Espacio Camarón.

SAN FERNANDO

El regreso de Camarón

  • El Ayuntamiento asegura el pago a la familia para todo 2014
  • El legado que se arrendará incluye colecciones que siempre han estado en manos de la familia

0001533031_560x560_jpg000

Una periodista holandesa fotografía un azulejo de Camarón que hay en la Venta de Vargas, hace unas semanas.

Arturo Rivera San Fernando | Actualizado 25.02.2014 – 08:50

El legado de Camarón de La Isla que la ciudad se ha asegurado tras alcanzar un acuerdo con los herederos del mítico cantaor estará formado por varias colecciones que, en la actualidad, custodia la familia y que constituirán el plato fuerte del futuro museo que el Ayuntamiento planea construir para convertirlo en el corazón de esa iniciativa que ha venido a llamar Espacio Camarón.

Entre los bienes a los que se alude en el convenio que el pasado viernes fue aprobado por unanimidad en el pleno se incluye una colección de fotos enmarcadas que reflejan distintos momentos de la vida del artista y que siempre han estado en manos de la familia. También figura la colección de guitarras del cantaor y los distintos premios cosechados a lo largo de su existosa aunque breve carrera. Entre los elementos más llamativos del legado de Camarón que custodiará el Ayuntamiento isleño una vez que se firme el convenio con la familia -la rúbrica del acuerdo se espera formalizar en cuestión de días- se encuentra igualmente la colección de ropa y enseres personales del artista y dos coches: un BMW hecho a medida para el hijo del cantaor y un Mercedes-Benz que el artista solía utilizar. Especial mención merece la Medalla de Andalucía que le fue concedida a título póstumo en 1993 así como la nutrida obra gráfica y plástica que se le dedicó a lo largo de su vida y sus discos de oro y platino.

Todo esto es, en líneas generales, el patrimonio flamenco que pasará a manos del Ayuntamiento en concepto de usufructo y con una vigencia mínima de 50 años. A cambio, como se ha apuntado, la familia recibirá una contraprestación económica de 2.500 euros mensuales (más el 21 por ciento de IVA) que los herederos se repartirán en dos partes y que se actualizará anualmente tomando como referencia el Índice de Precios al Consumo (IPC). El importe anual de este arrendamiento -es el término jurídico que el propio interventor utiliza en su informe- supone 36.300 euros y el coste, para los 50 años de vigencia que inicialmente se han establecido, alcanza 1.815.000 euros.

Para hacer frente a este importe, el Ayuntamiento ha tramitado un expediente de modificación de crédito que le permitirá disponer de una partida de 30.250 euros, suficiente para el pago previsto de los diez meses que restan de 2014. No obstante, señala el interventor, en los sucesivos ejercicios el equipo de gobierno tendrá que prever el crédito necesario, como es lógico.

El Ayuntamiento, tal y como se señala en el convenio, abonará la seis primeras mensualidades -15.000 euros- en el momento de la firma del convenio, cuando los bienes, convenientemente inventariados, quedarán a su disposición para su depósito en La Isla.

El traslado a San Fernando y su posterior depósito -recalca el convenio- “se hará bajo las medidas de seguridad adecuadas que, en cualquier caso, requerirán la firma de la correspondiente póliza de seguro para cada caso”.

La familia, como propietaria del legado, podrá disponer de determinados bienes siempre que lo desee para que formen parte de exposiciones paralelas, homenajes al cantaor, presentaciones… En todo caso, señala el convenio, sería por un tiempo prudencial y en ocasiones puntuales. Además, el Ayuntamiento tendrá que ser puntualmente informado con la debida antelación y la cantidad de artículos a retirar no podrá afectar al desarrollo normal del museo una vez que éste abra sus puertas en La Isla para empezar a promover el Espacio Camarón.

El inventario que se llevará a cabo ahora por parte de funcionarios municipales incluirá la relación detallada, pieza a pieza, de cada uno de los bienes que integra las diferentes colecciones, la descripción de su estado de conservación, su condición de originales -por ejemplo, en el caso de las fotografías, se refiere a la existencia de los negativos- y la elaboración de una ficha en la que se identificará cada uno de los elementos, lo que facilitará también su valoración económica.

san fernando | cultura

Espacio Camarón

ESPACIO CAMARON

Antonio Atienza …………..23/02/2014 22:24

Independientemente del optimismo del alcalde comparando el espectacular museo de Bilbao con lo que será el Museo Camarón -y el optimismo nunca es malo mientras la realidad lo controle- lo que se ha conseguido es tan importante como el propio Loaiza manifestaba al declarar que “sin el patrimonio del cantaor, no hay nada, ni museo ni nada” .

Pero lo que falta por conseguir tampoco es baladí y además se antoja harto complicado si se atiende a la comparación preferida de Loaiza, el Guggenheim.  Allí hay mucho talento por metro cuadrado y hacer realidad el sueño equivale a contar, para empezar, con el talento suficiente para hacer algo que llame la atención del mundo entero. Y el talento no se compra.

Queda todo por aclarar, entre muchas cuestiones, la ubicación que será motivo “de otra rueda de prensa”, en palabras del alcalde. Y ubicaciones hay muchas candidatas, una por cada opinión de cada isleño, pero sólo una puede reunir todas las condiciones.

Dónde
Independientemente de que por la puerta tiene que caber el Mercedes de Camarón, no será por edificios que han sido rehabilidados o están en fase de rehabilitación, como el castillo de San Romualdo sobre el que nadie ha aclarado a qué lo van a dedicar.

Sin hablar del Parque de la Historia y el Mar, posiblemente el espacio mejor preparado para una musealización moderna -aunque dejaron sin instalar los cables para un circuito de seguridad obligado en un museo, algo, por otra parte, subsanable- aunque cuenta con el agravante de su lejanía y mala comunicación con el resto del mundo.

Se ha hablado de la antigua sede de la Cruz Roja, en proceso de expropiación y hasta con un proyecto de musealización realizado, pero con el hándicap de que al coste de la expropiación hay que sumarle un mínimo dos millones de euros para su rehabilitación, sin contar con que un museo implica medidas extraordinaria cuyo coste había que sumar a la suma.

Se puede hablar de la Casa Lazaga, de propiedad municipal desde hace un decenio de la que se dice, una vez más, que ya está listo el pliego de condiciones para ponerla en valor, aunque la rehabilitación puede estar por el millón de euros, poco más o menos. Y sigue estando presente el problema del Mercedes.

La última de las posibilidades es la de construir un edificio ex profeso para ello, adaptado a lo que hay y no al revés, que es como tomarse medidas antes de comprar una camisa. Un fórmula que siempre consigue que la camisa luzca como debe.

Qué museo
Y además de esos trabajos pendientes, hay que conocer también -que se supone que será para otra rueda de prensa- qué clase de museo se pretende hacer, que sobre eso hay tantas posibilidades como gustos.

Se puede hacer un museo normal y corriente, del tipo del Museo Histórico Municipal, de colocar piezas y esperar a que la gente vaya a verlas previo pago de una entrada para mantener las instalaciones. Esa es la opción tradicional y la que mantiene casi vacíos la mayoría de los museos que no se llamen El Prado, el Louvre, el Reina Sofía…

Se puede hacer un museo moderno, haciendo honor a la modernidad en el flamenco que consiguió Camarón, complementando el patrimonio del cantaor con diversas aplicaciones informáticas capaces de proyectar su figura más allá de sus pertenencias y de sus sonidos.

Las posibilidades que existen en la informática son infinitas -en La Isla hay hasta empresas que se dedican a eso- y la posibilidad de reconvertir a Camarón de un revolucionario del flamenco a la revolución del flamenco -que son matices distintos- harían del museo algo más que un homenaje a un genio para ser un homenaje al flamenco mismo.

La posibilidad de que una persona que visita el museo se proyecte en una pantalla cantando con la voz de Camarón y acompañado a la guitarra por Tomatito, y llevarse una copia grabada por un módico precio… O convertirse en Tomatito y acompañar a Camarón, igualmente previo pago de la copia…

El mundo de la comunicación extraordinaria sólo está a expensas de encontrar a la gente extraordinaria que haga un mundo extraordinario: el Espacio (virtual) Camarón para los que consideren que recorrerse la ciudad entera no les aporta mucho más, que no tienen tiempo o que su concepto del espacio es más mundano.

Todo está pendiente pero ya está lo más importante, dice el alcalde. Y es verdad. Sin eso no habría lo otro. Y sin lo otro no habrá lo que hay. Y por cierto, nadie ha hablado de cuánto está dispuesto a gastar el Ayuntamiento para un revulsivo que cambie la ciudad.

 
….oOo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s