La balada de los espantos

 
Anuncio Loterías de Navidad 2013 | “Pon tus sueños a jugar”
 
Adelaida Bordés – Hablillas

2ade00123456789

La balada de la Navidad

 

Adelaida Bordés……….07/12/2013 22:11

Se extravía el número de comentarios, columnas y artículos sobre la publicidad de la lotería nacional de este año. Desde primeros de octubre la radio y la televisión andan arañando los oídos con esta música, antaño adorable y que por los efectos de la repetición está resultando impertinente, como el llanto quejumbroso y sin lágrimas de los niños pequeños, el que sufren cuando les sale un nuevo diente o les duele un oído. Pues entre tanto material, que da para elegir como queda anotado al principio, no hemos visto referencia alguna a la voz que llevó esta hermosa canción al éxito, cuya letra nada tiene que ver con ésta, como es lógico, pues induce a la compra del décimo.
 
El pobre Elvis Presley estará revolviéndose donde quiera que esté por semejante desatino, por semejante barbaridad.
 
Quizás parezca un tanto exagerado pero seamos críticos y analicemos. No trataremos de descubrir nuevamente esta balada, un tema muy versionado, un tema que hacía crecer al cantante, que lo motivaba a esmerarse, a entregarse plenamente pero ninguno lo interpretó como el Rey del Rock. Cuando lo cantaba –porque tuvo que hacerlo hasta el final de sus días, al igual que el Rock de la Cárcel- su voz única,  cambiante y sentimental atenuaba incluso el brillo de las lentejuelas de su chaqueta. Es un tema que habla de arrepentimiento por haber dedicado poco tiempo a su amor, al que nunca olvidó, al que tuvo siempre presente. Un tema que propició el arrobamiento, que fomentó el acercamiento y los primeros bailes emparejados en los guateques, un tema que se convirtió en un clásico, como “singing in the rain” de Gene Kelly, “Blue Moon” de Mel Tormé o el bolero “Reloj” de Los Panchos.
 
En este momento tenemos sólo la música y los más jóvenes que la hayan oído por primera vez la recordarán como la balada de la Navidad. O la de los espantos, como se ha oído por ahí. Con todo respeto, el ingenio ha ideado semejante identificación debido al logrado efecto de la luz de las velas, que dan ese aspecto ceroso y cadavérico a las caras cantarinas. Cuando aparece la de Marta Sánchez cuesta trabajo creer que pueda abrir y cerrar la boca con semejante capa de engrudo en cada cachete. Con la de Montserrat Caballé se han cebado a base de bien, para qué vamos a repetirnos, siendo la de Rafael la más espeluznante según el vulgo, porquese añade ese toque acartonado que apreciamos en él desde hace unos años y que recuerda a un ninot valenciano. Él se reirá, como hizo cuando el fenómeno Aquarius en Radio Colifata.
 
Reiterando el respeto, los que se salvan de la quema son Bustamante, que a pesar del tiempo sigue estando dentro de una postal antigua, y nuestra Niña Pastori, interpretando su papel pero sin exagerar, de forma natural. Y aunque la letra se haya creado para la ocasión, el conjunto de las voces resulta muy entrañable, sin embargo un año más echamos de menos al actor que enlutado y rapado nos ilusionaba con el maravilloso e inolvidable vals que Maurice Jarre escribió para la película Doctor Zhivago, vals destinado a ser el tema central y que luego quedó como fondo del primer baile de Lara, una puesta de largo en grado sumo. Vals que, emulando a Elvis Prelsley, siempre estará en nuestra mente –it’ll be always on our mind. Dejando la anécdota a un lado, el anuncio resulta muy visual –como todos- y una conjugación casi perfecta entre el pasado -la canción- y el presente –los intérpretes. Un guiño a la tradición –el árbol- y a la primera luz para alumbrar la noche –las velas.

….oOo….

Cuando La Isla tenía las calles llenas de chinos.

Paco Melero – El Loco de la salina
 

 

Más chinos en La Isla

 

Paco Melero…………….07/12/2013 22:10

Ayer ingresó en el manicomio un chino, y esta mañana ya había puesto una tienda de todo a un euro en el trastero que da al comedor. No es normal, pero es lo que hay. Los demás locos llevábamos dos años pensando en cómo montar algo aquí dentro para ganar unas perras, hablando con el director sobre aspectos legales, moviendo un papeleo impresionante, sacando treinta permisos de obras, esperando permisos de cultura para que el patrimonio no se viniera abajo…, y  cuando nos hemos venido a dar cuenta, el chino lo ha arreglado todo en cuatro horas y todavía le sobraban tres. ¿Será que nosotros pensamos demasiado las cosas y nunca pasamos a la acción? La cuestión es que, según me han dicho fuera de estas cuatro paredes, estos señores chinos, chatos por naturaleza, están poniendo tiendas por todas partes. Y es verdad. Cada vez que voy a dar una vuelta por La Isla me encuentro una nueva. Y no escogen sitios escondidos especialmente baratitos. No. Son lugares céntricos y caros de alquilar. Según me han contado es imposible competir con ellos, porque, donde tú eres capaz de prometer un billete, ellos ponen del tirón doscientos encima de la mesa. Así es imposible, porque los ojitos de cualquiera se encienden con suprema facilidad ante la visión de esos papeles tan bonitos del Banco de España. Además, te venden de todo, absolutamente de todo. Vamos, que fui a buscar el tornillo que me faltaba en la cabeza y allí lo tenían metido en una funda de plástico por sesenta céntimos. ¿Quién no se vuelve cuerdo por sesenta céntimos? No lo compré, pues yo soy muy mío y no me fío de la calidad del tornillo.  

Pero el tema está en la calle. Los lugares más apetitosos para instalar un pequeño negocio están siendo ocupados sin posible competencia por estos señores asiáticos, de manera que la invasión musulmana del siglo VIII se va a quedar en una pamplina, si la comparamos con este gota a gota chino que nos está invadiendo paso a paso sin que aquí nadie levante la voz ni para quejarse. Y las preguntas también están en la calle.

Ya sé que estas cuestiones no van a ser contestadas por los que podrían contestarlas, aunque siempre queda la esperanza de que algún día no tengan más remedio que hacerlo. Aparte de cantar aquello de la Chica del diecisiete: “De dónde saca pa tanto como destaca”, la gente se pregunta:

1.-¿Es verdad que los chinos gozan de un privilegio especial, según el cual no pagan impuestos durante no sé cuántos años? ¿Por qué? Si eso es verdad, ¿qué tienen los chinos que no tenga yo, que además poseo una hermosa nariz?

2.-¿Es verdad que tampoco necesitan permisos de obras, a la vista de que todo es comprar o alquilar y hacer la reforma en veinticuatro horas o menos? Si eso es verdad, estas facilidades no dejan de ser asombrosas, cuando a cualquier paisano le cuesta un imperio disfrutar de ellas. 

3.-¿Es verdad que ni se les riñe, si tiran una pared que no deben tirar o hacen una fechoría que no deben cometer contra el patrimonio de La Isla? A mí tampoco me gusta que me riñan.

4.-¿Es verdad que estos señores hacen copias de todo lo que se mueve, sin que nadie se dé por aludido?

Si no se contesta a estas preguntas, que están en boca de los cañaíllas, muchos se pueden pensar que alguien se pringa hasta el cuello y facilita la labor metiéndose en el bolsillo lo que no debiera meterse. Y eso aquí y ahora en España es impensable.

Al final llegamos a interrogarnos: ¿será que los chinos son demasiado vivos o será que nosotros estamos demasiado muertos?

Recuerdo de mi niñez cuando La Isla tenía las calles llenas de chinos; nadie se hacía ninguna de esas preguntas.

…oOo….

“Nos están robando”.

Manuel maria de Bernardo. Ex alcalde de san fernando

“¿Qué cómo nadie se dio cuenta? Esa es la pregunta que me hago desde 2009”

  • El que fuera regidor isleño entre 2005 y 2011 ha presentado su dimisión tras más de 18 años en la Corporación Municipal al conocerse la sentencia del Tribunal de Cuentas por el robo de la caja

0001484782_560x560_jpg000

Manuel maria de Bernardo

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 08.12.2013 – 01:00

Su vida cambió el 1 de abril de 2009 cuando recibió una llamada de las oficinas municipales de Hacienda. “Nos están robando”, le advirtieron. Casi ocho millones de euros habían desaparecido de la caja de efectivo. Ahora, cuatro años y medio después, el Tribunal de Cuentas acaba de dictar sentencia para insistir en la responsabilidad directa de los cajeros, imputados también en la vía penal y principales sospechosos en las investigaciones policiales llevadas a cabo. Pero la resolución arrastra también a sus funcionarios superiores y a los dos ex alcaldes andalucistas, a quienes considera responsables subsidiarios. Manuel de Bernardo, que afirma sentirse muy lejos de la política que hoy día se practica y más cerca de aquella generación de la Transición de la que lo aprendió todo, acaba de decir adiós a la política municipal con el regusto amargo de este fallo judicial que ha recurrido.

-Ha esperado a la sentencia del Tribunal de Cuentas para anunciar su marcha de la Corporación Municipal, a pesar de que tenía prácticamente adoptada esa decisión desde hace tiempo. Mucha gente no lo ha entendido.

-Comprendo que muchos no lo entendieran, aunque también hay quienes sí lo han hecho, quienes creían que, después de todo, merecía salir del Ayuntamiento con este tema resuelto. Y yo, interiormente, quería también que fuera así y por eso adopté la decisión de seguir. Considero que no tengo ningún tipo de responsabilidad contable en este asunto. Cualquiera que conozca el devenir, el funcionamiento contable de un ayuntamiento, sabe que es así, que tengo razón y que la resolución del Tribunal de Cuentas -en lo que respecta a los alcaldes- es bastante irracional.

-En resumidas cuentas, insiste en que un alcalde no puede estar pendiente de lo que hay en la caja.

-Se lo ilustro con un ejemplo: lo que me ha pasado sería exactamente igual que si me responsabilizara de la caída de un escenario que el Ayuntamiento hubiese instalado para cualquier espectáculo y que en este accidente se hubiese lastimado alguien. Pero -ojo- ese hipotético escenario contaría en este ejemplo con todos los vistos buenos, certificaciones e informes favorables, de dentro y de fuera: del arquitecto del Ayuntamiento, de la mesa de Seguridad Ciudadana que coordina el evento, del perito del seguro que se ha contratado y del organismo público de la Junta que se responsabiliza de los espectáculos. Al final, el escenario se cae y paga el alcalde. ¿Es injusto, verdad? Pues es exactamente lo mismo que me ha pasado a mí en toda esta historia. Se supone que me debería haber dado cuenta de cosas que a nadie le llamaban a la atención en documentos como las cuentas generales que venían con el visto bueno de los técnicos municipales, de la tesorera y del interventor, que aprobaba el Pleno y que supervisaban desde fuera la Cámara de Cuentas, el Tribunal de Cuentas, la Consejería de Economía y Hacienda y la Intervención General del Estado del Ministerio de Hacienda. ¡A todos se les pasa por alto pero se responsabiliza al alcalde, que es el que además se ha preocupado de que esos documentos se reciban en tiempo y forma!

-Pero ya tras las elecciones de 2011 dio un paso atrás al dejar la portavocía y la secretaría del partido. Sin embargo, no se fue del todo, que es precisamente lo que no se llegaba a comprender.

-Tras seis años y medio de alcalde opté por dar un paso atrás y quedarme en un segundo plano. Me he movido en el doble juego de irme pero no del todo. Ya tras las elecciones de 2011 sabía que me tenía que ir pero también que me tenía que quedar en parte por esos motivos que le comentaba, quería que quedara demostrado que no tenía la culpa de ese escenario que se había caído, siguiendo con el ejemplo anterior.

-Sin embargo, en ese momento todavía no se conocía la propuesta de la Cámara de Cuentas de Andalucía, que es donde por primera vez se empiezan a plantear las responsabilidades subsidarias de los alcaldes por el robo.

-Sí, pero me olía lo que iba a pasar porque la Cámara de Cuentas ha sido en todo esto un organismo de persecución desde el minuto cero. La propia sentencia del Tribunal de Cuentas descalifica la actitud que ha tenido el que fuera su presidente, Rafael Navas Vázquez, al pronunciarse en el dictamen presentado por la tesorera y el interventor en su defensa. En toda esta historia, ha habido mucha manipulación. Me pregunto si se hubiese llegado tan lejos si en lugar del PA hubiese sido un alcalde del PP o del PSOE. Entiendo las dudas de los primeros días -las acepto aunque también las sufrí en su momento- pero casi desde el principio quedó claro que nosotros no habíamos metido la mano, que no nos habíamos llevado un duro.

-Pero dada la magnitud del robo, todavía hoy, sigue siendo incomprensible que esto ocurriera. Es decir, la gente sigue preguntándose cómo fue posible que nadie se diera cuenta nunca.

-Esa es la misma pregunta que yo me hago desde el 1 de abril de 2009: ¿Cómo es que nadie se ha dado cuenta? Pero mi función como alcalde no era contar el dinero de la caja. Mi función era conseguir todo lo que se estaba consiguiendo, un proyecto de transformación de la ciudad que tenía puesta las miras en el Bicentenario 2010-2013. Era pelearme para conseguir inversiones, tener una estructura presupuestaria equilibrada, mejorar los plazos de pago a proveedores y reducir el endeudamiento. Esas eran las preocupaciones que yo, como alcalde, debía tener. Y se consiguió. Ahí están los resultados de las cuentas de 2011, que son prácticamente mi herencia y que sitúan a La Isla entre los mejores municipios andaluces con más de 50.000 habitantes. Y todo eso cuando nadie hablaba de equilibrio presupuestario, cuando aquí, al que no gastara, se le consideraba tonto.

-Pero, al salir a la luz el robo, ¿era consciente de hasta dónde podía llegar todo esto?

-El 2 de abril de 2009 ya era bastante consciente de hasta dónde podía llegar el alcance, de esa cifra millonaria. Aunque, lógicamente, hasta que no fue confirmada por los técnicos municipales no podía hacer otra cosa. Mi responsabilidad era no decir nada hasta entonces. Y estuve conviviendo con esa soledad durante veintitantos días.

-¿Y de que el asunto, para los alcaldes, pudiera acabar así?

-¿De que se llegara a esto? No. Al Tribunal de Cuentas soy yo el que da cuenta de lo ocurrido. Siempre pensé además que los alcaldes no deberíamos haber sido incluidos entre los responsables subsidiarios. En cualquier caso, cuando ocurrió, creí que estábamos de paso y que saldríamos limpiamente. Como alcalde, estoy convencido de que he cumplido con todo lo que tenía que hacer. No se me puede achacar que, con un volumen de 400 o 500 órdenes de Tesorería al mes, no me hayan llamado la atención dos cheques de 15 o 20.000 euros, que ademas venían firmados por los tesoreros y, por lo tanto, ellos consideraban que eran necesarios. ¿O me voy yo a Tesorería a ver si hace falta ese dinero?

-¿Y el cuantioso volumen de dinero de la caja, no le llamó la atención?

-Cuantioso, según los cajeros. Según los técnicos municipales, no. Es la diferencia de saldo (contable y real) de la que tanto se ha hablado. No me llamó la atención. Primero, porque nunca la ví. Ese saldo figura en un asiento contable que aparece en una página entre las 2.500 o 3.000 que tienen las cuentas generales cada año. Y si a los que la veían, a los que hacían esas cuentas generales, no les llamaba la atención ni les despertaba sospechas, a mí -que ni las veía- era imposible que me extrañara, lo reconozco. Tampoco les llamó la atención a todos los que supervisaban esas cuentas generales tras ser aprobadas en el Pleno: la Junta, la Cámara de Cuentas, el Ministerio… Nadie dijo nunca nada. Es más, mal haría un alcalde si se para -y paraliza al Ayuntamiento durante varios meses- para ponerse a revisar las cuentas una por una, las 2.500 o 3.000 páginas que abarcan. Yo, al menos, reconozco que nunca me paré a ver esos miles de folios de las cuentas generales. Como alcalde me iba a mirar la estructura presupuestaria, al remanente, a ver si hay desviación presupuestaria entre gasto corriente y transferencias de crédito, si tenía que aumentar la transferencia de un área bajando un poco la de otra o equilibrar la dotación para, por ejemplo, la basura… pero no me iba a mirar el asiento contable de la basura. Eso no lo tiene que hacer el alcalde. Por eso siento que he cumplido con todas mis obligaciones. Por esa misma regla, tendría que haber comprobado las licencias de obras o las ayudas sociales a las familias necesitadas con independencia de lo que me decía el arquitecto del Ayuntamiento o el jefe de los Servicios Sociales. Yo creo que los alcaldes tienen que estar con los ciudadanos, procurando resolver sus problemas, intentando sacar adelante sus proyectos de ciudad, propiciando reuniones y encuentros para traerse eventos, reuniéndose con empresarios para intentar desarrollar actividades económicas… Esa es la labor de un alcalde, no revisar uno a uno los documentos que vienen a su firma con el visto bueno de profesionales autorizados. Sería algo inoperante.

-La sentencia le recrima a los alcaldes tres cosas: que no pusieran en práctica medidas para evitar el robo, las elevadas cantidades de los cheques y los arqueos, que dice que no se hacían adecuadamente.

-Dice que debería haber adoptado una serie de medidas para evitar lo ocurrido pero no especifica cuáles. Desconozco, sinceramente, a qué medidas se refiere el Tribunal de Cuentas, qué es lo que podríamos haber hecho que no hicimos como alcaldes.

Los cheques, como he dicho antes, venían a mi mesa cada diez o quince días con el resto de órdenes de pago y siempre marginados por los técnicos correspondientes. No tenía razones para dudar de su veracidad, de que no eran necesarios.

Con respecto a los arqueos ordinarios se hacían siempre y figuran en esa línea entre los 2.500 o 3.000 páginas de las cuentas generales anuales. Y los extrordinarios, el primero que firmé se hizo cuando accedí a la Alcaldía en enero de 2005. Tenía una cantidad elevada -algo más de un millón, creo recordar- pero no me llamó la atención. Y si lo hubiese hecho en ese momento y hubiese pedido explicaciones a los técnicos me habrían dicho que eran valores pendientes de depuración, como efectivamente se pensaba. En realidad, por mucho que diga la sentencia, no podía hacer nada en este sentido. Luego, en el resto de arqueos extraordinarios que se hizo las cantidades fueron más reducidas: entre 6.000 y 4.000 euros.

El Tribunal de Cuentas considera además que cuando uno de los claveros -alcalde, interventor y tesorera- se ausentaba (una baja, unas vacaciones) se deberían haber hecho también arqueos extraordinarios. No lo creen así los propios técnicos y dudo que eso se hagan en cualquier ayuntamiento.

-¿Se siente cabeza de turco en todo este asunto?

-No, lo que siento es indefensión frente a esa lógica aplastante y sentenciadora que dice que me debería haber dado cuenta de los cheques, de los arqueos… cuando no tiene sentido común alguno y se desmonta fácilmente, como le estoy explicando. Le cuento una anécdota. En cierta ocasión, después del robo, me llamó un alto cargo al que conocí por las gestiones del Ayuntamiento y que estaba firmando una liquidación presupuestaria. Entonces, se acordó de mí y le dijo a su secretario: a ver si no me va a pasar a mí como al alcalde de San Fernando. Con esto le quiero decir que lo que ha ocurrido podía haberle pasado a cualquier cargo público de la administración. Y encima aquí no había descontrol presupuestario, se iba pagando cada vez mejor, se iba reduciendo la deuda…

-Pero la Tesorería era un caos.

-Eso dice el perito judicial, la Policía y el fiscal. Yo no estaba físicamente para ver si había una situación caótica, pero evidentemente está claro que todos los días se estaban llevando dinero.

-Usted ha hablado mucho de la manipulación política que ha rodeado el tema del robo, de que se ha esgrimido como arma contra el PA, que entonces estaba en la Alcaldía.

-El asunto ha sido manipulado de manera organizada y muy bien dirigida, hay que admitirlo. Ha sido una manipulación bien orquestada y bien dirigida.

-¿Cree que por eso están los alcaldes entre los responsables subsidiarios?

-Creo que sí, que si no fuera por eso, los alcaldes no estaría ahí. En el primer borrador de la Cámara de Cuentas que ví no aparecían los alcaldes como responsables contables. Y, sin embargo, en el definitivo sí. Nunca llegue a comprender que la Cámara de Cuentas no respondiera a las alegaciones que presentó el Ayuntamiento. Tampoco dictó una resolución del Parlamento al dar cuenta del informe de fiscalización, lo que impidió que el Ayuntamiento actuara, provocó una situación de indefensión.

-Le preocupa lo que puedan pensar los ciudadanos.

-No me preocupa, pero me apena. Siento una gran tristeza aunque tengo la conciencia tranquila. Un amigo mío suele decir que cuando se despluma una gallina es muy difícil luego volver a ponerle todas las plumas en su sitio. Hay momentos en los que me ha costado vivir con eso, pero reconozco que todas esas plumas no se van a poder recoger y ponerlas de nuevo en su sitio. Sería imposible incluso si el sentido de la sentencia del Tribunal de Cuentas hubiese sido otro.

 
….oOo…..

Día de la Constitución

San Fernando | Acto Institucional

La Iglesia del Carmen acoge el acto homenaje del Día de la Constitución

mundial12345

José F. Cabeza…………04/12/2013 21:49

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, presidió junto al alcalde de San Fernando, José Loaiza, y el subdelegado de Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, el acto conmemorativo del Día de la Constitución que organiza cada año la Delegación del Gobierno a nivel autonómico y que se desarrolló en la Iglesia Conventual de El Carmen. Este año se ha decidido hacerlo en La Isla con motivo de la conmemoración del 200 aniversario del Título de Ciudad a la localidad isleña.
 
constitu002

El subdelegado de Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, fue el encargado de pronunciar el discurso inicial señalando que “es necesario mantener el compromiso constitucional en plena vigencia de forma permanente”, añadiendo que “son momentos turbulentos y somos conscientes de los retos que tenemos por delante. Es por ello que Cádiz requiere más que nunca que nos unamos, con generosidad y ánimo constructivo”.

Tras sus palabras, llegó el momento de la entrega de condecoraciones al Mérito de Protección Civil, que en su categoría de bronce con distintivo azul fueron para los policías nacionales Juan Manuel González Saborido, Gonzalo Javier Suárez Rivareda y Miguel Ángel González Saborido, a los guardias civiles José Manuel Paloma Gutiérrez, Juan Carlos Manzano García, José Manuel Romero Luna, Juan Manzano Verano y el cabo primera de la Guardia Civil Manuel Verdugo Domínguez.

constitu006

Las condecoraciones en su categoría de bronce distintivo blanco fueron entregadas al Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía Ramón Fernández Valádez, al capitán de la Guardia Civil Luis Martínez González, al comisario del Cuerpo Nacional de Policía Pedro Ríos Calvo y al capitán marítimo de Algeciras en situación de retiro Alfonso Marquina Crespo.

Las condecoraciones con distintivo blanco fueron para el comisario provincial en situación de retiro Juan Carretero Enrique, el funcionario de la Diputación Provincial Antonio Sancho Pedreño, el policía nacional Juan Manuel Sánchez Rodríguez, el subinspector de la Policía Nacional Francisco García Carretero, el comisario Juan Manuel Caamaño Sánchez; y el comisario principal Manuel Bouzas.

constitu0067890

También se les reconoció la trayectoria profesional con la entrega de un diploma a los funcionarios en situación de retiro de la Subdelegación de Gobierno en Cádiz Pilar Crespo Espinel, Juan Antonio León Madrid y José Antonio Merchán León.

Entrega de metopas

El acto institucional prosiguió con la entrega de metopas al Cuerpo Nacional de Policía, a la Guardia Civil de Algeciras, a la Guardia Civil de Cádiz y al personal del buque de proyección estratégica Juan Carlos I.

constitu00678901234

Por último, y en el apartado de distinciones, recibieron diplomas la Red de Integración Social de Jerez de la Frontera, el Comedor Social del Carmen Padre Cruceyra de Algeciras, la Orden de Carmelitas Descalzos representados por el prior de la Iglesia del Carmen y el Ayuntamiento isleño por el 200 aniversario del Título de Ciudad.

Durante su discurso, el alcalde isleño José Loaiza reseñó que “San Fernando conoce bien el significado de la palabra libertad y la Constitución de 1978 es heredera de aquellos principios que se instauraron aquí en 1810”, señalando que “vamos a seguir construyendo desde San Fernando una España unida, de progreso e igualitaria conforme a los principios constitucionales”.

constitu006789012345678

Por último, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, insistió en hacer un alegato a la “unidad” para salir antes de la crisis, apelando además a “la libertad y solidaridad como bases fundamentales para que este país tenga futuro”. Finalizó indicando que “Andalucía es y seguirá siendo una tierra prioritaria para España”.

…..oOo….