Enterrado el hacha de guerra

SAN FERNANDO

Loaiza plantea adoquines para la reurbanización de las transversales

  • Junta y Ayuntamiento tienen prácticamente cerrado un acuerdo para volver a intervenir en la calle Real, aunque en su puesta en marcha influyen las negociaciones para la subestación

0001580408_560x560_jpg000

Transversal con adoquines, en las proximidades del Castillo de San Romualdo. Es la propuesta que plantea el Ayuntamiento para el resto de calles

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 02.05.2014 – 01:00

En torno a cuatro meses se calcula que durarán los trabajos que se acometerán en la calle Real para solucionar el problema de las losas rotas. Si las pruebas con las primeras unidades del tren-tranvía -como se ha comprometido la Delegación Territorial de Fomento- se van a llevar a cabo a finales de año, el margen del que disponen estas obras para llevarse a cabo en más bien escaso. En teoría, una vez alcanzado un acuerdo con el Ayuntamiento, deberían estar a punto de comenzar para ejecutarse por fases y tramos a lo largo del verano.

Hay consenso entre ambas administraciones, que parecen haber enterrado el hacha de guerra en pro de un interés común: acabar de una vez las obras. El alcalde, José Loaiza, insistía esta semana en este acuerdo que se ha alcanzado para solucionar el problema de la calle Real, si bien aclaraba que todavía están pendiente de concretarse determinados detalles técnicos de la actuación que se va a desarrollar.

Concretamente, el regidor explicó la propuesta que había trasladado a la Junta de Andalucía para acometer la reurbanización de las vías transversales, igualmente deterioradas por el paso del tráfico rodado. Lo que desde el Ayuntamiento se postula para estas calles es la colocación de adoquines, una solución que resulta más resistente y aguanta mejor el tránsito de vehículos que utilizan estas vías para cruzar de un extremo a otro de la ciudad.

0001580409_x440_jpg000

Losas rotas en la calle Real.

El Ayuntamiento cuenta incluso con una prueba que garantiza la validez de esta solución para las transversales: los adoquines colocados en la zona de Montañeses de la Isla, junto al castillo de San Romualdo. “Se ha visto que aguantan. Hablamos de una solución que perdure en el tiempo, que la calle no vuelva a levantarse en dos o tres meses”, apostilla el alcalde.

Y en eso coincide con la Junta de Andalucía. Desde la Delegación Territorial de Fomento se busca una solución definitiva para la calle Real que contente a todos y que permita continuar avanzando en la implantación de este nuevo medio de transporte. Desde la Administración andaluza se intenta rehuir de un estéril enfrentamiento político con el Ayuntamiento y se asegura que, en lo que respecta al nuevo arreglo de la calle Real, se ha alcanzando un acuerdo que tan solo está pendiente de cerrar algunas cuestiones técnicas. La Junta hará las obras que hagan falta, como el propio delegado te rritorial de Fomento, Manuel Cárdenas, ha advertido en varias ocasiones al aludir al penoso estado de la calle Real. Pero como contrapartida exige también al Ayuntamiento que controle el tráfico de vehículos que a diario circula por la calle Real para evitar un mayor deterioro de la plataforma tranviaria.

Pero esta nueva remodelación de la calle Real que se llevará a cabo en los próximos meses y que -ya se ha advertido- supondrá el regreso de las obras del tranvía al centro de la ciudad se plantea con otras negociaciones que en paralelo mantienen Junta y Ayuntamiento para la puesta en marcha de la subestación eléctrica prevista en los suelos de Janer.

Desde Fomento, es bien sabido, se ha apremiado al Ayuntamiento para que acelere los trámites para la puesta en marcha de esta infraestructura básica que abordarán conjuntamente ambas administraciones y que, por un lado, garantizará el funcionamiento del tren-tranvía y, por otro, solucionará la carencia de suministro eléctrico que sufre la ciudad y que restringe nuevos desarrollos.

El tema importa, puesto que hasta que no esté construida la subestación el tren-tranvía no podrá funcionar a pleno rendimiento. Y el plazo de ejecución que se ha previsto para los trabajos, inicialmente, es de 18 meses. Es decir, casi dos años si se le suman los plazos que duren los correspondientes trámites administrativos. Hablamos de finales de 2016 si el proyecto consigue despegar en los próximos meses.

Y mientras la Junta espera ese gesto con la subestación eléctrica, el Ayuntamiento -lo ha reconocido abiertamente el alcalde- ha asegurado que no dará luz verde a la subestación hasta que la Junta no apruebe el plan especial que permitirá el desarrollo comercial de Janer que planea con el Consorcio gaditano de la Zona Franca. Y en medio de estas negociaciones está el prometido arreglo de la calle Real.

La buena noticia es que Zona Franca acaba de entregar al Ayuntamiento los informes complementarios al plan especial que desde la Junta se les había requerido durante la tramitación administrativa, por lo que su aprobación definitiva -si no surgen nuevos contratiempos- podría estar a punto de darse.

…..oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s