La Almadraba ya no entiende nada.

SAN FERNANDO

La Almadraba recuerda que las casas ya están legalizadas con el PGOU

  • Los vecinos rechazan el plan especial elaborado por el Ayuntamiento, entre otras cosas porque la urbanización de la barriada les puede costar dinero
  • Piden que no se politice el asunto.

0001320881_560x560_jpg000

Hay fincas, en la barriada de La Almadraba (entre la 422 y 455), cuya inclusión en el plan especial ha causado dudas.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 24.03.2013 – 01:00

El vecino de La Almadraba ya no entiende nada. Lo dice el presidente de la entidad vecinal, José Ruiz Cortejosa, que explica la confusión de sus conciudadanos: “Primero les cuento una cosa en una reunión, que es lo que me dice el abogado. También les comento más tarde lo que se habla con el Gobierno municipal. Pero luego leen en la prensa que el Ayuntamiento hace otra cosa distinta. Normal que estén confundidos. Yo, también”. Se refiere el dirigente de este barrio isleño al contenido del plan especial para el desarrollo de la zona que los técnicos municipales han elaborado y que la Junta de Andalucía ha rechazado al considerar, entre otras cosas, que se contradice con lo que marca el Plan General (PGOU). Los afectados por su parte tampoco quieren este documento de planeamiento: no cubre las necesidades de la barriada, y encima carga al vecino con la futura urbanización.

Cortejosa recuerda la reunión que mantuvo con los dirigentes municipales en la que demandaron que se tuviera en cuenta el interés del vecino cuando se redactara este plan especial de mejora urbana esencial para el desarrollo de la barriada. Les pidieron entonces que presentaran sus propuestas, algo que hicieron contando con la participación de un urbanista. Un documento que contenía diez cuestiones necesarias, entre ellas la edificabilidad de la zona, la protección de todas las viviendas, la creación de un paseo marítimo o la mejora de los servicios en la zona. A eso se une la insistencia de que cuente con los pasos existentes como acceso a la trasera de las viviendas, para evitar que se tire alguna de las fincas. “Nos dicen que no nos preocupemos y resulta que sí plantean tirar dos casas para abrir viales hacia el litoral”, lamenta el responsable vecinal, que insiste en que los callejones pueden servir puesto que Costas no establece cuántos son necesarios para dar permeabilidad a esa parte de atrás. Concretamente, el plan especial decide el derribo de dos casas y la eliminación de un patio y un garaje de otra propiedad. Son los números 379, 441 y 463.

Esta cuestión ha sido incluido por los vecinos dentro de sus alegaciones al documento. Tampoco comparten que se fije un sistema de cooperación para el desarrollo de la zona, porque eso supone obligaciones de cesión de suelo y aprovechamiento urbanístico: los vecinos tendrían que asumir los costes de las actuaciones de mejora urbana que se realizaran, por ejemplo. Es la manera que tendría el Ayuntamiento para obtener y urbanizar los suelos destinados a espacios libres de uso público, viales y zona verde. Pero esto, señala la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, que debía emitir informe vinculante, no es posible al estar incluido en el Plan General como suelo urbano consolidado. “La desconsolidación de facto no puede producirse para todo el ámbito a través de un plan especial ya que supera el alcance que la ley establece para este instrumento de planeamiento pues modifica la categoría de suelo”, se puede leer en el informe desfavorable.

Al respecto, los propietarios de las viviendas de La Almadraba muestran su imalestar. “Nos dijeron que costaría a lo mejor algo y les advertimos que no lo aceptábamos, pero aseguraron que buscarían financiación alternativa. Pero en el proyecto definitivo, no en el borrador que nos enseñaron, ponen el sistema de cooperación que nos cuesta a nosotros dinero. No lo queremos”, apunta José Ruiz Cortejosa. Prefieren, insiste, quedarse sin plan especial, aunque eso suponga no poder hacer obras en unas fincas que necesitan arreglos. “Es que confunden. El plan especial no legaliza nuestras casas, sólo establece el desarrollo de la zona. Ya están legalizadas por el Plan General, una vez Costas cambio el deslinde”, deja claro. Los apuntes de la Junta, que dice que la fijación de este tipo de sistema de actuación no es posible, es un respiro para ellos.

El otro problema que les creaba el plan especial es la creación de dos zonas de ordenación distintas, una para las propiedades que están fuera de servidumbre de protección de dominio público marítimo terrestre y otra para aquéllas que están dentro. “Los técnicos se han equivocado ahí”, sostiene. No miran por el interés del vecino, critica. Tampoco entiende que se haga esto cuando está planeado crear un paseo marítimo por toda la trasera. “Eso hará que deje de ser inundable en algunos puntos. ¿Qué harían entonces, hacer un nuevo plan especial para que solo fuera una zona?”, comenta. Así con todo, no quieren que este tema se politice.

 
….oOo….
Anuncios