Plan de Protección del Corredor Litoral, Camposoto.

SAN FERNANDO

Camposoto reaparece en escena

  • El Plan del Litoral rescata el histórico debate en torno estos suelos El PSOE defiende su inclusión porque garantiza su desarrollo hotelero.

0001449502_x440_jpg000

Terrenos de Camposoto, en una imagen de archivo

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 17.10.2013 – 01:00

La tramitación del Plan de Protección del Corredor Litoral por parte de la Junta de Andalucía ha rescatado para el debate político un tema histórico para La Isla: el añorado de Camposoto, del que se habla desde la década de los años 90.

Camposoto, un recurrente argumento electoral que utilizan indistintamente todas las siglas políticas, se liga desde hace veinte años a ese desarrollo turístico de la ciudad que nunca llega. En el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en vigor desde hace unos meses, condiciona ese despegue económico a la puesta en uso de estos terrenos.

Pero todo planteamiento choca con una realidad incuestionable: Defensa no tiene la más mínima intención de deshacerse de este millón y medio de metros cuadrados de suelo sobre los que se levanta el acuartelamiento del Ejército de Tierra. Antes bien, e incluso en contra de lo que ocurre con otras dependencias militares existentes en la localidad que han caído en un preocupante desuso (ahí está el hospital, por ejemplo), Camposoto sigue teniendo un gran interés para las Fuerzas Armadas y las instalaciones están a pleno rendimiento, habiendo incluso absorbido unidades procedentes de otras localidades durante la puesta en práctica de los planes de optimización que se han llevado a cabo en los últimos años.

Nada -y mucho menos ahora, con las consecuencias de la crisis económica y los recortes que sufre la Administración- hace pensar en un próximo desarrollo de estos terrenos. Si se habla de Camposoto será a muy largo plazo, a varios años vista.

Pero el Plan de Protección del Corredor Litoral ha vuelto a plantear el debate acerca de su posible desarrollo, sobre lo que se pretende hacer con estos terrenos cuando llegue el momento. El alcalde, José Loaiza, reclamaba esta semana a la Junta de Andalucía que excluyera estos suelos de la catalogación que lleva a cabo el nuevo Plan de Protección del Litoral. El Ayuntamiento quiere libertad para poder diseñar el futuro de Camposoto y sostiene -así lo incluirá en sus alegaciones- que estar sujeto a los criterios de esta nueva norma autonómica no hará sino dificultar y frenar su futuro desarrollo (cuando llegue).

Pero su postura difiere abiertamente de la que mantiene el PSOE isleño. Ya el pasado mes de agosto, su portavoz, Patricia Cavada, abogaba por dejar fuera del Plan del Litoral los polvorines de Fadricas, cuyo desarrollo ya está canalizado con la reserva de suelo y el acuerdo de bases suscrito con los propietarios -de ahí que en sus alegaciones defiendan su salida-, pero no el millón y medio de metros cuadrados de Camposoto.

¿Por qué? Pues porque -según los socialistas- su inclusión en esta Plan de Protección del Litoral no afecta en nada a su desarrollo turístico. Es más, dice Cavada que se garantiza la posibilidad de construir hoteles. “Lo que hace el Plan es proteger estas zonas costeras de nuevos desarrollos residenciales para no hipotecar más suelos con la construcción de viviendas, con más ladrillo”, advierte. Por ello no comparte la reacción del alcalde al reclamar a la Junta de Andalucía que deje fuera del documento todo Camposoto.

 0001449503_560x560_jpg000

Patricia Cavada, con el delegado territorial, Federico Fernández.

Cavada reconoce que la reacción del alcalde isleño le preocupa porque, a su juicio, pone de manifiesto que los planes que el PP tiene para esta zona pasan “por más ladrillo, por construir pisos y más pisos frente a un desarrollo hotelero”. Sólo eso justifica su insistencia por excluir a Camposoto de un plan que garantiza el uso hotelero en un futuro, con independencia de qué partido vaya a estar en el Ayuntamiento.

“Camposoto es un suelo de oportunidad”, afirmó la portavoz socialista al aludir a estos terrenos. “Es la última oportunidad que le queda a San Fernando para acertar, para afrontar su desarrollo con una visión de futuro ligado al turismo y a la creación de actividad económica”. Una oportunidad -insiste- que no se puede desaprovechar “para hacer más viviendas”.

 
….oOo….