El proyecto del Ayuntamiento

SAN FERNANDO

Pactan una nueva revisión del proyecto del Ayuntamiento

  • El equipo redactor de Francisco Márquez abordará nuevos cambios para ajustarse al límite presupuestario de ocho millones y medio de euros

 0001444620_560x560_jpg000

Un detalle de la fachada trasera del Ayuntamiento, pendiente de su rehabilitación integral.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 09.10.2013 – 01:00

El coste de la rehabilitación del Ayuntamiento no podrá exceder de los ocho millones y medio de euros. Sobre esta premisa, el proyecto del arquitecto Francisco Márquez -que ganó el concurso de ideas en el año 2004 con el evocador lema de La leyenda del tiempo– volverá a ser revisado para ajustarse a este nuevo límite presupuestario. Será una rebaja notable -superior a los cinco millones de euros- que obligará a adoptar cambios sustanciales en la pretendida actuación.

Ayer, el Gobierno municipal pactó con el equipo redactor estos nuevos ajustes a los que se someterá el proyecto de rehabilitación y que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos meses y que podría facilitar el comienzo de las obras en 2014.

El responsable del proyecto, Francisco Márquez, se reunió con el delegado general del área de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez (PP), y con varios técnicos municipales para cerrar un acuerdo en torno a la complicada situación en la que se encuentra la esperada intervención en la Casa Consistorial y dar cabida también a las pretensiones municipales de una mayor sencillez y austeridad en la rehabilitación.

Este encuentro responde al nuevo impulso a las obras que recientemente acordó el alcalde, José Loaiza, con el delegado del Gobierno andaluz en la provincia, Fernando López Gil, con el que se reunió a finales de septiembre para intentar desbloquear el proyecto. Fue entonces cuando se puso sobre la mesa este tope presupuestario que prácticamente se ha convertido en una condición para poder iniciar los trabajos en el histórico inmueble.

Revisar y ajustar el proyecto inicial era la opción más viable de las tres alternativas que salieron a relucir en el encuentro que mantuvieron ambas administraciones, Junta y Ayuntamiento. Desde que hace casi diez años se comenzara a trabajar el tema hasta ahora, la actuación ha sido modificada en reiteradas ocasiones. De hecho, el presupuesto inicial de las obras de rehabilitación ascendía a más de 17 millones de euros. En la última revisión, realizada en abril de este mismo año, se quedaba en algo menos de 12 millones de euros. Aún así -según el equipo de gobierno- se trata de una cantidad demasiado elevada, difícil de asumir por una y otra administración en las condiciones actuales. El Ayuntamiento insiste. Según sus cuentas, lo que se vaya a hacer no puede pasar de los ocho millones y medio de euros.

El equipo redactor del proyecto reconoció ayer que este límite presupuestario obliga a una revisión en profundidad del proyecto inicial que, a buen seguro, implicará prescindir de determinados planteamientos. Aún así, aseguró que serían “sensibles” con la nueva situación y flexibles con la intervención.

Este nuevo planteamiento, por otro lado, aleja una posibilidad que el Gobierno municipal había llegado a barajar, la de redactar un nuevo proyecto de rehabilitación para abordar una intervención más modesta y económica. Desde la Junta, no obstante, se enfriaron estas pretensiones al advertir que esta opción implicaría una demora de al menos dos años.

 

El dictamen técnico encargado por el alcalde, José Loaiza, advertía del avance de “patologías ruinógenas” en el histórico edificio. El Ayuntamiento -decía con prudencia el informe- es “seguro” pero su estado actual no puede prolongarse por mucho más tiempo.

Igualmente, este estudio insistía en la necesidad de actuar sin mayor demora en las cubiertas del Consistorio y poner remedio al problema ocasionado por las filtraciones de agua y las lluvias, que estaban provocando importantes daños en el monumento a causa de su prolongado cierre (hace siete años ya que cerró sus puertas).

El equipo redactor del proyecto, dirigido por Francisco Márquez, confirmó ayer a este periódico la necesidad de solucionar a la mayor brevedad posible estos problemas de las cubiertas, de los que también trató en el encuentro que mantuvo ayer con el delegado general del área de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez (PP).

Los primeros trabajos -explicó- tienen que ir encaminados a remediar los problemas estructurales y de estanqueidad que presenta el Palacio Consistorial para evitar males mayores. Esta intervención, de hecho, estaba planteada dentro de las obras de consolidación que se llevaron a cabo hace siete años, pero no se llevaron a cabo porque interfería con una rehabilitación que, por aquel entonces, se pensaba que no iba a tardar tanto.

La revisión del proyecto de rehabilitación, por otro lado, se llevará a cabo a partir de los planteamientos iniciales y buscará una intervención en todo el conjunto con independencia de que esta actuación pueda mejorarse en años sucesivos si se dan las posibilidades económicas para ello. Lo que no se comparte a priori es la opción de dejar una parte del Ayuntamiento inacabada para completarla posteriormente. La fragilidad del Ayuntamiento -se explica- se debe en gran parte a que siempre ha estado inacabado.

 
….oOo…..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s