El apeadero de autobuses.

TRANVÍA

El tranvía tiene aún pendientes el apeadero y la subestación

  • Hace ocho meses que se adjudicaron las obras en el nudo de La Ardila y un año del acuerdo para la subestación que se cerró con la Junta de Andalucía

0002191122_560x560_jpg000

Parada del tranvía en La Ardila, donde está prevista también la construcción del apeadero de autobuses.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 12.10.2016 – 01:00

Hace ocho meses que la Consejería de Fomento adjudicó las obras para la construcción del apeadero que se levantará en el nudo de La Ardila y que funcionará como estación de autobuses dando respuesta así a una vieja demanda de La Isla. Sin embargo, los trabajos -una actuación complementaria al proyecto del tranvía metropolitano- todavía no han comenzado.

Se espera, eso sí, que lo hagan en un breve plazo. De hecho, el retraso se ha debido en su mayor parte a la necesidad de revisar el proyecto en lo que toca al diseño del edificio modular que dará servicio a los pasajeros a petición del propio Ayuntamiento, que ha incorporado también sus propias propuestas con el propósito de mejorar el resultado final.

Según la Agencia de Obra Pública de Andalucía, la actuación definitiva ya se ha consensuado con el Ayuntamiento isleño. El comienzo de las obras, no obstante, tendrá que esperar ahora a la firma de un convenio de colaboración entre ambas administraciones para asegurar que el Consistorio asume la gestión y se hace cargo del mantenimiento de estas instalaciones una vez que concluyan los trabajos. Dicho acuerdo también se tendrá que rubricar con el municipio chiclanero, donde se llevará a cabo una actuación similar para complementar al tranvía.

Las obras para la construcción del apeadero para autobuses que se levantará junto a la parada del tranvía en La Ardila fueron adjudicadas en el pasado mes de febrero por 181.5000 euros a la empresa UC10 Infraestructuras SA tras el compromiso adquirido meses antes por el propio consejero de Fomento. Su tramitación administrativa fue, de hecho, bastante ágil. Y, de hecho, se esperaba una pronta ejecución de las obras, que además cuentan tan solo con tres meses de plazo. Pero todo quedó supeditado a la citada revisión del proyecto.

La actuación planteada por la Junta de Andalucía contempla la construcción de hasta cuatro dársenas en batería y la instalación de dos marquesinas y de un edificio modular que dará servicio a los pasajeros y que tendrá una superficie de unos 50 metros cuadrados. En el entorno se dará cabida también a una parada de taxis y se facilitará su conexión con la red de carriles bici. El apeadero hará las veces de estación de autobuses de San Fernando, lo que obligará a trasladar el punto que actualmente, al no existir unas instalaciones físicas, ejerce esta función en la parada de La Magdalena, junto al recinto ferial. Su puesta en marcha para 2016 se descarta ya que ni siquiera se han iniciado las obras.

Aunque el apeadero de La Ardila no es el único proyecto que el tranvía tiene todavía pendiente de ejecutar en San Fernando, si bien ninguna de estas actuaciones que todavía restan por llevarse a cabo incide directamente en su puesta en funcionamiento, que está prevista para el segundo trimestre de 2017 según los últimos plazos que ha dado la Junta de Andalucía.

Un año se cumple también ahora del acuerdo que cerró el Ayuntamiento con la administración autonómica para cerrar el convenio de la subestación eléctrica que está prevista en los terrenos de Janer, que abastecerá al tranvía para garantizar su correcto funcionamiento y que al mismo tiempo solventará el déficit energético que arrastra La Isla.

Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, las obras para construir esta subestación -que costeará en su totalidad la Junta y que supondrán una inversión de seis millones de euros- ni siquiera se han licitado aún. Y eso que en otros momentos se urgía al Ayuntamiento a que diera luz verde al convenio para no demorar la puesta en marcha del tranvía.

Todo está pendiente todavía de la firma de un nuevo acuerdo entre el Consistorio, la Junta y Endesa, que será fruto del primer convenio y en el que se desarrollará y regulará el uso de dicha subestación y los detalles más técnicos, entre ellos, la forma en la que se llevarán a cabo los resarcimientos una vez que la subestación se ponga en marcha, previsiblemente a finales de 2017 o a principios de 2018. Aunque el tranvía no tendrá que esperar hasta entonces ya que tiene solucionado un suministro provisional para poder empezar a funcionar gracias a un acuerdo alcanzado con Endesa.

….oOo….<

TAC (Tomografía Axial Computerizada) del Hospital San Carlos de San Fernando

san fernando | salud

El TAC del Hospital San Carlos ha realizado más de 2.500 pruebas

tac2

 Visita a las instalaciones · J. F. C.

E.P….. 09/10/2016 12:53

El TAC (Tomografía Axial Computerizada) del Hospital San Carlos de San Fernando ha realizado en el primer año, desde su puesta en marcha en octubre de 2015, un total de 2.534 pruebas, según han informado a Europa Press fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Asimismo, han recordado que el TAC del centro isleño, en el que la Consejería de Salud invirtió 360.000 euros, produce, mediante rayos X, imágenes detalladas de cortes axiales del cuerpo. Así, según han explicado, en lugar de obtener una imagen como la radiografía convencional, el TAC obtiene múltiples imágenes al rotar alrededor del cuerpo y en tres dimensiones de todas las regiones.

Igualmente, han señalado que la Unidad de Diagnóstico por la Imagen de San Carlos, en la que se enmarca el TAC, ha generado, además, un total de 61.241 exploraciones radiológicas desde que este centro se traspasara a la Junta de Andalucía en 2014.

Así, de las 10.223 que se realizaron en 2013, se han pasado a las 30.397 del pasado año o las 24.726 de enero a agosto de 2016, con la previsión de superar, a final de año, las 37.000.

Asimismo, ha indicado que desde el traspaso, se han registrado 7.927 ecografías. En este sentido, han añadido que este año, a 31 de agosto, se han realizado 3.360, aunque la previsión es cerrar el año con más de 5.000. En cuanto al mamógrafo digital, puesto en marcha en febrero de este año tras una inversión de 200.000 euros, ha generado cerca de 600 exploraciones.

Finalmente, han señalado que para completar el equipamiento de última generación de la Unidad de Diagnóstico por la Imagen de San Carlos, la Consejería de Salud ha adjudicado una resonancia magnética por 1.250.260 euros, que permitirá realizar al año de 8.000 a 9.000 exploraciones.

….oOo….

Publicado en SAS. Etiquetado

Nuevos soldados profesionales.

san fernando | militares

Acto de clausura de los alumnos del Primer Ciclo de 2016 en el CEFOT 2

articulos-449260

Nuevos soldados profesionales.


Información…. 07/10/2016 15:31

Este viernes ha finalizado la fase de formación del ciclo 1º del año 2016. Con este motivo se ha realizado un acto, presidido por el coronel director del Centro, José María Jiménez Portillo, para la entrega del certificado que les acredita el empleo de soldado.

Así mismo, se ha hecho entrega de unos diplomas de honor a los números uno de cada una de las especialidades y un acto de homenaje a los que dieron su vida por España,  finalizando con un desfile ante la Autoridad que ha presidido.

Han transcurrido casi cinco meses desde que el pasado 16 de mayo, 373 Aspirantes a Militar Profesional de Tropa (352 hombres y 19 mujeres) se incorporaron al Centro para iniciar la Fase de Formación General Militar, finalizándola 361, con el acto de Jura de Bandera, y tras firmar su compromiso inicial con el empleo de Soldado, el  pasado día 15 de julio.

Tras las vacaciones de verano, iniciaron la Fase de Formación Específica 365 alumnos de las Especialidades de Infantería Ligera, Caballería, Artillería de Campaña, Ingenieros y Transmisiones. Durante su formación, han seguido un completo programa de instrucción, recibiendo enseñanzas teóricas y prácticas necesarias para que un soldado pueda vivir, moverse y combatir individualmente, así como para obtener una adecuada forma física y la destreza necesaria en orden cerrado, orden de combate, instrucción nocturna y ejercicios de tiro.

articulos-449259

Además, 126 alumnos, de Infantería Ligera e Ingenieros, se trasladaron hasta Alcantarilla (Murcia) para realizar el Curso Básico de Paracaidismo en la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada.

El periodo de formación ha finalizado con la fase específica de sus especialidades, que ha sido superada por un total de 354 alumnos que, el próximo día 17 de octubre, se incorporarán a sus respectivas Unidades en todo el territorio Nacional.

El próximo día 24 de octubre un nuevo ciclo, compuesto por 443 aspirantes, se incorporará al CEFOT 2 para iniciar su formación, que finalizará el 24 de febrero de 2017.

….oOo….

Las pruebas dinámicas del tren tranvía

transportes | tranvía

La Junta retoma en Chiclana las pruebas dinámicas del tren tranvía

articulos-448539

Información… 05/10/2016 18:26

La Consejería de Fomento y Vivienda ha retomado las pruebas dinámicas con unidades del tren tranvía de la Bahía de Cádiz, que durante noviembre de 2014 ya desarrolló en una primera fase inicial. En concreto, este miércoles se ha iniciado la primera circulación con un tren ligero de la flota del ferrocarril metropolitano, mediante un recorrido en el interior de Talleres y Cocheras, instalación ubicada en el Polígono Industrial de Pelagatos de Chiclana de la Frontera, y que discurre hasta la primera parada del trazado, anexa al mencionado edificio.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Cádiz, Gemma Araujo, ha afirmado que “el reinicio de las pruebas con trenes en el trazado tranviaria marca la recta final del proyecto, ya que los ensayos tendrán a partir de ahora una continuidad”.

articulos-448540

“Todos los  esfuerzos se centran ahora en el desarrollo de las diferentes fases de las pruebas dinámicas, la culminación de la homologación de las unidades para su circulación por vía ferroviaria, así como en formalizar el consenso alcanzado con el Ministerio de Fomento que posibilite rubricar los convenios para la conexión física de las vías del tranvía y el ferrocarril, así como la prestación del futuro servicio por parte de RENFE OPERADORA”, ha explicado. Araujo ha añadido que las pruebas dinámicas “contribuirán también a una familiarización de la ciudadanía con el futuro sistema de transportes, que se irá convirtiendo en un elemento cotidiano, con el que tendrán que convivir peatones, vehículos privados y ciclistas”.

Estas pruebas tienen por finalidad cotejar la correcta geometría de la plataforma al paso de la unidad y la compatibilidad del vehículo con la playa de vías de Talleres y Cocheras. Se circula, inicialmente, a una velocidad muy baja, denominada técnicamente paso de hombre, por todas las vías del edificio de Pelagatos, comprobando su adecuación al gálibo de la catenaria y su ajuste correcto a la plataforma de vía, hasta llegar a la parada denominada también Pelagatos, a unos cien metros de distancia línea.

Una vez concluya esta fase en el interior de Talleres y Cocheras y hasta la parada anexa, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía abordará ya los trayectos en pruebas por el trazado comercial, entre Pelagatos y la parada término del trazado tranviario, es decir, en el Nudo de la Ardila, en la localidad vecina de San Fernando. La extensión de este recorrido superará al que se desarrolló durante noviembre de 2014, fecha en la que aún no estaba concluida la obra en el tramo urbano de Chiclana, ni los Talleres y Cocheras y, en consecuencia, los ensayos se circunscribieron a los diez kilómetros que distan entre La Ardila y la parada interurbana de Chiclana, en el Pinar de los Franceses. La actual fase, ya incluyendo todo el tramo urbano de Chiclana, amplía su recorrido hasta los 14 kilómetros de trazado tranviario.

En las primeras semana de circulaciones por el trazado comercial, la Consejería, con el soporte técnico de la asistencia técnica para la pre-explotación, desarrollará estas pruebas de gálibo y adecuación a la plataforma por la traza urbana de Chiclana, de unos cuatro kilómetros de longitud, a velocidad de paso de hombre, ya que en este recorrido no hay bagaje previo de 2014, como sí sucede con el tramo entre Pinar de los Franceses, en la salida de Chiclana, y La Ardila, en el municipio isleño.

Posteriormente los ensayos se irán extendiendo, de forma gradual, desde el tramo urbano de Chiclana hasta La Ardila, y se abordará una segunda fase, consistente en pruebas sobre aceleración, frenado y chequeo general del funcionamiento, que serán especialmente intensas en el tramo interurbano entre Chiclana y San Fernando, al presentar menos limitaciones que los tramos urbanos.

Finalizada esta fase, se acometerán las pruebas de integración con los sistemas e instalaciones (señalización y comunicaciones), que permiten ya cotejar la marcha de los trenes en interacción con la semaforización que regula el tráfico ferroviario y con los dispositivos de comunicación entre el tren, puesto de mando y las propias paradas. Estos ensayos de integración son también nuevos, ya que en noviembre de 2014, cuando se efectuaron los primeros recorridos, sólo estaba operativo el sistema energético (catenaria, subestaciones de tracción y acometida), pero no el de señalización y el de comunicaciones.

La última fase, que es la denominada pruebas en blanco, o simulación de marcha comercial sin pasajeros, será ya la que anteceda a la puesta en servicio comercial, y consiste en efectuar la misma dinámica de explotación comercial (cumplimiento de frecuencias, tiempos de viaje, de espera en paradas, etc…), pero sin usuarios, a modo de último chequeo.

articulos-448541

Homologación en vía ferroviaria

En paralelo a las pruebas tranviarias, la Consejería de Fomento y Vivienda última ya la fase final de la homologación de las unidades del tren tranvía para su circulación por vía ferroviaria, que está desarrollando de manera coordinada con ADIF, RENFE y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. La finalización de este procedimiento de homologación, especialmente complejo al tratarse de una unidad prototipo, híbrido de tranvía ligero y ferrocarril, permitirá la autorización del Ministerio de Fomento para incorporar estos ensayos el tramo ferroviario, entre La Ardila y la estación central de ferrocarriles de Cádiz, en Plaza de Sevilla, de diez kilómetros de longitud.

…oOo….

La Batalla de Lepanto

san fernando | militares

La Armada conmemora el 445 aniversario de la Batalla de Lepanto

lepanto1 Arriado de bandera · ORP Armada.

Información…. 09/10/2016 00:44

Este año se cumple el cuarto centenario de la muerte de Miguel De Cervantes Saavedra, eminente literato, pero también soldado de infantería de Armada que combatió tanto a bordo de galeras y galeones, como en tierra desde ellos.

La Batalla de Lepanto es precisamente una de las acciones más importantes en las que tomó parte Cervantes como soldado de la mar quien, a bordo  de la galera “Marquesa”, luchó contra el expansionismo del imperio turco en el Mediterráneo. Fue una batalla inequívocamente naval, lo que le define sin duda como soldado de marina y en palabras del insigne escritor, “la más alta ocasión que vieron los siglos”.

Para celebrar esta importante ocasión y precisamente el día en que se cumple el 445 aniversario de la batalla de Lepanto, la Armada, la Universidad de Cádiz y la Real Academia Hispanoamericana han organizado una serie de actos con el fin de recordar la vida de este insigne militar y difundir con ello su extensa trayectoria profesional en la carrera de las armas y su relación con la Armada y la mar.

articulos-449569

En este sentido, ayer día 07 el programa comenzó con una visita al Real Observatorio de la Armada, donde se realizó un recorrido por sus instalaciones, y en este caso en particular, haciendo un especial hincapié en la famosa biblioteca, donde se pudo contemplar una magnífica colección de ejemplares del Quijote.

articulos-449568

articulos-449572

A continuación, los asistentes se trasladaron al Tercio de Armada para asistir a una conferencia titulada “Cervantes, soldado de la mar” en la que el coronel de Infantería de Marina Luis Sola Bartina, desentrañó la figura del ilustre soldado de la mar al servicio de S.M. el Rey.

articulos-449567

articulos-449571

Como colofón, y cerrando el programa de actos al que asistieron numerosas autoridades civiles y militares, se celebró un Arriado Solemne en la Plaza de Armas “Lope de Figueroa” del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina al que pudieron asistir también numeroso personal civil invitado y vecinos de San Fernando.

articulos-449570

articulos-449566

…oOo….

Despedida del Almirante de la Flota

san fernando | armada

El Almirante de la Flota se despide de la Infanteria de Marina

despe1

Información… 05/10/2016 01:33

Este lunes a las 12.30 horas, ha tenido en la Plaza de Armas Lope de Figueroa del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina, un acto militar, presidido por el Almirante de la Flota F. Javier Franco Suanzes, con motivo de su despedida de las Unidades de la Fuerza de  Infantería de Marina en la Bahía de Cádiz.

articulos-448263

En el acto han participado dos Batallones de Honores y una Batería de obuses del GAD (cuatro piezas de 105/14) al mando del coronel, 2º Jefe del TEAR, Juan B. Montero Prado.

articulos-448264

Los actos han comenzado con los honores de ordenanza y revista a la Fuerza. A continuación el almirante de la Flota  acompañado por el comandante general de la Infantería de Marina Jesús M. Vicente Fernández y el general comandante del Tercio de Armada Antonio Planells Palau, ha inaugurado el Monumento a los Tercios Viejos de Infantería de Armada.

articulos-448265

A continuación el Almirante de la Flota se ha dirigido a los presentes en una emotiva alocución. Un acto de Homenaje a los que dieron su vida por España y el desfile de la Fuerza han dado por finalizado el Acto Militar.

articulos-448266

articulos-448267

articulos-448268

Despedida del Almirante de la Flota

….oOo….

TRANVIA

El tranvía allana el camino para hacer uso del tramo ferroviario de Cádiz

  • Hay consenso entre los técnicos de la Junta y del Ministerio pero el acuerdo tiene que tomar forma

0002172044_560x560_jpg000

Parada de La Ardila, desde la que parte la estructura de conexión con la vía del tren.

Arturo Riveras san Fernando | Actualizado 14.09.2016 – 08:47

Las pruebas definitivas del tren-tranvía de la Bahía de Cádiz arrancarán entre la última semana de septiembre y los primeros días de octubre para acercarse a la esperada puesta en marcha de este nuevo sistema de transporte metropolitano, que sigue prevista para el segundo trimestre de 2017.

Aunque para ello será absolutamente necesario que se resuelva antes el gran escollo que hasta ahora se ha encontrado el proyecto: el de la utilización de la vía férrea en el tramo que une las ciudades de Cádiz y de San Fernando, un invconveniente que el proyecto arrastra desde hace ya varios años.

Oficialmente, no existe todavía un acuerdo cerrado al respecto entre las dos administraciones implicadas en esta actuación, entre la Junta de Andalucía y la Consejería de Fomento, por un lado; y Adif, Renfe y el Ministerio de Fomento, por el otro. Pero la situación ha variado mucho con respecto al año pasado. La comisión técnica que se retomó en septiembre de 2015 tras años de inactividad ha dado sus frutos tras meses de reuniones, como el propio consejero de Fomento, Felipe López, advirtió en la visita que realizó a las flamantes cocheras de Chiclana en el pasado mes de julio coincidiendo con la llegada de las primeras unidades del tren-tranvía que ahora se probarán en el trazado de la Bahía. De hecho, fuentes de la Junta aseguran que técnicamente no existe ya ningún impedimento para que el tren-tranvía pueda hacer uso del tramo ferroviario hasta Cádiz completando así todo su trayecto previsto. Hay consenso al respecto entre los técnicos de ambas administraciones siempre que se complete con éxito la oportuna homologación de las unidades fabricadas en lo que toca a materia de seguridad ferroviaria, un proceso que ya está en marcha. Ese entendimiento incluye también la participación de Renfe como operadora del tren-tranvía -tal y como la Junta preveía en un primer momento- y las obras para la conexión física de la plataforma tranviaria con la vía del tren a la altura de Río Arillo, que son necesarias para que puedan circular las unidades por este tramo.

Pero todo ese trabajo que ha llevado a cabo la comisión técnica a lo largo del último año tiene todavía que fraguar en un acuerdo entre ambas administraciones, entre la Junta y el Ministerio de Fomento, antes de poder llevarse a la práctica.

Y mientras no llega ese acuerdo -del que depende además la puesta en marcha del tranvía con éxito en 2017- las pruebas definitivas comenzarán entre La Isla y Chiclana y el tramo interurbano que une a ambos municipios, excluyendo -por ahora- el tramo de la vía del tren que discurre hasta la capital gaditana.

….oOo….

El nuevo Museo Naval

ARMADA

El rey don Juan Carlos regresa a La Isla para impulsar el Museo Naval

  • Su Majestad visitó las nuevas instalaciones habilitadas en Capitanía, que abrirán sus puertas próximamente
  • La junta del Patronato del Museo Naval se trasladó hasta San Fernando
0002104288_560x560_jpg000
Arturo Rivera san fernando | Actualizado 03.06.2016 – 06:56
No hay fecha aún para la apertura definitiva del Museo Naval que la Armada ha habilitado en las antiguas dependencias de la Capitanía General de la Zona, en pleno centro  de La Isla. Todavía quedan algunos detalles por resolver antes de su inauguración formal, que en todo caso se presume que será muy pronto. Pero el contenido expositivo que se mostrará en estas instalaciones -y que procede casi en su totalidad del Museo Naval que hasta ahora existía en la Escuela de Suboficiales, junto al Panteón de Marinos Ilustres- ha tomado ya forma. Todo está en su sitio en las salas que recorren este museo: vitrinas, expositores, letreros… A punto para abrir.
Ayer, de hecho, este Museo Naval de San Fernando recibió su primera -y muy ilustre- visita: el rey don Juan Carlos recorrió sus pasillos y galerías para contemplar sus piezas únicas, su colección de cartografía y de instrumentos de navegación, sus fotografías, sus modelos a escala de antiguos navíos, sus banderas históricas… Acompañado del almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río, y del director del órgano de Historia y Cultura Naval, el vicealmirante Fernando Zumalacárregui Luxán, el Monarca emérito presidió la reunión de la junta del Real Patronato del Museo Naval, que por primera vez se había trasladado de Madrid a San Fernando, sin duda, para poner el acento en la importante obra llevada a cabo en el antiguo edificio de Capitanía que pronto abrirá sus puertas.
0002104328_335x335_jpg000
El de La Isla, junto a los de Canarias, Cartagena y Ferrol, es uno de los museos filiales del gran Museo Naval que tiene su sede en Madrid y que, de hecho, se gestiona a través de este Patronato cuya presidencia de honor recae en el rey don Juan Carlos. A ellos se suma  el museo marítimo de la Torre del Oro en Sevilla y el archivo-museo Don Álvaro de Bazán en el Viso del Marqués (Ciudad Real). Todos ellos son de titularidad estatal y adscritos al Ministerio de Defensa.
Ayer, coincidiendo con la visita del Rey a La Isla, la Armada recordaba la vocación de estos Museos Navales: “Son instituciones vivas y abiertas al público, que además de la conservación, estudio, exposición e incremento de sus fondos, sirven de instrumentos de comunicación y educación de la historia marítima de España para salvaguardar sus tradiciones y promover la conciencia marítima nacional”. Éste, de hecho, ha sido el propósito que hasta ahora ha guiado el proyecto de La Isla para trasladar los fondos expuestos desde 1992 en unas dependencias de la Escuela de Suboficiales, en la población naval de San Carlos, hasta el centro mismo de la ciudad, en plena calle Real. Una idea que empezó a tomar forma en 2004 tras la desaparición de la Zona Marítima del Estrecho, cuando el palacio de la Capitanía General quedó en su mayor parte en desuso. Las obras, no obstante, no arrrancaron hasta 2008. La inversión para adecuar las dependencias del nuevo Museo Naval superó los tres millones de euros, que se repartieron a través de varias partidas plurianuales del Ministerio de Defensa.
Sin embargo, en 2009, justo cuando las obras de adaptación estaban ya terminadas, se aplazó el proyecto ante la necesidad de dar cabida al comandante general de Infantería de Marina, que había sido trasladado desde Madrid en la última reestructuración del mando de la Armada. De modo provisional, el Cuartel General de la Fuerza de Infantería de Marina (FIM) se adecuó en el edificio Capitanía, lo que postergó la apertura del Museo Naval. Y hubo que esperar a que la FIM contara con una sede definitiva -se construyeron unas nuevas instalaciones en los terrenos del antiguo Cuartel de Instrucción de Marinería-  para poder retomar el proyecto del Museo en la calle Real.
El flamante Cuartel General de la Fuerza de Infantería de Marina se inauguró al fin en abril del año pasado. Y tan solo dos semanas después abrió sus puertas un pequeña muestra del nuevo Museo Naval, dos salas que durante un tiempo se exhibieron al público y que mostraron un adelanto de lo que aspiraba a ser el edificio de Capitanía al mudar de piel para mirar a la historia de la Armada.

La gran inauguración y el gran museo, no obstante, seguían pendientes. Y durante los últimos meses se han llevado a cabo los trabajos necesarios para acercar su apertura. Lo cierto es que la idea del Museo Naval contó en un primer momento con el rechazo del Ayuntamiento isleño, allá por 2004. El Consistorio era partidario en alquel entonces de hacerse con las instalaciones militares que habían quedado en desuso para impulsar la construcción de un establecimiento hotelero en el centro.

Aunque ni el Ministerio de Defensa ni la Armada tenían intención alguna de deshacerse de un edificio que significa mucho para ellos. A la larga, su proyecto -el de dotar  al centro de La Isla de un Museo Naval de envergadura y prestancia- terminó por convencer a todos y por encajar en los planes para la dinamización del centro que se barajan desde hace más de una década y en los que coinciden distintas siglas: peatonalización de la calle Real, Centro de Congresos, rehabilitación del Castillo de San Romualdo, Museo de Camarón  junto a la Venta de Vargas…  Capitanía ocupa desde luego un lugar destacado en este escenario de equipamientos culturales que aspira a relanzar el centro de la ciudad y a ser un nuevo motor económico. De ahí la importancia que todos le dan al Museo Naval que ahora se dispone a entrar en funcionamiento.

Con un fondo museográfico que ronda las 2.500 piezas, el Museo Naval de San Fernando ofrece una colección ecléctica de la historia naval -es, de hecho, su propósito- que destaca especialmente por su calidad. Hay obras de arte, piezas de artillería,  instrumentos navegación históricos, uniformes, enseres curiosos, fotografías, una destacada muestra de cartografía que llama poderosamente la atención…  Entre todas estas piezas destacan algunas joyas como el primer mascarón de proa del emblemático buque escuela de la Armada, el Juan Sebastián de Elcano, o la bandera de combate del crucero acorazado Carlos V, una pieza insólita por sus dimensiones y su esmerada confección que data de finales del siglo XIX. Todo, además, dividido en varias salas que hacen referencia a distintos momentos destacados: Trafalgar, la Guerra de la Independencia…

El rey don Juan Carlos tuvo ayer ocasión de recorrer las galerías del Museo Naval isleño, que ha conseguido reinventarse con gran acierto tras el cambio de ubicación y que, precisamente, el próximo año cumplirá sus bodas de plata. El comandante director de las instalaciones, el capitán de navío López Alemany,  acompañado de la directora técnica y responsable de la reordenación de los fondos, Berta Gasca, guiaron  a Su Majestad por las galerías más señaladas antes de que diera comienzo la reunión del Patronato. Antes, don Juan Carlos firmó en el libro de honor del Museo y saludó a las autoridades presentes, entre las que se encontraba también la alcaldesa isleña, Patricia Cavada.
Desde la Armada se subrayó ayer que todavía no existe una fecha concreta para inaugurar estas nuevas instalaciones en la vieja Capitanía isleña, si bien aseguraron que la apertura, en todo caso, no se demorara por demasiado tiempo. Previsiblemente, se llevará a cabo este verano.
….oOo…..

La guerra de los cines

san fernando | cultura

Dicen los viejos que en esta ciudad hubo una guerra (de cine)

cines12

Crónica social del cine en San Fernando

Antonio Atienza …..  23/05/2016 19:36

Podía haber terminado donde no terminó, pero no lo hizo. Pudo no haberlo contado, pero lo contó. No era nada que no se supiera porque siempre fue del dominio público, pero no se conocían los detalles. Todos.

De hecho, los conocen los que estuvieron en la conferencia de Rafael Garófano Sánchez con el título Crónica social del cine en San Fernando que tuvo lugar en el Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León dentro del programa de actos organizados por la Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes por el 250 anivesario del nacimiento de la Villa, del primer ayuntamiento de La Isla.

Y los van a conocer ustedes ahora, antes de que Garófano los publique, si los publica en un libro. Pero resumiendo y tomando prestado el primer verso de la canción de la Transición, Libertad sin ira, dicen que en esta ciudad hubo una guerra. De cine.

No lo contó. Lo leyó para que no se escapara nada porque es “una novela policiaca, un guión cinematográfico que todos ustedes han vivido pero que no conocen”.

Se refería Garófano a que los presentes habían vivido la competencia entre los exhibidores de La Isla, Curro, Paquiqui, Zambrano… Que si se abre un cine, que si se cierra… “pero no tenéis la cadenita que yo os voy a enseñar”.

Esa cadenita era, obviamente, el relato propio de un doctor en Historia. O sea, los hechos contrastados y puestos sobre la mesa sobre la competencia, cuáles movimientos hicieron unos y otros competidores, en qué momentos, con qué resultados.

Y esa cadenita es “importantísima aunque parezca que es un tema comercial” porque se trataba de competencia y todo el mundo sabe que quien mejor librado sale de la competencia es el eepectador en este caso, o al menos el mejor librado sin arriesgar ni una sola peseta (entonces se paga en pesetas e incluso a media peseta la entrada).

“De esta guerra de exhibidores dependió el precio de las localidades, la calidad de las salas y el nivel de las películas. Todo el cine que vimos estaba sustentado sobre una competencia tremenda, de película”, dijo Garófano.

Con la llegada del cine sonoro llegó también hacia los años 30 la necesidad de buscar locales cerrados en los que preservar el sonido de los ruidos de la calle y en San Fernando hubo varios.

Los primeros
En la plaza de toros se montó uno que tuvo diversos nombres y arrendatarios. Hubo otro en el castillo de San Romualdo y así fueron pasando los años hasta llegar al episodio que nos ocupa, ya con la mayoría de los cines en poder de la familia Ballester y el siglo recorriendo ya su segunda mitad.

A finales de la década de los 50, a los Ballester les salió un competidor, Francisco Rodríguez Aguirre, conocido como Curro, que había hecho fortuna con la exportación de gallos de pelea a América y que “tuvo el atrevimiento de meterse a exhibidor cinematográfico, desenterrando un hacha de guerra contra la familia Ballester que terminó siendo durante muchos años una suerte para los espectadores de San Fernando”.

El Cine Marqués de Varela, conocido como el “cine de Curro”, fue el primero construido expresamente como cine en San Fernando, con una superficie de más de 1.500 metros cuadrados y con una capacidad autorizada de 1.600 espectadores”.

Con anterioridad se procuraba buscar un local y adaptarlo a las exhibiciones para contener el gasto, tanto en los de verano como en los invierno.

El estreno del cine Marqués de Varela tuvo lugar el 10 de mayo de 1958 proyectándose la película Veinte mil leguas de viaje submarino. Aún considerándose ya como el mejor cine, su escenario le permitió acoger en la Velada de aquel año las actuaciones de Manolo Caracol y Joselito. Y eso fue el broche de oro.

En el verano de 1960, Curro abrió el Cine Florida, posiblemente para abarcar otras zonas de la ciudad con un cine más pequeño y resistir la competencia de los Ballester. Estaba ubicado cerca del Cine San Carlos, propiedad de Francisco Ollero.

Los Ballester no estaban dispuestos a consentir esa expansión y ese mismo año llegaron a un acuerdo con Ollero y Ballester asumió la gestión del Cine San Carlos, “intentando por todos los medios, precios, calidad de película y guerra sucia de vecinos -decían que se proyectaban focos sobre la pantalla del contrario para dificultar la proyección- que el Cine Florida no fraguase comercialmente”.

Cuatro años más tarde, Ballester consiguió el objetivo y Curro cerró el Cine Florida en 1964, el mismo año que Ballester, ya sin competencia, cerró el Cine San Carlos.

Pero independientemente de esa derrota de Curro, el mejor cine de verano seguía siendo el Marqués de Varela “y para superar esa situación, tanto en imagen como en prestigio, la empresa Ballester comenzó la construcción, no ya del mejor cine de verano de San Fernando, sino de Andalucía y posiblemente, en su género, de España”, dijo Garófano.

Descomunal
Con la construcción del Gran Cine Madariaga “se pasó dos pueblos. Para machacar, para triunfar absolutamente, para anonadar al contrincante”.

Estaba en los terrenos de Madariaga, frente al campo de fútbol, el 15 de junio de 1961 se inauguró el Gran Cine Madariaga, con capacidad para 5.500 espectadores distribuidos en butacas, sillas y asientos de piedra artificial. Seis cuartos de aseos con agua asegurada con depósitos.

La distancia de la cabina a la pantalla era de 96 metros y la pantalla tenía 15 metros de alto por 35 de ancho, con una superficie de proyección de 15×23 metros. Se situaba en el paredón trasero de un edificio de cuatro plantas construido al efecto y el día del estreno, con la película Sube y baja, protagonizada por Cantinflas, se llenó totalmente.

Ante este gigante, Francisco Rodríguez, Curro, desplazó la guerra hacia los cines de invierno proyectando una construcción que superara al Teatro de las Cortes y el Cine Almirante. Aunque este último ya llevaba 18 años funcionando, en 1956 había renovado su proyector y su pantalla para poder proyectar películas en cinemascope.
El Cine Alameda
Curro adquirió dos fincas en la Alameda Moreno de Guerra y construyó el Cine Alameda, con la particularidad de que podía hacer las veces de cine y de teatro.

Curro, de nuevo, contaba con el cine más moderno y mejor equipado de la ciudad hasta el punto de que contaba con aire acondicionado. Fue estrenado el 12 de octubre de 1962 con la película Espartaco. Que a Curro le gustaba Kirk Douglas, vaya.

“A la empresa Ballester le tocaba mover ficha y lo hizo con fuerza. En 1965 realizó importantes obras de mejora en el Cine Almirante y en 1969 realizó una maniobra de cerco de la que era muy difícil que Curro saliera indemne”.

Compró -sigue diciendo Garófano- el Cine San Fernando, conocido como Cine Caballa, con una superficie de 6.250 espectadores y que era explotado por Manuel Serrano Paquiqui había construido y explotaba desde 1962.

“Como la competencia en ese momento era el Cine Alameda, que era de invierno, Ballester construyó un cine de invierno con el equipamiento técnico más moderno de la provincia, con pantalla curva y gigante y una máquina con la que proyectar películas de 70 milímetros”.

Fue inaugurado el 13 de octubre de 1969 y se llenaron las 1.800 localidades para ver la película Las sandalias del pescador. “No crean ustedes que esto terminó. Estaban enfrentados frente a frente con las pistolas en las cartucheras, observándose meticulosamente y aquello continuaba. En beneficio de los espectadores”, decía Garófano.

Cambio de escenario
Así siguieron los dos exhibidores hasta que a mediados de los años 70, Francisco Rodríguez realizó “una acción temeraria, construir en Sánlucar, ciudadela cinematográfica de la empresa Ballester”.

Allí construyó el cine Apolo, “una operación llamada al fracaso porque la televisión ya estaba socavando el número de espectadores, lo que provocó que tres o cuatro años después, Curro claudicase entregando el cine Apolo en arriendo a Ballester”.

La competencia comercial entre los dos exhibidores “no sólo amainó, sino que Ballester empezó a ver el peligro que supondría no tener a un contrincante pequeño y a un empresario local”. Lo que se temía era que una gran empresa de ámbito nacional le boicotease la contratación de las películas.

“La relación entre los dos empresarios pasó al entendimiento, a la colaboración y a la amistad, hasta que a mediados de los años 70 la empresa Ballester terminó asumiendo la gestión de los cines de Francisco Rodríguez haciéndose con el monopolio de la exhibición cinematográfica en San Fernando”.

En aquel momento la cartelera la componían el Cine Almirante, el Teatro de las Cortes, Cine San Fernando, Cine Alameda, Cine Madariaga y Cine Carraca. “Todo en manos de Ballester, situación que facilitó la posterior reconversión de algunas salas y su cierre. Pero igual que el gran público era historia, también comenzaba a serlo la de los pequeños empresarios locales y los cines de la empresa Ballester en San Fernando”.

De la imagen al género
Ni que decir tiene que Rafael Garófano habló de más cosas en su conferencia que comenzó con el protocolo de rigor en la Academia. Diego Moreno García, historiador y técnico de Museo  fue el encargado de presentar al conferenciante reconociendo que es uno de los historiadores a los que más lee.

Y Garófano habló de cómo el cine llegó a San Fernando en 1899, allá por los primeros días de abril, proyectándose películas que apenas duraban un par de minutos pero que eran capaces de conmover a toda una sociedad.

Habló de cómo al principio lo importante era el proyector, no la película, porque no existía el lenguaje cinematográfico y cómo la gente se emocionaba viendo el entierro del presidente de la República Francesa.

“Se emocionaban con el entierro del presidente de Francia o de cualquier otro porque lo importante es que estaban viendo las calles de París” con absoluto realismo.

Proyectó varias películas de pequeño metraje que ya dieron lugar a que en la conferencia comenzara a hablarse del inicio de diferentes géneros cinematográficos, como el de humor o el erótico y de qué manera se dividían los gustos en la población, en función de su los espectadores eran de la burguesía o del pueblo llano.

La burguesía consideraba buen cine el documental y calificaba de “mamarracho” el cine de ficción, cuando es precisamente el “mamarracho” el que da lugar al cine, la ficción, la cualidad de contar cualquier historia.

Y el paso de las proyecciones en las plazas a los lugares cerrados, y oscuros, dio que pensar a los guardianes de la moral porque era una obviedad que la oscuridad es pecaminosa por definición. En las salas de cine, claro.

….oOo….

‘Un camposanto sin epitafios’

Miguel ángel lópez moreno. Autor de ‘un camposanto sin epitafios’

“Existía curiosidad por saber más del Cementerio de San Carlos”

El investigador ha dedicado tres años a descubrir la verdad del Cementerio de los Soldados, donde descansan oficialmente más de 5.700 personas

0002096687_560x560_jpg000

Miguel Ángel López Moreno posa en los terrenos abandonados del Cementerio de San Carlos.

Amaya Lanceta san Fernando | Actualizado 23.05.2016 – 07:21

El patrimonio de San Fernando es ingente. Hay elementos, sin embargo, que escapan del conocimiento de los ciudadanos porque las circunstancias que se sucedieron, voluntaria e involuntariamente, llevaron a su olvido. Ocurrió con la zona de polvorines de Fadricas, cuya vinculación hasta 2001 con la Armada, había tapado su riqueza arquitectónica e histórica. En 2003 Miguel Ángel López Moreno se encargó de redescubrirla con su publicación La heredad de Fadrique. Ahora con su nuevo trabajo Un camposanto sin epitafios. Anotaciones para la Historia del Cementerio de San Carlos desvela los secretos de este lugar que el juicio popular reconoce como Cementerio de los Ingleses.

“En algún momento alguien cometió un equívoco y en lugar de refererirse a él como Cementerio de los Franceses, lo hizo como Cementerio de los Ingleses, cuando es totalmente imposible que se enterraran allí a soldados protestantes, que fueron llevados al depósito general de Casa Alta, aunque se reservó para ellos una parcela amurallada ya que eran considerados herejes”, expone el investigador sobre el origen de este error, que fue repitiéndose hasta convertirse en costumbre, y a partir de entonces en una verdad asumida. Un capítulo del libro está dedicado íntegramente a la cuestión.

0002096688_x440_jpg000

El Cementerio de San Carlos, como debería llamarse por haber sido el camposanto del hospital del mismo nombre, y por supuesto por su ubicación, “en el extremo más alejado de la población de San Carlos, como establecían las normas de la época, donde los fluidos cadavéricos no se filtraran a las aguas ni las miasmas llegaran por el aire al pueblo”, surgió como lugar de enterramiento de los soldados franceses que morían en el hospital de San Carlos. Éste se había creado, para atender, como el de Segunda Aguada en Cádiz, a los prisioneros de las batallas de la Poza de Santa Isabel (en la Bahía) y de Bailén. “En 1808 se produjo el episodio de los pontones, que narra muy bien Lourdes Márquez”, ofrece como apunte el autor para hacer entender los acontecimientos en los que está envuelto el nacimiento del cementerio. Hacinados en esas cárceles flotantes y con escasas provisiones, se abrieron estas dependencias hospitalarias para cuidar a los enfermos y mejorar su salud. Quienes fallecían en el hospital isleño eran enterrados en esa parcela de la zona de La Casería.

Cuando las tropas del mariscal Victor sitiaron Cádiz y La Isla en 1810, los prisioneros del ejército napoleónico regresaron a esos barcos-cárceles. Los heridos españoles que defendían el frente contra las tropas enemigas tomaron su sitio en el hospital y, los fallecidos, en el también conocido Cementerio de los Soldados. Junto a algunos civiles, durante el siglo XIX sirvió para que descansaran los soldados que morían. “Se abandónó en 1911, concretamente el último fallecido registrado es de septiembre de ese año”, añade el historiador.

Entra a partir de entonces en la espiral del olvido, “y no es por voluntad sino por esa falta de uso”, que se explica por la reducción de la mortandad en los cuarteles,que mejoraron sus condiciones. “Económicamente es asumible enterrar a los soldados en el cementerio municipal”, reconoce Miguel Ángel López Moreno.

Su cálculo es que en el camposanto de La Casería hay algo más de 5.700 enterrados. De ellos 313, con nombres y condición militar, son franceses. Un total de 905 españoles se enterraron entre 1910 y 1812 “mientras la zona sufría el asedio francés y se debatía la Constitución”. Además, aunque no hay indicios oficiales de que allí estén los restos de republicanos fusilados entre verano del 36 y febrero del 37, sí se conocen testimonios que apuntan a este lugar. El autor así lo indica en el libro.

La relación oficial de personas enterradas viene recogida en un anexo de los Libros de Defunciones del Hospital de San Carlos, “que está a disposición del público en la Vicaría General Castrense, de lo que supe por Juan Manuel García-Cubillana”. “Pude tirar del hilo de la madeja gracias a él”, asegura, por lo que su investigación no ha sufrido grandes dificultades, más allá de tener que desplazarse para acudir a la fuente: “Han sido tres años de investigación, de consulta en los archivos locales, de ir al Viso del Marqués al Archivo Nacional de la Marina y a Madrid al Archivo del Museo Naval”.

La accesibilidad de esas fuentes contrasta con la situación previa que había observado: no había historiografía previa. “Juan Torrejón dedicó su tesis a la población de San Carlos. Juan Manuel García-Cubillana ha estudiado el hospital de San Carlos. Pero no había nada escrito de su cementerio y pensé que era interesante hacerlo si podía aportar cosas”, desvela Miguel Ángel sobre uno de los motivos que le llevó a esta aventura. La otra, entrelazada, es el interés que este espacio despierta: “Existía curiosidad por saber más del Cementerio, porque había poco conocimiento, pero erróneo”.

Parece que el investigador tiene el don de la oportunidad cuando opta por trabajar sobre un tema. Cuando comenzó a hablarse en la ciudad de los planes urbanísticos que había para los terrenos de los polvorines de Fadricas, López Moreno había escrito un libro sobre este espacio e insistió en su valor para defender la necesidad de conservarlo. Ahora vuelve a señalar otro sitio histórico de la ciudad al que hay que mirar para que no se pierda, y a punto ha estado por la caída de parte de sus muros. No sólo eso, “hay un trato implícito, el militar pone su tiempo, se aleja de su casa , ofrece su esfuerzo y a cambio se le reserva un sitio donde descansar para siempre. No se está cumpliendo”, advierte.

Su trabajo para que la memoria no se olvide quedará para siempre en el papel de Un camposanto sin epitafios, una obra que el mismo se ha editado. “Hubo la posibilidad de tener la ayuda del Ayuntamiento, pero no me gustaba la idea de utilizar dinero público”.

….oOo…..