Cerrar una gira de dos años

DANZA
Sara Baras, bailarina

  • La artista gaditana se pone por última vez en la piel de la Constitución de 1812, ‘La Pepa’, para despedirla en la Gran Vía.

14132847073426

CRISTINA MARINERO….. Actualizado: 14/10/2014 13:09 horas

Antonio Gades solía decir que en un ballet, en una obra coreográfica narrativa, no existen los cuñados. Porque, ¿cómo se identifica a un cuñado con la danza o con un gesto? A la madre y a la hermana, las besas en la frente; a la novia o a la esposa, en los labios y les haces hablar con el movimiento en un paso a dos romántico, pero ¿y un cuñado? ¿cómo bailas un cuñado?

El dato viene muy a cuento porque Sara Baras, con el encargo en 2012 de crear un ballet en el que encarnara a la famosa Pepa, la Constitución liberal que cumplía entonces 200 años, se preguntó algo similar, ¿cómo se baila una Constitución? 200 funciones después, ‘La Pepa’ ha dejado constancia de cómo se puede bailar personificada en la liberal Carta Magna, por lo que la pregunta urgente en este momento se torna inevitable. ¿Bailaría un referendum? “Pues sí, todo, bailaría todo. Hay que bailar, si se bailara más se vería todo desde otro punto de vista. Aunque, bailar a compás y con matices un referéndum, eso ya es otra cosa”, contesta la bailarina con un punto de ironía, sin dejar de sonreír con los ojos y deslizando las palabras por su acento gaditano.

Sara Baras se va a instalar en el Teatro Compacq Gran Vía, del 15 de octubre al 23 de noviembre, para cerrar la gira de dos años y medio de ‘La Pepa’, dramaturgia flamenca que se alimenta del arrojo y los requiebros del Cádiz de la época, donde ella zapatea defendiendo los valores de la primera constitución promulgada en España. “Después de ser madre, volver a los escenarios con un personaje así tenía más sentido“, confiesa sobre este ballet, encargo oficial para los fastos de Cádiz 1812 . “Aunque terminemos con esta temporada en Madrid, no la voy a dejar nunca porque lo que me ha dado no lo voy a soltar. Tiene la energía de la tierra, del Sur, y ha sido un montaje muy trabajado, que pudimos ensayar durante cuatro meses y con la que estrenamos en el Teatro Falla de Cádiz, quedándonos allí durante un mes, que se ha paseado por toda España”.

Acompañada siempre por su compañero en la vida y en el escenario, el también gran bailarín José Serrano, Sara Baras cerrará en Madrid este capítulo constitucional de su arte y comenzará a abrir otro, el del espectáculo ‘Voces’, que estrenará en el Teatre des Champs Elysées, de París, el 22 de diciembre. Allí bailará hasta después de Reyes. De nuevo, y por 10ª temporada, ella y su familia pasarán trabajando todas las navidades en la capital francesa, conquistada 200 años después, de nuevo, por su arte, como titularon, haciendo un guiño al pasado, cuando presentó allí ‘La Pepa’. Los dobles sentidos, claro, se multiplicaron, como cuando un amigo le dijo, “¿vas a París con ‘La Pepa’?, qué ¿con recochineo?”, cuenta con la gracia gaditana que hace despertar todavía más risas.
Gades como referente
“Va a a ser un espectáculo de concierto, bailando yo sola y con pasos a dos con Pepín -nombre con el que en la profesión de la danza se conoce cariñosamente a José Serrano-, en el que estaré acompañada de las voces que me han influenciado”, asegura sobre el proyecto que ensayará en Madrid, entre función y función. “Me gusta mucho coreografiar de manera coral, me encantaría hacerlo para 40 bailarines, pero es el momento de estar sola y me apetecía mucho sentir ese riesgo de no esconderte, aunque yo nunca me he escondido en estos 17 años con compañía, pero sí que he dado espacio a los solistas y al cuerpo de baile, como hizo Gades, referente que me ha marcado”.

Por sus palabras, entendemos que no sólo serán cantaores a los que oirán los parisinos en este proyecto más íntimo que los anteriores. Se lo preguntamos y sonríe queriendo guardar el secreto. “Es que, si lo digo… cuento el final. Sí, me refiero a que se oirán voces de muchas más personas que de cantaores… Las coreografías serán lecturas de hoy sobre lo que me han influido esas voces…”, añade manteniendo el misterio sobre este espectáculo para el que ya tienen cerradas actuaciones en Washington, Nueva York, Miami o México, además de Polonia y Estonia.

Hablando de referentes y del pasado, le preguntamos por la recuperación del repertorio, del suyo, de montajes como ‘Mariana Pineda’ o ‘Juana la Loca’, clásicos ya de su historia sobre los escenarios. “No ha llegado el momento de volver a ponerlos en escena, pero llegará. Cuando retomamos ‘Juana la Loca’, hubo un titular que decía que lo interpretaba mejor porque ya había sufrido. Creo que también haría mejor ahora ‘Mariana Pineda’ …, pero lo que me sorprende”, continúa y amplía el tema, “es que, hablando de repertorio, el Ballet Nacional no me haya propuesto nunca nada, es curioso…”, señala.

Entre ‘La Pepa’ y ‘Voces’, Sara Baras ha sido Medusa, montaje que, como los anteriores, también ha dirigido y protagonizado, además de hacer la coreografía, diseñar la iluminación y participar en la elección del vestuario. Salen a colación varias cuestiones sobre si la hubiese dirigido otra persona, punto en el que se ha coincidido en más de una crónica. “La libertad de dirigirme es un riesgo, pero también es una forma de crecer y me apetecía entrar en la mitología desde la danza y con sentir flamenco. Me gusta mucho dirigir porque me gusta expresar, no sólo cuando bailo, sino en todos los sentidos. Cuando hice ‘Carmen’ fui a hablar con Francisco Nieva y me animó a hacerlo yo”.

Madre de un pequeño de tres años que ya ha empezado el colegio, por el que recorrerán cada dos semanas el trayecto Madrid-Puerto de Santamaría, donde viven desde que se quedó embarazada, Sara Baras asiente cuando le hablamos de otras estrellas de la danza española que hoy han dejado de brillar por el evidente relajo en su trabajo en el aula. “A mí no me va a pasar porque siempre estoy ensayando. Antes calentaba tanto para la función y había sido tan intensa que me decía ‘pero si me he dejado el alma antes de salir’. Ahora caliento lo justo para entrar al escenario a tope. Los pequeños detalles son lo más importantes, porque el público los aprecia y en eso sé que soy muy respetada”.

….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s