El ‘salto del carnero’ se negocia

SAN FERNANDO

La Junta y Adif negocian las obras del tranvía en La Ardila

  • Tienen que consensuar los criterios técnicos para ejecutar los trabajos pendientes en la zona de servidumbre de la vía férrea, una actuación clave para su puesta en marcha.

0001252321_560x560_jpg000

Tramo del ‘salto del carnero’, que une la plataforma tranviaria con la vía férrea.

Arturo Rivera / San Fernando | Actualizado 03.12.2012 – 08:54

La Junta de Andalucía negocia con Adif (el ente Administrador de Infraestructura Ferroviaria) los criterios técnicos que permitirán la terminación de las obras del tren-tranvía en el nudo de La Ardila, cuya reanudación -tras un parón de varios meses motivado por las dificultades económicas de una de las empresas que integra la UTE a la que se le han adjudicado los trabajos- han sido recientemente anunciada.

La Junta necesita la autorización de Adif para actuar en la zona de servidumbre de la línea férrea y terminar los trabajos de la estructura del salto del carnero. Ambas administraciones tienen que ponerse de acuerdo en los criterios técnicos de una parte fundamental de la obra del tren-tranvía: la conexión propiamente dicha con la vía férrea.

Principalmente, se trata de consensuar la manera en la que se llevará a cabo esa unión de la infraestructura tranviaria con la ferroviaria a partir de sendas plataformas paralelas a las vías de la línea Sevilla-Cádiz de unos 500 metros de longitud. Es, básicamente, el momento en el que la vía del tranvía y la del tren se abrazan para permitir que este nuevo sistema de transporte metropolitano utilice la línea férrea en el trayecto comprendido entre La Isla y Cádiz.

Sobre este punto de la actuación, Junta de Andalucía y Adif han mantenido ya varias reuniones de trabajo con el propósito de llegar a un acuerdo que permita afrontar estos trabajos. Fuentes de la Administración andaluza han reiterado recientemente la existencia de “buena sintonía”, de la misma forma que lo hiciera ya hace un par de semanas el delegado territorial de la Consejería de Fomento, Manuel Cárdenas, en el transcurso de la reunión que mantuvo con los representantes del movimiento vecinal para abordar la marcha de las obras del tranvía.

Y esa buena sintonía se espera que pronto dé sus frutos para la que la Junta pueda afrontar estos trabajos en un corto periodo de tiempo, una vez que se llegue a un acuerdo en torno a la actuación en la zona de servidumbre.

Esos criterios técnicos sobre los que Junta y Adif tienen que ponerse de acuerdo solo afectan a esos 500 metros colindantes a la vía del tren, no a la estructura conocida como el salto del carnero, que permitirá la entrada del tren-tranvía en el nudo de La Ardila por encima de la autovía. La ejecución de esta estructura, que comenzó a construirse en 2006, fue supervisada por Adif en su día.

Las obras del nudo de La Ardila, ahora que los trabajos de la calle Real están a punto de terminar, constituyen la actuación más importante del tren-tranvía que queda pendiente ahora en el término municipal isleño y la que a lo largo de 2013 centrará el grueso de los trabajos que se pretenden llevar a cabo.

Cabe recordar que las previsiones -que no plazos- que la Consejería de Fomento tiene sobre la mesa para la puesta en marcha del tren-tranvía pasan por la realización de las primeras pruebas en carga en torno al verano y por la posible puesta en marcha del nuevo sistema de transporte hacia finales de año.

Para ello, claro está, cobra un papel fundamental la terminación del nudo de La Ardila. Tanto más cuanto que el primer tramo que se quiere poner en servicio ahora es el que cubre el recorrido que hace uso de la vía del tren, esto es, el que va desde la capital gaditana hasta la Venta de Vargas, novedad ésta que anunció también el delegado provincial durante su última visita a San Fernando. Este cambio -dijo- se debía en buena medida a los avances registrados en las conversaciones con Adif.

 
….oOo….