Noche del sábado, Ópera.

SAN FERNANDO

Ainhoa, entrañablemente cerca de San Fernando

  • De la Ópera de San Francisco, a Tokio y el mes que viene en el Teatro Maestranza de Sevilla, donde estrenará Manon Lescaut de Puccini, la soprano Ainhoa Arteta pasa por uno de los mejores momentos de su carrera profesional

 0001471071_560x560_jpg000

La soprano Ainhoa Arteta, en la iglesia conventual del Carmen de San Fernando, durante el concierto del Bicentenario que ofreció en la noche del sábado.

Jesús Sánchez-Ferragut | Actualizado 18.11.2013 – 09:38

Organiza: Ayuntamiento de San Fernando. Patrocina: Endesa Gas T&D. Intérpretes: Ainhoa Arteta, soprano; Marco Evangelisti, pianista. Programa: C. Monteverdi: Io la Musica son…; A.Vivaldi: Sposa son..; D. Scarlatti: Sonata K11; Mozart: Ave verum corpus; C. Frank: Panis angelicus; F. Mompou: Cantar del alma; C. Debussy: Prélude nº 8; C. Guastavina: La rosa y el sauce; E. Granados: La maja de Goya/ El majo tímido/El majo discreto; J. Turina: Los dos miedos cantares. Lugar: iglesia conventual del Carmen, San Fernando. Aforo: completo.

De la Ópera de San Francisco, a Tokio y el mes que viene en el Teatro Maestranza de Sevilla, donde estrenará Manon Lescaut de Puccini, la soprano Ainhoa Arteta pasa por uno de los mejores momentos de su carrera profesional.

Cuando me enteré que venía Arteta a San Fernando, quizá por los éxitos cosechados últimamente, o por ser el centenario, pensé que veríamos un recital de obras de Verdi, sin embargo, esa fue la primera sorpresa del recital, aunque no la única. Ya les cuento.

Vaya por delante, el decirles que disfruto con los programas que te hacen reflexionar. Y eso es lo que trajo Ainhoa junto con el pianista Marco Evangelisti: un programa estructurado, trabajado y además, agradable, que recorrió una gran parte de la historia del canto.

L’Orfeo, favola in música, de Claudio Monteverdi, es considerado por muchos musicólogos el origen de la ópera, según las estructuras actuales del género. Fue compuesto en 1607 y Ainhoa eligió para comenzar, un aria de su prólogo: Io la Musica son ch’ai dolci accenti, donde La Música se personifica para explicar el texto y presentar a los personajes. La versión de Arteta, estupenda.

Un siglo más tarde, en 1735, Vivaldi compondría Bajazet, una de sus más de cuarenta óperas. Esta estupenda obra, que aún se representa, tiene una preciosa aria en su acto segundo: Sposa son disprezzata, que Ainhoa interpretó en segundo lugar.

La tercera obra elegida por la soprano, el Ave María de Giulio Caccini, compositor nacido en el s.XVI, es todo un reto para cualquier cantante lírica, y me confirmó la segunda y muy agradable sorpresa de la noche, al comprobar en directo que Ainhoa está en uno de sus mejores momentos musicales. Muy centrada en el rol de soprano lírica, y con una voz mucho más redonda que cuando tuve la ocasión de verla en el Teatro de las Cortes en 2004 y en 2008. Su voz se ha anchado, y sin perder su característica potencia vocal, se ha hecho con los registros medios de una manera más que notable, a la vez que convence en las notas más bajas de la partitura. Creo que en esto coincido con algunos de los que la han podido ver a lo largo de 2013.

La parte del recital dedicado a la música barroca y antigua acabó con la Sonata K 11 de Domenico Scarlatti, interpretada correctamente por Evangelisti, aunque en una versión que a mí me pareció un poco más rápida de lo habitual.

La parte central del programa estuvo dedicada a Mozart, Franck y Mompou. Del primero, su Ave verum corpus, y del segundo el Panis Angelicus, me hubiera encantado que Ainhoa las hubiera podido cantar con el acompañamiento del órgano de la Iglesia del Carmen, pues la ocasión y el incomparable marco lo merecían, pero es evidente que hay cosas que no se pueden realizar, por mucho que uno lo desee, aunque quien sabe si en otra ocasión…

Especialmente emocionante fue la interpretación del Cantar del alma de Federico Mompou, con letra de San Juan de la Cruz, porque, en frase de Ainhoa, el alma nunca muere y esta canción está dedicada al querer del alma, un amor inmortal. Brava Ainhoa, que supo crear un ambiente de recogimiento y meditación, a través de la maravillosa música de Mompou.

Por último, la parte final del recital estuvo de dicada a lo hispano, a través de Guastavino, Granados y Turina. Desde el primer fraseo de La rosa y el sauce, obra del argentino Carlos Guastavino (autor de la famosa canción Se equivocó la paloma, con letra de Alberti), Ainhoa desplegó toda su capacidad dramática y puso al cien por cien su potencia vocal. La gracia, el desparpajo y la simpatía vinieron luego, de la mano de Granados y Turina, y Ainhoa tuvo un entrañable detalle al dedicar la obra de Turina a San Fernando, como cuna de Camarón. De propina, al finalizar, un clásico donde los haya: O mio Babbino caro de Gianni Schicchi de Puccini.

La iglesia conventual del Carmen y la realización de recital fueron también agradables sorpresas: un marco incomparable, donde se cuidaron todos los detalles, incluido el extraordinario piano Steinway & sons gran cola traído ex profeso para la ocasión. El público asistente, que abarrotó el templo, disfrutó de un concierto realmente a la altura de la celebración de un Bicentenario.

 
A.L. SaN FERNANDO | Actualizado 19.11.2013 – 01:00 
 
Un total de 783 personas pudo disfrutar el pasado sábado de la actuación de Ainhoa Arteta en la Iglesia del Carmen, escenario elegido en señal de “distinción”, señaló el alcalde, José Loaiza, que recuerda que fue la segunda sede de Las Cortes en La Isla, el lugar donde se concedió el título de Ciudad de San Fernando del que ahora se conmemoran 200 años. La capacidad del lugar se amplió con la colocación de sillas. “Hubo -explicó el regidor- pantallas para quienes estaban situados en ángulos ciegos pudieran seguir el espectáculo, pero con el sonido en directo”.

Efectivamente bancos y sillas hicieron que el aforo fuera más amplio que las invitaciones repartidas en los días previos, por lo que algunas personas que acudieron a la puerta del edificio conventual pudieron finalmente disfrutar de la voz de Arteta. “Tenemos que agradecerle sus palabras de cariño. Recordó la importancia de la Constitución y también de San Fernando”, apuntó el dirigente del PP, que ayer realizó balance de los últimos actos vinculados al nuevo bicentenario en el que está inmersa la localidad. De hecho, la duración del evento, previsto para 50 minutos pero que se prolongó hasta la hora y diez minutos, muestra que la interprete “estaba a gusto”, a su juicio.

Este concierto, que no ha costado dinero al Ayuntamiento, al ser patrocinado por Endesa Gas, empresa a la que el alcalde también dio las gracias, se suma a los otros espectáculos musicales que desde el verano se han desarrollado en el municipio, con los que se ha pretendido “llegar a todos los gustos”. Se refería Loaiza a la actuación de Carlos Jean, al concierto de Feria, a los artistas de La Copla que actuaron por el 24 de Septiembre y a las actuaciones de La Isla y Olé y del Cerro y Olé.

El regidor isleño se refirió además al acto de entrega del II Premio a la Libertad de Prensa al periodista Pepe Oneto que se celebró en el Teatro el pasado viernes. “Fue emotivo, y además se reconocía a un isleño cuyo trabajo profesional ha estado ligado a los cambios de este país”, recordó. Sólo lamentó que el recinto no estuviera más lleno, “faltó calor”, dijo.

san fernando | bicentenario

Loaiza califica el homenaje a Oneto y el concierto de Arteta de “brillantes”

 

Información…………..18/11/2013 20:23

El alcalde de San Fernando, José Loaiza, calificó como “brillante” el pasado fin de semana para la localidad mercede a dos actos de especial relevancia.

De un lado el merecido reconocimiento que La Isla entregó al periodista Pepe Oneto en el Real Teatro de las Cortes. Un acto emotivo y que también persigue “no olvidar que La Isla fue el escenario de un acontecimiento histórico y trascendental, como fue la promulgación del Decreto de Libertad de Prensa”.

Posteriormente, el sábado, San Fernando acogió el que sin duda se ha convertido en el concierto del Bicentenario, el acto cultural más importante de esta conmemoración. “Contamos con la presencia de la soprano Ainhoa Arteta en un acto que pretendía también distinguir a la Iglesia del Carmen, por ser el lugar en el que La Isla comenzó oficialmente a ser ciudad”.

El recital fue seguido por 783 personas. Hay que recordar que este concierto no le ha costado ni un euro al Ayuntamiento gracias al patrocinio de la empresa Endesa “a la que es justo agradecerle la iniciativa esperando que no sea la última”.

En relación al recital el alcalde aseguró que se cuidaron todos los detalles, desde contar con el mejor piano (traído ex profeso para la ocasión) hasta evitar las zonas ciegas dentro de la Iglesia retransmitiendo el evento por pantallas de video.

“Quiero destacar la implicación de Ainhoa Arteta, el cariño hacia la ciudad y el conocimiento que demostró sobre nuestra historia. Se notaba que estaba a gusto: el concierto estaba previsto que durase 50 minutos y duró una hora diez y diez minutos”, aseguró.

 
….oOo….