Las alturas

SAN FERNANDO

Unos recelos por la altura nada nuevos

  • Los interrogantes sobre la torre-hotel que se proyecta en Janer recuperan el debate sobre las alturas
  • La Junta ofrece un mensaje de tranquilidad sobre el futuro de las torres de La Casería

0001476995_x440_jpg000

Imagen de archivo de las torres de La Casería.

A.L. san Fernando | Actualizado 26.11.2013 – 01:00

La polémica por la altura de la torre-hotel que el plan especial de Janer recoge para su construcción en un futuro ha despertado viejas historias y fantasmas sobre la idoneidad de este tipo de edificios para la localidad. Por supuesto, ha recuperado del recuerdo el plan parcial que contemplaba la creación de hasta cuatro torres más como las tres que ya existen en la zona de La Casería y que en 2005 levantó un fuerte rechazo y actos reivindicativos contrarios. Esos proyectos se encontraron sin embargo con el escollo del estallido del boom inmobiliario, de la apuesta por el ladrillo. Pero sobre todo con la posición contraria, frente a las intenciones municipales, de la Junta de Andalucía. Todo sigue en el aire, de hecho, al no haber todavía resolución del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al respecto. Una sentencia contra las torres supondría un problema para las personas que ya habitan en ellas, familias a las que habría en tal caso, reconoció hace unos días la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, que dar una “solución digna”.

El proceso judicial comenzó con el paso dado por la Administración andaluza que consideraba que las torres se habían construido sin los informes favorables correspondientes. La Junta buscaba la impugnación del plan parcial. La sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Cádiz obligaba al Ayuntamiento a revisar las licencias de obra concedidas pero no entraba a valorar la legalidad de estos edificios. En enero de 2009 el Consistorio recurrió al TSJA y desde entonces se aguardan sus conclusiones.

La sentencia ofrecería un nuevo escenario para esta polémica en referencia a la zona norte de la ciudad, puesto que podría paralizar la propuesta urbanística de este área. No tanto así el Plan General (PGOU). Aunque Ecologistas en Acción consideraba hace dos años que la norma limita las alturas, desde el Gobierno municipal se apuntaba que no era así concretamente. Por eso, por ejemplo, el informe de Medio Ambiente sobre el plan especial de Janer, y más concretamente sobre la torre-hotel de 22 plantas, se refiere a cuestiones como la “integración paisajística” en las zonas cercanas al litoral; la singularidad de la construcción, porque sería el edificio más alto de toda la Bahía de Cádiz; la necesidad de un estudio de impacto; o la importancia de articular mecanismos de participación previos para garantizar el consenso ante esta actuación.

Los recelos de la Junta son evidentes una vez más con un edificio de altura como demuestran todas estas puntualizaciones. Sin embargo, desde el Gobierno municipal, el alcalde, José Loaiza, defendió que el informe es “favorable”, rechazó las contradicciones con el Plan General que se vislumbran como argumento en el documento de Medio Ambiente y descartó abrir el debate a ciudadanos y colectivos de la ciudad. Además, aseguró que se analizaría la posibilidad de hacer o no el estudio de impacto ambiental que recomienda la Junta y que no es obligatorio según el regidor.

Toda esta tramitación evitará el limbo jurídico en el que se encuentras las tres torres de La Casería, que aguarda el fallo del TSJA para cerrar un conflicto que lleva mucho tiempo abierto, como reconoció la responsable de la Consejería de Medio Ambiente. Serrano entiende que hay muchas personas que se han visto afectadas por esta situación urbanística y jurídica de la que no tienen culpa. Por eso, apuesta por encontrar en su momento la mejor solución para estas familias. El mensaje ofrecido por la consejera, por tanto, fue de tranquilidad.

 
….oOo….
Anuncios