“Respeto y disculpa hacia los isleños”.

san fernando | desfalco

60.000 euros para defender al ex alcalde de una condena de 30.000

 

Informacion…..11/12/2013 01:18

Una vez ratificada el informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía (CCA) por parte del Tribunal de Cuentas, y recordando que el ex alcalde Manuel María de Bernardo utilizó dinero público para la contratación del prestigioso abogado Muñoz Machado, José Ángel Expósito considera que siendo coherente con el mensaje de su carta de dimisión en la que habla de “respeto y disculpa hacia los isleños”, De Bernardo tendría que devolver los 60.000 euros empleados para su defensa, ya que este informe no fue encomendado para la defensa de los intereses del Ayuntamiento sino para desacreditar el informe de la CCA en favor de su defensa personal.

El coordinador de UPyD pregunta si se hubiese gastado De Bernardo 60.000 euros de su propio bolsillo para defenderse del dictamen de la Cámara de Cuentas. “Posiblemente no, pero como el dinero usado es dinero público no importa, al parecer, que cueste más la defensa que la propia condena. Es decir, hemos gastado los ciudadanos 60.000 euros para defender a nuestro alcalde de una condena de 30.000 euros”.

Los motivos en los que se basa UPyD se basan en la resolución del Tribunal de Cuentas responsabilizando a De Bernardo, Moreno, interventor y a los tesoreros acusados en la desaparición de los casi ocho millones de euros que las arcas de la ciudad han sufrido.

“Independientemente de que la condena del Tribunal de Cuentas impuesta a los acusados sea más o menos compartida, lo que resulta impepinable es que todas las personas implicadas tienen su parte de responsabilidad como desde 2010 ya veníamos denunciando desde UPyD”, dice Expósito.

…oOo…

Esta es una Isla plañidera.

Opinión

No se puede llorar por lo que no se sabe defender

 Alba Carvajal (http://ellugardelaponte.blogspot.com)…… 12/11/2012.

En esta Isla nuestra estamos acostumbrados a llorar por aquello que se perdió, llevamos toda la vida llorando y quejándonos en el silencio de las alcobas, en la esquinita de la barra o en el rellano de las escaleras, solos o de dos en dos. En contadas ocasiones se nos escapó un grito, un suspiro cuando más. Es una llorera secular por las cosas o por las personas perdidas pero rara vez hemos peleado para no perderlas. Esta es una La Isla plañidera.

En tan solo tres meses hemos perdido 1.143 puestos de trabajo y caso insólito, el número de parados supera al de cotizantes a la seguridad social. 14.237 isleños/as que cada mes fichan en el SAE, 42.711 isleños/as afectados por la falta de un salario que llevarse a sus estómagos, pero tan solo veo a un puñadito, 20, 30 contando generosamente, que en vez de llorar se plantan en la plazadelrey o en las puertas de isaaacperal, pancarta en mano exigiendo puestos de trabajo. Los otros 14.200 ¿dónde están?

Los poquitos que nos quedan en Navantia, se desgañitan, se manifiestan, piden carga de trabajo para ellos, para La Isla, para nuestros hijos… pero mientras reciben palos y pelotitas de goma, el resto, los demás, les contemplamos desde la pantalla del ordenador, desde los titulares de prensa, desde la esquinita de la barra, desde el sofá… Dentro de poco, lloraremos como lo hicimos cuando se perdió Fabrica San Carlos o cuando se llevaron los cuarteles, porque esta es una Isla plañidera.

Dos administraciones nos repiten que no tienen dinero para mantener el hospital, se debaten en una pelea de grillos, casi kafkiana, en culparse mutuamente del más que previsible cierre y desmantelamiento de sus instalaciones y tan solo veo a unos cuantos isleños/as que con timidez e ingenuidad, se llaman plataforma y de vez en cuando nos dicen desde las portadas que tenemos más de cien mil razones para defenderlo… pero ¿dónde están los 99.970 restantes? Lloraremos, como siempre, cuando veamos los yerbajos creciendo en el recinto y todas las persianas caídas, porque esta es una Isla plañidera.

Tenemos un alcalde-emperador, imponiendo recortes y subidas de impuestos y tasas, un pequeño dictador sin ideas y sin escrúpulos desmantelando cualquier atisbo de progreso y esperanza, poniendo los cimientos para una Isla beatona y sumisa, una Isla con el pantaloncito de domingos y las mijitas del freidor, una Isla de misa dominical y alpargatas, una Isla del Pannuestro y Sanvicentedepaul… y nosotros ¿dónde estamos?, pidiendo moratorias para pagar el IBI, rogándole a la delegada una botella de butano o que le pague el recibo de la luz y el resto en la barrera, pero pronto lloraremos para que Cáritas haga más campañas de recogida de alimentos, porque esta es una Isla plañidera.

No podemos llorar por lo que no sabemos defender, no nos podremos lamentar cuando vengan a por nosotros, no nos podremos quejar cuando acaben con todo. Defendamos lo nuestro hoy y mañana y el día 14, porque otra cosa sería seguir llorando en esta Isla plañidera. DIARIO Bahía de Cádiz – Alba Carvajal

….oOo….