Investigación de microalgas para biodiesel, alimentos o productos cosméticos

SAN FERNANDO | ENTREVISTA

“Las eléctricas están ralentizando la regulación de energías renovables”

  •  Asociación de Empresarios o a la Asociación de Jóvenes Empresarios

Antonio Atienza …. 03/11/2012 13:44

Cualquier sector productivo nuevo precisa de una implantación técnica y una regulación administrativa y ambas tienen que ir parejas. Cuando la implantación técnica se adelanta a la regulación, el sector no puede generar beneficios, el capital se marcha y fracasa. Al revés no ocurre porque las administraciones van por detrás de la tecnología. Eso fue lo que le ocurrió a las energías renovables, que se terminaron de implantar antes de estar reguladas, aunque en este caso la Administración sufrió y sufre los palos en las ruedas que le ponen las eléctricas. ¿Sucederá lo mismo con la  investigaciónde microalgas para biodiesel, alimentos o productos cosméticos?

—Usted ha recibido un premio de emprendedor del año. ¿Emprendedor y empresario es lo mismo?
—Sí y no. Emprendedor puede ser alguien que tenga una idea y empresario es el que la saca adelante. Emprendedores hay muchos, pero que pasen a empresarios no hay tantos. Eso es algo (que haya más empresarios) que nos haría mucha falta.

—El que dice que va a emprender y monta un bar, ¿es empresario o emprendedor?
—Yo lo consideraría como empresario puesto que la idea no tiene esas características como para considerarla emprendedora. A no ser que monte un concepto de bar que no conocemos hasta ahora. Emprender con ese matiz de innovación es lo que diferencia a alguien que tiene una idea de ese otro que quiere empezar su actividad empresarial con algo que en el mercado ya está bastante asentado. Como poner un bar, un taller… Pero la definición que yo le daría al emprendedor es la de alguien que sabe ver en lo cotidiano, en algo que vemos todos los días, una utilidad distinta a lo que la gente está habituada y sabe sacarle partido. Y no hace falta ser ingeniero, ni abogado, ni economista.

—Emprendedor es un ingeniero que se la ocurre una idea, que la pone en práctica y que está aportando un valor añadido a lo que existe actualmente. Ese es su caso. Usted empezó con la fotovoltaica, una industria que parecía el futuro y que nos solucionaba el problema de la electricidad tradicional, sobre todo en un país con tantísimas horas de sol, y que de la noche a la mañana se desinfla. ¿Qué ha ocurrido?
—Durante estos últimos años hemos tenido un boom de energías renovables, sobre todo fotovoltaicas, y ha dado mucho trabajo. La pena es que, desde mi punto de vista, no se ha sabido alargar ese potencial que tenía la energía renovable y hemos hecho en cinco o seis años lo que deberíamos haber hecho en quince. Por eso ahora las grandes empresas se van fuera. Eso se une a las dificultades para reciclar a todo ese sector para entrar en otras tecnologías diferentes a las fotovoltaicas, como biomasa, minieólicas que se está empezando a escuchar… por las barreras que ponen las grandes empresas eléctricas, de gas y la propia red eléctrica española. 

—-Usted habla de que se ha tardado poco tiempo en montar la infraestructura, pero el concepto de la energía renovable sigue estando vigente…
—El concepto sigue estando vigente, pero como ese concepto tiene que ir ligado a una regulación estatal que es la que ordena quién puede generar energía y quién no y en qué condiciones se le va a retribuir esa energía que está aportando al sistema, ha habido una mala previsión. Ha habido un buen efecto llamada para atraer a inversiones extranjeros y españoles a ese campo pero ha habido una mala regulación. Entonces, hemos hecho en muy poco tiempo lo que teníamos que haber hecho en más tiempo. ¿Qué se está intentado hacer ahora? El concepto de la generación distribuida, es decir, que cada uno intente generar y producir lo que va a consumir. El problema es que ese concepto choca frontalmente con los intereses de las compañías distribuidores de gas o electricidad, porque si alguien genera lo que consume, el negocio de estas empresas se viene abajo.

—O sea, que llegamos al principio de todo. Tenemos un sol espléndido del que se puede obtener toda la energía que queramos, vienen las eléctricas, hacen presión sobre el Gobierno, no dejan que haya un marco regulador y nos quedamos pagando la factura de la luz al precio que nos ponen, que no es poco.
—Básicamente, sí. No es que no dejen, pero sí están ralentizando muchísimo el proceso del fin de todos esos parques fotovoltaicos para que todas esas pequeñas empresas que vivían de esos parques grandes pasen a vivir ahora de las pequeñas instalaciones en viviendas de paneles solares o mini molinos eólicos. Aquí en Andalucía, hay una buena experiencia en los equipos termosolares, lo que es el agua caliente sanitaria que se ve en muchos tejados. Esas empresas que han puesto esas placas se podían dedicar a poner dos o tres plaquitas en cada caso, un molino pequeño, que ayuden a compensar el consumo que cada uno tiene en su vivienda. Esa legislación es la que se supone que durante este año iba a salir a la luz y estamos todos los instaladores esperando a que salga y a que se defina.

—(…)
—La idea era muy buena, que cada uno pudiera instalar en sus casas placas o molinos de manera que generase electricidad y de esa electricidad, la que él no consuma que la devuelva a la red, de manera que haya una contrapartida entre lo que uno genera y lo que consume y se pudiera compensar en la factura de la luz el sobrante. Es decir, si yo durante un mes consumo cinco pero genero diez, esos cinco de más que he generado me lo podrían compensar en la factura del mes siguiente.

—Entonces tenemos el mismo problema que en el caso contrario, que sí se necesita la electricidad de las grandes empresas. A los coches eléctricos no los dejan evolucionar las petroleras y a las energías renovables son las grandes eléctricas las que nos tienen cogidos por… la factura.
—El coche eléctrico tiene una particularidad y es que la ley vigente en España prohíbe revender la electricidad. Alguien que tiene una gasolinera no puede cobrarle la electricidad para cargar su coche eléctrico. Hay una especie de vacío que se está intentando arreglar y por eso todos los puntos de recarga de coches son gratuitos.

—Luego el problema siempre es regulatorio.
—Administrativo regulatorio. Digamos que la tecnología va por delante de la administración, lo mismo que ocurre en el sector de las telecomunicaciones que se rige por una normativa muy atrasada.

—Lo mismo que tenemos un sol espléndido, tenemos un medio natural del que se pueden extraer muchas energías. En Chiclana, concretamente, se está llevando a cabo un proyecto internacional, AllGas, con microalgas. ¿Qué potencial tiene el medio natural en el que nos movemos? ¿Qué riqueza tenemos y no estamos sabiendo aprovechar?
—El potencial es enorme. Aquí tenemos un medio natural que puede dar muchísimo juego, aunque también tenemos una normativa medioambiental que limita muchísimo qué se puede hacer o qué no, de forma que la dificultad radica en encontrar un proyecto concreto que pueda encajar en la normativa actual. En las salinas de San Fernando, Chiclana, Puerto Real… hay mucho que hacer. En el proyecto en concreto de las microalgas se está intentando sacar biodiesel, que está todavía un poco en el aire, pero los proyecto de investigación están, las plantas están ahí, es cuestión de seguir investigando porque eso llegará. Porque el problema no es que no se pueda conseguir, sino que al día de hoy el coste es excesivo. Pero igual hace veinte años era una barbaridad hablar de los coches eléctricos y ya empiezan a verse en el mercado, esto lleva su tiempo. Yo creo que en diez o quince años podremos estar ya viendo el inicio de esa tecnología que sea económicamente viable.

—Diez o quince años en investigación es un ratillo.
—Exactamente. Y no sólo en el caso del biodiesel, sino en el resto de campos de algas y microalgas y para sectores de cosméticos y alimenticios, que no sólo en el tema de combustibles. De eso aquí hay mucho potencial y de hecho, uno de los proyectos en los que trabajo es en el campo de las microalgas, pero en vez de ir por el campo de la generación de biodiesel he optado por una línea más cercana al público, que es el cosechado de microalgas. Estas plantas necesitan mucho volumen de agua con microalgas para después cultivarlas y secarlas para a través de ese producto y mediante un proceso químico, obtener el biodiesel. El problema es que la tecnología de secado y recolectado no está muy desarrollada. Mi proyecto en concreto es crear un prototipo para recolectar y secar las microalgas automáticamente, que puede ser aplicado tanto a la tecnología de biodiesel como producción de alimentos, para cosméticos… que espero que tenga cabida en el mercado.

—¿Eso se puede hacer en San Fernando?
—Se puede hacer y de hecho yo tengo mi proyecto para hacerlo en San Fernando. Las hay de agua salada y de agua dulce. Uno de los proyectos que tengo para el año que viene es recuperar una de las salinas abandonadas para intentar cultivar esas algas y ver si son rentables económicamente. Las de agua dulce también se pueden cultivar, con la ventaja del sol que tenemos aquí y que no lo tiene la mayoría de la gente.

—Y que también seca.
—Claro.

—Eso se va a unir a su máquina.
—Hay varios prototipos en mente y ahora a primeros de año esperamos construirlos y probarlos.

—Llegamos al mismo problema. Hay un marco regulador muy restrictivo en todo lo que es Parque Natural, que en San Fernando es todo, tendrá problemas para poner en funcionamiento esa salina abandonada y tenemos la esperanza de que se está produciendo un cambio normativo en la Ley de Costas que podría ser beneficioso.
—Mi experiencia personal en las dos veces que he estado en Cádiz en Medio Ambiente es que ellos están con los brazos abiertos a propuestas de todo tipo, de ocio, cultural, empresarial, que respete evidentemente el medio ambiente, pero sí con la flexibilidad que haría falta para iniciar una inversión.

—Como pasar de treinta a setenta años de concesión.
—A setenta, a cincuenta… A lo mejor setenta es demasiado y para algunos tipos de negocios se queda corto, pero yo pienso que debería de verse cada proyecto en particular porque a lo mejor hay un proyecto de ocio que en diez o quince años está amortizado, pero hay un proyecto de piscifactoría que necesita treinta o treinta y cinco. Se necesitaría esa flexibilidad.

—Hay predisposición en Medio Ambiente. ¿La hay también en los ayuntamientos? Algunos ofrecen las salinas, no hace falta ni que vayan a pedirlas.
—Me gustaría intentarlo en San Fernando y en principio del Ayuntamiento estoy recibiendo todo el apoyo posible, más en estos tiempos, y tengo varios proyectos sobre la mesa con ellos, muy interesantes tanto sobre mi línea de investigación como otros al margen de la ingeniería y creo que el año que viene empezarán a ver la luz varios de ellos.

—Se supone que no se pueden decir porque la idea vale dinero…
—No sólo la idea. Prefiero ir de la mano con ellos para que el día que lo anunciemos esté ese apoyo justo al lado. De aquí a la Semana Santa del año que viene surgirán varias noticias al respecto.

—Recibir un premio a nivel nacional, y no sólo de una universidad sino de sus propios compañeros, supongo que es una satisfacción y un reconocimiento a su trayectoria.
—Una trayectoria que en este caso no es muy larga, pero sí que he estado reinventando cada dos o tres años, a intentar innovar y a estar en lo último, en lo nuevo, con la fotovoltaica, con las microalgas, con la captación del C02 de lo que no he hablado pero para el que tengo un proyecto muy interesante para lo que es revalorización de biogás… Eso unido a la colaboración que tengo con el Colegio de Ingenieros a donde voy cada final de curso para explicarles a los alumnos que una vez que se termina hay más opciones que ser trabajador por cuenta ajena, que se puede emprender o ser empresario, como decíamos antes, que esa opción existe y que nunca la pierdan de vista.

—¿Cómo se portan los bancos con este tipo de proyectos?
—Regular. A mí me ha costado bastante, ahora no tengo mucho problema, pero sí que son bastante reacios. Pero al margen de los bancos hay muchas instituciones, como la Junta de Andalucía, ayuntamientos… dan muchísimo apoyo al que quiera empezar. Puede que estas ayudas se recorten un poco para el año que viene, pero hay que saber dónde buscar.

—Hay que leerse los boletines oficiales.
—No hace falta, Aquí en Cádiz simplemente llamando a la Asociación de Empresarios o a la Asociación de Jóvenes Empresarios te informan de todo de manera gratuita y tienen las puertas abiertas para todo el mundo. Allí una vez que les cuentas tu idea, te derivan hacia donde te puede ayudar e incluso este año ha habido convenios de financiación para pymes sin avales y con condiciones muy ventajosas.

….oOo….

Uso civil compartido

SAN FERNANDO

  • Responsables del PA visitan las instalaciones del hospital de San Carlos para conocer de cerca la realidad de este centro y sus trabajadores, a los que muestran su apoyo a las reivindicaciones que hagan en la calle.

Ruiz, Romero y Lagier (de i. a d.), junto a personal del hospital

Amaya Lanceta / San Fernando | Actualizado 03.11.2012 – 01:00

Los fríos números pueden reflejar la realidad a veces. Al menos una parte de ésta. Permiten al ciudadano componerse de manera rápida una imagen cercana de la situación. Ocurre con el desempleo cuando se habla de 5.778.100 de parados. Ocurre cuando se habla del hospital de San Carlos: dos plantas abiertas de doce, como ya se sabía. Ayer, el dato que algunos de los integrantes de la plataforma en defensa del hospital ofrecieron permitía ajustar más esa idea mental, de las 220 camas habilitadas en estos momentos pocas estaban usadas. Había sólo 12 personas ingresadas, más tres en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El hospital militar “muere por inanición”.

Reales, potentes y deprimentes, estos números, sin embargo, no expresan el drama de la verdad que vive el centro hospitalario isleño. El actual y el que se prevé para los próximos tiempos, porque el negro futuro de este histórico hospital militar resulta también el oscuro panorama de trabajadores y pacientes -que acuden o podrían acudir-. “Se está cometiendo una tropelía contra la ciudad de San Fernando, pero también con la Bahía de Cádiz y con la provincia”, advertía el primer secretario local del PA, Francisco J. Romero, después de visitar ayer las instalaciones, después de recorrer las tripas del edificio, de conocer su funcionamiento.

El concierto que tienen en la actualidad el Ministerio de Defensa con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) permite atender a civiles en estas dependencias sanitarias en trece especialidades -cardiología, cirugía general y digestiva, dermatología, neurología, oftalmología, otorrinolaringología,preanestesia, traumatología, urología, digestivo, endocrinología, ginecología y obstetricia y neumología- y en cirugía mayor ambulatoria. Eso permite a su vez descongestionar las listas de espera de la provincia, lo que redunda en una mejor calidad del servicio, de la sanidad, de vida. “La Junta ha presentado unos presupuestos que defiende como sociales, como una apuesta por la calidad de vida. Y apostar por este hospital es calidad de vida, por la salidad pública, por los puestos de trabajo”, relacionó el secretario general de los andalucistas, Antonio Jesús Ruiz, que se había reunido con el director del centro.

La apuesta andaluza pasa por ampliar a partir de 2014 el convenio, con hasta nuevas especialidades, más pruebas diagnósticas, cirugía mayor ambulatoria y hospitalizaciones. Sin embargo, Defensa pretende desprenderse del hospital, cederlo, y no mejorar el acuerdo entre ambas partes. “La falta de entendimiento entre las dos administraciones está provocando esta situación”, criticó Romero, que atendía a los medios junto al primer secretario provincial de la formación andalucista, Héctor Lagier. Una mala gestión que puede no sólo dar al traste con la demanda ciudadana de contar con un hospital en la ciudad sino destruir el futuro de este emblemático hospital militar.

Desde la plataforma en defensa del uso civil compartido de las instalaciones de la población naval de San Carlos, sin embargo, no se rinden y continúan con su labor concienciadora. Con el apoyo de la federación de vecinos trabajan ya en un calendario de reuniones con las entidades vecinales, paso previo a salir a la calle. Allí estará, “donde el colectivo quiera”, matizó Romero, el PA apoyándolos.

 
….oOo…..

El futuro de CxSF

SAN FERNANDO

El Ayuntamiento no tiene constancia ‘oficial’ de la expulsión de Javier Cano

  • Loaiza asegura que no puede tomar una decisión sin recibir una notificación del partido

Loaiza, en el último pleno, se dirige a Javier Cano (de espaldas).

Arturo Rivera / San Fernando | Actualizado 03.11.2012 – 09:26

El futuro del grupo municipal de Ciudadanos por San Fernando tras la expulsión del partido de su portavoz, Javier Cano, sigue en el aire. Ayer, el alcalde, José Loaiza, se pronunció por primera vez sobre la grave crisis interna de la formación independiente para advertir de que hará falta un informe de la secretaria del Ayuntamiento para determinar con claridad qué ocurrirá con los ediles Javier Cano y Mayte Mas Morate durante lo que resta de mandato. Es decir, para decidir si permanecerán como hasta ahora o pasarán al grupo mixto o de los concejales no adscritos.

De momento, aseguró, no hay nada decidido. Entre otras cosas, porque el Ayuntamiento no tiene constancia oficial de nada de lo que ha ocurrido en el seno de Ciudadanos por San Fernando. “Nadie le ha hecho llegar nada a este Ayuntamiento. Conocemos lo que ha pasado a través de lo que se ha publicado en la prensa, pero un Ayuntamiento no puede tomar decisiones basándose en lo que publican los periódicos”, advirtió.

Presumiblemente, el comité ejecutivo de este partido independiente dejará transcurrir el plazo de 30 días del que dispone Javier Cano para recurrir su expulsión antes de dar cuenta de la misma al Gobierno municipal.

El coordinador de Ciudadanos, Carlos Zambrano, en declaraciones realizadas a este periódico esta misma semana, aseguraba que el partido no reclamará a Javier Cano y a Mayte Mas que entreguen sus actas de concejal -tampoco ellos están dispuestos a hacerlo- pero, por otro lado, no consentirá que continúen haciendo uso de las siglas de esta formación independiente que apenas alcanza dos años de vida.

El regidor, por su parte, recordó las declaraciones realizadas en el último pleno ordinario en las que el grupo de Ciudadanos se quedó completamente solo al defender dos mociones que alentaban a los despidos del personal de Esisa y de los cargos de confianza del Ayuntamiento. Loaiza, en este sentido, advirtió de los “intereses particulares” que se ocultan tras este tipo de aventuras políticas y aludió a la decepción de muchos votantes “que no sabían qué había realmente detrás de estas siglas.

…..oOo…..

La muerte no es el final

SAN FERNANDO

Tradición, costumbre, ofrendas…

  • Ayuntamiento y Armada recuerdan en el cementerio la festividad de los Fieles Difuntos

El comandante general de la Infantería de Marina, ayer en el cementerio isleño

Arturo Rivera / SAn Fernando | Actualizado 03.11.2012 – 09:25

Fue una ceremonia solemne y multitudinaria. Ayer, a primeras horas de la mañana, apenas quedaba un hueco libre en las proximidades de la capilla del cementerio municipal mientras el padre Rafael Vez -párroco de la cercana iglesia de San José Artesano- hablaba de esperanza y vinculaba el recuerdo de los difuntos a los dones humanos, a la generosidad y dedicación de aquellas personas e instituciones que trabajan por los demás. En silencio, atentamente, numerosos isleños escuchaban sus palabras, que terminaron con el salmo 22, El Señor es mi pastor…

El alcalde, José Loaiza, acompañado de varios miembros de la Corporación Municipal y del comandante general de la Infantería de Marina, Pablo Bermudo y de Espinosa, presidió los actos oficiales del día de los Fieles Difuntos que se desarrollaron el cementerio isleño, una agenda que prácticamente permanece invariable año tras año, como la costumbre de recordar en este día a los familiares y seres queridos ya fallecidos, de adecentar sus nichos, de cambiar sus flores…

En las instalaciones del camposanto se repitió una jornada de inusitada actividad y con una masiva afluencia de isleños. Los actos oficiales, que fueron breves aunque ceremoniosos, se fueron desarrollando en ese ambiente. Primero la misa de rigor, la que ofició el padre Rafael Vez. Luego, la ofrenda floral del regidor ante la fosa común en recuerdo de los fallecidos. Y, por último, la Armada, que también ayer recordó a los suyos con un responso y otra ofrenda floral a los sones castrenses de La muerte no es el final, interpretada con gravedad por los músicos de la unidad del Tercio Sur. El comandante general de Infantería de Marina, Pablo Bermudo, y el alcalde, José Loaiza, se encargaron de esta nueva ofrenda.

La Armada, fiel a las tradiciones y anclada en sus costumbres, aprovechó esta festividad dedicada a los Fieles Difuntos para recordar a los caídos por la patria. Así lo estipula incluso el calendario de festividades de las Fuerzas Armadas, regulado por la Orden Ministerial número 240/2001. Y a los caídos en actos de servicio recordó ayer el sacerdote castrense que se encargó del responso en las instalaciones que la Armada tiene en el cementerio isleño.

Con este acto en memoria de los fallecidos de la Armada, se dieron por finalizados los actos oficiales en el camposanto, aunque el trasiego de isleños fue continuo a lo largo de toda la jornada, que de nuevo volvió a contar con un horario extraordinario para amoldarse a esa afluencia de visitas extraordinaria.

 
….oOo….

Difuntos y ¿Tosantos?

SAN FERNANDO | DIFUNTOS

El recuerdo a los difuntos permanece en tanto Haloween ‘devora’ a los Tosantos

  • Si cualquier tiempo pasado fue mejor, es una cuestión subjetiva. Pero que cualquier tiempo pasado fue distinto… es una realidad.

María Canto …. 02/11/2012 19:51

Días previos de preparación. 1 de noviembre, día de Todos los Santos, de visita. 2 de noviembre, Día de los Difuntos, el día señalado como homenaje a los que se, porque recordarlos se les recuerda siempre.

La misa de los difuntos en el cementerio de San Fernando a las 10.30 congregó a casi 200 personas en el cementerio frente a la capilla, donde se colocaron sillas y bancos para los asistentes. Y tras la misa civil comenzó a las 11.15 horas la dedicada a los militares en la parte del cementerio reservada a esa parte de la población que forma parte de la otra esencia de la ciudad y que cada año rinde honores a sus difuntos colocando una corona de laurel sobre el altar en una sencilla ceremonia militar.

Finalizada ésta, dos operarios municipales colocaban una corona de flores del Ayuntamiento de San Fernando en la fosa común del cementerio, en el lugar donde la semana pasada se celebró el homenaje a Cayetano Roldán, último alcalde republicano de San Fernando.

Fuera del cementerio donde cientos de personas han visitado las tumbas de sus seres queridos, la vida es más materialista y como tal también con la crisis a cuestas que ha afectado a los vendedores de flores. Uno de esos puestos, el de El Sanluqueño aseguraba que la venta ha caído un 50 por ciento con respecto a la cifra del año pasado. Otros se manejaron mejor y decían que la situación es similar a 2011.

El hecho que comenta el dueño del puestecito de flores es perfectamente probable. Al entrar en el cementerio, la mayoría de las flores que adornaba las tumbas y nichos eran de plástico. Se puede suponer –sólo suponer- que la gente ha optado por este material frente a la flor natural, cayendo así la venta de esta última. Son los establecimientos de “todo a cien” los que se han llevado las ganancias.

Los Tosantos, un recuerdo

Antes de la comida, era obligada la visita al mercado de abastos de San Fernando. Se organizaron actividades para niños, juegos y en el centro unas animadoras les pintaban la cara. Andando por allí, la gente podía hacer la compra de los productos que desearan, mientras los niños corrían y se divertían, unos disfrazados y otros con la cara pintada.

Pero pueden darlo por hecho. Este año se han echado en falta los adornos de la fiesta de los Tosantos. En lugar de ello, en algunos puestos se podían observar calabazas de papel, e, incluso, en algunos de ellos no tenían nada. Los niños disfrazados que había por allí eran brujas o zombies.

El llamado Halloween ha desplazado por completo a la antigua fiesta tradicional española. Los adultos se han rendido a la nueva costumbre que siguen los niños, que enseñan en las escuelas, de pedir caramelos por las casas y adornar las casas y establecimientos con brujas y calabazas vacías.

Se ha olvidado la fiesta de los Tosantos, en la que los dependientes de los puestos del mercado adornaban sus productos, disfrazando a los cerdos, pollos, terneras… de políticos, de personalidades relevantes, a las frutas dándoles vida con ojos y extremidades, y montando escenarios en sus puestos con la mercancía representando la actualidad de la forma más original y cómica. Así se disfrutaba antes de estos días. Ahora parece que las cosas no están para disfrutar.

Quedan las buenas intenciones del Ayuntamiento y de los propios detallistas, que cada año ponen todo su interés en resucitar lo que a todas luces se ha perdido. Si cualquier tiempo pasado fue mejor, es una cuestión subjetiva. Pero que cualquier tiempo pasado fue distinto… es una realidad.

La decadencia de una fiesta tradicional en los mercados

  • La Isla vive una fiesta de los mercados fría y dirigida esencialmente a los más pequeños.

elcastillodesanfernando…. Vie, 2 nov, 2012

Cuando los destallistas dejaron de montar su tradicionales puestos con productos propios de su negocio, para presionar a los políticos, rompieron así una tradición y el esfuerzo municipal, que incluso apostó por poner iluminación extraordinaria junto al Mercado Central, dejando en el olvido noches en las que no se cabía en el Mercado.

En definitiva una fiesta de los mercados que ha resultado frío y distante de su más glorioso pasado

Los mercados abrían por la tarde y recibían miles de visitas. La fiesta de los Tosantos, figuraba como una de las importantes en la web del Ayuntamiento y ahora los isleños se tienen que ir a Cádiz o a Chiclana para ver algo relacionado con la fiesta tradicional. Lo de hoy, talleres de globoflexia, pintacaras y castillos hinchables, puede verse cualquier día del año en una comunión o en la romería del Cerro.

….oOo….