¿Es la Policía un enemigo?.

SAN FERNANDO | Entrevista a José Manuel Sánchez Fornet

“Hacen falta más pruebas para investigar al hijo de Pujol que a una persona normal”

José Manuel Sánchez Fornet

Antonio Atienza ….. 19/01/2013 23:30

Deja claro en la entrevista que los errores que se cometen hay que reconocerlos y corregirlos y no duda en ponerse en el lado del 95 por ciento de españoles que creen que la Justicia no es igual cuando se trata de investigar la corrupción política que cuando se investiga a un ciudadano de a pie.

—Ha habido 36.000 manifestaciones durante 2012. ¿Hay falta de personal en el Cuerpo Nacional de Policía?
—Sí, pero de esas 36.000 manifestaciones, 36.990 se han solicitado, se han autorizado y han creado muy pocos problemas a los ciudadanos. Manifestarse en sí no es nada negativo. Una manifestación, como su propio nombre indica, es que los ciudadanos quieren manifestar algo, quieren expresar su malestar, su desacuerdo. Luego están los que aprovechan las manifestaciones para ir enmascarados, cargados de piedras e intentar provocar altercados. Eso es una cosa distinta porque no solicitan autorización ni creo que se puedan llamar manifestantes en su justo término. Es otra cosa y para esos sí tenemos personal suficiente. De hecho, ahora mismo estamos en la ratio más alta de policías que hemos tenido nunca, porque en el año 2000 éramos 40.000 y ahora mismo estamos en 65.000 y 85.000 guardias civiles. El problema es que si en estos años atrás hemos tenido promociones de 5.000 que entraban y ahora entran 150 y se van 2.000 ó 3.000 cada año, si no se corrige pronto en poco tiempo volveremos a estar otra vez con plantillas muy deficitarias. Pero ahora mismo tenemos un colchón que nos puede permitir dos, tres, cuatro o hasta cinco años mantener el servicio con el personal necesario.

—Se ha producido una desafección de la sociedad con la Policía tras las últimas manifestaciones en las que se han difundido imágenes que valen más que mil palabras, aunque mil palabras puedan justificar una imagen.
—En seis meses hemos bajado once puntos en la valoración de los ciudadanos. Es evidente que las manifestaciones violentas no nos ayudan y nos ayudan menos si además cometemos errores y no los reconocemos, y nos ayudan menos si además el Gobierno parece tener la estrategia de que sea la Policía la que esté en primera línea, colocada en la diana del malestar social. El 25-S cuando aquello de Rodea el Congreso, de lo que menos se habló fue de que se estaban aprobando los Presupuestos Generales del Estado, o no se habló prácticamente de eso que era el motivo de la convocatoria. Se habló del dispositivo policial, de la actuación policial, etc, etc.  Yo creo que la Policía tiene que intervenir haciendo uso de la fuerza cuando es imprescindible, pero sólo cuando es imprescindible, y que tenemos que garantizar que ningún manifestante pacífico que esté allí reciba ni el más mínimo empujón por parte de la Policía. Sé que es muy complicado pero esa es nuestra tarea y es así de complicada. En eso es en lo que tenemos que esforzarnos. Nosotros no queremos volver a ser como hace treinta años, cuando el policía le decía a su hijo que era fontanero por el descrédito que podía haber por el trabajo que hacía la Policía. El policía es un trabajador de la seguridad pública y es un trabajo muy digno que garantiza la seguridad y el ejercicio de los derechos de los ciudadanos y así tenemos que seguir siendo.

—El SUP fue de los pocos que puso los puntos sobre las íes en esos excesos que se cometieron a pesar de la presión del Gobierno.
—La presión del Gobierno y de un sector del colectivo y de otro sindicato que entienden que decir que no se puede dar una patada a un ciudadano que está tirado en el suelo porque no es profesionalmente aceptable es ir contra la Policía. Nosotros lo denunciamos pero hay otros que por decir nosotros eso dice que somos enemigos de la Policía, nos lanzan furibundos ataques y el Gobierno, además, está de su parte. Pero la Policía como la mayoría de los colectivos, sabe dónde está y darle una patada a un ciudadano que está en el suelo no es tolerable, en ninguna Policía del mundo, ni siquiera en la de una dictadura. Cualquiera que defienda eso no sabe en qué país está y no sabe qué Policía quiere.

—¿El Gobierno está incitando a la Policía a actuar con más dureza o se actúa según las circunstancias?
—Se actúa según las circunstancias pero en este caso hay un nuevo jefe de las unidades de intervención policial que hace dos meses escasos, en el  entrenamiento anual que se tiene en Linares estaba forzando mucho a los compañeros a actuar con más contundencia, tanto forzó que hubo varios escudos rotos y ocho policías heridos. A nosotros nos parece que no hay que excitar tanto al policía ni exigirle tanta contundencia. Lo que hay que hacer es depurar los procedimientos operativos para que seamos capaces de ir a detener al violento respetando a los pacíficos que normalmente suelen estar entre la Policía y los violentos, porque los violentos no se ponen normalmente en primera línea. De lo que se trata es de que seamos capaces de depurar nuestro trabajo deteniendo a los violentos sin rozar a los pacíficos. Si usamos más violencia nos llevamos a los pacíficos por delante. Algunos errores en esos planteamientos son los que pueden hacer que la Policía haya bajado once puntos en estos seis meses.

—¿Hubo policías incitando a los manifestantes a enfrentarse a la Policía o se han difundido imágenes parciales?
—A mí no me consta. Que hay policías infiltrados en los grupos violentos, sin duda, siempre los ha habido porque es nuestra obligación, lo mismo que en las bandas de narcotraficantes o en los grupos terroristas si podemos hacerlo. Pero eso de un policía incitando a la violencia, he visto imágenes pero hay demasiada manipulación en las redes sociales. A mí no me consta y es más, el policía que lo hiciera se expone a un expediente, a una condena judicial y a que por la comisión de un delito pueda ser expulsado de la Policía. La Policía está dentro y si los malos dicen que van a asaltar cualquier cosa los acompañan pero su misión es identificar a los cabecillas de esos movimientos para luego señalarlos y procedamos a su detención. En ningún caso instigar. Si alguien lo hace, que digo que a mí no me consta, hace mal uso de su trabajo de infiltrado policial.

—Una de sus grandes batallas es la batalla contra la corrupción, bastante difícil teniendo en cuenta que la mayor parte de los corruptos son políticos. El caso Pujol y el caso Mas en Cataluña, coincidiendo con un proceso electoral ha puesto de manifiesto una serie de presuntas irregularidades, de informes sin nombres y apellidos y creo que ha sido usted quien ha dicho que la Policía tiene derecho a investigar sin orden judicial. Pero ¿hasta qué punto?
—Quiero aclarar que no soy yo, es el sindicato, mi organización la que desde siempre lucha contra la corrupción porque entendemos que la corrupción es el peor enemigo de la democracia. Nosotros no diferenciamos a gestores políticos, ideologías políticas. Hablamos de decentes y corruptos. Servimos al Estado. Los ciudadanos nos dicen de qué signo es el Gobierno que nos dirige y nosotros seguimos haciendo nuestra tarea esté quien esté. La Policía tiene derecho a investigar no porque lo digamos nosotros; lo dicen los jueces, lo dice la Fiscalía Anticorrupción, nos lo dijo la Fiscalía Anticorrupción en el mes de mayo cuando presentamos algunos indicios de que el ático de Marbella era propiedad del  presidente de la Comunidad de Madrid. Nos dijo que no había datos suficientes para una investigación judicial pero que sí podía haberlos para una investigación policial y que se llevara a cabo esa investigación policial. Pero claro, eso tiene unos límites. Ir al Catastro y pedir un registro lo puede hacer cualquier ciudadano y nosotros podemos hacer determinadas cuestiones como lo puede hacer un vecino. Y luego hay otras como es conocer el número de cuenta que afecta a la intimidad y ya hace falta mandato judicial. Pero en las diligencias del juzgado de Estepona sobre la propiedad del ático queda bastante claro  porque tras la denegación que nos hace la Fiscalía Anticorrupción, la UDEF le dice que sí, que efectivamente hay indicios con lo que tenemos pero que hay que investigar cuentas y es el juez el que tiene dar las autorizaciones preceptivas.

¿En el caso de las investigaciones sobre las autoridades catalanas ha habido una mano negra?
—Yo no veo mano negra. Yo veo a policías decentes que están indignados de ver durante años y años indicios muy sólidos y que se queden en los cajones, algunas veces en los cajones de algún mando policial y no llegan a donde tienen que llegar. O si llegan no se hacen las actuaciones que se tienen que hacer. Con los documentos que llevaron dos mandos policiales al Fiscal Anticorrupción de Barcelona el 29 de octubre, con esos mismos indicios a cualquier otro ciudadano se le registra la vivienda y se le llama a declarar. No puede haber un doble rasero de medir. Si a usted le investigan las cuentas o me las investigan a mí nos tienen que aplicar el mismo criterio que el hijo de Jordi Pujol, pero hay que llevar muchas más pruebas para que se registre su vivienda que para que se registre la nuestra. Y eso es lo que estaba pasando y lo digo en pasado porque ojalá pueda seguir diciéndolo.

—Más del 95 por ciento de la gente piensa que a los políticos se les trata mejor, tanto por la Policía como por los jueces, que al resto de los ciudadanos. ¿La Policía recibe presiones para que no investigue?
—Sí. Yo soy uno del 95 por ciento y estoy de acuerdo en eso y desde luego no es lo mismo investigar a un narcotraficante en la Cañada Real de Madrid que investigar un responsable político en ningún caso. Eso está mal organizado y en nuestra opinión tendría que crearse una Agencia Anticorrupción en este país y reformar muchas cosas, en la Justicia y en la Policía. Pero poniendo una Agencia Anticorrupción, con un fiscal al frente que fuera elegido en el Congreso de los Diputados y que se le revistiera de la protección suficiente para que con policías y guardias civiles pudieran llevar a cabo todas aquellas investigaciones que fueran precisas referentes a políticos, a empresarios, a policías que también los hay corruptos… En definitiva, para limpiar porque España es un país corrupto, aquí se ha instalado la corrupción, hemos pasado de la dictadura a una democracia muy sui generis donde determinados comportamientos que en cualquier otro país son despreciables aquí se consideran normales. Un ciudadano que engaña a Hacienda lo cuenta al vecino en el bar y se toman unas cañas; eso pasa en el centro y norte de Europa y le dejan de hablar. Y desde ahí arrancan estas prácticas corruptas que llegan a las más altas instancias del Estado. Si no acabamos con la corrupción, la corrupción acaba con la democracia.

—Hasta ahora la situación se está manteniendo porque existe el colchón de la familia, ¿pero no temen que la situación vaya creciendo conforme se van acabando las prestaciones , que personas con treinta y tantos años que no tienen que darles de comer a sus hijos se pongan delante de la Policía y se llegue a donde nadie quisiera llegar?
—Sí. Es un riesgo evidente. Lo que esperamos es que el Gobierno sea capaz de impedir que la situación llegue a esos extremos. Nosotros nos hemos pronunciado hace muy poco en relación a los desahucios en los que tenemos el trabajo más ingrato. Es verdad que lo ordena un juez, pero el queva allí y tiene que sacar a la familia siempre es un policía y hemos contado casos de compañeros que fruto de la tensión han acabado vomitando, o de algún otro que estaba en Ceuta a 40 grados en la habitación de un niño con el casco puesto y la visera bajada porque había visto allí un juguete como el de su hijo y estaba llorando… Hemos sido los primeros que hemos dicho al Gobierno que tiene que arreglar el tema de los desahucios; no que la Policía no vaya a cumplir con su trabajo, porque desgraciadamente nos toca hacerlo, pero no se puede estar echando a la calle a la gente en estas condiciones. No es justo y no es ni siquiera legal. Hay una resolución ya de un tribunal europeo que dice que las personas en esa situación están indefensas ante los bancos. Nos ha costado un expediente disciplinario decir eso, uno más, pero esa es la posición que tiene que tener el sindicato y la Policía. Nuestra obligación la vamos a cumplir siempre, unas veces es grata y otras muy ingrata, pero sí podemos decirle al Gobierno que tiene que arreglarlo. Igual que no puede tener seis millones de parados y un millón y medio de personas sin prestación. Saque dinero de donde pueda, ponga un impuesto a los bancos, cree la tasa Tobin, haga lo que sea necesario para que esas personas tengan una mínima paga de subsistencia. Eso es lo que podemos hacer nosotros.

—¿Hay más casos de depresión, de enfermedades mentales en el colectivo policial ante la presión a que se está viendo sometido?
—No lo sabemos porque no nos dan los datos. Desgraciadamente este es un país sin Ley de Transparencia y no sabemos los datos de nada, ni de los delitos que suben ni de los suicidios. Los hemos pedido recientemente por escrito porque llevábamos varios meses pidiéndolos y no nos los dan. Pero desde luego la situación, cuando hay un policía que está cobrando menos que hace cinco años y la mujer se ha quedado en el paro, o el marido cuando la mujer es la policía, las condiciones en las que se presta el servicio son muy ingratas. Los policías que salen de la Academia, que sean de Cádiz y vayan a Madrid que habrá algunos, irán con 1.400 euros de salario. El alquiler no les va a costar menos de 500 ó 600 euros. Pues ya me dirá usted cómo vive. Se juntarán tres o cuatro policías, estarán viviendo en un piso, en las peores condiciones. Eso también nos afecta. A eso se le suma que las condiciones de trabajo son peores porque hay menos días libres, los medios materiales son desastrosos, pues también repercute en la calidad del servicio.

—Y eso es lo que hace que la sociedad comience a estar viendo a la Policía como a un enemigo.
—Eso es lo que más nos preocupa. Por eso estamos insistiendo mucho a los compañeros, a los mandos policiales y a los ciudadanos en que hay que usar la fuerza mínima imprescindible para resolver los conflictos. Y esos otros sindicatos y otros compañeros que se creen que por ser policías tenemos mano ancha para usar la violencia indiscriminadamente, hay que decirles radicalmente que no. Hemos puesto el ejemplo de la patada en la cabeza porque es muy significativo. Nosotros vimos un gesto como ese que lo hizo un compañero y dijimos que estábamos radicalmente en contra, que eso no puede ser y hay otros que han salido defendiéndolo. Nosotros queremos poder seguir diciendo a nuestros hijos y a nuestros vecinos que somos policías y para no sentirte avergonzado ante tus vecinos tienes que tener un comportamiento profesional adecuado a las circunstancias. Si alguien ve que un policía tiene que detener a un atracador y reducirlo a la fuerza seguro que lo entiende perfectamente. Lo que no va a entender nunca es que un policía llegue y le dé un empujón a dos menores de edad porque están protestando porque no tienen calefacción. Eso no lo va a entender y en esa pelea es en la que estamos.

 

…..oOo…. 

 

 

Solución intermedia

SAN FERNANDO | Entrevista a Mercedes Morales Illescas

“Si San Carlos fuera un hospital privado ya estaría concertado”

Mercedes Morales Illescas

Antonio Atienza ….. 19/01/2013 23:35

Hace apenas un mes se estaría hablando de dos posiciones encontradas entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Defensa sobre el uso compartido del Hospital de San Carlos, pero las últimas noticias apuntan a que las dos administraciones están dialogando con el fin de llegar a una solución intermedia que pase por un aumento del convenio presentado por la Junta de Andalucía y el abandono de la postura de Defensa de ceder el hospital.     

—¿Tienen noticias sobre las negociaciones?
—Están negociando para ampliar el convenio pero no sabemos exactamente qué es lo que propone el Ministerio de Defensa porque no nos ha llegado la propuesta pero sí que quiere mantener lo que actualmente tenemos e introducir las Urgencias, que de eso sí que tenemos constancia. Y con la posibilidad de seguir ampliando, cuando se pueda, el resto del hospital.

—-Se aparca esa propuesta de ceder todo el hospital a la Junta con toda la plantilla que era prácticamente inviable.
—Eso era inviable

cavada34

Solución intermedia del Hospiatl de Marina

—-Ustedes siempre han mantenido la ampliación del convenio porque desde dentro se daban cuenta de la situación.
—Nosotros nos dábamos cuenta porque era un hospital que estaba utilizado al cien por cien, teníamos muchísimo trabajo y muchas listas de espera y con la eliminación del Servicio Militar, la Policía Nacional, los militares que se trasladan a compañías privadas… nos hemos quedado sin cartillas. Con el convenio con la Junta de Andalucía para las consultas externas el hospital tomó nueva vida en lo que se refiere a consultas, unidad de día, rayos, laboratorio, hematología… pero el gran problema de nuestro hospital es la hospitalización. Tenemos 220 camas de las cuales están ocupadas unas 20 ó 25 y lo que pedimos es que se ocupen las plantas con la ciudadanía de San Fernando y sobre todo que las Urgencias se utilicen para el pueblo de San Fernando porque el pueblo de San Fernando no tiene Urgencias. Hay Urgencia ambulatoria hasta las ocho de la tarde pero a partir de ahí tienen que acudir a una población que aunque los políticos nos digan que está siete minutos, todos sabemos que no lo está. Es de difícil acceso, de mal aparcamiento y, sobre todo, sobresaturada, porque atiende a la población de Cádiz y a la población de San Fernando. El mínimo de espera son cuatro o cinco horas. Eso se evitaría y el ciudadano podría tener aquí unas Urgencias más inmediatas que en algunos de los casos sería vital.

—La crisis económica ha aparcado el proyecto del nuevo hospital de Cádiz y ha tenido que mirar a San Carlos, pero no necesita todo el hospital. Habría que buscar un término medio. 
—Hay que buscar un término medio y empezar desde abajo. En cuanto al tema económico, no estamos en el mejor momento pero el Hospital de San Carlos está subvencionado con dinero público y sin embargo en la provincia de Cádiz tenemos 1.026 camas concertadas con la privada y si se le puede pagar a una privada por qué no se le puede pagar a la pública. Es lo que nosotros no entendemos. Cuando nosotros hablamos de privada se ha dicho que nos metemos con Pascual y nosotros no nos metemos con Pascual porque entendemos perfectísimamente que la Sierra debe tener un hospital. Nosotros hablamos de San Rafael que atiende a las poblaciones de Cádiz y de San Fernando pero es un hospital privado y nosotros tenemos aquí uno público. ¿Es de mejor acceso el hospital de San Rafael para una urgencia, en el fondo de Cádiz, teniendo un hospital aquí a cinco minutos?

—Evidentemente, no. ¿Pero es más barato? Lo digo por los costes salariales.
—No lo sé. Lo que sí sé es que en el Materno-infantil de Cádiz hay muchísimos más partos de la población de San Fernando que del propio Cádiz. Nosotros hemos hecho estudios de las diferentes poblaciones de la provincia de Cádiz y de 96.894 habitantes que hay en San Fernando en el censo de 2010 se producen unos 1.131 parto al año, mientras que de 124.892 habitantes que tiene Cádiz capital, hay 1.022 partos. Por lo tanto, un materno infantil ahora mismo es inviable pero es una cosa que nos podríamos plantear en un futuro porque lo hemos tenido y tenemos Paritorio, Prematuros, Pediatría… Lo que nos preocupa actualmente, como enfermería, como sanitarios y como ciudadanos de San Fernando es que no tenemos Urgencias y que un infarto no llega a Cádiz como llega aquí en esos cinco minutos y de eso puede depender la vida de un paciente.

—La Junta estaba dispuesta a luchar porque las Urgencias se pusieran a lo largo de 2013, según me decía el subdelegado del Gobierno andaluz, Fernando López Gil.
—Sí. De hecho en la propuesta que la Junta hace en agosto de año pasado, al margen de consultas y ciertas especialidades que serían difícil de mantener ahora, una de las cosas que propone es Urgencias. Y yo pienso que si ellos tienen voluntad por las Urgencias y Defensa propone las Urgencias es un objetivo muy alcanzable. Porque además nosotros tenemos una Urgencias con dos ambulancias para traslados que es la cantidad de ambulancias que tiene una población de ocho mil habitantes. Si trasladamos las Urgencias al hospital de San Carlos y pusiéramos ese dispositivo en la puerta, si no hay hospitalización se atiende la urgencia, va diagnosticado, va con sus pruebas complementarias hechas y luego se traslada a Zamacola para la hospitalización si no se concierta con nosotros o no se convenia, porque nosotros no tenemos concierto, tenemos convenio. 

—Ese que terminó en 1999, estuvo durante unos años dando vueltas hasta que se retomó con ese mini convenio, como le llamaban en la calle, y que no se ha ampliado.
—Está hasta el 2015 renovable, por lo que tanto por una parte como por otra se podría romper en cualquier momento.

—Una de las cosas que se vienen repitiendo es que el hospital de San Carlos necesitaba una inversión grandísima para ponerse a la altura de los estándares de calidad de la sanidad pública. Me supongo que será en máquinas y aparatos, porque yo voy al hospital Puerta del Mar y el hospital de San Carlos y a vista de ciudadano no veo ninguna diferencia.
—No la hay. Los estándares de calidad para la Junta de Andalucía son unos estándares que probablemente fuera a tener el nuevo hospital que no se va a construir. Yo creo que en las visitas que nos han hecho los diferentes partidos políticos han comprobado que los estándares de calidad se cumplen. Primero porque si no cumpliéramos los estándares de calidad para la sanidad pública no estaríamos abiertos y luego, Fernando López Gil, en la visita que hizo a nuestras instalaciones dijo que cumplía perfectamente los estándares de calidad y que se había quedado gratamente sorprendido. Probablemente si entraran por las puertas unas 1.086 urgencias que sería lo que tendría que asumir el hospital habría que hacer modificaciones, hacer mejoras, pero no grandes mejoras. Si el hospital en su día tuviera que pertenecer totalmente al pueblo de San Fernando entonces sí habría que hacer más cosas. Pero no está mejor Puerta del Mar que nuestro hospital, tenemos un servicio de Rayos, habría que meter una Resonancia, tenemos un aparato de mamografía que hace la biopsia en el momento y que no lo tienen muchos hospitales, una cocina moderna preparada para 300 comidas diarias… Si el hospital atiende perfectamente al enfermo de Isfas, por qué no va a poder atender al resto de los pacientes.

—¿Por qué se puso en marcha esa externalización de servicios a las compañías privadas parte del Ministerio de Defensa que ha dejado prácticamente sin utilidad el hospital  y luego los enfermos de las compañías privadas terminan yendo al hospital? 
—Yo tampoco lo entiendo. No entiendo cómo al Servicio Militar en su día se les ofrecen compañías como Assisa o Adelas teniendo un hospital. Nosotros tenemos alrededor de siete u ocho mil reconocimientos al año, es un hospital que es centro de Medicina Tropical, las encuestas de calidad de hospital de día no solamente nivelan lo que son las encuestas de calidad de cualquier hospital de la Seguridad Social, sino que los superan. Este año se han hecho las encuestas de calidad a los pacientes y superamos el cien por cien en calidad, en satisfacción de usuario. Todo es mejorable, pero cuando yo voy a Puerta del Mar no veo un hospital que se diga que no tiene nada que ver uno con otro.

—Quizá se confundan los conceptos. Se habla de un hospital con dos plantas ocupadas de doce que tiene, es sinónimo de abandono, lo que no es cierto. En el hospital de San Carlos hay una serie de disciplinas que por ser un hospital militar son específicas de ese tipo de establecimientos y que tienen una proyección en la vida civil. Las unidades de quemados, la cámara hiperbárica…
—Efectivamente. Y además hay dos plantas abiertas que se van rotando con otras dos para el mantenimiento de las plantas y el resto están cerradas, pero están ahí y lo que habría que hacer es abrir puertas y revisarlas.

—O sea, que al ir alternado plantas…
—Se mantienen cuatro plantas activas. Cada seis meses se va cambiando de plantas.

—¿Ha cambiado la situación con respecto a la dependencia de la OTAN?
—Ha cambiado. Durante muchísimo tiempo ha sido un hospital de referencia de la OTAN y teníamos una planta logística preparada siempre para cualquier eventualidad. Ahora los hospitales de referencia de la OTAN creo que uno está en Alemania, pero sí que lo éramos.

—Ustedes están haciendo campañas de concienciación. ¿Cómo está reaccionando la gente?
—Cuando logramos llegar a la gente, la gente entiende el problema, pero el pueblo de San Fernando es un pueblo dormido, si tiene que ir a Cádiz va a Cádiz y si mañana le dicen que tienen que ir a San Pedro de Alcántara, van a San Pedro de Alcántara, pero no se moviliza. Cuando veo en televisión estas ciudades castellanas que les han quitado la Urgencia por las noches, que el pueblo se ha tirado a la calle… esto no lo veo aquí. Y es la misma situación.

—Quizá se da la circunstancia de que el hospital siempre ha sido militar, el pueblo no lo ve como un hospital propio, con lo cual…
—No le han quitado nada.

—¿Con esta ola de privatizaciones no se puede llegar a una situación en la que la Junta asuma la parte que necesita y Defensa termine privatizando su parte?
—Yo me lo creo todo. Incluso he llegado a pensar en que si este hospital lo comprara una empresa privada, probablemente se haría un concierto con este hospital. Nosotros estamos ahora mismo en manos de dos grupos políticos, uno que es la Junta de Andalucía, responsable de la Sanidad en Andalucía y otro que es el Ministerio de Defensa, el Gobierno central, que es el dueño y propietario, además de responsable del personal que tiene, tanto trabajadores como enfermos. La solución pasa por lo que hablábamos, que se sienten, que dialoguen y que negocien porque dentro de la política debe imperar la lógica y es tan lógico que un hospital que está en medio de una ciudad, que está vacío y que hay una población de cien mil habitantes que no tiene hospital sea para el pueblo al margen de todo los efectos colaterales económicos y políticos. Yo no entendería que no se llegara a un convenio aunque fuera mínimamente para seguir aumentándolo. No lo entendería. Vería muy poca voluntad por parte de los dos.

—¿Por qué la plantilla de San Carlos sale ahora a la calle y antes no? ¿En qué situación se encuentra? ¿Pierden su trabajo si cierran el hospital?
—Nosotros no perderíamos nuestros trabajos. Todo puede pasar pero sería la primera vez que el Ministerio de Defensa deja a sus trabajadores en la calle. Seríamos recolocados todos. Pero yo estoy en este hospital desde que se abrió, llevo treinta años. Nosotros un día nos sentamos y vimos que habían bajado las consultas, que nuestro problema real era que no teníamos pacientes. Entonces cambiamos el chip y nos hemos tirado a la calle y no lo hemos antes porque el hospital estaba lleno. Yo he estado nueve años en Cuidados Intensivos y he tenido a enfermos monitorizados con fibriladores porque no había camas. ¿En ese momento quién iba a pensar en un convenio o en un concierto si estábamos sobresaturados? Cuando va pasando el tiempo es cuando te das cuenta de que no tenemos enfermos, los tenemos en las consultas, en quirófanos, en los servicios centrales, pero no hay hospitalización, no hay Urgencias. Y es cuando un grupo de personas que empezamos por otro motivos dijimos cambio de lema, aquí hay que concienciar al pueblo, porque nosotros somos pueblo también y yo tengo dos hijos. Y este hospital tiene que seguir adelante porque no solamente hay que mirarlo como hospital, sino como empresa. San Fernando es un pueblo muy castigado y esos son muchos puestos de trabajo, actuales y para el futuro si eso se concertara. Si se aumentan plantas se aumentaría la enfermería, todo el personal sanitario, mantenimiento, abastecimiento… sería una fuente de trabajo para San Fernando.

—Que les pregunten a los comercios de los alrededores del Puerta del Mar sobre el traslado a la Zona Franca.
—Efectivamente. ¿Cuánto se ha perdido alrededor cuando se ha ido el Servicio Militar?

—Es como una bola de nieve porque no es sólo que ustedes vean que no hay enfermos, sino quién se va a meter en la sanidad militar. Un estudio que publicábamos nosotros decía que no hay médicos en la sanidad militar, salvo casos vocacionales que van a las misiones de guerra, porque al no poder operar, se van.
—Claro. Si no puedes operar, te vas. Si tienes vocación vas a las misiones de guerra, pero si continuamente te están mandando a misiones sin ver a tu familia, eso frena a mucha gente. Nosotros siempre teníamos los quirófanos saturados. Teníamos traumatólogos, cirujanos, urólogos… actualmente, al haber menos enfermos, se opera menos. Lo que ocurre es que gran parte de nuestros médicos tienen también la privada. En la primera reunión que tuvimos con López Gil nos decía que quizá los médicos se tenían que reciclar, cuando la Junta tenía un concierto con San Rafael y mi jefe de Cirugía era el jefe de Cirugía de San Rafael.

—¿Cómo se están portando los partidos políticos independientemente de las buenas caras?
—Bien. La política es la política, yo no sé hacer política, todos llevan sus intereses particulares, todos nos utilizan un poco, pero nosotros los necesitamos. Al principio dábamos un poco palos de ciego, porque yo soy enfermera y mis compañeras son auxiliares, son celadores… y nos manejaban un poco, pero sí tengo que decir que al final se han puesto de acuerdo. El día 21 de diciembre se presentó una moción conjunta y todos apuestan por el futuro del hospital.

NEGOCIACIONES

La Junta de Andalucía se ha visto obligada a volver los ojos hacia el Hospital San Carlos de San Fernando a pesar de haber estado repitiendo durante años que no cumplía los estándares de calidad de los hospitales de la red civil. La imposibilidad de construir el nuevo hospital en la Zona Franca debido a la situación económica actual y la sobresaturación del Puerta del Mar y del Clínico de Puerto Real la llevaron a presentar una propuesta de convenio al Ministerio de Defensa por valor de 11 millones de euros, pero con entrada en vigor en 2014 si para entonces lo permitía la situación económica de la Administración autonómica.

En frente se encontró a un Ministerio de Defensa acuciado por los recortes y deseoso de soltar lastre a toda costa que lanzó el órdago de entregar el centro de San Fernando al Servicio Andaluz de Salud con todos los medios y el personal humano, algo que la Junta no podía asumir. La postura del Ministerio de Defensa se ha suavisado y a instancias del alcalde de San Fernando, José Loaiza, se negocia ahora un acuerdo que reparta las cargas entre las dos administraciones. Y en eso están.

 

….oOo….

 

Elegido para ‘Zapato de Plata’

SAN FERNANDO | TAURINAS

El novillero Santiago Muñoz, entre los 28 elegidos del ‘Zapato de Plata’

EL Puerto 608_64

Información ….. 19/01/2013 21:02

El novillero isleño Santiago Muñoz está entre los 28 seleccionados de los más de cien aspirantes que se han presentado para participar en el bolsín taurino Zapato de plata de Arnedo,  uno de los concursos más importantes que se celebran en toda la geografía nacional. Los tentaderos tendrán lugar en Guarromán (Jaén) durante los días 8, 9 y 10 de febrero en las ganaderías Giménez Indarte, Román Sorando y Guadalmena.

Paralelamente a la Escuela Municipal de Tauromaquia Rafael Ortega, de la que es alumno, a Santiago Muñoz lo ayuda el que fuese novillero José Antonio Sánchez Fariñas, que ha sido el encargado de realizar todas las gestiones con la organización  que han finalizado con la feliz inclusión del novillero en la lista definitiva de aspirantes.

Recordar que Santiago Muñoz que pasó a la semifinal del bolsín Santos Serranillo, en Segovia, está esperando la calificación definitiva del jurado para saber si su nombre estará presente en la final de este certamen.

….oOo….

CEIP Andalucía

SAN FERNANDO | EDUCACIÓN

Moreno se reúne con la dirección y el AMPA del CEIP Andalucía

cavada3

Información ….. 19/01/2013 20:57

La delegada municipal de Educación del Ayuntamiento de San Fernando, María José Moreno Subirana, realizó una visita al CEIP Andalucía donde mantuvo un encuentro de trabajo con el director del colegio, Carlos Hurtado, y la presidenta del AMPA, Lidia Cote Galeano.

La delegada popular se hizo eco de todas las propuestas que desde el centro escolar se le realizó, mostrando su compromiso de estudiarlas con detenimiento de cara al futuro. Igualmente, conoció de primera mano la labor del AMPA, asociación que según pudo comprobar ha experimentado un notable crecimiento en cuanto a implicación y participación se refiere, aspecto que la delegada elogió y animó a proseguir con esta línea de trabajo.

Moreno Subirana también manifestó el compromiso municipal ante la comunidad educativa del CEIP de Andalucía a la hora de reclamar a la Junta de Andalucía, administración bajo cuya competencia está este centro escolar, recordando que es uno de los colegios con mayores carencias estructurales de San Fernando junto con otros como San Ignacio o Compositor Manuel de Falla.

“Quiero agradecer a la dirección y al AMPA de Manuel de Falla el haber podido realizar esta reunión de trabajo donde se nos ha presentado una serie de propuestas que desde el equipo de Gobierno vamos a estudiar de forma pormenorizada. Quiero felicitar igualmente al AMPA por el enorme crecimiento que han experimentado y les animo a seguir trabajando codo con codo. Igualmente recordar que el Andalucía es de los centros escolares de San Fernando con más carencias a nivel de infraestructura por lo que la comunidad educativa saben que el Ayuntamiento estará a su lado a la hora de exigir a la administración competente, que se realicen las mejoras oportunas”, afirmó Moreno Subirana.

….oOo….

Generar empleo

SAN FERNANDO | EMPLEO

Cavada insiste en medidas para que se contrate a desempleados isleños

cavada

Información….. 19/01/2013 21:21

La situación es dramática y la cifra de 14.336 parados es el principal problema al que actualmente se debe enfrentar San Fernando. Al menos así lo entiende el PSOE que considera que el Ayuntamiento debe tener como primera prioridad el desarrollo de medidas que persigan la generación de empleo, sobre todo porque de seguir la tendencia actual La Isla podría superar la barrera de las 15.000 personas sin empleo.

“Desde las administraciones locales se puede y se debe hacer mucho para contribuir a disminuir considerablemente las cifras de desempleo local. Actuaciones que se pueden realizar desde la política urbanística, al fomento económico local, política presupuestaria y fiscal en el ámbito local”, expuso la portavoz socialista, Patricia Cavada.

Precisamente para cambiar esta realidad, el grupo municipal del PSOE presentará en el próximo pleno una medida encaminada a utilizar la contratación municipal como herramienta a favor de la generación de empleo, a través de fórmulas que se recogen tanto en la normativa comunitaria como en la española y refiriéndose a aspectos sociales en la contratación administrativa.

“Anteriormente se nos echó para atrás una iniciativa que pretendía puntuar positivamente a empresas que en su oferta estuviera contemplada la contratación de personas desempleadas de San Fernando. Desde el PP lo tachaban de ilegal por entender que era discriminatorio. Pero, desde el PSOE no descansamos a la hora de buscar medidas que incentiven la contratación de parados isleños, sobre todo a través de fórmulas que sean a coste cero para las arcas municipales, y esto se consigue con la incorporación de un pliego de cláusulas administrativas generales sociales en la contratación pública, con el fin de favorecer la contratación de desempleados de San Fernando dentro de los límites impuestos por la legislación”, apuntó Cavada.

 0001279893_560x560_jpg000

Una de las protestas llevadas a cabo por la plataforma de desempleados isleños. / elías pimentel

Si necesitan personal eventual

Esto significa que en todo contrato que se realice por parte del Ayuntamiento o de sus delegaciones u organismo autónomos, se incluya este pliego de condiciones para su ejecución que especifica que en caso de necesitar a personal eventual, se contrate a desempleados isleños, correspondiendo un 20% a personas provenientes de colectivos en especial dificultad para acceder al empleo o parados de larga duración.

En este supuesto no se beneficiaría a ninguna empresa por encima de otra en las puntuaciones, sino que se obligaría a la adjudicataria de un servicio u obra de índole municipal a tener que contratar, si así lo precisa, a personas paradas de San Fernando.

Son medidas que ya han desarrollado otro tipo de administraciones como es el caso de la Junta de Andalucía dentro de su plan de choque en el que se engloba el  Plan de Oportunidades Laborales en Andalucía (OLA), la mejora forestal o la rehabilitación de viviendas. Un plan que persigue la mejora de infraestructuras, pero también la generación de empleo favoreciendo la contratación de desempleados de larga duración precisamente allí donde la obra se va a ejecutar.

“A este nivel no ha existido ningún problema ni tampoco se han producido quejas por parte del PP, por lo que entendemos que tampoco debe ocurrir en el caso de San Fernando. Esta fórmula ya se contempla desde hace años para colectivos en riesgo de exclusión como es el caso de personas con algún tipo de discapacidad. Esto quiere decir que son medidas que se deben asumir independientemente de la empresa que se adjudique el contrato y que afecta al personal de nueva contratación. Significa que si la empresa además de su plantilla debe contratar a más personal para realizar la obra, deberá salir de las listas de la oficina del Servicio Andaluz de Empleo de San Fernando”, explicó la portavoz socialista.

El PSOE en la propuesta que elevará a pleno adjuntará una propuesta de pliego de cláusulas administrativas generales de carácter social en la contratación pública ya redactado, con una serie de medidas que considera necesarias para combatir el desempleo en la ciudad, si bien se trata de un documento que no está cerrado, ya que desde el grupo municipal se entiende que debe ser un texto elaborado por todos los partidos políticos e incluir las iniciativas de agentes sociales, económicos y colectivos de desempleados del municipio.

“Tenemos la oportunidad de elaborar una herramienta para combatir el desempleo. Cierto que se precisan de más medidas, pero esta sería a coste cero y no supondría ningún riesgo para las arcas municipales ni tipo de inversión. Además se daría un primer paso para intentar aliviar una situación muy grave y que amenaza con continuar en caída libre a menos que se le ponga remedio, sin olvidar que se conseguiría satisfacer una reivindicación histórica de los colectivos de desempleados de San Fernando”, especificó Patricia Cavada.

….oOo….

No puede una ciudad ser más guarra.

Paco Melero – El Loco de la salina

La Isla y sus vergüenzas

   Paco Melero…..19/01/2013 23:28

He podido leer en este periódico que por lo visto el Ayuntamiento ha puesto el año pasado 244 multas a dueños de perros, de las cuales 191 son por dejarlos sueltos, 49 por defecar en la vía pública (los perros, se entiende) y 5 por mordedura (de los perros por supuesto). Se ha quedado muy corto, sobre todo con los 49. Señores del Consistorio: aquí los perros defecan más que respiran. Este tema puede ser para ustedes una auténtica mina de oro. Los ingresos que podría conseguir el Ayuntamiento poniendo unas multas totalmente justas a los incivilizados de sus dueños pueden ser incontables. Con ese dinero hasta podría adquirir un coche o dos para que la Policía Local pudiera transportar a los chorizos. También se podría bajar la basura a la gente normal y subirla a todo el que atrinquen dejando las cacas de sus queridos perros en la vía pública para que las sufran los demás.

Ya sé que no pueden pagar justos por pecadores, pero está La Isla de mierdas de perros que es para verla y no pisarla. El otro día estuve observando cómo un señor (palabra generosa en este caso) procedía con su perro. Al animal le entraron ganas de soltar amarras y se plantó tirando de la correa junto al bordillo de la acera. Soltó todo lo que tenía que soltar y al parecer el hombre no se esperaba aquello, es decir, que le cogió por sorpresa, con otras palabras, que no había calculado que cuando un animal dice que aquí estoy yo, la cosa sale tarde o temprano. El señor miró alrededor con cara de inocente y, mire usted por donde, no llevaba en sus manos ni una triste bolsa para recoger la mierda canina. Volvió a mirar alrededor y viendo que no había nadie al acecho, excepto yo que estaba al liquindoy, comenzó a darle a los pringosos mojones pataditas para bajarlos de la acera a la calzada sin conseguir otra cosa que agrandar el problema. No era caca dura, por lo que podía deducirse la soltura del animal y las pocas luces de su dueño que se puso el zapato como para darle tinte, marrón por supuesto. Terminada la faena, los dos, dueño y perro, siguieron paseando como si tal cosa. Y ahora qué hago yo ¿lo educo en cinco minutos sin que me parta la cara por el atrevimiento? Llegué a la conclusión de que esto solamente se arregla con unas buenas multas a todos aquellos que no solamente pasan de sus paisanos sino que además les tiran la caca de sus perros a la cara y sobre todo a sus pies.

En el fondo todo esto es un problema de educación. Y hablando de mierda en general les voy a proponer una cosa: cuando quieran y puedan, vayan a dar un pequeño paseo desde donde está la Piscina Municipal de la Magdalena hasta el fondo siguiendo la balaustrada del caño que conduce al Zaporito. Y después me lo cuentan. No puede una ciudad ser más guarra. El fango, que podría ser el más limpio del mundo, porque el agua se va renovando dos veces al día con las mareas, está lleno de botellas, de desperdicios, de porquerías…Y el mismo paseo, a lo largo de cual crece una hierba asustadiza y que podría competir en belleza con cualquier rincón de Andalucía, está plagado de papeles, latas de cualquier cosa, basura…, exactamente como si en este pueblo vivieran animales incivilizados y no personas normales. Yo, de verdad, a pesar de estar loco de remate, me apunto con los cuerdos que quieran apuntarse a llevar unas cuantas bolsas industriales y a dedicar unos días a recoger aquello y dejarlo más o menos en condiciones. Pero con la única condición de que al día siguiente de terminar la limpieza, el Ayuntamiento ponga allí a un guardia o una cámara que controle a los cochinos de turno para que se les caiga el pelo aunque sean calvos. Si no me cree, vaya usted y verá que lo que digo no es una calumnia. Verá también el contraste entre el Zaporito, que es nuevo y precioso, y la porquería increíble que lo rodea. Son las vergüenzas de esta Isla.

….oOo…..