Empezar a construir en Fábrica de San Carlos

SAN FERNANDO

Las 800 viviendas de FSC buscan tiempo con una nueva prórroga del convenio

  • Sogescar decidirá en enero otra ampliación de los plazos del acuerdo
  • Esisa trabaja en los informes sectoriales que ha pedido la Junta

0001269018_x440_jpg000

Terrenos de la desaparecida Fábrica de San Carlos donde se proyectan las 800 viviendas.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 03.01.2013 – 01:00

La euforia que desató a mediados del pasado mes de junio el informe favorable del Ministerio de Defensa al desarrollo de los terrenos de la extinta Fábrica de San Carlos (FSC), un documento que había perseguido infructuosamente el Ayuntamiento a lo largo de una década, consiguió rebajar la tensión que existía en 2012 ante la inminente caducidad del convenio suscrito con Sogescar.

La sociedad mixta que fue creada para el desarrollo de los terrenos -y que permitió una salida airosa al conflicto laboral de Fábrica de San Carlos a cambio de la promesa de la recalificación del suelo para su desarrollo residencial- se tambaleaba ante el bloqueo sistemático de Defensa, que rechazaba una y otra vez los planes urbanísticos (los controvertidos PERI, Planes Especiales de Reforma Interior, que se redactaron desde Urbanismo).

FSC parecía haber llegado a un punto muerto. Y el bloqueo podía llegar a costarle muy caro al Ayuntamiento. De ahí que fuera uno de los primeros temas a tratar con el Ministerio de Defensa en la larga lista de asuntos pendientes tras la configuración del nuevo Gobierno central.

Los resultados fueron positivos, como es sabido, y las aguas volvieron a su cauce. FSC fue una de las buenas noticias del año, porque tras más de una década consiguió poner fin con relativa facilidad -las gestiones se iniciaron entre febrero y marzo y el visto bueno llegó en junio- a un enquistado conflicto al que no se le veía salida.

Pero, evidentemente, el desarrollo de los 132.000 metros cuadrados de suelo que ocupan los terrenos de la antigua factoría -entre La Casería y la zona militar de la población de San Carlos- tendrá que esperar.

Ni un solo ladrillo de las 800 viviendas previstas en esta zona, además de hoteles y espacios comerciales, se pondrá a lo largo de 2013. Ni los trámites administrativos y urbanísticos están resueltos -todavía no se ha llegado a cambiar el uso de los terrenos- ni la situación económica actual ampara inversiones inmobiliarias de este calado. El futuro de los terrenos de FSC necesita mucho tiempo.

Y eso es justo lo que pretende conseguir ahora Sogescar, que tiene todavía que resolver la continuidad del convenio suscrito para desarrollar este suelo, un acuerdo que caducó hace ya unos meses y que ahora está pendiente de renovación.

A medidados de enero está previsto que se convoque una reunión del consejo de administración y una junta general de accionistas con el próposito de dar forma a esa nueva prórroga del convenio de FSC, toda vez que el informe favorable del Ministerio de Defensa garantiza por fin la viabilidad de los planes urbanísticos de cara a un futuro que, por el momento, choca de bruces con la crisis económica.

Sería una nueva prórroga para el convenio de Sogescar, al que en marzo de 2011 se le añadió ya una addenda con el propósito de ampliar su plazo durante 18 meses más, periodo que expiró en el pasado otoño.

Mientras se espera a que la situación económica remonte para empezar a construir en Fábrica de San Carlos, se tramita ante la Junta de Andalucía tanto el PERI definitivo como la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que en el pasado mes de julio regresó de nuevo a pleno -ya fue aprobada en 2008- para resolver una cuestión de competencias, que ahora asume la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

La Empresa de Suelo Isleña (Esisa), que junto a Sando y Unicaja integran la sociedad mixta, trabaja ahora en los tres informes sectoriales que ha solicitado la Administración autonómica para dar su visto bueno al desarrollo de los terrenos. Se trata en primer lugar de un informe de carácter medioambiental que atiende al uso industrial que anteriormente tenía el suelo para determinar si existe algún grado de contaminación. En segundo lugar, se ha solicitado un informe de Patrimonio y otro hidrográfico. Algunas de estas cuestiones se refieren a la necesidad de adaptarse a la nueva normativa vigente.

 
….oOo…..