Los partidos judiciales

san fernando | semanariamente

“Todo lo que se mueve alrededor de los Juzgados se vería afectado”

 
Antonio Atienza …………..10/11/2013 19:42

Antes del año 2000 San Fernando recibía 7.000 millones de pesetas anuales en salarios del Ministerio de Defensa. Las dependencias del Ministerio de Defensa en San Fernando, sobre todo las que emplean a personal civil, generalmente de la ciudad, se han centralizado en la Base Naval de Rota.

Desde los años 80 a la actualidad la plantilla de los astilleros de La Isla se ha reducido un 400 por ciento, en tanto la antigua Fábrica San Carlos, única en Andalucía de bienes de equipos, llegaba a finales de siglo con apenas 200 trabajadores cuando la plantilla originaria tenía un cero más a la derecha.

La reducción de dependencias ha sido algo continuo en La Isla, como un goteo, y la reducción de dependencias significa reducción de empleo directo e indirecto. O sea, que han quedado los edificios pero vacíos de contenido y en los peores casos, hasta hipotecados por las afecciones.

Pero los edificios son sólo edificios. Lo peor es que se ha perdido el valor añadido que aportaban a la ciudad sin que la ciudad se haya levantado en armas contra un desmantelamiento progresivo de su forma de vida y sobre todo, de la falta de alternativas a ese desmantelamiento.

Todo esto son hechos constatables, palpables, no fruto de la imaginación. Y eso es lo que se ha perdido porque luego está lo que no se ha ganado por no cumplir las condiciones, en el mejor de los casos, aunque la impericia de los distintos gobiernos municipales se ha demostrado crucial en ese balance final.

San Fernando siempre soñó con tener acceso a las ventajas fiscales que tenían las ciudades de más de cien mil habitantes, sabiendo que su población sobrepasaba de hecho, pero no de derecho, esa cifra.

La rebaja a 75.000 habitantes para algunas de esas ventajas fiscales solucionó en parte el problema, pero todavía hay muchas más que se podrían conseguir. Sin contar con el peso moral que otorga superar la cifra, incluso con creces.

Abogados de La Isla
A las dos cosas se ha referido el delegado del Colegio Oficial de Abogados de Cádiz en San Fernando, Antonio Moreno Sierra, en la entrevista mantenida con él para contrarrestar otras declaraciones del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, en las que se habla de la reforma de los partidos judiciales en la que, una vez más, a La Isla le corresponde la peor parte.

Lo primero que ha dicho el abogado isleño, aunque con otras palabras, es que el Palacio de Justicia de la plaza de San José es sólo un edificio y que lo realmente importante, en el caso de que se cierre, es lo que se marchará de la ciudad, no lo que se queda.

Se marcharán servicios gratuitos que utilizan millares de personas en San Fernando y que podrán seguir utilizando, pero en Cádiz y previo pagodel billete de autobús de ida y vuelta. Y como es sabido, se sabe cuándo comienzan los pleitos, no cuándo terminan. Y eso son muchos billetes de autobús de ida y vuelta que también se gastarán hasta para empadronar al retoño, entre otras muchas cosas.

Se marchan funcionarios de los Juzgados, que además de usar el autobús o el coche particular, desayunarán en bares de Cádiz y ya que están, harán compras en el Centro Comercial Abierto o incluso les saldrá rentable mudarse a vivir a la capital.

Los que teniendo un pleito en Cádiz necesiten un abogado seguirán teniendo donde escoger en San Fernando, pero lo mismo optan por uno de Cádiz si el proceso se va a llevar allí, lo que hará que la plantilla de abogados, unos doscientos, tengan menos ingresos. Y son unas doscientas familias que viven y gastan diariamente en La Isla.

Y finalmente y aunque no hay un final al lucro cesante que supone perder una actividad de cualquier tipo -que le pregunten a Cádiz de qué viviría si se fueran las administraciones que dan miles de puestos de trabajo o no acudieran los provincianos que se tienen que trasladar a la capital-, hasta los taxistas se verían afectados porque tienen que trasladar a mucha gente que llega a La Isla a los Juzgados que todavía existen. Sin contar con que tendrían que trasladar a muchos polícías que ahora velan por la seguridad de San Fernando.

Un censo
Lo segundo que ha dicho Antonio Moreno es un dato que siempre ha estado presente en la ciudad, pero siempre a verlas venir en vez de actuar para cambiarlo. Uno de los cortes que establece el borrador por el que el partido judicial de San Fernando y sus juzgados se irían a Cádiz, es el de la población, y ahí sí le haría falta a San Fernando tener los cien mil habitantes a los que aspira, en vez de los 96.722 que tiene actualmente.

Para el abogado, sería crucial que los poderes políticos hicieran un censo con el que demostrar que en La Isla viven alrededor de 110.000-120.000 personas, como se puede comprobar con otros métodos menos exactos pero aceptados científicamente como es el consumo de agua potable -contando con las pérdidas de la red- o los kilos de basura que se recogen.

San Fernando tendría mucho ganado en el caso de la eliminación del partido judicial, pero también a la hora de reclamar otros servicios para los que la cifra mágica de los 100.000 es una ventaja, aunque no siempre decisoria.

La amenaza
A partir de esas dos cosas, Moreno Sierra ha seguido insistiendo en lo que los abogados temen y que la falta de dinero para llevar a cabo la reestructuración a nivel nacional de los partidos judiciales o el hecho de que al tratarse de un borrador le quede una larguísima tramitación, no tranquiliza. Entre otras cosas porque ya existe la amenaza y además ha sido aprobada y los poderes públicos están de acuerdo con hacerla. O sea, que tarde o temprano, llegará.

El hecho de que los abogados de la provincia se hayan movilizado desde el mismo momento en que conocieron el informe para dejar en la mitad el número actual de partidos judiciales demuestra que tienen fe en conseguir algo, aunque los antecedentes son malos.

El delegado del Colegio Oficial de Abogados de Cádiz en San Fernando señaló a un hecho preocupante sobre el peso que tiene la ciudad en las decisiones de las Administraciones superiores. Al día de la fecha, todos los partidos judiciales de la provincia de Cádiz cuentan con sedes nuevas y dotadas de los medios más modernos. Todas menos los Juzgados  de la Línea de la Concepción… y San Fernando.

En las dependencias isleñas ya se sabe que conviven ofensores y ofendidos, abogados y familiares de unos y otros en el mismo espacio y hasta se puede entrar en el Registro con una navajita. O ir al único servicio unisex que existe en una dependencia pública en España. Total, también hay un único calabozo para hombres y mujeres. Unisex.

….oOo….

25 aniversario de la fundación del Club Balonmano San Fernando

san fernando | entrevista

“¿Ciudad del Deporte? En todo caso de un deporte más que de los otros”

PEDRO MONTIEL

José F. Cabeza…………15/02/2014 14:40

El Club Balonmano San Fernando se prepara para acoger un acontecimiento histórico para una entidad que con el paso de los años se ha convertido en algo más, en una familia. La institución se creó en el año 1989 y, por ende, en este 2014 celebra el 25 aniversario de su fundación. Un club modesto en el que se han forjado buenos jugadores y, sobre todo, grandes personas. Pedro Montiel Mora es la piedra angular sobre el que gira este proyecto en la última década apoyado, como no podía ser de otra manera por un grupo de personas que hacen posible que temporada tras temporada el Bm San Fernando tenga su sitio en el panorama deportivo y social de La Isla.

—¿Cuántos años lleva usted como presidente del Bm San Fernando?
—Si no me equivoco entre diez u once años, si no he perdido la cuenta. Como presidente ese periodo de tiempo pero en lo que es el club llevo ya 23 años.   

—Y este será un año especial.
—Sí, celebramos el 25 aniversario después de que echásemos a rodar en la 1988-89 y entonces nos encontramos organizando un programa de eventos con motivo de esas bodas de plata del club. Ya tenemos cierta solera en el deporte en San Fernando.

—¿Es difícil sostener a un club como es el suyo que se encuadra dentro de los llamados deportes minoritarios y más teniendo en frente a ese gigante que es el fútbol?
—Es difícil y además complicado con la situación económica que vive el país. Ha sido un palo bastante gordo y más para los deportes minoritarios. Ahí tenemos el ejemplo de la Liga Asobal de balonmano que era junto con la alemana la mejor Liga de Europa y hoy día ha pasado a ser la quinta o sexta. El balonmano ha sufrido bastante la crisis y los deportes minoritarios en general son los que más lo han padecido. Si exceptuamos el mundo del fútbol que se mueve por unos parámetros totalmente distintos, el resto de los deportes, salvo el baloncesto que aquí en San Fernando parece que está un poco mejor, los demás hemos sufrido una crisis terrible. 

—¿Y cómo se metió usted a presidente sabiendo la que le podía venir encima?
—Hay muchos que están en el mundo del deporte por sus hijos porque juegan, pero a mi me ha sucedido lo contrario, es decir, yo entre en este mundo primero y luego metí a mis hijos. Yo empecé a hacer balonmano sobre el año 1973 aquí en San Fernando, estuve hasta los juveniles jugando y cuando empecé los estudios universitarios y me puse a trabajar fuera lo abandone un poco. Me volví a enganchar allá por el año 1984. y al poco tiempo me puse en contacto con el  Balonmano San Fernando y desde entonces he hecho un poco de todo, he estado desde entrenador de base, directivo, director técnico y ahora de presidente. Que por qué tengo este cargo; simplemente porque me gusta y porque para mi es un hobby más. Sigo teniendo ilusión todavía por lo que hago, aunque en los últimos años me he encontrado un poco más desanimado por la cuestión económica, pero sigo estando con ganas. Además tengo una magnífica gente conmigo en la junta directiva y entre todos estamos intentando sacar al club adelante. 

—Directivos como ustedes se pueden considerar una especie de ‘héroes’. Un verano le tiene que resulta muy complicado cuando tiene que empezar a llamar a puertas para poder comenzar otra temporada más.
—Aquí héroes no hay. Aquí estamos porque nos gusta, porque ninguno comemos de esto. Por supuesto que cuando llega el verano los compañeros de la junta y yo nos ponemos el disfraz de pedigüeños y vamos llamando de puerta en puerta. Nos dan muchos portazos en la cara, pero seguimos tirando con ilusión para adelante. No hay digamos un gran patrocinador, pero sí pequeños comercios de San Fernando que con su aportación nos ayudan a que esto pueda seguir hacia adelante.

—¿Cuánto puede costarle una temporada al Bm San Fernando?
—Podemos tener de presupuesto una temporada entre 8.000 y 10.000 euros, contando con que nosotros tenemos cuatro equipos de base de las categorías de benjamines y alevines, luego uno infantil, otro cadete, un equipo senior masculino y uno de veteranas femenino. Sobre todo el que más dinero se lleva, casi un 50 por ciento del presupuesto, es el equipo masculino que es el que tiene más gastos sobre todo por los desplazamientos, arbitrajes y los gastos federativos que conlleva. Y el resto del dinero es para la base y el equipo femenino.   

—En ese trabajo que hacen ustedes con la base, ¿solo se les enseña a jugar a balonmano o también valores educativos dentro del deporte?
—Yo creo que los clubes deportivos no tienen solamente la función meramente deportiva, sino que la gente no se da cuenta de la función social que representa hacer algún tipo de deporte. No solo se enseñan las técnicas del deporte que están practicando, sino una manera de comportarse en la vida, una serie de normas. Eso se refleja a la hora de actuar con el adversario, con los compañeros que juegan. Todo esos comportamiento, si se van corrigiendo lo mismo que lo hace a la hora de practicar deporte, luego lo trasladan al resto de la sociedad en el mundo en el que se desenvuelve. Repito, que no es solamente la labor deportiva que hacen estos clubes, sino también la labor social que realizan al sacar al niño de la calle e integrarlo en un grupo social, donde aprenden no solo unas habilidades deportivas, sino también unas pautas para moverse en la sociedad.

—¿Y sabe si esas pautas las mantienen hasta que se hacen adultos?
—Sí, concretamente el equipo de veteranas que tenemos ahora donde todas han sido jugadoras nuestras, hoy están casadas, con hijos y situadas en la sociedad actual. Muchas veces, y es una pelea que tenemos incluso con los chavales, les decimos que del balonmano nadie va a comer. Ellos tienen que mirar que su futuro son los estudios y fraguarse un futuro laboral. Que el balonmano les puede servir, pues sí que les sirve. Afortunadamente, y pongo el ejemplo de nuestro club, yo miro nuestro equipo senior y le diría que el 50 por ciento o más tiene los estudios universitarios terminados.

—¿El hecho de que usted sea docente ha jugado un papel importante en esta filosofía?
—Yo siempre he sido una persona muy implicada en este aspecto. Yo ya no entreno, pero yo me lleve mucho tiempo llevando las escuelas del Juan Díaz de Solís, en el que trabajo, y han salido muchísimos alumnos de los que hoy han sido o son jugadores del club. Ha sido una implicación también en este aspecto con los niños. Siempre me ha gustado estar en contacto con la base y nunca he tenido metas mayores a la hora de entrenar. 

—¿Ha llegado a castigar a algún jugador por sacar malas notas?
—Nosotros concretamente no, antes lo ha castigado su padre. De todas maneras, existen conceptos erróneos. Muchas veces nos vienen algunos padres diciéndonos que han quitado a sus hijos de ir a entrenar porque las notas no han sido buenas, luego le preguntas al tiempo que cómo le han ido las notas tras quitarlo de entrenar y te dicen que no mejoran, que siguen igual. Se dan cuenta de que el deporte no era la causa de que su hijo sacara malas notas. Yo creo que las dos cosas son compatibles y yo lo he vivido con mi propio hijo. El hacer deporte no está reñido con el estudiar. El 90 por ciento de los chavales en edad escolar realizan actividades deportivas y eso no les quita tiempo para rendir en los estudios. Son dos cosas compatibles, aunque lógicamente con un poco más de esfuerzo, sobre todo a más edad.      

—Me decía antes que las veteranas han vuelto al club con mucha fuerza.
—Sí, han vuelto las antiguas jugadoras que se pueden considerar veteranas, entre comillas, que han llegado con mucha fuerza y nos han puesto un poco las pilas a los que ya estábamos. Se están encargando de organizar actividades en el club y hace dos semanas jugaron un partido contra las veteranas de Algeciras, y muchas de ellas ni siquiera durmieron la noche anterior por las ganas que tenían de volver a jugar tras tres meses entrenando. Eran como niñas chicas la Noche de Reyes. Han llegado al club con muchas ganas y aportando sangre nueva. Están organizando actividades, realizando visitas a los colegios y reclutando a nuevos jugadores. Nos han dado un empujón que nos hacía mucha falta.   

—¿Qué puede adelantar de los actos del 25 aniversario?
—Nuestra idea era haberlo organizado un poco antes en abril, pero coincide con el Campeonato de España de minibasket. Vamos a comenzar la última semana de abril y la primera de mayo. Nos vamos a basar en dos aspectos; uno sería el meramente deportivo con partidos, y el otro sería de conferencias y clinics. El primer fin de semana pretendemos que el viernes haya conferencias en el pabellón con parte teórica y otra práctica. El sábado lo dedicaríamos al balonmano provincial con todas las categorías y con varios clubes llegados desde distintos puntos de Cádiz. El segundo fin de semana, que sería ya en mayo, habría una mesa redonda en la Casa de la Cultura donde se analizará el futuro del balonmano en la provincia. Luego habría un partido entre antiguos jugadores de San Fernando en Bahía Sur. La última semana se dedicaría a una charla y conferencia sobre el balonmano playa a cargo del seleccionador nacional, que es de aquí de San Fernando.

—¿Van a contar con el respaldo del Ayuntamiento?
—Estamos un poco pendientes de cerrar varias cosas. Lo primero es mantener una reunión con el alcalde para poder presentarle el proyecto, no solo como alcalde sino como presidente de la Diputación, ya que queremos que se implique con motivo de ese día del balonmano a nivel provincial. Contamos ya con al respaldo de las concejalías de Deportes y de Cultura. Estamos en contacto con el departamento de Deportes de la UCA y estamos pendientes también de un instituto de San Fernando para que los alumnos puedan asistir y se enteren de qué va el mundo del balonmano. Nos gustaría también poder lograr una ayuda económica para poder celebrar una comida de confraternización con todos los clubes que van a venir de toda la provincia el primer fin de semana de celebraciones.   

—¿Ve al club cumpliendo otros 25 años?
—Yo espero que sí. Creo que los años peores han sido los dos o tres últimos y ahora toca remontar el vuelo y para eso contamos con ese aire nuevo que nos han dado las veteranas. Ojalá se cumplan otros 25 años y los podamos celebrar con mucha más gente de las que ahora mismo forman el Bm San Fernando.

—¿Se le ha pasado por la cabeza alguna vez durante todos estos años tirar la toalla?
—Muchísimas veces y más estos dos o tres últimos años. Si no me he ido ha sido porque los propios compañeros me han cerrado las puertas. A mi este año y el anterior eso de que te estén dando constantemente portazos en la cara y también que haya muy buenas palabras, pero luego de nada, han hecho que me lo haya planteado en multitud de ocasiones. Pero lo cierto es que ahora me encuentro con mucha ilusión, aunque también me gustaría que hubiese alguien que me relevara y cogiese la batuta. Ya son muchos años en esto y te cansas de tantas buenas palabras y falta de soluciones a los problemas que se nos presentan. El dedicarse a deportes de este tipo amateur supone quitarle tiempo a la familia, al ocio, disgustos, gastos y llega un momento que uno piensa que hace falta alguien nuevo.

—¿Le he querido entender que le ha costado dinero el balonmano de su bolsillo?
—Hombre nos ha costado dinero en el sentido de que has tenido que usar tu coche para llevar a niños, gastos de teléfono, no son gastos son muy grandes. Quizás no es tanto la cuestión económica, sino más bien el tiempo que le quitas a tu familia o llegar un fin de semana y llevar a los jugadores a un lado u a otro, tener que buscar dinero por todos sitios, etc. Allí nadie cobra e incluso un jugador senior nuestro el hecho de jugar les cuesta 300 euros durante la temporada.

—¿Cuántas veces ha escuchado en estos once años lo de San Fernando Ciudad del Deporte?
—Muchísimas.

—¿Y considera que es cierto?
—Ha cambiado mucho. Creo que hubo un tiempo cuando aparecieron las escuelas deportivas municipales que esta ciudad vivió un boom deportivo que le ha permitido vivir de las rentas hasta hace bien poco. Lo que sucedió es que las escuelas deportivas ya no funcionaban como funcionaban al principio y desaparecieron. Eso se está notando en el deporte. De todas formas yo pienso que los clubes nos estamos equivocando en nuestro planteamiento ya que cogemos a un niño de cinco o seis años para que se dedique solo a un deporte, cuando yo creo que esa no es la idea de un club deportivo, sino que hay que dejarle hasta los once o doce años para que haga varios deportes y que luego escoja el que le guste. Esto tiene una segunda lectura y es que los clubes se financien, es decir, que están pagando desde que tienen cinco o seis años y ese es un dinero que le sirven a las entidades para funcionar. Creo que San Fernando sigue siendo Ciudad del Deporte, pero yo diría de un deporte más que de otros y a buen entendedor pocas palabras bastan. Lo digo porque las ayudas a determinados deportes son muchas más amplías que para otros. Para lo bueno y para lo malo todos sabemos cuál es ese deporte. Esto funcionado así, ha funcionado así y seguirá funcionando así. Ya me gustaría a mi tener esas ayudas, pero lo que no puede ser no puede ser.       

—¿Le da coraje que se hable de crisis y se les recorte en las ayudas municipales a unos clubes y se les suba a otros¿ ¿O todos  moros o todos cristianos?
—Exacto, es así desgraciadamente. Pero eso no solo pasa a nivel local, sino también a nivel nacional. Yo repito que nosotros no hacemos solo una labor deportiva, sino también una labor social y todas las instituciones debería de tener en cuenta esto a la hora de decidir las subvenciones.

….oOo…..

XXVII Curso de Actualización

San Fernando | Militares

56 alumnos en el XXVII Curso de Suboficial Mayor de la Armada

alumn0012

Información …………. 24/03/2014 17:59

El comandante director de la Escuela de Suboficiales de la Armada (ESUBO), capitán de navío Manuel Cerdido Montalbo, ha inaugurado en la mañana de hoy el XXVII Curso de Actualización para el Desempeño de los Cometidos de Suboficial Mayor de la Escala de Suboficiales de la Armada.

Un total de 56 alumnos, 48 del Cuerpo General de la Armada y 8 del Cuerpo de Infantería de Marina, han sido designados para realizar este curso tras  superar una fase on-line de ocho semanas de duración impartida a través de la Universidad Virtual Corporativa de la Armada (UVICOA).

alumn001

La finalidad de este curso de actualización es la de capacitar a los subtenientes para el desempeño de los cometidos correspondientes al empleo de suboficial mayor del Cuerpo General de la Armada e Infantería de Marina.

La fase presencial del curso se realizará en la ESUBO durante 2 semanas y finalizará el próximo 4 de abril.

El suboficial mayor, con su ejemplo, sentido de la responsabilidad, y competencia profesional, constituye una referencia permanente para todos los suboficiales y militares de tropa y marinería de la unidad, centro u organismo donde esté destinado. Su cualificación y experiencia profesionales le convierten, asimismo, en un eslabón fundamental a la hora de alcanzar el máximo rendimiento individual y de su unidad.

…..oOo…..

No hay dinero para munición.

editorial

¿Alguien no lo ve claro?

Información……………..23/03/2014 03:23

Lo primero que se piensa después de leer lo ocurrido durante esta semana política es que ha comenzado la cuenta atrás para las elecciones de todo tipo y los partidos comienzan a desplegar sus artes amatorias para convencer a los votantes de algo que no se sabe muy bien, visto el desapego de la sociedad con todo lo que sea política y sobre todo, políticos.

Lo segundo que se piensa es que están tan falto de imaginación -hay que recordar que el arte de la política es hacer posible lo imposible- que se tienen que agarrar a las viejas reivindicaciones que han cumplido ya un cuarto de siglo. O centrando más el tema, en la playa de Camposoto, en los terrenos militares y en lo que se puede hacer en los descampados que se han quedado sin usar por una mal llamada defensa nacional.

Lo tercero es más grave. Lo tercero que se piensa es cómo han podido tardar tanto tiempo en pedir la liberación total de la playa, de las pocas en España que alterna los marchamos de playa virgen y playa con alambres, cuando de todos es sabido que ya no hay quien pegue un tiro porque no hay dinero para munición.

Con esas tres preguntas se retrata a la toda la clase política en general y si además se profundiza en cada una de las tres declaraciones de esta misma semana -la última de Izquierda Unida en la tarde de este sábado- se ven claras las intenciones de unos y de otros y sobre todo la imposibilidad de llegar a un acuerdo para que todos los grupos municipales no sólo pidan lo mismo, que eso sería un gesto de cara a la galería, sino que lucharan por lo mismo desde cada una de las administraciones en las que están. 

Es significativo que uno aluda sólo a la Junta para poner en marcha un proyecto; es significativo que otro sólo aluda al Gobierno central para vengarse del primero; es significativo que un tercero aluda a que nada de asfalto. ¿Hay alguien que todavía no lo vea claro?

…..oOo….

¿Cómo se llega a fin de mes?

Antonio Atienza – Al pairo

No sé si me explico

 

Antonio Atienza ….. 23/03/2014 03:36

Reúnen a un grupo de catedráticos que son los que saben de lo suyo para proceder a la reforma de la fiscalidad en general y dan un dictamen que sólo les gusta a ellos, y no a todos por igual, para que el Gobierno central decida sobre lo que ellos han decidido. Y el Gobierno central no tiene que aceptar el dictamen tal cual, sino que es libre para escoger esto sí, esto no, esto sí, esto no, esto a medias, esto si lleva aparejado lo otro.

O dicho de otra manera, que es lo mismo. Los catedráticos -todos ellos doctos señores con la vida resuelta que para eso se lo ganaron partiéndose los codos en el pupitre- han ido dando pasos metódicos desde el principio hasta el fin y se supone que cada paso adelante ha tenido en cuenta el paso anterior, de forma que no se caiga el proyecto por saltarse un paso y trastabillarse. No sé si me explico, como dice mi psiquiatra.

Es de suponer que si de las medidas cada cual dependiente de la anterior y la posterior se cogen las que uno quiere porque estamos en elecciones y subir el IVA está mal aunque se baje el IRPF, el orden lógico del razonamiento de los catedráticos se rompe, con lo cual la medida que se adopta prescindiendo de la anterior o de la posterior, puede no tener los mismos efectos al faltarle los fundamentos que la motivaron y al final cada una de las medidas tomadas por separado precise de un nuevo razonamiento de manera que se formaría un silogismo con tantas premisas que no llegaría a arrojar más solución que el sálvese quien pueda. No sé si me explico, como dice mi psiquiatra.

Pero lo más curioso de todo es que el documento de los catedráticos no sólo no convence enteramente al Gobierno, que está haciendo algo así como diciéndoles que digan lo que hay que hacer que yo haré lo que me dé la gana.

Tampoco convence a los inspectores de Hacienda porque dicen que beneficia a los que más tienen -¡qué casualidad!-, ni a las asociaciones de consumidores, ni a los sindicatos. A mi psiquiatra no sé si le gusta, porque como no sabe si se explica… 

Los sindicatos dicen que tiene un “claro sesgo ideológico”, como no podía ser menos tratándose de un partido político con una ideología de derechas y de unos señores que han sido elegidos por ese partido político, porque por mucho que se presuma su imparcialidad y su objetividad, es de suponer que no los cogerían aleatoriamente en el listín de catedráticos de hacer informes sobre la reforma de los impuestos.

El problema es que con lo que se nos viene encima sea lo que sea lo que coja el Gobierno del documento de marras, a los que no tenemos más que una nómina nos está haciendo falta de forma urgente que alguien nos entienda. O sea, que hubieran metido entre los sabios a unos cuantos curritos de a pie que les contaran cómo se llega a fin de mes. No sé si me explico.

…..oOo….

Feliz primavera

Paco Melero – El Loco de la salina

Las primeras luces

 

Paco Melero….. 24/03/2014 01:50

 

Después de un invierno mortal, por fin llegó la primavera. Concretamente la primavera astronómica comenzó el jueves pasado día 20 de marzo a las 17,57 horas y terminará 92 días y 18 horas después, el día 21 de junio. Estaba yo dando mi paseo por el patio antes de la merienda, cuando de pronto dijo la primavera que aquí estoy. Ya decía Antonio Machado: “La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido. La primavera ha venido. ¡Aleluyas blancas de los zarzales floridos!” Hombre, tanto como eso, no. Todos sabemos si las flores van saliendo, si el frío ve cediendo, si la cosa se va enmendando, porque para nosotros se quedan los meses pasados de vientos, lluvias…

También se dice que la primavera la sangre altera. La verdad es que a los locos lo único que nos altera la sangre es enterarnos de las cosas tan raras que pasan ahí fuera. Por eso más vale hacerse el loco y esperar que los insensatos que viven más allá de estas cuatro paredes, y en cuyas manos estamos desgraciadamente, no nos lleven definitivamente a la ruina. Bueno, prometo no hablar de los catalanes. Sigamos mejor con la primavera.

La palabra primavera procede, como casi todas las palabras de nuestra preciosa lengua, del latín: “Prima-vera”, que significa “primeras luces”, es decir, la primera en la frente, porque está claro que la luz está que se sube por las nubes y ya no sabe uno si encender la del pasillo o seguir a dos velas como en la Edad Media. No sé a quién le gusta el invierno, aunque reconozco que hay gente para todo. Yo prefiero la camisita al abrigo, el fresquito al frío y la luz a la oscuridad.

Hablar de la primavera es hablar de Vivaldi, músico italiano que vivió a caballo entre el siglo XVII y XVIII y que supo reflejar las maravillas de la naturaleza en su música. Lo que pasa es que ya no hay ni ganas ni tiempo para escuchar a Vivaldi. Mucha tecnología, mucha informática, mucha televisión y mucho aparato, para que al final nos hayamos convertido en pedazos de carne en cuyas extremidades cuelgan unos dedos muy hábiles a la hora de pulsar botones. Pero, si se trata de sensibilidad, de humanismo, de aprecio por la cultura, ahí desbarramos.

Si tienen un ratito, escuchen “La primavera” (de Las cuatro estaciones) de Vivaldi. Merece la pena. Verán que al principio y a través de los violines muestra la alegría que le entra por el cuerpo cuando ve nacer la primavera. Y lo hace jugando con los pianos. Después cierras los ojos y lo que escuchas es la imitación que hacen los violines del canto de tres pájaros distintos. A continuación recrea igualmente con los violines el sonido del agua, el murmullo de las fuentes. Va mezclando un hermoso estribillo. Sigue imitando el viento, la llegada de la tormenta en plena primavera y lo hace dándoles a las notas una rapidez increíble. Concluye con multitud de efectos sonoros que nos hacen vivir la llegada de las flores. ¿Ha probado a escuchar esta obra tan bonita?

Quizás prefiera impregnarse de la cultura que se desprende del libro de Belén Esteban, pero, hágame caso, pruebe a escuchar. Cuando yo era maestro (hace algún tiempo), les puse a los niños a escuchar la Primavera de Vivaldi sin decirles el nombre de la obra musical y les dije que escribieran en un folio lo que les inspiraba aquella música. Recuerdo que me entregaron unas redacciones preciosas e impresionantes sobre la alegría, la luz y el resurgir de la vida de la naturaleza. Me quedé con la boca abierta y comprendí que la música no solamente amansa a las fieras, sino que toca las fibras más profundas del ser humano.

Pero, ya les digo, no hay manera. Ahí fuera parece que hay una invasión de electrodos y de pantallitas que les aseguro acabará por plastificarnos y hacernos vivir como esqueletos sin alma ni sentimientos. En todo caso, les deseo una feliz primavera, aunque sigamos sufriendo al ver que continuamos en el túnel y que los brotes verdes siguen sin dar la cara.

….oOo….