TRANVIA

El tranvía allana el camino para hacer uso del tramo ferroviario de Cádiz

  • Hay consenso entre los técnicos de la Junta y del Ministerio pero el acuerdo tiene que tomar forma

0002172044_560x560_jpg000

Parada de La Ardila, desde la que parte la estructura de conexión con la vía del tren.

Arturo Riveras san Fernando | Actualizado 14.09.2016 – 08:47

Las pruebas definitivas del tren-tranvía de la Bahía de Cádiz arrancarán entre la última semana de septiembre y los primeros días de octubre para acercarse a la esperada puesta en marcha de este nuevo sistema de transporte metropolitano, que sigue prevista para el segundo trimestre de 2017.

Aunque para ello será absolutamente necesario que se resuelva antes el gran escollo que hasta ahora se ha encontrado el proyecto: el de la utilización de la vía férrea en el tramo que une las ciudades de Cádiz y de San Fernando, un invconveniente que el proyecto arrastra desde hace ya varios años.

Oficialmente, no existe todavía un acuerdo cerrado al respecto entre las dos administraciones implicadas en esta actuación, entre la Junta de Andalucía y la Consejería de Fomento, por un lado; y Adif, Renfe y el Ministerio de Fomento, por el otro. Pero la situación ha variado mucho con respecto al año pasado. La comisión técnica que se retomó en septiembre de 2015 tras años de inactividad ha dado sus frutos tras meses de reuniones, como el propio consejero de Fomento, Felipe López, advirtió en la visita que realizó a las flamantes cocheras de Chiclana en el pasado mes de julio coincidiendo con la llegada de las primeras unidades del tren-tranvía que ahora se probarán en el trazado de la Bahía. De hecho, fuentes de la Junta aseguran que técnicamente no existe ya ningún impedimento para que el tren-tranvía pueda hacer uso del tramo ferroviario hasta Cádiz completando así todo su trayecto previsto. Hay consenso al respecto entre los técnicos de ambas administraciones siempre que se complete con éxito la oportuna homologación de las unidades fabricadas en lo que toca a materia de seguridad ferroviaria, un proceso que ya está en marcha. Ese entendimiento incluye también la participación de Renfe como operadora del tren-tranvía -tal y como la Junta preveía en un primer momento- y las obras para la conexión física de la plataforma tranviaria con la vía del tren a la altura de Río Arillo, que son necesarias para que puedan circular las unidades por este tramo.

Pero todo ese trabajo que ha llevado a cabo la comisión técnica a lo largo del último año tiene todavía que fraguar en un acuerdo entre ambas administraciones, entre la Junta y el Ministerio de Fomento, antes de poder llevarse a la práctica.

Y mientras no llega ese acuerdo -del que depende además la puesta en marcha del tranvía con éxito en 2017- las pruebas definitivas comenzarán entre La Isla y Chiclana y el tramo interurbano que une a ambos municipios, excluyendo -por ahora- el tramo de la vía del tren que discurre hasta la capital gaditana.

….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s