto y protegido un elemento interesante porque las superposiciones y añadidos sobre él también son importantes. Pero es muy diferente restaurar una edificación o unas ruinas sólo para hacerlas visitables, que restaurar manteniendo un mismo uso, como puede ser un edificio religioso. O bien restaurar adaptando al monumento a una actividad contemporánea que le permita su pervivencia cuando el uso para el que se edificó ya no es posible. Según qué casos ésta puede ser una buena opción para el mantenimiento del edificio cuando un régimen de visitas no puede asegurar su mantenimiento. En el Castillo de San Romualdo se ha procurado mantener una imagen coherente y austera de acuerdo con los principios de su concepción. Esa imagen ofrece una visión diacrónica de su historia, con estratos y sedimentos de todas sus etapas, incorporando en lo posible algunos restos arqueológicos que ayudan a su comprensión. Pero además se deben cumplir las normas y códigos que garanticen un uso adecuado, seguro y confortable, de acuerdo con su actividad futura.

-Ha sido una obra complicada. Se ha tenido que dividir en múltiples fases para poder afrontarla a lo largo de todos estos años. Y eso ha ido condicionando la actuación, su evolución. También ha tenido varios y largos parones, casi siempre, claro, por problemas de financiación.

-La gestión de todo ese proceso ha sido enormemente compleja. La división en fases ha estado generalmente determinada por la falta de financiación y ha obligado a veces a segmentar capítulos o secuencias de obra que debieran haber sido ejecutadas sin solución de continuidad. Esto provoca desajustes, y a veces problemas técnicos que es necesario considerar. El revestimiento de los paramentos es uno de estos casos en los que el excesivo tiempo transcurrido entre la aplicación de las capas previstas ha provocado una disminución de la adherencia superficial, por la aparicion de sales procedentes del interior de los muros

-Acaban de adjudicarse las últimas obras de la rehabilitación. ¿Qué es exactamente lo que se va a hacer ahora?

-Se finalizarán los trabajos de restauración, con un nivel y calidad de acabado como el que se puede observar en algunas zonas del interior del Castillo. Se adecuará el patio para su uso, de forma que se puedan ofrecer montajes escénicos. También se dotará al edificio del sistema de canalizaciones y espacios técnicos que permitirán en el futuro incorporar las instalaciones previstas, que son de gran importancia.

-El revestimiento del Castillo ha sido una de las cuestiones que quizá más han comentado los ciudadanos de la intervención. ¿Cómo se va a ver el castillo cuando acaben las obras?

-El aspecto final es fácil de imaginar ya que es el que ofrecen en la actualidad los paramentos de la antigua iglesia y alguna de las torres. Es el aspecto que tendran los paramentos pendientes. La cal ha sido el revestimiento de protección que ha tenido históricamente el edificio. Se ha aplicado cal natural con una composición y coloración determinada en función de los restos arqueológicos presentes en la merlatura restaurada en el interior de la torre suroeste.

-En este tiempo, han salido a la luz importantes hallazgos arqueológicos en el entorno del castillo de San Romualdo, algunos de ellos fascinantes. ¿Eso ha obligado a ir modificando criterios de la rehabilitación?

-El enfoque del proyecto inicial ha permitido mantener una estrategia de intervención sin grandes variaciones. Evidentemente la aparición y documentación de nuevos restos dentro y fuera del Castillo ha ido perfilando la restauración final, definida con mayor precisión. El proyecto no ha variado, aunque en cada una de las fases se ha ido actualizando dicha documentación. El entorno del Castillo se sitúa en otro proceso diferente. Tuve la fortuna de ganar el primer premio del concurso sobre el entorno convocado en 2007 por Esisa y el Colegio de Arquitectos de Cádiz, en el que proponía la integración del foso del Castillo en el espacio urbano. Era una obra importante, de la que solo se ha llegado a redactar el proyecto básico. El foso es uno de esos hallazgos fascinantes.

-Una vez que estas obras acaben, quedará pendiente resolver el uso que se le va a dar al castillo. A su juicio, a qué piensa que podría destinarse.

-El Castillo de San Romualdo tiene un valor extraordinario, con una estratégica localización en el casco urbano. Su recuperación no pretende limitarse a la edificación, sino también a su entorno, a su enclave histórico. La restauración del edificio y la dignificación del espacio urbano, que debería segun mi opinion integrar el foso, proyectaría en su conjunto una dimensión historica y monumental que es difícil de imaginar ex novo en ciudades muy consolidadas. Su adecuación como espacio expositivo contemporáneo y flexible, dentro de sus limitaciones, es un para mi un acierto ya que este uso permite preservar su arquitectura sin servidumbres, mantener la integridad de sus espacios. Corresponderá al Ayuntamiento desvelar la importancia y el alcance de su actividad futura.

……oOo…..

Anuncios

Puente Zuazo, rehabilitación

SAN FERNANDO

 0001440673_560x560_jpg000

Una imagen del Puente Zuazo, que espera su rehabilitación.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 03.10.2013 – 09:19

El Ayuntamiento aspira a completar los 736.440 euros que el proyecto de Presupuesgos Generales del Estado (PGE) para 2014 contemplan para la rehabilitación del Sitio Histórico con otra partida procedente del 1% cultural, que el Gobierno central destina a trabajos de conservación o enriquecimiento del patrimonio (Ley de Patrimonio Histórico).

El alcalde, José Loaiza (PP), espera que el Gobierno central continúe mostrando su sensibilidad para con La Isla -que, insistió, ya se ha puesto de manifiesto con los polvorines de Punta Cantera, la cesión del Hospital de San Carlos y, en los PGE, con la terminación de los enlaces de la CA-33 con el polígono industrial de Fadricas- para retomar el proyecto de rehabilitación del Sitio Histórico.

Hay una premisa fundamental que suscriben tanto el Ayuntamiento como el Ministerio de Fomento: hay que terminar lo que se empezó con motivo del Bicentenario de Las Cortes. El problema, evidentemente, es que el presupuesto de la segunda fase de la intervención asciende a 19 millones de euros, una cantidad que, actualmente, no puede asumirse. Nadie quiere dejar a un lado la obra -explicó Loaiza- pero es necesario encajar la continuación de los trabajos en la complicada situación económica actual y en el marco de otras prioridades en materia de infraestructuras que se llevarán a cabo en la Bahía, desde la terminación del segundo puente hasta el nudo de Tres Caminos o el mismo enlace de la CA-33 con Fadricas y Cayetano Roldán que se ejecutará en San Fernando.

Lo que se pretende desde el Gobierno local es que el proyecto del Sitio Histórico no caiga en el olvido, que se mueva, que se busquen fondos para promover la intervención pendiente en la parte isleña: el Puente Zuazo en sí. Y ahí es donde se incardina el 1% cultural. “La convocatoria, que lleva dos años sin salir, va a salir ahora en los próximos meses y vamos a pedir que el Sitio Histórico, como Bien de Interés Cultural (BIC), se incluya”, explicó Loaiza. También, explicó, se intenta recurrir a otra línea de subvenciones para favorecer la rehabilitación.

Claro que la elevada cuantía del presupuesto -los 19 millones de euros que cuesta la intervención- dificulta bastante la continuación de los trabajos a lo largo de 2014, algo que prácticamente se da por descartado. Una de las opciones que se ha puesto sobre la mesa sería dividir las obras pendientes en varias fases para afrontar su financiación por tramos. Sobre ese extremo, Loaiza puntualizó ayer que se trata de una decisión que corresponde exclusivamente al Ministerio de Fomento.

 
….oOo…..

Crear un grupo de trabajo para la rehabilitación

San Fernando | Proyectos

Pacto de no agresión para desbloquear la rehabilitación del Palacio Consistorial

grupoAB12

José F. Cabeza …..11/06/2013 22:06

 El alcalde de San Fernando, José Loaiza, y el delegado de Gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, mantuvieron un encuentro en la jornada de este martes para abordar cuestiones relacionadas con la ciudad que atañen a ambas administraciones y, en especial, la rehabilitación del Ayuntamiento después de que cerrara sus puertas hace siete años.

El encuentro ha servido, al menos, para que alcalde y delegado de Gobierno hayan acordado estudiar en los próximos meses una salida al bloqueo que sufre el proyecto de rehabilitación, fundamentalmente desde el punto de vista económico puesto que las condiciones actuales no permiten hacer frente al presupuesto que aparece recogido en el proyecto ganador del concurso.

El siguiente escalón que se subirá será crear un grupo de trabajo formado por técnicos municipales y de la Junta para analizar todas las opciones, que pueden pasar por readecuar el proyecto actual o sobre la base del mismo hacer uno nuevo.

Lo que ha dejado claro Loaiza es que la rehabilitación no será una realidad a medio plazo -en torno a dos años-, pero que al menos se han empezado a dar pasos ante una cuestión que estaba completamente empantanada.

….oOo….

Un nuevo proyecto

SAN FERNANDO

La Junta exige a Loaiza un proyecto que avale sus planes para el Ayuntamiento

  • Si el alcalde isleño descarta la rehabilitación aprobada, tendrá que partir de cero y redactar en solitario y tramitar ante la Administración andaluza un nuevo proyecto, advierte López Gil.

 0001362981_560x560_jpg000

Estado que presenta la fachada trasera del Ayuntamiento isleño, que aguarda desde hace años su rehabilitación.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 21.05.2013 – 01:00

La propuesta municipal para abordar la rehabilitación integral del Ayuntamiento según la fórmula planteada nuevamente por el alcalde isleño, José Loaiza (PP), resulta de difícil encaje para la Junta de Andalucía, que de entrada no está dispuesta a dejar a un lado y de manera arbitraria el proyecto en el que se lleva trabajando desde hace una década y cuya redacción ha costeado.

El mensaje lanzado desde la Administración andaluza tras hacerse eco de las declaraciones en prensa del regidor isleño es rotundo: si Loaiza no quiere abordar de manera conjunta esta actuación, tal y como ambas administraciones acordaron en el convenio que suscribieron el 19 de diciembre de 2002, tendrá que partir de nuevo de cero.

Porque la Junta considera que esa nueva intervención que defiende el alcalde isleño -habla más bien de una puesta a punto que de una rehabilitación integral- poco tiene que ver con el gran proyecto que se ha pretendido hasta el momento, el mismo que hace seis meses -en la reunión de diciembre de 2012- ambas administraciones acordaron impulsar.

Para sacar adelante esa nueva propuesta que se ha puesto sobre la mesa tras rechazar la última revisión del equipo redactor, el Gobierno municipal -advierte la Junta de Andalucía- tendrá que redactar un nuevo proyecto y, además, tendrá que asumir en su integridad su coste. La Administración andaluza -apostilla- ya ha pagado un primer proyecto, el que ahora descarta Loaiza.

Y luego tendrá también que abordar su preceptiva tramitación administrativa teniendo en cuenta que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC) de primer orden y altamente protegido.

Loaiza tendrá que plasmar los criterios que defiende para acometer la rehabilitación del Palacio Consistorial en un proyecto real -ahora mismo tan solo cuenta con un informe preliminar- que la Junta tendrá luego que supervisar y aprobar antes de dar luz verde a cualquier actuación en este edificio patrimonial.

La idea de empezar las obras en el plazo de un año que apuntaba el propio regidor hace unos días es prácticamente imposible. Y la propuesta que ha puesto sobre la mesa para acometer un lavado de cara del Consistorio antes de ponerlo nuevamente en uso le parece a la Administración andaluza un auténtico despropósito. Sobre todo, si ni siquiera viene respaldada por un proyecto en firme que cumpla todo lo que tiene que cumplir en materia de protección del patrimonio y que se ajuste a lo que dicta la propia normativa municipal: el nuevo Plan General y el Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEPRICH).

El delegado del Gobierno andaluz, Fernando López Gil, en declaraciones realizadas a este periódico, reclamó “seriedad” al Gobierno municipal isleño al referirse a las declaraciones del alcalde. Considera que no se puede obviar de buenas a primera un proyecto sumamente trabajado que, además, es especialmente cuidadoso con la importancia histórica y cultural del edificio y con su valía. Se trata -apunta- de un patrimonio único y la actuación a desarrollar debe estar a la altura.

Así que, de entrada, nada de saltarse los pasos administrativos para agilizar las obras. La actuación que defiende Loaiza tiene que empezar de cero puesto que nada tiene que ver con la intervención que ganó el concurso de ideas en 2004. Tiene que seguir el proceso establecido y salvar los filtros administrativos para garantizar que la actuación a ejecutar en un BIC como el Ayuntamiento es la que debe ser.

La postura de la Junta deja poco lugar a dudas y echa por tierra la pretensión de agilizar la rehabilitación del Ayuntamiento a costa de bajar las expectativas originales del proyecto. Para hacer las obras que quiere Loaiza hay que hacer un nuevo proyecto.

“Es lo primero. Tendrá que montar un nuevo expediente administrativo y dar los pasos que hay que dar. Necesita informes favorables de Cultura, Patrimonio…”, apunta el delegado del Gobierno. Y advierte de lo arduo del trámite: el proyecto actual, que se empezó a redactar en 2004, no consiguió su aprobación definitiva hasta 2011.

Pero insiste: si el Ayuntamiento no quiere el proyecto que ya se ha redactado, tendrá que asumir uno nuevo en solitario al que la Junta de Andalucía tendrá que dar su visto bueno. “Loaiza -recuerda- no tiene ningún proyecto alternativo, solo unas ideas recogidas en un informe preliminar. Y tiene que haber un expediente administrativo, un proyecto, que respalde esa decisión política. Por el momento, no hay nada”, explica López Gil.

Por otro lado, además, habrá que revisar y actualizar las condiciones que recoge el convenio marco de colaboración firmado entre ambas administraciones. Es decir, que la alternativa más económica y viable puede que, al final, no sea ni más barata ni tan ágil como pretende el Gobierno isleño, según la Junta.

López Gil reconoce que existen dificultades económicas derivadas del complicado momento actual que sufren las administraciones, pero recuerda también lo que hasta el momento han hablado Junta y Ayuntamiento: en diciembre de 2012 se reunieron con el equipo redactor del proyecto de rehabilitación y acordaron revisar dicha actuación para abordar su ejecución en fases e intentar ajustar su elevado coste (12 millones de euros, que asumirían al cincuenta por ciento cada Administración).

No ha habido más encuentros desde entonces, aunque el pasado jueves Loaiza solicitó una nueva reunión urgente al delegado del Gobierno andaluz para tratar el asunto. La polémica, no obstante, ya había saltado a los medios de comunicación después de que insistiera en hacer una intervención más modesta que pasa -según sus palabras- “por poner a punto el edificio dejándolo como está” y tras reconocer que las propuestas formuladas por el equipo redactor “no le servían”.

La Junta, no obstante, cree no se trata solo de una cuestión económica, puesto que de este tema ni siquiera han hablado ambas administraciones tras la última propuesta del equipo redactor.

El Ayuntamiento -recuerda López Gil- presenta también problemas estructurales de envergadura que la propuesta de Loaiza no tiene en cuenta y que el equipo de gobierno isleño no aclara cómo piensa resolver en el futuro.

 
…..oOo…..

Buscar financiación

SAN FERNANDO

La rehabilitación del Palacio Consistorial reduce su presupuesto y Loaiza espera a la Junta

  • La obra puede hacerse por 6 o 7 millones de euros, la aportación de las dos administraciones no pasaría de los 3,5 millones de euros.

wpid-20120906_103848

Palacio Consistorial

elcastillodesanfernando….. Publicado el: Mar, 14 may, 2013

El alcalde isleño, José Loaiza, ha enviado una carta al delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, el isleño Fernando López Gil, para ver si existe voluntad política de llevar a cabo la rehabilitación del Palacio Consistorial y la Junta de Andalucía aporta la mitad del presupuesto, como estaba comprometida en un edificio que es Bien de Interés Cultural. Loaiza espera que se mantenga el compromiso de la Junta, pero en el caso de que López Gil no mostrara la voluntad política “recuperaremos nuestro patrimonio y ya buscaremos financiación”, aseguró.

El convenio firmado en su día entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía recoge que la rehabilitación del Palacio Consistorial se financiaría al 50 por ciento entre ambas administraciones. Si se atiende un informe de técnicos que cifran que la obra puede hacerse por 6 o 7 millones de euros, la aportación de las dos administraciones no pasaría de los 3,5 millones de euros, en el peor de los casos.

Y es que la última oferta de la Administración autonómica ha escocido al Gobierno local, puesto que rebajaba hasta los 10,5 de euros el presupuesto eliminando la instalación de aire acondicionado.

Entre las variaciones sobre el proyecto inicial se encuentra la creación de dos huecos de ascensor por cuestiones de accesibilidad.

Loaiza espera que en el plazo de un año las grúas puedan estar ya trabajando en el Palacio Consistorial si la Junta de Andalucía pone de su parte. Por tanto, la pelota está ahora en el tejado de la Junta de Andalucía.

Loaiza insiste en una rehabilitación más austera pero práctica y viable

  • El alcalde rescata su propuesta para afrontar la puesta a punto del Palacio Consistorial cuando está cerca de cumplir siete años cerrado Pide “voluntad política” a la Junta.

0001358213_x440_jpg000

Detalle de la fachada, con uno de los famosos leones del Consistorio.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 15.05.2013 – 01:00

Ni el Ayuntamiento ni la Junta de Andalucía tienen ahora capacidad económica para afrontar conjuntamente la inversión de doce millones de euros que requiere el proyecto de rehabilitación integral del Palacio Consistorial, que este verano cumplirá siete años cerrado a cal y canto.

Si no se plantean en serio alternativas, la situación de este emblemático edificio se prolongará por mucho más tiempo ante la incapacidad de ambas administraciones para acometer una actuación tan ambiciosa. Y eso es lo que el equipo de gobierno quiere evitar a toda costa.

De ser así, recordó ayer el alcalde de San Fernando, José Loaiza (PP), los isleños tardarán todavía muchos años en volver a ver abiertas las puertas de su Ayuntamiento. Nadie sabe a ciencia cierta cuándo podrían llevarse a cabo los obras. Si antes no media una decisión viable, realista y acorde con los tiempos que corren “terminará cayéndose a pedazos”, advirtió.

El regidor, al hilo del debate acerca del ruinoso estado del patrimonio que se ha abierto en la provincia a raíz del derrumbe de la iglesia de San Agustín en Medina, ha insistido en la propuesta que el Gobierno local planteó a la Junta para abordar la intervención que está pendiente en el edificio consistorial de la plaza del Rey.

Una alternativa que reduce a la mitad el presupuesto de ejecución de las obras para dejarlo entre seis y siete millones, según los estudios que obran en manos del equipo de gobierno y que ayer nuevamente citó Loaiza. Evidentemente, dicha actuación obvia casi por completo el proyecto de rehabilitación aprobado (su tramitación terminó en la primavera de 2011) en favor de una intervención mucho más austera, aunque pragmática y viable.

Básicamente, la propuesta del PP pasa por “rehabilitar lo que hay sin añadir ni modificar apenas nada más en el edificio”. La actuación deja atrás costosas propuestas como la rehabilitación de los dos patios de luces del edificio consistorial o la construcción de un salón de plenos en voladizo para dejar el Ayuntamiento en su estado actual, tal y como era conocido hasta que cerrara sus puertas en verano de 2006. “No hace falta más y los isleños no quieren otra cosa que el Ayuntamiento que conocían. Les gustaba tal y como estaba. Lo que quieren es que vuelva a abrir sus puertas”, afirmó el regidor isleño.

La intervención que persigue el Ayuntamiento consiste fundamentalmente en una puesta a punto del edificio, resanando fachadas y rehabilitando todos aquellos elementos que sea necesarios. Pero sin añadidos.

Solo dos elementos habría que modificar, “habría que trabajar en los huecos para dos ascensores por una cuestión de accesibilidad pero eso ya está en el proyecto y tiene su visto bueno”.

JOSE LOAIZA ALCALDE DE SAN FERNANDO. FOTO ELIAS PIMENTEL

José Loaiza.

Loaiza, de esta manera, reclamó ayer “voluntad política” a la Junta de Andalucía para afrontar esta rehabilitación, frenar el deterioro de este inmueble histórico y, además, permitir que vuelva a tener uso. Si se respeta el convenio suscrito, Junta y Ayuntamiento irían al cincuenta por ciento en esta actuación, lo que supondría -calculó Loaiza- entre tres millones o tres y medio de euros que se repartirían en varias fases de ejecución. Inicialmente se prevén hasta tres distintas aunque podrían ampliarse en función de la situación.

Es una inversión asumible por ambas administraciones. Tanto que Loaiza se atrevió a decir ayer que, si la Junta no está dispuesta, lo haría el Gobierno municipal por su propia cuenta. “Si hace falta, lo hacemos solo, pero que no nos pongan trabas desde la Junta”, afirmó. “Lo único que le pedimos a la Junta es que nos dejen trabajar en este Ayuntamiento”, insistió. En un año, advirtió el alcalde, podrían estar trabajando en la rehabilitación del Consistorio.

Para Loaiza, las alternativas están claras: o es eso o el Ayuntamiento seguirá cerrado hasta fecha indefinida.

….oOo….

Barriada de Bazán y la rehabilitación de sus viviendas

SAN FERNANDO

La barriada Bazán se queda sin dinero para llevar a cabo la rehabilitación de sus viviendas

C. C. | SAN FERNANDO…..23.02.13 – 00:37 –
 
Lo único claro de todo el proceso que inició la barriada de Bazán para la rehabilitación de sus viviendas, es que los inmuebles se encuentran en mal estado y que precisan de una actuación urgente. El problema es saber cuándo se podrá acometer y el modo en el qué se puede llevar a cabo.
 
Y es que la Junta de Andalucía no cuenta con dinero para ello. Desde el año 2007 los vecinos de esta zona de San Fernando llevan realizando diferentes gestiones encaminadas a conseguir las subvenciones enmarcadas en el programa de rehabilitación de la Administración regional. En este sentido, la Junta se hace cargo del 95% de las obras, mientras que los propietarios tan solo tenían que afrontar el 5% restante. Tras cinco años de papeleos sigue sin saberse si los trabajos podrán llevarse a cabo.
 
Al menos la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) sí que realizó diferentes informes, que llegaron a determinar la imposibilidad de acometer este proceso de rehabilitación ante la singularidad que presentaban los edificios. Una serie de condiciones que hacía complicado el determinar el presupuesto necesario para comenzar las obras, ante el mal estado en el que se encuentran los edificios. De esta forma, aunque sí se realizaron las labores previas para el inicio de los trabajos, nunca se contó con una financiación cerrada, por lo que nunca hubo dinero para esta actuación.
 
Ahora el concejal isleño de IU, Pedro Reyes, expone que se quiere volver a retomar, ya que es un proyecto que se debe realizar de forma urgente, motivo por el que la Junta volverá a realizar nuevos informes, al llegar un nuevo equipo encabezado por IU para esta materia y ante el tiempo que ha pasado desde que se redactaron los últimos.
 
elcastillodesanfernando….Publicado el: Sab, 23 feb, 2013

“Lo que era una sospecha, en el pasado Pleno municipal quedó suficientemente aclarado. La Junta de Andalucía no tiene ninguna intención de rehabilitar la Barriada Bazan”. De esta contundente forma expresaba su malestar la delegada de Participación Ciudadana, África Cuevas, por la respuesta que los representantes municipales de PSOE e IU dieron a la moción presentada por el PP en la que exigían al gobierno andaluz el inicio de los trabajos comprometidos con los vecinos hace ya seis años.

En concreto el portavoz de Izquierda Unida, Pedro Reyes, admitió que no había fondos autonómicos para acometer esa importante obra cuestión y culpó a los socialistas de no haber realizado en el mandato anterior ni el proyecto realizado ni la provisión de fondos para acometerlo. Además, todo ello fue ratificado explícitamente por la edil socialista, Patricia Cavada, por lo que se deduce que los trabajos para la Bazan “no han estado, ni están ni se les esperan”, tal y como resumió la propia África Cuevas.

“Finalmente tanto IU, con responsabilidad de gobierno directa en la Consejería de Vivienda, como sus socios del PSOE, se quitan la careta ante los vecinos que han tenido que aguantar un lustro de incumplimientos, mentiras y falsas promesas de los representantes políticos de la Junta de Andalucía”, afirmó la edil del PP.

La moción presentada en la sesión plenaria del pasado viernes por el Grupo Municipal Popular  no era sino una réplica de la que ya se elevó al mismo órgano en abril del pasado año. Tanto ahora como en aquella ocasión, la propuesta obtuvo el respaldo de la cámara local en su exigencia de una solución definitiva para los problemas urbanísticos y arquitectónicos de una de las barriadas más señeras de La Isla.

“El motivo que nos ha llevado a volver a presentar esta moción, aparte de los reiterados incumplimientos de la Junta de Andalucía con San Fernando, es el malestar que cada día transmiten al Ayuntamiento los vecinos, que como administración más cercana y accesible en todos los sentidos para ellos, piden que hagamos nuestras sus reivindicaciones. Igualmente queríamos volver a debatirla en el foro por la propia situación actual de la Junta, sometida a una reestructuración tras la llegada al poder del Gobierno Bipartito de PSOE e IU. Puesto que ya quedó manifiesta la incapacidad del PSOE en lo que antes era la actual Consejería de Fomento y Vivienda,  ahora hemos querido dirigirnos a sus socios de Gobierno, IU”, justificó Cuevas.

Cronología

En el año 2007 y coincidiendo con la campaña de las elecciones municipales se anunció por parte de la Junta de Andalucía a los vecinos de la citada barriada que de forma inminente se les incluiría en el Programa Singular de Rehabilitación de Edificios, debido al grave deterioro existente según reconocía la propia administración autonómica. Dicha actuación ejecutaría obras de impermeabilización de cubiertas, saneado de fachadas, renovación de zonas comunes, eliminación de barreras arquitectónicas y la creación de nuevas redes de suministros, entre otras. El compromiso público de la Junta de Andalucía era subvencionar el 95% del proyecto, quedando a cargo de los vecinos exclusivamente el 5% restante.

A mediados del 2008 el Delegado de Vivienda de la Junta de Andalucía visitó la barriada informando en dicha comparecencia el inminente inicio de las obras comprometidas.

Posteriormente se decidió, tras el estudio de varias catas, que a la Rehabilitación Singular se le añadiría una actuación estructural; esto es, también se realizarían obras de mejora en los edificios que tuviesen problemas de estructura y saneamiento. Se designó entonces a la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) para la gestión del Programa de Rehabilitación. A los vecinos se les informó de la existencia de un acuerdo autonómico con una entidad bancaria que se encargaría de financiar el porcentaje total no subvencionado por la Junta. También se les prometió que se harían las gestiones para lograr que la empresa encargada de ejecutar las obras contratara un mínimo de un 20% de parados vecinos de la barriada.

Desde el año 2008 no se produjo ningún avance y cuando se aproximó la última Campaña Electoral Municipal es cuando los afectados logran tener nuevas tomas de contactos, reiterándose compromisos anteriores pendientes de cumplir.

Ante la falta de respuesta por parte de la Junta de Andalucía, el grupo popular presenta en el pleno del 27 de abril de 2012 una moción “instando al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía y, en concreto, a la Consejería correspondiente, a que dieran comienzo las obras de rehabilitación de la Barriada Bazán comprometidas desde el año 2007.” Moción aprobada por unanimidad de toda la corporación municipal.

“Lamentablemente ya ha quedado suficientemente claro que ni IU ni PSOE quieren hacer nada por la barriada Bazan. Las promesas realizadas de manera cíclica por los socialistas de San Fernando sólo han supuesto un engaño para estas cientos de familias isleñas cuyas viviendas reclaman la actuación urgente de la Junta de Andalucía. Desde el Gobierno que preside José Loaiza no vamos a cejar en el empeño de exigir que se haga justicia con estos vecinos. La crisis no puede ni debe ser una excusa para dejar de realizar obras que como las de Bazan no son un capricho estético, sino una necesidad acuciante. Y máxime cuando la administración autonómica, nuevamente PSOE e IU, si llevan a cabo trabajos de rehabilitación en otras localidades de Andalucía”, finalizó la edil.

 
….oOo……

Rehabilitación por fases

SAN FERNANDO

Junta y Ayuntamiento acuerdan que las obras de rehabilitación del Consistorio isleño se hagan por fases

  • Loaiza y López Gil acordaron esta medida para lograr “una rebaja en los costes” del proyecto, al ser “imposible” asumir en la actualidad unas obras que costarían 12 millones de euros.

 0000693309_560x560_jpg000

Fachada principal del Ayuntamiento, colindante con la plaza del Rey. /Rioja

Europa Press | Actualizado 12.12.2012 – 16:25

El alcalde de San Fernando, José Loaiza (PP), y el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil (PSOE), han acordado este miércoles que las obras de rehabilitación del Consistorio isleño se hagan “por fases”, además de plantear a los arquitectos redactores del proyecto “una rebaja en los costes” del mismo al ser “imposible” asumir en la actualidad unas obras que costarían 12 millones de euros.

En declaraciones a los periodistas tras una reunión entre ambos representantes, Loaiza, en primer lugar, ha agradecido a López Gil la “celeridad” con que se ha producido este encuentro para tratar el proceso de rehabilitación de un edificio consistorial que, según López Gil, es “una de las joyas patrimoniales de la provincia, con un valor arquitectónico incalculable para la historia del país”.

Así, el regidor isleño ha explicado que ahora mantendrán reuniones técnicas para conocer si las obras “se pueden fasear y rebajar los costes”. En este sentido, ha precisado que ahora se sentarán con los autores del proyecto de rehabilitación “para ver si es posible rebajar costes y ‘fasearlo’, sin perjuicio de la obra que hay que hacer”.

Por su parte, el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz ha recordado que existe un convenio con la Administración autonómica “que nos obligaba a hacer una obra global con una inversión que hoy por hoy no podemos asumir”. Así, ha destacado el “cambio de giro” que supone este paso “porque ahora trabajaremos para que técnicamente la obra se haga por fases y con un abaratamiento de costes”.

“Deseamos que este año hagamos algo para intentar meterlo en el presupuesto de 2014 y empezar ese año con la obra“, ha apuntado López Gil.

SAN FERNANDO | PATRIMONIO

La restauración del Consistorio se hará según el proyecto ganador del concurso

xfases

Antonio Atienza…..12/12/2012 22:12

Los técnicos del Ayuntamiento de San Fernando, los de la Junta de Andalucía y los arquitectos del proyecto ganador del concurso internacional de ideas para la restauración y rehabilitación integral del palacio consistorial isleño ya están trabajando para presentar una adaptación del proyecto ganador a las circunstancias económicas actuales, según han señalado en rueda de prensa tanto el alcalde isleño, José Loaiza García como el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil.

La reunión que este miércoles ha tenido lugar en la sede del Gobierno de Andalucía ha contado con todos los actores y lo que se pretende es buscar puntos intermedios para que no se pierda el proyecto ganador del concurso de ideas, pero a la vez que las obras puedan comenzar lo antes posible por fases y con dinero contemplado en los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2014. Esto es, que durante este próximo año deberían de estar sobre la mesa las líneas de actuación para que aparezcan en los siguientes presupuestos.

Plazos, obviamente no hay, aunque sí la garantía de que el proyecto que salga adelante sea el del estudio de arquitectos de Francisco Márquez, que contemplaba la restauración del edificio eliminando de la estructura los añadidos que se han ido aplicando según las necesidades y que han desvirtuado el original proyectado por Torcuato Cayón.

A partir de ahí lo primero es una actuación general sobre el edificio para comenzar las fases y la posibilidad de que éstas permitan comenzar a usar a la mayor brevedad los espacios que se vaya rehabilitando. El objeto principal es el uso, consiguiendo con ello tanto avanzar en la recuperación del edificio como ahorrar costes en alquileres.

A eso se une algo intangible pero no menos importante y es que la ciudadanía perciba que de una vez por todas que el principal patrimonio del que goza la ciudad y además el más utilizado, no se ha quedado olvidado en pleno centro de San Fernando.

El coste que se estima en estos momentos del proyecto ronda los doce millones de euros que se intentarán rebajar todo lo que se pueda sin que el proyecto pierda calidad, aunque tan importante es esa rebaja como encontrar las fórmulas económicas que permita unos pagos accesibles para las administraciones.

Los técnicos estudian cómo hacer la obra del Consistorio por fases y a menor coste

  • Los arquitectos municipales, de Patrimonio y del equipo redactor analizarán si es posible cambios en el proyecto de rehabilitación ·
  • Loaiza: “2013 debe ser un año para los trámites; y 2014, para empezar la obra”

0001258639_560x560_jpg000

Fachada posterior del Ayuntamiento, en cuya balaustrada crece la hierba.

Amaya Lanceta / SAn Fernando | Actualizado 13.12.2012 – 01:00

No están los tiempos para gastos excesivos, no porque haya que ahorrar, sino porque económicamente la situación no es buena. Con ese panorama se encuentra la rehabilitación del Consistorio, presupuestada por el momento en unos 12 millones de euros, cantidad que deben afrontar a partes iguales el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía. Ambas administraciones, sin embargo, coinciden en que no tienen capacidad para gastar ese dinero. Por eso, llegaron ayer al acuerdo de que los técnicos estudiarán la posibilidad de reducir los costes del proyecto actual, y de qué manera éste podría ejecutarse por fases.

Los cambios que se proponen, y de los que se estudiará su viabilidad, permitirían una financiación asumible. “Los técnicos municipales y un asesor externo que ha revisado el proyecto sin entrar en él en profundidad consideran que es posible”, señaló el alcalde, José Loaiza, que ayer mantuvo un encuentro en la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz con su responsable, Fernando López Gil. “La reunión ha servido para hablar de la fórmula que nos permita hacer la obra de rehabilitación del Ayuntamiento”, explicó el dirigente andaluz. Esa fórmula pasa por un giro: que la intervención se haga por fases, para que así se pueda pagar por partes. En un periodo de tiempo razonable, “unos 4 o 5 años”, apuntó.

Para ello los técnicos se reunirán para analizar el proyecto. Una cita en la que estarán los arquitectos municipales, los de Patrimonio de la Delegación de Cultura y el equipo redactor. “Ellos nos dirán cómo lo hacemos, cuántas fases, qué rebaja de los costes se puede conseguir”, comentó el regidor isleño tras el encuentro. “Lo tenemos con el proyecto actual, pero necesita cambios, que no impliquen nuevos informes de Cultura”, insistió. Una vez los técnicos presenten su propuesta, ambas administraciones volverán a sentarse para negociar la manera de sacar adelante la rehabilitación. “2013 tiene que ser un año para arreglar los trámites administrativos. En 2014 deben empezar las obras. Es responsabilidad de todos que en 2014 haya ya grúas trabajando en el edificio”, advirtió Loaiza. La premura radica en la situación actual de la Casa Consistorial, que presenta un fuerte deterioro. Los dos políticos coinciden en que cerrado no puede conservarse un elemento tan importante del Patrimonio de La Isla. Tampoco puede realizarse su mantenimiento.

Aunque dejó claro que no es una cuestión de precio, y sí de capacidad de pago, el alcalde de San Fernando adelantó que la ejecución material de la rehabilitación podría ser asumida por el Ayuntamiento si ésta se rebaja a unos 6 millones de euros. Por el contrario, si no se consigue la alternativa de hacer la obra por fases y reducir los costes, Loaiza afirmó que romperá el convenio con la Junta y asumirá las responsabilidades que de ello se derive, así como la rehabilitación total del Consistorio

 
….oOo….

Que se respete el proyecto

El PSOE pide que se respete el proyecto de rehabilitación original

  • Recuerda que la intervención prevista en el Ayuntamiento está ya consensuada por ambas administraciones y cree que podría planificarse su ejecución por fases.

0001255474_560x560_jpg000

Detalle de la fachada trasera del edificio consistorial, que aguarda su rehabilitación.

Arturo Rivera / San Fernando | Actualizado 08.12.2012 – 01:00

Habrá que ejecutar las obras por fases y ajustar la actuación a la realidad económica actual, pero para el PSOE, al hablar de la rehabilitación del Ayuntamiento, no cabe otra opción que el proyecto inicial redactado por el arquitecto Francisco Márquez. El mismo que tras intrincadas negociaciones y gestiones aprobó la Junta de Andalucía hace algo más de año y medio, el que consiguió el visto bueno de la Corporación municipal en el último pleno del mandato anterior, en abril de 2011. Un proyecto en cuya redacción -como ayer recordó la portavoz socialista isleña, Patricia Cavada- se han invertido unos 600.000 euros y que ahora el equipo de gobierno quiere pasar por alto.

El PSOE no entiende que se quiera prescindir de todo ese esfuerzo, de todo ese trabajo, de todo ese dinero invertido, para conformarse con una actuación muchísimo menos ambiciosa, cuyo coste rondará los ocho millones de euros, cinco menos del presupuesto que alcanzaban las obras que se pensaban llevar a cabo (según los últimos ajustes llevados a cabo a finales de 2010).

“El proyecto de Francisco Márquez, que es el que Junta y Ayuntamiento han aprobado, es fruto de un consenso entre ambas administraciones, un proyecto que atiende a esa doble finalidad que debe tener la Casa Consistorial: por un lado, su carácter institucional y, por otra, su interés cultural y turístico como el edificio histórico que es”, apuntó Cavada.

El PSOE lo tiene bastante claro. La crisis, la precaria situación económica actual y los recortes en materia de inversiones que sufren las admnistraciones no pueden llevar al Gobierno local a dejar a un lado este proyecto de rehabilitación, cuya legitimidad insistió en defender. Hacen falta ideas, soluciones imaginativas para llevarlo a la práctica, dicen los socialistas, pero no puede quedarse en el camino.

“Este proyecto no puede quedar a un lado con la excusa de la crisis”, afirmó la portavoz del grupo. Patricia Cavada, no obstante, aseguró compartir la inquietud del equipo de gobierno en lo que se refiere a la necesidad de afrontar ya las obras de rehabilitación para impedir que el edificio consistorial siga cerrado por más tiempo.

Y coincidió también con el alcalde, José Loaiza, a la hora de hablar de fórmulas que permitan llevar a cabo esta actuación conforme a la realidad económica de las administraciones en la actualidad. Pero el proyecto inicial, el que está aprobado por Junta y Ayuntamiento, es el punto de partida de todo este trabajo, dijo.

“Nos sorprende que el Gobierno local haya tratado así el proyecto de rehabilitación integral del Ayuntamiento”, recriminó al PP isleño, al que recordó que ni siquiera ha abordado estas cuestiones con el arquitecto responsable de la redacción del proyecto. “Ha actuado de forma unilateral”, lamentó Cavada.

El PSOE, por su parte, sí se ha reunido con Francisco Márquez en las últimas semanas para preguntarle si era posible revisar el proyecto inicial, planificar su ejecución por fases y volver a hacer cuentas para ajustar el presupuesto. La respuesta, a priori, ha sido afirmativa. De ahí que Cavada haya propuesto a Loaiza que retome el proyecto inicial para intentar darle una salida. La rehabilitación del Ayuntamiento -sostienen los socialistas- debe ser una actuación clave, que mire hacia el futuro. Por eso consideran que no pueda quedarse en un simple lavado de cara, como ha planteado Urbanismo en el borrador que se ha conocido en los últimos meses. Esta semana, como anunció Loaiza, habrá una reunión con la Junta para abordar la financiación del proyecto.

 
….oOo….

La Junta de Andalucía tiene la palabra

SAN FERNANDO

La rehabilitación del Ayuntamiento está pendiente de la Junta para culminarse

  • La Administración autonómica estudia la propuesta municipal para cambiar el proyecto y fasear la obra reduciendo los costes a la mitad.
     
     

    Imagen del Ayuntamiento, que sobresale de los tejados del centro histórico de San Fernando. |C. C.

CARLOS CHERBUY | SAN FERNANDO.,,,,,29.10.12 – 00:35 –

El alcalde, José Loaiza, expuso hace unos días a los responsables autonómicos de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, las pretensiones del Gobierno que preside respecto al futuro del Palacio Consistorial isleño y que pasan por la reforma del edificio desechando, por tanto, el proyecto existente y que perseguía ‘vaciar’ todo el inmueble para en su lugar construir unas nuevas dependencias.
 
El coste hace que esa propuesta sea del todo «inviable», por lo que Loaiza recordó que la idea municipal de fasear el arreglo del Ayuntamiento rebaja de manera sustancial el presupuesto de ejecución, que prácticamente se reduce a la mitad (de 18 a 8 millones) para que la inversión, compartida a medias entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento en virtud del convenio suscrito hace ahora diez años, sea creíble en los tiempos que corren.
«Esperamos que, tal y como se han comprometido, este asunto sea estudiado por los responsables autonómicos de esta actuación y podamos sacar adelante la rehabilitación de nuestro Consistorio», apuntó Loaiza.
 
Dividir el proyecto en distintas etapas permitirá también que las obras se lleven a cabo poco a poco, conforme a la realidad económica de las administraciones autonómica y local. Pero además posibilitará la recuperación, apertura y uso de estos espacios municipales de una manera progresiva, a medida que se van completando las distintas fases de la actuación.
 
El objetivo no es otro que el Ayuntamiento pueda abrir sus puertas aunque sean determinadas estancias o plantas, lo que permitiría también deshacerse de diferentes alquileres para oficinas y delegaciones, que lastran las arcas municipales.
 
Para fasear las obras de rehabilitación del Ayuntamiento es necesario revisar nuevamente el proyecto redactado y adecuarlo a este nuevo propósito. El Ayuntamiento cuenta ya con un estudio preliminar de las obras, un documento que servirá de base para la redacción de un anteproyecto. Una tarea que ya se está estudiando abordar y de la que se espera sacar los plazos para llevar a cabo esta ambiciosa actuación. Precisamente, ése ha sido siempre uno de sus principales problemas, más aún en la época actual. Los problemas económicos de las administraciones complican que pueda asumir los costes necesarios para comenzar la obra. La Junta de Andalucía siempre había presumido de de que contaba con la partida y solo esperaba a que el Ayuntamiento pusiera su parte para que la reforma fuera una realidad.
 
Buscar soluciones
 
Sin embargo se negó a las diferentes propuestas planteadas por la Administración local. De hecho se elevó una a Hacienda en la que se exponía la posibilidad de que en vez de fasear la obra se faseara el dinero a dar por el Consistorio, es decir que la Junta adelantara su aporte para que se fuera haciendo la actuación, mientras que el Ayuntamiento aportaba partidas anuales para que continuara y finalizar en varios años.
 
No puede ser y se busca otra alternativa. De esta manera, se ha dividido la obra en cuatro fases. La primera es la de consolidación, lo que significa preparar edificio para las obras diseñadas y la reorganización de las estancias. El resto de la actuación se hará por plantas, lo que facilitará el uso progresivo de las instalaciones. La siguiente fase, de esta forma, sería la primera planta y el bajo para luego, a continuación, seguir con la segunda planta y, por último con la tercera.
 
Por supuesto también se procederá al arreglo de la fachada, una de las partes más llamativas pues se plantea la recuperación de los tonos rojizos y dorados en el revestimiento exterior. Entre las opciones que se plantean para abordarlo se encuentran la de realizar fases e ir poco a poco rehabilitando la fachada por etapas, desde la planta baja hacia arriba. O por dejar toda la fachada para el final de la intervención, lo que supondría una larga espera para poder ver el resultado.
 
….oOo….

Convocar de manera inmediata a la Comisión Técnica del Tranvía

San Fernando | Transporte

La Junta sigue sin pronunciarse sobre una fecha exacta para el tranvía

  • La Junta reafirma a Loaiza y a Marín su compromiso de acabar las obras del tranvía “a la mayor brevedad posible” .

Información…. 24/10/2012 20:06

El alcalde de San Fernando, José Loaiza, fue recibido finalmente por el delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio, Manuel Cárdenas. Este encuentro, además de su carácter protocolario –es el primero que mantienen ambos responsables públicos desde la configuración de nuevo gobierno de la Junta de Andalucía- sirvió para que el primer edil isleño cuestionara a la administración autonómica sobre distintos asuntos de su competencia y que afectan de forma directa a San Fernando, como es el caso del tranvía.

En este encuentro también se encontraban, por parte municipal, el teniente de alcalde de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez; así como el director general de Movilidad, José Luis Ordóñez, el director gerente de la Agencia de Obra Pública, José Antonio Tallón; y el director técnico de Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, Juan de Dios Moreno.

Respecto a la situación del tranvía y las previsiones para su entrada en funcionamiento, Loaiza no obtuvo una respuesta distinta a la ya conocida. Si bien es cierto que los responsables autonómicos volvieron a reiterar el compromiso de poner en marcha este sistema de transporte, fueron nuevamente incapaces de arrojar una fecha, ni tan siquiera aproximada, para su entrada en funcionamiento.

“Si finalmente el tranvía va a circular por San Fernando queremos que lo haga ya, porque lo que no podemos soportar es la actual situación de indefinición y el estado en que se encuentra la calle Real sin la posibilidad de contar con un transporte público”, afirmó el alcalde.

Además, y también en relación con el tranvía, se abordó la necesidad de dotar al recorrido de subestaciones eléctricas que confieran la energía que necesita este medio de transporte. “Hemos quedado en convocar de manera inmediata a la Comisión Técnica del Tranvía para que despeje todas estas incógnitas que actualmente persiguen al proyecto”.

El futuro tranvia

La rehabilitación del Ayuntamiento

También José Loaiza expuso a los responsables autonómicos las pretensiones del Gobierno que preside respecto al futuro del Palacio Consistorial isleño y que pasan por la reforma del edificio desechando, por tanto, el proyecto existente y que perseguía ‘vaciar’ todo el inmueble para en su lugar construir unas nuevas dependencias.

El coste hace que esa propuesta sea del todo “inviable”, por lo que Loaiza recordó que la idea municipal de fasear el arreglo del Ayuntamiento  rebaja de manera sustancial el presupuesto de ejecución, que prácticamente se reduce a la mitad, -de 18 a 8 millones- para que la inversión, compartida a medias la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento en virtud del convenio suscrito hace ahora diez años, sea creíble en los tiempos que corren.

“Esperamos que, tal y como se han comprometido, este asunto sea estudiado por los responsables autonómicos de esta actuación y podamos sacar adelante la rehabilitación de nuestro Consistorio”.

….oOo….