Los BAM (Buque de Acción Marítima) para la Armada era la solución.

SAN FERNANDO

La Isla se aferra al futuro de Bazán

  • Ligada a la actividad de la factoría naval, la ciudad observa con preocupación su actual situación
  • Con trabajo en Sistemas FABA y en reparación, construcciones cuenta con carga escasa

 0001451295_560x560_jpg000

Cientos de trabajadores de la plantilla de Navantia-San Fernando recorren el centro de la ciudad en una de sus últimas movilizaciones para exigir carga de trabajo.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 20.10.2013 – 01:00

El vínculo existente entre los astilleros de la antigua Bazán y la ciudad se mantiene desde hace muchos años. Muchos ciudadanos recuerdan aún aquellos tiempos en que la plantilla rondaba los 5.000 trabajadores. Eran tiempos de esplendor, en los que La Isla vivía bajo su protección y la de la Armada. Esos años de bonanza, sin embargo, son añorados en estos momentos de crisis, cuando la ciudad sufre en decadencia con 13.753 desempleados. San Fernando padece la deriva de esas dos industrias históricas: la reducción considerable tanto de las instalaciones de la Armada, como de la actividad de la factoría naval. En el horizonte las dudas y la desesperanza surgen entre quienes entienden que el futuro de La Isla y de Navantia están ligados entre sí. Porque la pérdida de este centro de trabajo, al menos su mengua a mínimos, provocaría una reacción en cadena que sería difícil superar. Como lo está siendo ya para muchas familias isleñas, que desde la industria auxiliar desempeñaban sus labores en las dependencias de La Carraca y ahora se encuentran sin faena y en dificultades para mantener la familia a flote.

Apenas quedan en torno unos 250 o 300 empleados de subcontratas desempeñando tareas en la antigua Bazán en la actualidad. Se encargan de mantenimiento, ingeniería o auxilio. Llegaron a ser, no hace tanto, más de 2.000 operarios y técnicos que se sumaban al trabajo de la plantilla. Ahora la escasa carga de trabajo ha dejado a la mayoría en la calle, en muchos casos engrosando las listas de desempleo de la ciudad o de cualquiera de las otras localidades del entorno, sumando su drama al de otros trabajadores en su misma o peor situación.

Su presencia en Navantia reflejaba un tiempo mejor a este para la factoría, cuando el astillero estaba a pleno rendimiento, y el personal propio de esta empresa pública no era suficiente para cubrir las necesidades que demandaban los encargos. Ahora, desde hace un tiempo, esos encargos van escaseando. No es nada nuevo para esta industria principal isleña, que ya en 2005 movilizó a la población para oponerse a su cierre. Pero no duele menos por eso. Porque muchos saben del cordón umbilical que une a San Fernando con esta histórica actividad naval. Por él, de ella, se alimenta en buena medida la economía local, pero en estos momentos ese suministro se ha visto reducido por la falta de trabajo.

Efectivamente, la principal sección de estos astilleros de La Carraca, de nuevas construcciones, sufre la falta de nuevos programas, de nuevos contratos. Según el presidente del comité de empresa, José Antonio Oliva, en sacar adelante las lanchas de desembarco para la marina australiana se ocupa en la actualidad aproximadamente el 60% de la plantilla. Pero la faena se irá concluyendo y la última de ellas se entregará en enero de 2015. Por detrás se encuentra el vacío, sin que ninguna de las posibilidades comerciales del extranjero se haya concretado en un acuerdo y, por tanto, en nuevos encargos. “Éste es el trabajo que se prolonga en el tiempo, el que ocupa a la plantilla y da trabajo para la industria auxiliar, el resto mantiene la actividad por periodos de 15 o 20 días”, explica el representante sindical, también responsable máximo del comité intercentros.

La realidad en la nueva construcción dista mucho del 91% al que se aludía hace unos días el presidente de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), Ramón Aguirre, que hacía referencia a la ocupación del departamento de reparaciones, que sí tiene faena por el momento. Acaban de someter a mejoras a una draga, un trabajo importante que puede abrir la puerta a más reparaciones en este tipo de embarcaciones. Prosiguen con los barcos de la Armada española (aunque ya llegan menos). “Es un trabajo más flexible. Los compañeros se mueven cuando es necesario a Cádiz o Rota”, comenta Oliva. Se trata de una línea medianamente segura de actividad, por lo tanto.

La tercera división, la de antigua Fábrica de Artillería, hoy Sistemas FABA, continúa con su trabajo para nutrir a los astilleros de Navantia. “Se encargan de integrar todos los sistemas de donde sea”, cuenta el presidente del comité. La parte de ingeniería mantiene su actividad constante. El taller, sin embargo, que fabrican cañones y otro tipo de piezas de los sistemas se encuentra menos ocupado.

Aun con estas dos secciones con rendimientos altos, Navantia necesita para asegurar su futuro que sea construcciones la que tire del carro con nuevos proyectos. Hasta la fecha ninguno de los movimientos comerciales realizados por en el exterior por la empresa ha dado resultados. Qatar, Venezuela, Turquía… “No entendieron que ese tipo de acuerdos tardan en madurar, podrán llegar pero con el tiempo, puede prolongarse años”, advierte José Antonio Oliva. Por eso defendían desde el primer momento que la segunda fase de los BAM (Buque de Acción Marítima) para la Armada española era la solución. “Se había suscrito en un consejo de ministros”, recuerda. Es más, añade, no era necesario dar luz verde a los cinco barcos de esa fase, sólo a uno, o incluso ampliar la primera fase que seguía abierta, para poner en marcha el proceso. “Se activa así el empleo en la zona, pero también los resortes económicos de la empresa, que puede acudir a financiación exterior, porque el aval ya no es el patrimonio sino el programa que tienes en marcha”, expone.

Pero “prefirieron jugársela a la carta de los contratos exteriores”. Y mientras, quienes son conscientes de que San Fernando está en manos de los astilleros, aguardan mejores noticias.

 
….oOo….

Defensa no acepta

San Fernando | Sanidad

La Junta anuncia que Defensa rechaza su propuesta para el Hospital de San Carlos

sancarlos--300x180

Hospital de Defensa

Información …. 30/01/2013 12:41

La Junta de Andalucía lamenta que el Ministerio de Defensa no aceptara la propuesta que se había hecho para poder llevar a cabo la ampliación del convenio del Hospital de San Carlos que permitiría a partir de 2014 que la ciudad de San Fernando contara con nuevos servicios en estas instalaciones, como atención a cuidados críticos y urgencias, una unidad de hospitalización polivalente para cortas estancias; la atención a pacientes pluripatológicos en gases de agudización de sus patologías; una unidad para atención a pacientes paliativos, oncológicos y no oncológicos; y una unidad de lesionados medulares.

Frente a esto, el Ministerio ha remitido a la Administración andaluza una contrapropuesta que resulta del todo inasumible, al pretender imputar a las arcas de Andalucía, no sólo una actividad con un precio duplicado (sobre la propuesta base sin saber a qué obedecen estos cálculos), sino el mantenimiento y obras de mejora de las instalaciones, un extremo que, según el propio convenio que se pretende ampliar corresponde a la entidad propietaria del inmueble y que es el Ministerio de Defensa.

Imposibilidad de asumir la propuesta

De esta manera, la Consejería de Salud y Bienestar Social ha trasladado al Ministerio de Defensa la imposibilidad de asumir la propuesta que habían remitido recientemente y en la que pretenden mantener la titularidad de la infraestructura pero repercutiendo a la Administración andaluza costes nunca recogidos en el actual convenio ni en una posible ampliación del mismo.

La Administración andaluza ya presentó meses atrás a Defensa la posibilidad que tiene de ampliar el convenio vigente para el uso compartido del Hospital de San Carlos, propuesta que incluía un estudio riguroso de costes de toda la nueva actividad que podría incluirse en la cartera de servicios del centro y que suponía una aportación de 11 millones de euros por parte del Gobierno autonómico. Tras estudiar minuciosamente la contrapropuesta recibida por Defensa y en la que se eleva esta cantidad a 27 millones, la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha dirigido una carta al Ministerio en la que advierte de que “no parece procedente que los costes derivados del uso una infraestructura repercutan sobre quién desarrolla la actividad asistencial”, puesto que Defensa pretende que la Junta realice todas las obras de mantenimiento cuando en el convenio que ya existe entre ambas administraciones y que se ampliaría si existiera un acuerdo, está meridianamente claro que esto le corresponde a la entidad dueña de las instalaciones.

En este sentido, la Consejería, a través del convenio y su previsible ampliación, ha propuesto asumir los costes derivados del incremento, tanto de actividad como de la cartera de servicios, pero nunca aquellos derivados del equipamiento y reformas, competencia de Defensa.
Además, el Ministerio ha incrementado en un 49 por ciento los costes de ampliación de actividad y procedimientos a asumir en el centro propuestos por la Consejería, atribuyendo el aumento a “expertos de Sanidad Militar” y sin explicar qué criterios se han utilizado, limitándose a estimar en números redondos y siempre al alza los de la Junta.  En concreto, Defensa pide 5,5 millones para remodelaciones, renovación de equipamiento, así como para personal, todo ello de su exclusiva competencia, además de elevar en 21,6 millones los 11 propuestos por Salud y Bienestar Social en materia de asistencia sanitaria.

Por todo ello, Montero ha solicitado al Ministerio que se respete la propuesta y reitera “la voluntad de poder llegar a un acuerdo, tal y como siempre le he expresado”. La Consejería considera que en esta época, más que nunca, los esfuerzos hay que compartirlos y ése es el espíritu de la propuesta de ampliación del convenio que se ha presentado al Ministerio: contribuir ambas administraciones al funcionamiento de las estructuras.

La Administración andaluza no sólo trabaja en el mantenimiento del actual centro, sino en la ampliación de éste con nuevas especialidades y servicios a partir de 2014. Concretamente, se propone un incremento del 60,4 por ciento en consultas externas, del 57,1 por ciento en pruebas diagnósticas y del 28 por ciento en cirugía mayor ambulatoria; se incluyen nuevos servicios a disposición de los ciudadanos como atención a cuidados críticos y urgencias, una unidad de hospitalización polivalente para cortas estancias; la atención a pacientes pluripatológicos en gases de agudización de sus patologías; una unidad para atención a pacientes paliativos, oncológicos y no oncológicos; y una unidad de lesionados medulares.

El interés de la Junta de Andalucía por esta infraestructura y el compromiso con la ciudadanía está fuera de toda duda, una vez que en 2005 firmó el actual convenio, que ha permitido mejorar la accesibilidad de los usuarios adscritos, evitando que los habitantes de San Fernando se desplacen a otros centros.

No obstante, la contrapropuesta dirigida por el Ministerio de Defensa a la Consejería de Salud y Bienestar Social no es asumible, ya que presupone una disponibilidad presupuestaria de la que difícilmente dispone, en la actualidad, cualquier comunidad autónoma; dicta una serie de exigencias de su competencia sin que le repercuta económicamente; y eleva la generosa propuesta de la Junta, dados los tiempos que corren, sin explicación y  con un criterio errático.

….oOo….

Armada y 24-S

San Fernando | Armada y 24-S

La ciudad hace entrega a la Infantería de Marina de la Bandera Coronela

  • Tradicional izado de bandera que se hace con motivo de dicha efeméride cada año.

José F. Cabeza…. 24/09/2012 17:17

El Ayuntamiento isleño y la Armada Española estrecharon aún más los lazos si caben durante la jornada conmemorativa del aniversario de la convocatoria a Cortes Generales y Extraordinarias de 1810. Al ya tradicional izado de bandera que se hace con motivo de dicha efeméride cada año se ha unido en esta edición la entrega de la Bandera Coronela por parte del Ayuntamiento de San Fernando a la Infantería de Marina con motivo del 475 aniversario de su fundación.

Sendos actos se desarrollaron en la céntrica plaza del Rey y fueron culminados con el desfile de la Fuerza entre la Alameda Moreno de Guerra y la Capitanía General. Destacar la masiva presencia de público, muy por encima la participación ciudadana que en las últimas ediciones se había venido registrando.

Los actos castrenses fueron presididos por el almirante de la Flota, Santiago Bolíbar Piñero, el vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras, el alcalde isleño, José Loaiza, y el comandante general de la Infantería de Marina, Pablo Bermudo y de Espinosa, que fue el encargado de recoger la Bandera Coronela de manos del primer edil isleño.

Secuencia de los actos

A las diez y media de la mañana de la festividad de esta 24 de Septiembre tuvo lugar la primera aportación militar a la conmemoración del 202 aniversario de la convocatoria a Cortes Generales. Fue con el izado de la bandera en la plaza del Rey en la que participó una sección de la Infantería de Marina del Tercio de Armada y la Banda de Música del Tercio del Sur.

A las 11.30 horas se produjo el acto central de la mañana con la entrega de la Bandera Coronela por parte del alcalde, José Loaiza, al comandante general Pablo de Bermudo y Espinosa. Previamente se procedió a la incorporación de la bandera nacional.

Loaiza reseñó durante su discurso que “constituye para San Fernando un gran honor acoger y convocar este solemne acto de entrega de Bandera Coronela con el que la ciudad honra a su Infantería de Marina, en el año del 475 aniversario de su creación”.

El alcalde prosiguió con su discurso indicando que “la histórica y modernizada calle Real, escenario perfecto de los grandes acontecimientos ciudadanos, acoge uno de los actos más hermosos en los que se simboliza la unión imperecedera de San Fernando con la Armada y la Infantería de Marina”.

Loaiza fue claro al decir que “el Ayuntamiento siempre ha venido colaborando, colabora y colaborará de manera estrecha en todo lo referente a las actividades y necesidades de la Armada Española, tanto en su Cuerpo General como en el de la Infantería de Marina. Y ha mantenido a lo largo de su historia el estrecho vínculo de respeto al símbolo que se materializa en la Bandera. Así, entregó una enseña a la Escuela de Suboficiales de la Armada, el recuerdo a las juras de bandera en el Cuartel de Instrucción de Marinería forman parte ya de la historia local y de la memoria colectiva de millares de españoles. Unidades como el TEAR, el CEFOT 2 o el RACTA 4, en este mismo lugar, siguen acogiendo juras de aspirantes a militar profesional de tropa, reservistas voluntarios y civiles de todos los territorios de España”.
   
Espíritu de sacrificio

El también presidente de la Diputación Provincial ensalzó la labor durante casi cinco siglos de la Infantería de Marina. “Cumplidos 475 años desde su creación, reconocemos y exaltamos su espíritu de sacrificio en la defensa de la patria, a lo largo de su historia; su fiel entrega, heroico valor y mayor coraje en los servicios prestados en las misiones humanitarias y su cariño a San Fernando y los isleños”.

Por último, afirmó que “un día como hoy, 24 de septiembre, cargado de la mejor riqueza histórica y ceremonial, nos emociona acoger con los brazos abiertos a los hombres y mujeres que gracias a su trabajo diario realizan con vocación un inestimable servicio a España, en territorio nacional e internacional. Con ello, se han labrado un merecido prestigio en escenarios a veces lejanos y difíciles. Contribuyendo a preservar la estabilidad y la paz, entregando siempre su vida de manera abnegada y generosa, en una constante y permanente actitud de servicio”.

En la recta final del acto castrense, se desarrolló el tradicional y sentido homenaje a los caídos en acto de servicio, tras el cual sonó la marcha heroica previa a la retirada de la bandera nacional. Por último, se desarrolló quizás lo más esperado por el público asistente, es decir, el desfile militar que partió desde la Alameda Moreno de Guerra y recorrió toda la calle Real hasta alcanzar la Capitanía General.

….oOo……