Una hora con el Alcalde

SAN FERNANDO | ENTREVISTA

“Conseguir superávit sin pagar facturas es muy fácil, pero no lo vamos a hacer”

alcaldeunahora

El alcalde de San Fernando, José Loaiza

Antonio Atienza | José F. Cabeza….. 29/12/2012 20:40

Llega el final del año 2012 y obviamente es casi de obligado cumplimiento sentarse a hablar durante casi una hora con el alcalde de San Fernando, José Loaiza, para que haga balance de los doce meses que se van y, no menos importante, qué  espera para su ciudad de cara al 2013. Los proyectos de antes, ahora y siempre vuelven a estar sobre la mesa para Loaiza, que está convencido que la llegada del PP al Gobierno local va a servir durante este mandato corporativo para preparar a La Isla de cara al futuro, una vez que se empiece a sacar la cabeza de la crisis económica.      

—Alcalde, en primer lugar desearle feliz año y que sea mejor el 2013 que el 2012 que se va, aunque por los augurios parece que va a llegar el fin del mundo.
—Ante todo felicidades también para todos los isleños y los medios de comunicación. Nosotros esperamos y todo apunta a que a finales de 2013 empezará a haber indicios de recuperación y esperemos que así sea.

—-Indicios de recuperación son precisamente eso, indicios de recuperación.
—Lo que no se puede vaticinar tampoco se puede decir, pero nosotros confiamos en que esos indicios se conviertan en realidad. Vamos a tener confianza y a esperar a ese segundo semestre.

—-De todas formas, va a comenzar el 2013 con unas buenas relaciones con el Ministerio de Defensa, lo cual es bueno, pero también llevamos veinte años escuchando que las relaciones son buenas y todo el que va a Madrid dice que viene muy esperanzado porque las conversaciones han ido bien.Pero luego esas relaciones se han ido rompiendo de forma cíclica.
—Yo creo que esta vez sí que ha habido algo que ha cambiado y es que en el último año se ha llegado a realidades como han sido el frenar el contencioso que había  sobre Punta Cantera  y ahora sólo queda que los terrenos de  Fadricas y Polvorines se empiecen a desarrollar. El tema de la Fábrica San Carlos donde había problemas de servidumbre aérea ya es una realidad y ya se puede hacer el Plan Especial,  incluso con el visto bueno de Defensa y con un pequeño desplazamiento de la servidumbre aérea para los helicópteros que pasaban por ahí. Y también ya está visto para sentencia el acuerdo por la Escuela Naval de Tiro Janer, donde se va a firmar la venta del Ministerio de Defensa con Zona Franca con la que este Ayuntamiento ya se ha puesto a trabajar para su futuro desarrollo. Nuestra intención es que en 2013 ya haya grúas allí trabajando. Aquí hay realidades porque en San Fernando hay un alcalde del PP y un Gobierno del PP en Madrid.

—Una de las cosas que me preocupa es que ya existe esa posibilidad de acceder a Fadricas o Fábrica San Carlos, pero también se han gastado un montón de millones en rehabilitar edificios y se cuenta con un patrimonio con el que, al menos, no se sabe realmente qué se puede hacer con él. No hay un proyecto para esos terrenos. 
—En el caso de los terrenos de San Carlos nos hemos encontrado con un proyecto ya hecho, con un Plan Especial que contempla uso residencial, equipamientos y zonas verdes. Lo que es FSC hay una empresa que es mixta donde hay tres socios como son Esisa, Unicaja y una empresa constructora y ahí habrá que esperar a que empiece a producirse el despegue económico para empezar a actuar sobre ellos. Es verdad que Fadricas o Polvorines es mucho más complicado, porque es necesario un instrumento urbanístico  y aclarar todas las expropiaciones, algo que nos va a llevar más tiempo y no podremos actuar a medio plazo. Janer va a ser una realidad en el 2013 si no hay otras administraciones que nos lo impidan. Son hechos que nos van a permitir ir preparando a la ciudad para el cambio. Una ciudad no se cambia en un mandato corporativo, sino que durante ese periodo se ponen los bases. Y eso es lo que precisamente ha sucedido en San Fernando, que se han perdido muchos años en diseñar las bases sobre qué ciudad se quería. Pero también tenemos algo que durante este año se tiene que aclarar y adelantar, como es el proyecto de Casa Lazaga.

—Antes de que se caiga.
—Antes de que  se caiga, usted lo ha dicho bien. Vamos  a intentar en 2013 que salga el Parque de la Historia y el Mar y espero que el órdago lanzado por el PSOE de traerse el Museo de Arqueología Subacuática de Andalucía lo cumpla. Estoy dispuesto a ceder ese edificio ya, porque ese proyecto sería bueno para Andalucía, la provincia y San Fernando. Hoy día el tesoro de La Mercedes no puede venir a Andalucía porque no hay sitio donde tratarlo y por eso se tiene que marchar a Cartagena. Yo ofrezco el Parque de la Historia y el Mar para ello, pero como no podemos estar parados hemos tenido que aprobar la Ordenanza y vamos a sacar a licitación el pliego. Hemos logrado hacer un pliego en el que puse como condición que no le costase dinero a San Fernando.

—-(…)
—Además, si nada lo impide, habrá otro proyecto que verá la luz el próximo año como es la Casa de Camarón. Hemos puesto en marcha este grupo de trabajo para ir a por todas con Camarón. Aquí se ha hablado mucho de él durante todos estos años, pero nadie ha hecho nada y no se habían dado pasos en serio. Nosotros sí lo hemos hecho y ya hemos tenido conversaciones con otras administraciones para empezar a traer el legado. Ya tenemos la donación del cuadro de La fragua, que podrá gustar más o menos como decía su autor y tenemos la casa en la que nació.

—-¿Y tienen el permiso de la familia? Porque eso es lo más complicado.
—Estamos trabajando, pero no nos vamos a parar por ello. Nosotros vamos a seguir adelante y sin permiso de la familia para crear una base sobre la que podamos actuar una vez que llegue esa autorización. 

—¿No cree que eso es empezar la casa por el tejado?
—No, eso es empezar a trabajar por el proyecto. Cuando uno le presente a la familia hechos y no palabras, será más fácil que entre en razón. Empezar a hablar por hablar no nos serviría de nada si no se consuman los hechos, porque de esa manera la familia entendería que necesitamos su aprobación para llevar toda la propiedad intelectual de Camarón a esa Fundación o ese organismo que pretendemos poner en marcha. Hemos hablado con el Ministerio de Cultura que nos ayudará en cuanto vea realidades y también con el Instituto Andaluz del Flamenco, que aunque nos dijo que no se iba a incorporar a la Fundación sí que se comprometió a ayudarnos en aquello que nos pueda ayudar. Podría llevarme cuatro años hablando de Camarón y no conseguir nada como ha sucedido hasta ahora. Nuestro objetivo es ir logrando cosas, que a lo mejor es mucho o poco, pero es la manera en la que vamos a actuar. Hace cuatro años la casa en la que nació se iba a tirar y dentro de un par de años se convertirá en un reclamo de visitantes para San Fernando. Esa es la gran diferencia y a lo que nosotros aspiramos.

—¿Y el proyecto del Museo Naval en Capitanía?
—Esa es otra de nuestras aspiraciones. Ahora mismo está paralizado por la crisis, pero saldrá adelante. Pronto el Cuartel General de Infantería de Marina se trasladará al Cuartel de Instrucción y en Capitanía sólo se quedará viviendo el general, quedando la parte trasera que se destinará para el Museo y estamos en contacto con la Armada para que así sea.

—Pero hay una cosa que es la pescadilla que se muerde la cola. Camarón no es la panacea pero es importante; la playa es muy importante, pero no tiene hoteles para acoger a los que vengan. Hubo un plan hotelero que no se ejecutó y ahí están los terrenos libres de Camposoto, sobre los que usted nunca habla porque supongo que les tendrá un cariño especial, algo que se comprendería, pero es la punta de lanza dentro del desarrollo turístico de la ciudad y desde 2002, que fue cuando se firmó el convenio con Defensa con el PP, ya no se ha hablado o parece que no se quiere hablar de este tema. Todo ello aprovechando la buena relación que existe en estos momentos con Madrid. 
—Hay que tener una cosa clara y es que Defensa no va a desafectar por ahora Camposoto. Lo que no se puede hacer es engañar a los ciudadanos. Ese protocolo del que usted habla era aplicable a aquellos terrenos que no estuviesen afectados por Defensa y están en esa zona que es donde estaba la antigua almadraba. Es ahí donde se puede actuar, pero donde el freno lo pone el Parque Natural. Se podrían instalar hoteles de alguna tipología y en ello estamos trabajando, esa es nuestra idea y para ello necesitamos hacerlo codo con codo con Parque Natural y Costas. El resto de los terrenos militares es algo que ahora mismo Defensa no tiene previsto desafectar, lo que pase en el futuro ya se verá. Lo que no voy a hacer es meterme en una guerra con Defensa sobre algo a lo que ya me han dicho que no. No me lo ha dicho mi Gobierno, sino que fue la señora Mónica Melle, que es socialista, quien en la primera visita que realicé al Ministerio me dijo que no porque para ello era necesario un programa integral.

—Dijo que presentaran un proyecto viable.
—Dejó claro que Camposoto seguiría afecto a Defensa  como centro de formación, que será el único que seguirá abierto de los tres que hay en España. Sería una quimera luchar por esos terrenos actualmente. Tenemos otras cosas por las que luchar con Defensa como son Fadricas, Janer, San Carlos e incluso por la Subayudantía, que es a por lo siguiente que nos vamos a lanzar. Ese protocolo que se firmó era fabuloso, pero no se ha logrado nada. Hay que ir paso a paso y no ir de golpe pidiendo todo de un tirón. En el caso de Camposoto lo que pedimos es que la Junta de Andalucía nos deje desarrollar la parte del Parque Natural, que hasta ahora ha sido un freno para esta ciudad. Parece ser que el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía y el delegado de Medio Ambiente han dicho, al menos de palabra, que quieren desarrollar el  Parque Natural y que se le quiere dar uso. Aquí estamos nosotros para hacerlo, pero nos tienen que dejar.

—¿Y hay más proyectos hoteleros en cartera para la ciudad a corto o medio plazo?
—He de decirle que ya hay programados hoteles en Punta Cantera, también en varias parcelas del Plan General y en Janer. Es cierto que nos faltan plazas hoteleras, pero las que se creen también hay que llenarlas durante todo el año. Tenemos el hotel Salymar, el hotel Roma, el hotel de Bahía Sur…

—Si hablamos de Bahía Sur…
—Ahí también hablaremos y tendremos que meter mano, no se preocupe. Para tener hoteles hay que tener turismo y viceversa.

—Habló usted en el Congreso Local del PP sobre muchos de los proyectos que pretende llevar a cabo para la ciudad, pero quizás lo preocupante en estos momentos es que como se tardan tanto en ejecutar ya no haya un Gobierno amigo, por no decir enemigo, porque esa expresión causa muy mala impresión y deja en muy mal lugar a los políticos.
—El problema no es que un gobierno sea de un color o de otro, es que sea amigo o no de la ciudad con independencia del color político. No importa tener en la Junta un Gobierno del PSOE si se porta bien con la ciudad y hay lealtad institucional. Ese es un gobierno amigo y habrá que darle las gracias a la Junta y al PSOE por portase bien con San Fernando si llega el caso. Es un gobierno enemigo, aunque sea de tu color, aquel que no te hace caso y no te da nada para tu ciudad.

—No voy a decir que a ciudad está más sucia que antes, pero al menos está lo mismo. Usted prometió cuando entró como alcalde que eso iba a cambiar, ¿qué problema es el que existe realmente?
—En primer lugar he de decir que el presupuesto actual de limpieza de esta ciudad es bajo; en segundo lugar que hemos hecho un Plan Director nuevo que está entrando en estos momentos en uso y, por último, que estamos trabajando con la empresa para intentar cambiar en algo el contenido de la plica de concesión. Creo que en su día se hizo un contrato demasiado fijo y encorsetado, y ahí choca. Hay que buscar variantes. Pondré un ejemplo con el que creo que se entenderá lo que quiero decir. Es el tema del baldeo de calles, puesto que hay muchas que se limpian todos los días y otras que directamente no se limpian. Eso es algo en lo que estamos trabajando, es decir, hay que modificar el contrato. Pero es que además hay calles que se baldean cuando llueve y eso a mí no me sirve. Todo este tipo de cosas hay que saber flexibilizarlas y con ello estamos jugando a la hora de hacer un nuevo contrato. De todas maneras, somos de las ciudades que menos gasta en limpieza comparado con la Bahía.

—Pero la relación calidad precio está ajustada, es decir, que se gasta poco y se limpia poco.
—No voy a decir que está ajustada porque siempre tenemos que ser exigentes.  Nuestra obligación es que con el mismo dinero se limpie más. También estamos viviendo otra época desde el punto de vista económico, porque no tenga usted la menor duda de que si hubiésemos tenido que subir el dinero en limpieza, lo hubiésemos subido.  El problema es que no podemos subir, al contrario, estamos recortando por las condiciones económicas que tiene este Ayuntamiento. Estamos hablando de un presupuesto con 15 millones de euros de hace tres años. Hoy San Fernando es una ciudad que puede pagar sus nóminas, siendo un Ayuntamiento que tiene menos trabajadores que Arcos, la mitad que los que hay en Los Barrios y de La Línea no quiero ni hablar. Pagamos nóminas, mantenemos los servicios y estamos intentando que el ciudadano en su ciudad, a parte de la limpieza, se encuentre con respuestas a la hora de tener que arreglar un bordillo, un boquete o tener las farolas pintadas. Volviendo al tema de los ejemplos y con respecto a lo que he dicho anteriormente, yo no sé cuánto tiempo llevaban sin pintar algo que se ve desde la carretera como son las pasarelas de Bahía Sur. Esa es la fotografía que se lleva todo el que pasa por la carretera de San Fernando, unas escaleras oxidadas. Pues ya están pintadas. Cuando alguien pasa lo que ve es un parque, un centro comercial y una pasarela limpia, y eso también tiene su importancia.

—Pues tiene usted ahí un álbum entero para hacer y con tarea para Pascual Junquera.
—Lo tiene, lo tiene y lo hace.

—¿Cómo se hace para que una ciudad que tiene tan pocos ingresos como es el caso San Fernando tener unas buenas finanzas? Se lo digo porque yo eso sólo lo consigo cuando no gasto dinero.
—Porque siempre ajustamos los gastos a los ingresos. Esa es una de las cosas que este gobierno está haciendo.

—Ya en 2011 el PA dijo que había superávit, aunque había facturas sin pagar. Así también lo obtengo yo.
—Lo ha dicho usted, no lo he dicho yo. Nosotros lo que estamos intentando en primer lugar es sacar todo a la luz en base a toda la normativa que ha aprobado el Estado y han salido 22 ó 23 millones de euros de facturas sin pagar, y aparte hemos pagado ya en esta mandato 1,5 millones de euros de facturas desde el año 90. Este gobierno ha pagado facturas de años en los que gobernaban el PA con el PSOE, sólo hay que tirar de hemeroteca de actas. Conseguir superávit cuando uno guarda las facturas es muy fácil, pero este gobierno hoy día no guarda ni una sola factura ni las va a guardar. Es verdad que nos hemos tenido que endeudar para pagar esos 22 millones, pero le hemos dado ese dinero a los proveedores, a empresas de la ciudad que gracias a esa inyección económica no han cerrado y no han despedido a más gente. Lo que estamos haciendo ahora es pagar nuestra deuda financiera con los bancos y, en segundo lugar, pagarle a los funcionarios públicos que es a lo que nos obliga la ley. Y no hemos contratado a nadie.

—Salieron nueve el otro día y esos ya no se reponen.
—No se reponen. De momento. Ya el año que viene Dios dirá. Y mantenemos los servicios básicos de la ciudad. Hemos incrementado las ayudas de emergencia social porque el momento lo requiere, aunque muchas iniciativas no son competencia del Ayuntamiento sino de la Junta. En condiciones económicas normales a lo mejor decíamos que no hacía nada más, ahora no lo vamos a decir porque ahora no es el momento a pesar que no nos los paga o lo hace con mucho retraso. Y luego vamos a hacer las pequeñas obras que tenemos de mantenimiento, de limpieza aun con todos sus defectos e inversiones que son un poco más grande, como abrir Batallones de Marina. ¿Cómo se hace todo esto? Pues como lo hace uno en su casa. Tengo este dinero y me gasto este dinero. Y puedo llegar hasta aquí. Nos hemos quitado todos los gastos supérfluos.

—¿…?
—Le voy a poner un ejemplo. Se nos critica mucho que tenemos muchos coches oficiales pero sólo tenemos dos. Se nos critica mucho el personal de confianza, pero somos el ayuntamiento más austero de personal de confianza de toda la provincia de Cádiz en ciudades de más de 50.000 habitantes. No tennemos ni cubiertas todas las plazas que podríamos cubrir. Este Ayuntamiento hace un ejercicio de responsabilidad, con el alcalde a la cabeza, de que el dinero de los ciudadanos se tiene que gastar bien.

—¿Los presupuestos no salen porque el Partido Andalucista no quiere que le recorten el gasto corriente?
—Nosotros aprobamos un presupuesto el año pasado y en el mes de marzo nos vimos obligados con el plan de ajuste a aprobar otro que no tenía nada que ver. Yo prefiero seguir con lo que tengo y ver en enero o febrero si nos sigue valiendo con el presupuesto que hemos diseñado con el plan de ajuste, o si vamos a hacer  un nuevo presupuesto real en base a los ingresos que vayamos a tener.

—Y siempre que lleguen a un acuerdo con los andalucistas, ¿no?
—Hay gente que quiere hacer creer que ese es el problema que existe con los presupuestos, pero eso no es verdad. Yo tengo que decir que con el plan de ajuste hubo muchas delegaciones del Partido Andalucista que tuvieron que hacer un tremendo esfuerzo, como fue el caso de Cultura. El PA lo admitió porque se dio cuenta de donde se podía sacar más sin que lo notase el ciudadano. No son servicios que sean obligatorios de dar y que una obra de teatro sea un poco de menor calidad o que haya un concierto más o menos se puede comprender. Ese sacrificio lo hizo el Partido Andalucista. Ese rumor no ha salido de mi boca y no hay problemas con el presupuesto, vamos a estudiar muy bien cuál es el que le conviene a la ciudad. Lo que sí nos ha dado un resultado fabuloso ha sido el presupuesto del plan de ajuste que nos obligó a hacer el señor Montoro, ya que hemos puesto las cuentas de la ciudad muy claras y además podemos hacer frente a ellas.

—Todas las encuestas ponen a los políticos como el mayor problema de España y se generaliza, lo cual es tremendamente injusto. ¿Es eso una carga emocional para ustedes los del Partido Popular¿ ¿No sienten esas miradas inquisidoras de la gente que les señalan como si fuesen los mismísimos demonios cuando van por la calle? 
—La situación económica hace que mucha gente esté pasando necesidades y al final uno mira para quien cree que es responsable o hacia quien está llevando a cabo ese tipo de reformas y recortes. Uno tiene que asumir este tipo de cosas cuando se mete en la vida pública, pero también hay que decir que esto está muchas veces promovido por entes interesados, porque muchas veces las protestas las protagonizan diez que gritan mucho. La gran mayoría silenciosa sabe que lo que se está haciendo es para el futuro de sus hijos. Pienso que cuando vayamos saliendo de la crisis económica el político volverá a ser considera como siempre. Luego hay que decir otra cosa y es que hay muchos políticos, no sé el número, y concejales de esta misma ciudad que no cobran…

—Pensé que iba a decir que hay muchos políticos. Porque hay muchos políticos. Medio millón entre los concejales y los enchufados.
—No hay tantos enchufados. Hay muchos alcaldes y concejales de pueblo que no cobran. Es verdad que eso es generalizar. Pienso que cuando la situación vaya cambiando esa presión sobre la clase política disminuirá. A nadie le gusta que por la calle le insulten como el otro día nos hacían a nosotros, pero que le vamos a hacer, lo entendemos. Yo estoy aquí porque me gusta, por mi pueblo, porque me gusta hacer cosas por mi gente. Yo he pasado por varias situaciones políticas y siempre ha estado a gusto con lo que he hecho. El día que me tenga que ir lo haré tranquilamente, porque yo no necesito esto ni para comer, ni para vivir. Esa es mi ventaja y por eso yo estoy aquí y aguanto lo que me diga la gente.

—Y ahora más al ser el presidente del partido a nivel local, incluso decía usted que ha sido el único que se ha quedado en San Fernando.
—Es verdad, lo dije el otro día en el Congreso Local del PP. Había gente que decía que yo venía aquí de paso o que esto era un trampolín para mi carrera política. Uno nunca sabe qué va a hacer mañana porque esta vida da muchas vueltas, pero yo me comprometí con San Fernando y a día de hoy sigo en San Fernando. Si he tenido que dejar responsabilidades ha sido porque me obligan a estar más tiempo fuera que aquí. En cambio otros se han ido diciendo que se van porque no son capaces de ser alcalde, usted me va a perdonar, pero yo me hubiera quedado también en la oposición porque para eso me presenté.

—(…)
—Mi obligación de momento es con San Fernando e intentar que esta ciudad vaya bien por el bien de mis hijos y espero que el de mis nietos, y por el bien de los hijos y de los nietos de todos los isleños. Vamos a preparar a esta ciudad para cuando empecemos a salir de la crisis, algo para lo que hasta ahora no estaba preparada. Pero ese objetivo no debe ser exclusivo de Pepe Loaiza o del Partido Popular, sino que en ello tenemos que trabajar y empujar todos los isleños. Llegados a este punto, y volviendo a eso que decía de que los políticos estamos mal valorado, yo ahora mismo salgo a la calle y puedo hacerlo tranquilamente, además de sentirme muy a gusto con todos los isleños.

José Loaiza García

….oOo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s