¿El túnel subterráneo?

SAN FERNANDO

 
  • Del túnel subterráneo hasta el Teatro a las dudas en torno a la escasa utilidad del CIP
  • Loaiza niega el cerrojazo del Centro de Interpretación y asegura que solo se trata de un traslado
  • Defiende la “iniciativa pionera” que se activará con su cesión a DKV Seguros e Integralia

0001450640_560x560_jpg000

Exterior de las instalaciones del Centro de Interpretación del Parlamentarismo, cerrado desde enero.

Arturo Rivera san Fernando / Arturo Rivera San Fernando | Actualizado 19.10.2013 – 01:00

Las duras críticas recibidas ante el cerrojazo dado al Centro de Interpretación del Parlamentarismo (CIP) forzaron ayer al alcalde, José Loaiza, a romper su silencio y a desvelar, al menos en parte, sus planes con respecto a este controvertido equipamiento.

Las instalaciones, efectivamente, serán cedidas gratuitamente por seis años (prorrogables otros dos más) a DKV Seguros y a la Fundación Integralia para la puesta en marcha de un proyecto dedicado a la formación de discapacitados para favorecer su integración en el mercado laboral. La propuesta, que pasó el jueves por la comisión informativa de Hacienda sin que previamente se hubiese conocido nada acerca de estos planes, será refrendada en el próximo pleno con lo que se presume su inminente puesta en marcha.

Y el contenido del CIP -el centro del Bicentenario de Las Cortes- será trasladado al Museo Histórico Municipal. Allí, dijo Loaiza, continuará “ejerciendo su labor de información y promoción”. El regidor del PP defendió la operación en marcha y aseguró que ayudará a “optimizar los recursos municipales” y a mejorar los servicios que desde el Ayuntamento se prestan “a toda la ciudadanía sin distinción”.

Loaiza niega, por tanto, que vaya a desaparecer el Centro de Interpretación del Parlamentarismo en tanto que pasará al Museo Histórico de la calle Real. Se trata -afirma- de un simple traslado, aunque el cambio de sede supone un durísimo golpe para este equipamiento que nació al calor de la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes y que supuso una inversión de más de 700.000 euros. El edificio de la calle General Serrano fue específicamente concebido y diseñado para dar cabida a este centro de interpretación y su proximidad con el Real Teatro de Las Cortes es clave. Se pretendía con estas instalaciones que La Isla tuviera un espacio concreto y exclusivo dedicado al parlamentarismo, a los hechos históricos que ocurrieron en Las Cortes de 1810 y a su repercusión. Y el traslado al Museo supone la desaparición de este centro exclusivamente dedicado a todo lo que significó el Diez. Tampoco precisó ayer el Gobierno municipal cómo se llevará a cabo este cambio de ubicación del contenido del CIP, cuántas salas ocupará o cuándo se tiene previsto llevar a cabo.

Loaiza, por su parte, justifició la cesión gratuita de las instalaciones en la puesta en marcha de “una iniciativa pionera” en la ciudad y aseguró que es una oportunidad única para la creación de puestos de trabajo en la ciudad. “La Fundación Integralia -que junto a DKV Seguros pondrá en marcha este proyecto- pretende crear empleo estable a través de un proyecto que centrará su principal objetivo en la integración en el mundo laboral de las personas con discapacidad al ser éste uno de los colectivos que tiene mayor dificultad para conseguir su incorporación en el mercado laboral y que redundaría de manera evidente en beneficio de los demandantes de empleo de La Isla”, afirmó el alcalde.

El regidor explicó que las instalaciones de la calle General Serrano se dedicarán fundamentalmente a la formación de estos discapacitados y a su apoyo psicosocial para promover su desarrollo profesional. “No hay que olvidar -apuntó- que el objetivo final del proceso no es sólo el formar especialistas sino el de capacitarlos para su integración después a las empresas de la zona”.

Al aludir a la propuesta que dentro de una semana irá a pleno, Loaiza aseguró que “contribuimos un objetivo al que toda la sociedad está obligada como es conceder las mismas oportunidades a todas las personas”. “Somos conscientes de las múltiples dificultades de inserción social y laboral que se encuentran las personas con discapacidad, y esperamos que esta medida contribuya al desarrollo y ejecución de políticas activas de fomento del empleo entre las personas con discapacidad”, insistió.

Al Gobierno municipal no solo le ha criticado el PSOE el cerrojazo dado al Centro de Interpretación del Diez sino también que no haya argumentado las razones por las que ha priorizado el proyecto de DKV Seguros y la Fundación Integralia frente a otras iniciativas solidarias y proyectos de las múltiples entidades de ayuda mutua que llevan años trabajando en la ciudad y cuyas necesidades y demandas se han multiplicado por la crisis y los recortes.

El Ayuntamiento adquirió la finca de la calle General Serrano en el año 2001. Ya por aquel entonces andaba dando vueltas a la idea de adecuar allí un museo o un centro de interpretación dedicado al parlamentarismo y a Las Cortes, aunque durante años el inmueble se utilizó como dependencias de apoyo al Teatro de Las Cortes. No consiguió que fuera realidad hasta 2010, el año del Bicentenario. Y lo hizo gracias a una buena tajada de los fondos del Plan E y a la aportación que el Consorcio para la conmemoración del Diez y del Doce llevó a cabo para afrontar la dotación de contenido de las instalaciones. En total, una inversión de algo más de 700.000 euros.

0001450639_560x560_jpg000

Loaiza, junto a alumnos del CRMF, en una imagen cedida por el Ayuntamiento

La finca ocupa una superficie de 264 metros cuadrados y está valorada en 72.132 euros. El PP, desde que llegó a la Alcaldía, ha mantenido una titubeante actitud con respecto a este inmueble y a su uso como Centro de Interpretación del Parlamentarismo. Apenas unos meses después de arrancar el nuevo mandato, en el otoño de 2011, Loaiza anunció su intención de construir un túnel subterráneo por la calle General Serrano que uniría estas instalaciones con el Real Teatro de Las Cortes. La idea era que el edificio, además de ser un museo dedicado al Diez y al parlamentarismo, volviera a ser usado como dependencias de apoyo al Teatro de Las Cortes. La actuación se fue al traste porque la subvención solicitada en este sentido a la Junta fue denegada. A finales de ese año, el alcalde cuestionaba la utilidad de estas instalaciones ante el escaso número de visitas que recibía. Fue sintomático que durante los actos centrales del Doce el edificio, consagrado al Bicentenario, permaneciera cerrado a cal y canto. Meses después, y durante un cierre ‘provisional’ que se prolongó durante varios meses por la falta de personal, el Ayuntamiento aseguró sin embargo que de ningún modo se planteaba dar el cerrojazo a estas instalaciones. Incluso dijo que se habían cerrado para revisar y mejorar sus contenidos. En enero, tras la disolución del Consorcio, el CIP cerró sus puertas. Y no ha vuelto a abrir desde entonces. Hace unos meses, cuando se habló de la posibilidad de orquestar una oferta turística conjunta entre varios municipios, el delegado de Presidencia justificó la negativa municipal a incluir estas instalaciones en dicho paquete y dejó caer la posibilidad de traslarar su contenido a otro lugar. Pero no llegó a precisar nada más.

 
…..oOo…..
Anuncios