La Isla cumple 200 años como ciudad

SAN FERNANDO

El proyecto ‘estrella’ del Bicentenario despide el Doce sin terminar su primera fase

  • El aniversario que La Isla celebra en 2013 tampoco rescatará la actuación de su estancamiento.

0001268574_560x560_jpg000

Una vista del Real Carenero, en el pasado verano.

Arturo Rivera san Fernando | Actualizado 02.01.2013 – 08:54

El Doce ha acabado. Y el esperado bienio de celebraciones que se inició con las campanadas del 2010 ha llegado a su término. La crisis, los recortes y el paro han enfriado y desinflado una efeméride que para los isleños resulta cada vez más indiferente. 2013, de hecho, iba a ser un año de nuevo especial, un nuevo aniversario que, en cierto modo, permitiría la continuidad del denominado ‘espíritu del Diez’. La Isla cumple 200 años como ciudad, dos siglos del regreso de Las Cortes a la iglesia conventual del Carmen, donde en reconocimiento a los servicios prestados durante la Guerra de la Independencia y la elaboración de la primera Carta Magna, se le concedió el título de San Fernando.

La efeméride no pasará desapercibida. Pero -ya lo ha advertido Loaiza- será austera y estará centrada en actos institucionales que, eso sí, se pretenden que sean de primer nivel. Es decir, que cuenten con la presencia de la Casa Real y la decidida participación del Gobierno central y del Congreso.

Pero lo que se descarta por completo es un año repleto de celebraciones como lo fue el Diez. No habrá una programación de ese tipo, aunque sí actos conmemorativos, como el Gobierno municipal ha aclarado.

Tampoco, con motivo del Trece, se intentarán rescatar las grandes obras que el Bicentenario de Las Cortes y de La Pepa han dejado colgadas. Entre ellas se encuentra el gran proyecto, la actuación ‘estrella’ del Diez, que ha finalizado el Doce sin ni siquiera haber terminado su primera fase y tras un larguísimo parón de año y medio.

El Real Carenero y su entorno de baterías defensivas -paradójicamente emplazado en el término municipal de la vecina localidad de Puerto Real, que se reparte a medias con La Isla el asentamiento del Sitio Histórico- no está todavía acabado. Sigue pendiente la terminación de la fachada, que está siendo repintada con sus colores originarios, de una tonalidad ocre.

Los trabajos marchan a un ritmo más lento de lo deseado y se calcula que, aproximadamente, todavía queda un mes para su terminación definitiva. Eso sí, una vez que acaben nadie sabe muy bien qué ocurrirá en el Carenero puesto que, al menos por el momento, no habrá más obras. La segunda fase -presupuestada en 19 millones de euros- ha sido descartada ya por Fomento.

 
….oOo…..