I curso en investigación de incendios

SAN FERNANDO

Para conocer mejor el fuego

  • Efectivos de Policía Nacional de la provincia y del Consorcio Provincial de Bomberos asisten desde ayer al primer curso en investigación de incendios

 0001453487_560x560_jpg000

Las jornadas sobre Investigación de incendios, ayer durante su inauguración.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 23.10.2013 – 01:00

Conservar las pruebas y los vestigios de un incendio en la primera intervención es vital para que luego las labores de peritaje puedan establecer las causas del suceso. Para ello los intervinientes deben tener unos conocimientos básicos en investigación de incendios, que pueden adquirirse con la experiencia y en jornadas formativas como las que ayer y hoy se celebran en el centro de visitantes del Parque Natural bajo la organización de la Confederación Española de Policía (CEP) en Cádiz. En torno a 70 personas, entre funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y efectivos del cuerpo de Bomberos asistieron a este curso que ofreció el subinspector especialista de la Policía Científica Manuel Quesada.

El contenido de estas jornadas recogía desde la historia del fuego hasta el informe en el lugar de los hechos, pasando por nociones sobre las metodología en investigación de incendio, y datos sobre la química del fuego, así como sus marcas o el establecimiento del origen del fuego y de las causas. La intención es mostrar a los posibles participantes en las labores de extinción y la posterior investigación cómo debe trabajarse sobre el terreno para hacer los informes posteriores necesarios y esclarecer los misterios del incendio. “La competencia de la investigación es de la brigada de Policía Científica de la Comisaría del lugar donde se produce el fuego, y allí donde no hay de la Guardia Civil”, explica Jesús Herrera, secretario provincial de Formación de la CEP. Todas las comisarías cuentan con su propia brigada y por tanto asumen estas investigaciones, aunque si cuentan con medios físicos insuficientes, pueden recibir apoyo de manera puntual de la Comisaría Provincial, u otras instancias superiores. “Pero Bomberos también elabora un informe que remite a la Policía, y a las instancias judiciales si así es requerido”, señala. Efectivamente, en esa labor de apagar el fuego los efectivos deben atender a cuestiones importantes a la hora de actuar, tanto para realizar ese trabajo de la mejor manera posible, como para evitar la destrucción de pruebas.

También la Policía Nacional debe hacer su propio estudio, puesto que nunca se sabe a priori si el fuego ha sido o no intencionado. Se investiga, por tanto, si ha sido premeditado, provocado, el autor y los motivos. Especialmente, la investigación está orientada a evitar estafas. “Puede ocurrir que en una vivienda se haya producido un incendio intencionado para sacar beneficios del seguro. El informe pericial esclarecerá si ha sido provocado o no el propietario”, apunta Herrera.

A la inauguración de las jornadas, que tendrán una carga lectiva de doce horas, asistieron ayer el comisario provincial, Manuel Bouzas; el presidente del Consorcio Provincial de Bomberos, Fernando García; el comisario local, José Antonio Postigo; y el delegado de Presidencia (y Seguridad), Daniel Nieto.

 
….oOo…..