Buscarse la vida fuera

SAN FERNANDO

La Isla hace la maleta

  • La falta de oportunidades empuja cada día a más jóvenes isleños a buscarse la vida fuera de España.
  • Es la única opción que les queda tras meses buscando trabajo

0001384024_560x560_jpg000

Arturo Rivera San Fernando | Actualizado 23.06.2013 – 01:00

El paro y la falta de oportunidades laborales empujan cada vez a más isleños a hacer la maleta para buscarse la vida fuera de España. La cifra aumenta cada día y, aunque se trata de un fenómeno generalizado en todo el país, en La Isla -y en el marco de la Bahía- tiene una mayor incidencia ante la notoria ausencia de empresas y de actividad económica. Sobre todo, cuanto más alto es su nivel académico y más brillante su expediente académico.

La Isla se vacía y se queda sin la juventud más preparada que ha conocido. Si antes no se contaba familia que no tuviera entre los suyos a alguien que fuera militar o que trabajara en la Bazán, ahora cada vez es más normal tener a uno -o a varios- en el extranjero: hijos, sobrinos, primos… ¿Quién no conoce a alguien que ha tenido que hacer las maletas?

0001384025_560x560_jpg000

Hablamos en este reportaje con seis de estos isleños. Hay de todo, desde el caso de Ana, que se dispone a volver a casa tras dos años en Exeter hasta Inés, una estudiante de medicina becada para un curso en la afamada Universidad de Yale que, aunque todavía no se ha enfrentado al mercado laboral, cada día tiene más claro que su futuro pasa por salir de España, al menos por unos años, los primeros. O Antonio y Belén, una pareja de brillante currículum harta de buscar trabajo que asegura que ha comprado solo billetes de ida para Haarlem, a quince kilómetros de Amsterdam.

Éstas son sus historias, el relato de una experiencia que cada vez comparten más jóvenes isleños y que plantea un serio interrogante sobre el futuro de una ciudad que hoy, lamentablemente, tiene poco que ofrecer a estas generaciones.

“Somos la generación del Erasmus y eso ayuda”, admite Carlos González Martos, un arquitecto de 31 años que lleva dos años ya en Inglaterra, al aludir al programa de intercambio universitario. “Muchos tenemos experiencia viviendo en el extranjero. Sabemos que, no sin esfuerzo, las dificultades -sobre todo la barrera del idioma- terminan por superarse o, al menos, llegan a un punto en el que se hace más llevadera”.

Es una generación más predispuesta en este sentido, más preparada, más globalizada. Moverse, mudarse a otro país, es siempre duro pero no les resulta especialmente traumático. Pero también es una generación de jóvenes que se ha dado de bruces con el desempleo, con un mercado laboral completamente cerrado a consecuencia de los devastadores efectos de la crisis, con una ciudad -una Bahía- sin alternativas laborales que brindarles tras años de esfuerzo académico.

Carlos, por ejemplo, trabaja desde enero en un estudio de arquitectura en Oxford. Pero lleva desde mediados de 2011 en Inglaterra. “Después de llevarte seis meses en España buscando trabajo tu cuerpo te pide un cambio. No me costó demasiado tomar la decisión de marcharme”, recuerda. Desde entonces ha vivido en Bristol y en la localidad de Bournemouth. Durante año y medio estuvo trabajando en una tienda de ropa, de dependiente. Ahora, por fin, se dedica en lo suyo, a la arquitectura.

¿Volver a España? “Supongo que todo esto es temporal. Desde luego no me planteo jubilarme aquí, pero temporal… ¿Durante diez, quince años? No lo sé”.

Rocío Arjonilla es una enfermera isleña de 26 años. El pasado mes de febrero optó por irse a Leeds, en Inglaterra, ante lo complicado del panorama laboral. Acaba de encontrar trabajo en una clínica. Asegura que hacer las maletas no fue una decisión fácil. Pero los meses buscando trabajo sin resultado hicieron mella. “No es fácil. Es un nuevo país, un nuevo idioma, una nueva cultura, no conoces a nadie… Hay otra forma de ver la enfermería y de trabajar. Pero allí, en España, llega el día en el que te das cuenta de que estás estancado y de que necesitas avanzar como persona y como profesional”.

“Teníamos claro que de España había que salir”, cuenta Belén Nin de Cardona. Tiene 29 años, es licenciada en Historia y cuenta con un máster en gestión del patrimonio arqueológico y un curso de posgrado en gestión cultural. Acaba de marcharse a Holanda con su novio, Antonio Jesús Martínez Sánchez, de 30 años, técnico en informática de gestión. Es la misma historia: no tenían trabajo ni esperaban encontrarlo por aquí. Viven en Haarlem, una localidad situada a quince kilómetros de Amsterdam, con una hermana de Belén que lleva años allí. “Reconozco que somos unos privilegiados”, admite. Así es más fácil. Otros no tienen tanta suerte. “Hablando luego con gente que emigra nos hemos encontrado con historias mucho más duras”, cuenta.

Esta pareja no piensa volver en un largo periodo, “incluso si no saliera bien la aventura holandesa”. “Buscaríamos en otro país pero de momento hemos salido para no volver”, apunta. “Las experiencias laborales en España no han sido las deseadas. En mi caso conseguí trabajar con una empresa relacionada con la gestión cultural en la provincia y he tenido que aguantar que pagarán tarde y mal. He quedado muy quemada”, cuenta. “Supongo que todo el que se marcha piensa en volver algún día, pero de momento mi presente no lo veo en España”.

El trabajo no fue, sin embargo, la razón que empujó a Blanca Pérez Fontanals a salir de La Isla. Esta joven de 26 años, maestra de Audición y Lenguje, está en Edimburgo , en Escocia, desde principios del pasado mes de noviembre. “Quería romper con el estancamiento”, dice. “Y viendo como estaba el patio, el trabajo era una razón más para irme”. Eso sí, reconoce que, aunque el trabajo no fue la causa fundamental que le llevó a hacer las maletas, sí es una barrera que hoy le impide volver cuando quiera. Trabaja en una cadena de comida rápida.

Desde fuera, el panorama español se ve especialmente mal. “Procuro ser positiva”, dice Blanca. “Pero tengo muchos amigos allí haciendo malabares para buscarse la vida. Es triste, ¿no? Gente que ha estudiado mucho, que están preparados, algunos incluso tenían ya un buen trabajo y, de repente, a la calle…”.

“Cuando piensas en España, en la cantidad de parados que hay, en la situación de San Fernando y de la Bahía… te da muchísima pena. ¡Prefiero no ver las noticias!”, cuenta Ana Valle, una joven maestra isleña de 26 años que vive y trabaja en Exeter, también en Inglaterra.

Se fue en 2011 a hacer un curso de seis semanas para perfeccionar el inglés y se quedó dos años. “Estaba muerta de miedo. Iba llorando en el avión”, recuerda. Pero las semanas pasaron y se fue adaptando… Hasta que se planteó quedarse. “¿Y qué hago yo en San Fernando?”, se preguntaba.

Ana nos cuenta su experiencia coincidiendo con unos días que pasa en La Isla antes de regresar a Exeter, donde trabaja en un restaurante. Su caso, no obstante, es distinto a los demás, porque Ana regresará en agosto en busca de nuevas oportunidades laborales en España. Ahora, paradójicamente, le resulta igual de difícil marcharse, dejar todo aquello, sus amigos… “Pero no tengo ninguna duda. Si aquí me va mal, volveré a irme”, asegura.

0001384026_560x560_jpg000

En el otro extremo está Inés Esparragosa, una joven estudiante de Medicina becada para un curso en la universidad de Yale, en New Haven, Conneticut, en Estados Unidos. Ya el año pasado, también con una beca, estuvo fuera de España, en Queensland (Australia). Y, aunque todavía no ha tenido que vérselas con el mercado laboral, cada vez tiene más claro que su futuro, al menos por unos años, está fuera de España.

“Cuando comencé la carrera tenía claro que al acabarla haría el examen MIR y la residencia en España. Hoy en día tengo mis dudas al respecto”, reconoce. Pero hacer la especialidad fuera de España resulta también cada vez más complicado. Hay más gente interesada y las pruebas son cada vez más complicadas.

“Por ejemplo, explica, para trabajar en Estados Unidos tendría que pasar tres exámenes para convalidar la carrera. Una de estas pruebas es práctica y hay que representar una consulta telefónica. Es muy difícil aprobar”, afirma. “Aún me quedan dos cursos para pensarlo, aunque me gustaría intentar irme de España. Ahora mismo, lo que me preocupa es tener un buen nivel de inglés”, asegura. Solventan la distancia con la ayuda del whatssap, el facebook o el skype, aunque la morriña de casa pesa. “Hay días difíciles”, reconoce Blanca. Y prácticamente todos coinciden al hablar de cuánto echan en falta los suyos. Y también el clima, las comidas, la vida en la calle: “No te puedes imaginar lo que se echa en falta el sol”.

 
….oOo….

Recinto Ferial de la Casería

SAN FERNANDO – LA CASERIA

Feria de la Casería 2013 sigue apostando fuerte

  • La noche del jueves en el Recinto Ferial de la Casería dando comienzo a las populares fiestas de Juan y Juan.

    publico-Jueves

elcastillodesanfernando…..Publicado el: Sab, 22 jun, 2013

Después del gran aforo que obtuvo las actuaciones de “Malamañana”, y los Djs  “Kiko Rivera” y “Marco Grove”, ayer viernes noche el recinto ferial de la Casería volvió a reunir a una gran cantidad de asistentes.

En primer lugar actuaron “La Academia de Baile Sonia Peña” a las 20.00 horas, a las 21.30 comenzó el concierto de “Juan de Ana” cantando bellos temas acompañados de su guitarra.  Le siguió la sesión Dj de “Manuel 2Santos” del sello digital Disfruta Music a las 0.00 horas. Deejay con referencia en Andalucía, conocido también por trabajar junto a Jesús Fernandez Feat Maria de Luna con temas “Salvaje”, “Contigo”, y con el Dj Owen Breeze  con la canción “Loco enamorado”.

931174_507593325980380_286709602_n

“Deejay Pablo Moreno”, fue quien cerró la noche. Empieza su carrera musical en el conservatorio elemental de música de Chiclana de la Frontera, y obtiene su titulación a los 16 años. Actualmente es Dj-Locutor/residente de Espectáculos Daex, de la caseta en las ferias “aquítomate”.“Deejay Brown” conocido por su exquisita mezcla y selección musical, nacido en Chiclana de la Frontera, es también clarinetista principal de la banda de música “Maestro Enrique Montero” en Chiclana. Autor y cantante de la banda sonora de “Aquitomate.com” y ha colaborado en salas como: “Sirocco”, “Capote”, “ O´donell”, “Accua”, “Le Grand Discoteque”, “Sala Anfiteatro” y en “Feel Café 1812”.

Hoy Sábado 22 arranca con los concursos de carreras de cintas en las modalidades infantil y adulto. Le siguen las actuaciones del “Coro de las Hermanas del Rocío” a las 21.00 horas y a partir de las 22.00 horas actuarán “Lucian & Regina Blue” , “Pamn! Djs”, y para finalizar a las 2.00 horas actuará “Javi Díaz Deejay”.

….oOo…..

“Pero entonces llegó la crisis”

san fernando | barriadas

‘Bienvenido Míster Marshall’

00817158

Barriada Bazán (25 de Abril de 2013)

Antonio Atienza ……23/06/2013 00:02

Hay que dejar claro un aspecto que puede explicar muchas cosas. Todas las promesas a los vecinos  de la Barriada Bazán se hicieron en tiempos preelectorales y no sólo en las últimas elecciones, sino que la situación parte de los comicios municipales del año 2007.

El procedimiento es intrincado y lleno de renuncios, pero a grosso modo es el siguiente. Los socialistas prometieron a los vecinos de la barriada Bazán el arreglo de sus viviendas, algo a lo que podían acogerse al estar catalogada la barriada como de acción preferente -como la  Ardila- y como histórica, por su parentesco con el sector naval de la ciudad.

Se trata de una actuación “singular” en la barriada que consistía en arreglar las fachadas, una especie de lavado de cara para la que los vecinos comenzaron a rellenar todos los documentos precisos y acceder hasta a un 95 por  ciento del coste del proyecto, al tratarse de un barrio con muchas personas mayores y con pocos recursos.

El restante cinco por ciento pensaban recaudarlo los representantes de los vecinos solicitándolos a las obras sociales de las cajas de ahorros y así conseguir el total del dinero del proyecto.

La Junta de Andalucía participó aportando sus técnicos para redactar el proyecto, pero estos técnicos descubrieron que algunas viviendas presentan problemas estructurales, con lo cual el proyecto de resanado de las fachadas se veía complicado por la necesidad de actuar en la estrutura de algunas casas.

Eso obligaba a poner en marcha otro modelo de rehabilitación distinto, que en este caso ya no podría ser con ayudas de hasta el 95 por ciento, sino de apenas el 75 por ciento. Con el agravante de que el  25 por ciento restante lo tenían que depositar los vecinos antes de que la Junta de Andalucía pusiera su parte. Aun así y antes de que los pisos se les cayeran encima a los afectados, también estaban de acuerdo.

Otro proceso
Comenzaba otro proceso para reunir la documentación, incluidas las divergencias sobre la EPSA y la Delegación de Vivienda sobre la situación, que fue dirimida por un patólogo externo que dictaminó que sí se podía actuar en la barriada.

“Pero entonces llegó la crisis”, dice Fernando Pérez, el presidente de la AVV Barriada Bazán, y todo se retrasó hasta la llegada del nuevo delegado provincial de Fomento y Vivienda, Manuel Cárdenas, quien tampoco ha solucionado nada, pero al menos ha aclarado una situación que traía locos a los vecinos..

La conclusión a la que ha llegado Cárdenas y así lo trasladó a la junta directiva de la asociación de vecinos, es que todo el procedimiento administrativo ha existido, se cumplieron todos los requisitos, pero por parte de la Junta nunca hubo intención alguna de actuar en la barriada, como lo demuestra que jamás hubo partida comprometida para las obras. Ni para el lavado de cara ni para solucionar los problemas estructurales.

¿Hubo un trasvase de dinero que en principio iba a la barriada Bazán a una barriada de Jerez en la que se ha hecho una actuación singular y después de hecha se han encontrado problemas estructurales? En eso no entran los vecinos, pero es un dato que recuerdan.

A lo que sí podían esperar, aunque no era lo hablado y prometido en un principio, era a una partida para la provincia de Cádiz en los Presupuestos de la Junta destinados a rehabilitación de viviendas. Los vecinos esperan y en los Presupuestos no aparece nada para San Fernando.

Todavía habría una espera más, de una partida de 351.300 euros para San Fernando que en este caso sí ha llegado. Los vecinos confiaban que al menos con parte de este dinero se pudieran, ya no es posible rehabilitar la barriada, arreglar algunas casas en situación de peligro.

Pero este mismo miércoles se enteran de que todas las actuaciones financiadas con ese dinero, que administrará el Ayuntamiento, serán en el casco histórico y no se destina dinero alguno para la Bazán.

¿Quién es el encargado de priorizar las actuaciones que ha dejado fuera a la barriada Bazán? Los vecinos no lo saben todavía pero lo que tienen claro es que se han quedado fuera de nuevo después de muchos años rellenando papeles, tratando con las administraciones, ilusionándose con las promesas de unos y de otros…

El trabajo diario
Después de esa especie de remedo de la histórica película de Berlanga, Bienvenido Mister Marshall, los vecinos de la barriada Bazán están dispuestos a seguir sus vidas con la espada de Damocles de la situación estructural  de parte del barrio sobre sus cabezas, pero atendiendo además a otros problemas.

El paro que golpea fuertemente a la zona, las actividades que realizan para paliar las necesidades básicas de algunos, los rechazos a subvenciones oficiales para poner en marcha cursos de formación… son parte del trabajo diario de una junta directiva “que no podría trabajar sin el grupo de mujeres” -dice Santos Bonet- a la espera de que la propuesta del Ayuntamiento prospere. Es el último cartucho. Si encuentran una escopeta.

Vientos de tormenta

Los han paseado de ventanilla en ventanilla presentando papeles para arreglar la barriada y siguen igual que hace cinco años, con muchos papeles arreglados y sin respuestas de las administraciones. Están intentando poner remedio a las consecuencias de la crisis en la barriada, pidiendo locales que ellos mismos arreglarían -si el Ayuntamiento les da los materiales- con el trabajo de los desempleados y se los niegan a pesar de que hay muchos locales vacíos.

Están a la espera de un centro cívico desde tiempo inmemorial que ya dan por perdido aunque se ilusionaron con el local del antiguo economato de Bazán, pero el Gobierno andalucista lo donó a la Iglesia. Ahora ha sido declarado en ruinas, la Iglesia no puede arreglarlo y el Ayuntamiento “parece” que está queriendo rescatar la concesión administrativa por 75 años.

Por parte del párroco no hay problema “porque es una gran persona”, pero la declaración de ruina imposibilita cualquier actuación. Y a eso se unen los incumplimientos municipales en inversiones, que se aprobaron a primeros de siglo para arreglar la barriada por fases y faltan muchas fases por hacer.

El presidente de la AVV Barriada Bazán, Fernando Pérez Domínguez, junto con el vicepresidente, José María Santos Bonet, se han cansado porque los vecinos se han cansado y han advertido que las cosas están a punto de cambiar, que donde durante estos años hubo diálogo y paciencia, ahora habrá reivindicaciones para ver si es mejor medio de conseguir lo que vienen pidiendo.

Por el camino, el presidente aclara que en lo que se refiere a la rehabilitación de la barriada “vamos a cambiar las actitudes, vamos a pasar de una situación de diálogo a una situación de enfrentamiento, de reivindicación”.

Lo que sí quiere dejar claro, harto de las etiquetas a la barriada, es precisamente es que “nadie me encuadre en ninguna opción política, que vean que yo lo que defiendo son los intereses de mi barrio y me da igual si en este momento la Junta de Andalucía es del Partido Socialista y dentro de tres años es del Partido Popular o de Izquierda Unida. O si ahora el Gobierno de aquí es del PP y luego es del PSOE”.

“Que no se hagan pajas mentales y nos encuadren en una actitud política, que sólo hay reivindicación y medidas que vamos a tomar en función de cómo está el barrio”, dice Fernando Pérez dirigiéndose precisamente a los políticos de todo signo.

El presidente de la AVV Bazán considera que las relaciones actuales con el Ayuntamiento “no son malas” y comprende que hay otras barriadas con problemas que también piden soluciones. ¿Cómo se va a notar ese cambio de actitud? Eso está por ver. Pérez Domínguez sólo ha pedido que se dejen de política.

….oOo….

Plan de adecentamiento: ‘La Isla, más bonita que nunca’.

san fernando | urbanismo

Unas 180 licencias en la 2ª edición de ‘La Isla, más bonita que nunca’

  •  “El Ayuntamiento no busca recaudar dinero con esta campaña, todo lo contrario, ya que eximimos al ciudadano de abonar una tasa.
  • Nuestro único objetivo es que la ciudad luzca mejor que nunca”, ha asegurado Ángel Martínez.

Información….23/06/2013 00:07

El teniente de alcalde de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez, ha expresado su satisfacción por la respuesta que los ciudadanos están dando a la segunda edición del plan de adecentamiento puesto en marcha por el Ayuntamiento para mejorar el aspecto de fincas urbanas localizadas en el todo el casco urbano, y, especialmente, en el casco histórico, que necesitan mejoras. 

Martínez ha señalado que el Departamento de Licencias ha tramitado ya unos 180 expedientes desde que el pasado 15 de mayo se puso en marcha la segunda edición de la campaña municipal  ‘La Isla, más bonita que nunca’, que estará en vigor hasta el próximo 30 de junio.

El Gobierno municipal de José Loaiza persigue con esta iniciativa del Área de Desarrollo de la Ciudad mejorar el aspecto de las fincas y edificios que presentan una fachada más deteriorada. Para ello, desde el pasado 15 de mayo se exime del pago de tasas a los ciudadanos que solicitan licencia para pintar las fachadas. “Entre todos estamos consiguiendo mejorar el aspecto de la ciudad y estamos muy satisfechos con la participación de los ciudadanos en esta iniciativa del Ejecutivo de José Loaiza. El año pasado, la campaña tuvo una gran aceptación entre los vecinos isleños concediéndose precisamente unas 180 licencias, el número que ya hemos alcanzado este año, cuando todavía quedan 10 días de plazo, así que en esta segunda edición superaremos la cifra”, ha declarado el concejal del PP.

Para esta segunda edición, el Área de Desarrollo de la Ciudad elaboró un catálogo con unas 150 fincas de todo el casco urbano de la ciudad, a las que se les remitió una carta invitando a sus propietarios a participar en la campaña municipal. Además, desde el Departamento de Licencias se ha agilizado la tramitación de estos expedientes y se están concediendo licencias en muy pocos días para pintar las fachadas. 

“El Ayuntamiento no busca recaudar dinero con esta campaña, todo lo contrario, ya que eximimos al ciudadano de abonar una tasa. Nuestro único objetivo es que la ciudad luzca mejor que nunca”, ha asegurado Ángel Martínez.

….oOo….